Orga­ni­za­cio­nes soli­da­rias con el pue­blo vas­co pro­tes­ta­ron ante la Casa de Madrid en Bue­nos Aires

Otra vez una ins­ti­tu­ción espa­ño­la en Bue­nos Aires, reci­bió la pro­tes­ta de orga­ni­za­cio­nes socia­les que se mani­fes­ta­ron en soli­da­ri­dad con los pre­sos y pre­sas polí­ti­cas vas­cas y con­tra la esca­la­da repre­si­va que sufre la izquier­da inde­pen­den­tis­ta. En este caso, se tra­tó de la Casa de Madrid, que se halla ubi­ca­da en el cen­tro de la Ciu­dad. Has­ta allí lle­ga­ron con ban­de­ras vas­cas y de sus orga­ni­za­cio­nes, nume­ro­sos inte­gran­tes de EHL (Ami­gas y Ami­gos del Pue­blo Vas­co), enti­dad que con­vo­có al escra­che. Todos ellos pro­rrum­pie­ron en gri­tos con­tra la monar­quía espa­ño­la y por la liber­tad de los más de 700 pre­sos vas­cos.

Fren­te al local se ins­ta­ló una radio abier­ta, don­de ade­más de escu­char el «Eus­ko Guda­riak» (himno del sol­da­do vas­co) y músi­ca de Eus­kal Herria, habla­ron, entre otros, repre­sen­tan­tes de Con­vo­ca­to­ria para la Libe­ra­ción Nacio­nal y Social, de las Asam­bleas del Pue­blo, de Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, de la OLP, de Que­bra­cho, del FAR-MTR y de Torre. Todos ellos coin­ci­die­ron en que jus­ta­men­te en momen­tos en que la izquier­da inde­pen­den­tis­ta tra­ta de apos­tar a la vía polí­ti­ca, el Esta­do espa­ñol acen­túa las con­de­nas y la repre­sión a los que luchan.

Se recor­dó el caso de los inte­gran­tes de la diri­gen­cia aber­tza­le, Arnal­do Ote­gi, Rafa Diez y otros mili­tan­tes, que aca­ban de ser con­de­na­dos nue­va­men­te a diez años de cár­cel. O el de los mili­tan­tes inter­na­cio­na­lis­tas que podrían ingre­sar nue­va­men­te a pri­sión, por pura arbi­tra­rie­dad de una jus­ti­cia fas­cis­toi­de.

Rubén Sabou­lard, de las Asam­bleas del Pue­blo recor­dó «el pasa­do con­quis­ta­dor espa­ñol» y lo cali­fi­có de «uno de los peo­res impe­rios». Car­los Azná­rez, ata­có al gobierno espa­ñol «por ofre­cer per­ma­nen­te­men­te una rece­ta repre­si­va a las ansias libe­ra­do­ras del pue­blo vas­co, de la mis­ma mane­ra que en com­po­nen­da con la OTAN bom­bar­dean al pue­blo libio». Por su par­te el abo­ga­do Eduar­do Soa­res des­cri­bió las difí­ci­les con­di­cio­nes en las que pelean los mili­tan­tes vas­cos por su liber­tad e inde­pen­den­cia, y abo­gó «por aumen­tar la soli­da­ri­dad inter­na­cio­na­lis­ta».

Rober­to Per­día, de la OLPFede­ri­co Lopar­do (Que­bra­cho) coin­ci­die­ron en que no caben dudas de que el impe­rio espa­ñol bus­ca des­truir la resis­ten­cia vas­ca, pero la res­pues­ta que se da en la calle, a tra­vés de las movi­li­za­cio­nes, des­ba­ra­ta estos obje­ti­vos.
Por últi­mo, Leo, repre­sen­tan­te de la orga­ni­za­ción TORRE, tra­jo el apo­yo soli­da­rio de los barrios humil­des de Bue­nos Aires, con los mili­tan­tes vas­cos que no ceden ante la pre­po­ten­cia de los repre­so­res espa­ño­les.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *