Se ven­de Bil­bao. Razón: PNV.

En los últi­mos dos dias hemos vis­to en decla­ra­cio­nes a pren­sa, cómo ges­tio­na el ayun­ta­mien­to la Pro­pie­dad.

Popie­dad pri­va­da.

El PNV de Bil­bao con Iña­ki Azku­na a la cabe­za, pero que tam­bién podría­mos exten­der a todo el PNV, PP y PSOE hacen una defen­sa a ultran­za de la pro­pie­dad pri­va­da como garan­te de los dere­chos y liber­ta­des de los ciu­da­da­nos. Bien, a sim­ple vis­ta que­da­ría bas­tan­te bien el que­rer defen­der los intere­ses pri­va­dos de todas las ciu­da­da­nas. Pero ocu­rre que no es así.

Los ejem­plos vis­tos en los últi­mos años con las expro­pia­cio­nes de tie­rras, base­rris, y demás pro­pie­da­des pri­va­das por par­te de las ins­ti­tu­cio­nes para la pos­te­rior cons­truc­ción de infra­es­truc­tu­ras ferro­via­rias de Alta Velo­ci­dad, así como de auto­pis­tas y cen­tra­les eléc­tri­cas de muy alta ten­sión, los des­hau­cios pora cul­pa de abu­si­vas hipo­te­cas, ponen de mani­fies­to que lo que real­men­te defien­den son los intere­ses pri­va­dos de las gran­des empre­sas a las que lue­go van a ir a tra­ba­jar los polí­ti­cos. ¿Cómo se entien­de si no, que tan­tas fami­lias endeu­da­das estén sien­do igno­ra­das por las ins­ti­tu­cio­nes y éstas per­mi­tan los des­hau­cios, des­alo­jos y embar­gos de sus pro­pie­da­des? Por un lado han per­mi­ti­do que los ban­cos y las empre­sas aho­guen a las fami­lias, y des­pués han deja­do que los bui­tres les embar­guen.
Eso no es una bue­na defen­sa de la pro­pie­dad pri­va­da.

Pro­pie­dad públi­ca.

En con­tra­par­ti­da, vemos el uso de las pro­pie­da­des muni­ci­pa­les del ayun­ta­mien­to de Bilbao(el de los demás se me que­da lejos, pero no creo que sea muy dife­ren­te). Des­de 1995 has­ta hoy, casi la tota­li­dad de par­ce­las de tie­rra pro­pie­dad del ayun­ta­mien­to, por lo tan­to pro­pie­dad de todas, han sido reca­li­fi­ca­das como urba­ni­za­bles. Tie­rras que podrían ser des­ti­na­das a por ejem­plo, huer­tos comu­na­les, bos­ques, pasan a ser tie­rras poten­cial­men­te cons­trui­bles. ¿Que es igual a…?Dinero. Nada más que dine­ro para que el ayn­ta­mien­to gas­te en atraer turis­tas y hacer gran­des even­tos.

Por otro lado tene­mos los edi­fi­cios muni­ci­pa­les. Hay quien pue­de pen­sar: Si tene­mos pro­pie­da­des muni­ci­pa­les, edi­fi­cios, casas, pabe­llo­nes, pode­mos reci­clar­los y con­ser­var nues­tro patri­mo­nio. Pues no. El ayun­ta­mien­to de Bil­bao, ha deci­di­do estos días, ven­der por un valor de 21 millo­nes de euros, una tie­rras muni­ci­pa­les en Miri­bi­lla, y varios loca­les muni­ci­pa­les don­de resi­dían ser­vi­cios municipales.¿Para qué? ¿Esta­mos endeu­da­das y nece­si­ta­mos qui­tar­nos algo? Mmmmm, no. El ayun­ta­mien­to quie­re com­prar­le a la BBK(La caja de aho­rros más sol­ven­te de Biz­kaia) un edi­fi­cio en el cen­tro de Bil­bao. que va a cos­tar ¡19 millo­nes de euros!¿Pero no había­mos dicho que «en los tiem­pos que corren, no pode­mos endeu­dar­nos para com­prar un edi­fi­cio»? La hipo­cre­sía y el cinis­mo están a la orden del día.

En con­clu­sión se pue­de adver­tir, que el ayun­ta­mien­to de Bil­bao (y supo­ne­mos que todas las ins­ti­tu­cio­nes gober­na­das por el PNV) quie­re ven­der todo lo públi­co, lo que es de todas. Des­pren­der­se de ello cuán­to antes para que ami­gos suyos pue­dan com­prar­lo y hacer ahí lo que quieran,ya se lo agra­de­ce­rán más tar­de, cuán­do deje la alcal­día. Al mis­mo tiem­po que deja inde­fen­sas a las pque­ñas pro­pie­ta­rias, aque­llas que levan­tan este país cada día con su sudor, y así no pue­dan defen­der­se de quie­nes les gobier­nan.

Lo mejor de todo esto, es que lo hacen sin con­sul­tar a la pobla­ción.

Bil­bao no está en ven­ta. Bil­bo es dago sal­gai.

Nota de Boltxe Kolek­ti­boa: El edi­fi­cio al que alu­de la refle­xión de Kukutza ya ha sido com­pra­do por Azku­na, por 19 millo­nes de euros a sus «ami­gos» de la BBK.

¡ Azku­na, dimi­sión!. 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *