Cre­ce indig­na­ción glo­bal- Nar­ci­so Isa Con­de

La mul­ti-mega cri­sis de la civi­li­za­ción capi­ta­lis­ta, sus efec­tos empo­bre­ce­do­res de mayo­rías y depre­da­do­res de la natu­ra­le­za, está pro­vo­can­do una cre­cien­te indig­na­ción mun­dial, que se expre­sa en nove­do­sas movi­li­za­cio­nes a esca­la pla­ne­ta­ria.

El pró­xi­mo sába­do 15 de octu­bre ha sido esco­gi­do como día de la indig­na­ción simul­ta­nea y coor­di­na­da en nume­ro­sos pun­tos del pla­ne­ta.

Aquí, “Demo­cra­cia Real” ha pro­gra­ma­do la Feria de los Movi­mien­tos y las Luchas Socia­les a rea­li­zar­se ese día en el Par­que Colón de San­to Domin­go y en otras pla­zas del país; ini­cia­ti­vas que debe­mos apo­yar con toda el alma. Así lo ha deci­di­do el pro­yec­to-Cam­pa­men­to ¡NO más!

Alien­ta que en estos días las fuer­zas empo­bre­ci­das de los Esta­dos Uni­dos se lan­cen a las calles y esco­jan a Wall Street y su “ava­ri­cia”, sím­bo­lo del gran capi­tal impe­ria­lis­ta, como blan­co de ata­que.

El tono anti-sis­té­mi­co de las movi­li­za­cio­nes glo­ba­les cre­ce. Aquí nece­si­ta­mos dar un sal­to en esa direc­ción, superan­do el “rei­vin­di­ca­tis­mo” tenue, el refor­mis­mo fun­cio­nal al “orden esta­ble­ci­do” y el elec­to­ra­lis­mo blan­den­gue.

Este gobierno mere­ce ser empla­za­do y con­de­na­do. Pero ade­más hay que impug­nar los pila­res del mode­lo neo­li­be­ral y del sis­te­ma de domi­na­ción, des­de el auge de la demo­cra­cia de calle.

La par­ti­do­cra­cia no es solo mora­da. Es tam­bién blan­ca, colo­rá y de otros colo­res subor­di­na­dos.

La oli­gar­quía capi­ta­lis­ta no ha des­apa­re­ci­do, sino que se ha tor­na­do más fuer­te y voraz.

El impe­ria­lis­mo no ha muer­to, sino que en su fase senil resul­ta más cruel, bru­tal y des­truc­ti­vo.

Y si alguien lo duda, que mire a Barrick y Uni Gold, La His­pa­no­la, Gold Corp… y revi­se la apro­pia­ción de valio­sos terre­nos urba­nos, rura­les y cos­te­ros por vie­jos y nue­vos mega-ricos, median­te pro­ce­di­mien­tos espu­rios y con­ce­sio­nes mine­ras ama­ña­das.

¡Unos 15 mag­na­tes, empre­sas y coope­ra­cio­nes están iden­ti­fi­ca­dos como ladro­nes de esplén­di­dos recur­sos natu­ra­les!

Las pri­va­ti­za­cio­nes del patri­mo­nio públi­co y natu­ral de país corres­pon­dien­te a la “era neo­li­be­ral” han teni­do nefas­tos efec­tos empo­bre­ce­do­res en los/​as de aba­jo y cons­pi­cuos bene­fi­cia­rios en los de arri­ba.

Los apro­ve­cha­dos de la gran corrup­ción esta­tal tie­nen nom­bres y ape­lli­dos en el PLD, PRSC, PRD y sus alia­dos civi­les y mili­ta­res.

Esta reali­dad no debe ser igno­ra­da. Aquí tene­mos nues­tro Wall Street y nues­tro Esta­do delin­cuen­te.

En esas direc­cio­nes debe apun­tar la indig­na­ción popu­lar. Esa es la for­ma de cons­truir alter­na­ti­vas, no sim­ple­men­te suman­do “par­ti­dos mino­ri­ta­rios” que le dan las espal­das a temas y luchas cru­cia­les.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *