¿Inge­nui­dad polí­ti­ca o jue­go polí­ti­co?- Dick Emanuelsson

“Señor Pre­si­den­te, en la coyun­tu­ra en que nos encon­tra­mos, estoy segu­ro de con­tar con Su Volun­tad de cul­mi­nar el pro­ce­so de recon­ci­lia­ción nacio­nal. (…)Esta­mos lis­tos para el dia­lo­go (…) Cuen­te con nues­tro respaldo”.

Con esas pala­bras ter­mi­na el ex pre­si­den­te de Hon­du­ras, Manuel Zela­ya Rosa­les una car­ta [1] envia­da esta maña­na al señor Por­fi­rio Lobo, ele­gi­do en las elec­cio­nes el 29 de noviem­bre de 2009 bajo las som­bras de las bayo­ne­tas del ejér­ci­to y comi­cios reco­no­ci­das por nadie por haber sido orga­ni­za­das duran­te el tiem­po del gol­pe militar.

Sor­pren­de el con­te­ni­do por que es, y dis­cul­pa el len­gua­je cruel, “hue­co”. No trae más que con­fu­sión por que lle­ga en un momen­to cuan­do el pue­blo de Hon­du­ras es sien­do víc­ti­ma por un terro­ris­mo de toda índole…

en don­de la mise­ria esta batien­do récord,
en don­de el ejer­ci­to de des­em­plea­dos y sub des­em­plea­dos están toman­do tama­ño nun­ca antes visto,
en don­de la canas­ta bási­ca es una canas­ta utó­pi­ca para la mayo­ría del pueblo
en don­de las masa­cres labo­ra­les y masa­cres a la orga­ni­za­ción colec­ti­va de sin­di­ca­tos es del pan de cada día,
en don­de emplea­dos y tra­ba­ja­do­res públi­cos son bofe­tea­dos a la cara negán­do­les el pago de sus suel­dos por meses,
en don­de par­te del terri­to­rio nacio­nal será entre­ga­do por 99 años a las trasnacionales,
en don­de se com­pra avio­nes de gue­rra mien­tras se mue­re 15 hon­du­re­ños por día de enfer­me­da­des rela­cio­na­das con el ham­bre, según la FAO,
en don­de los niños de la calle (11.000 en el país) son expul­sa­dos a la calle de nue­vo por que no hay recur­sos eco­nó­mi­cos en el presupuesto,
en don­de se entre­gan los bos­ques, ríos y recur­sos natu­ra­les a una oli­gar­quía total­men­te ran­cia y pere­zo­sa que no crean fuen­tes de empleo sino pasan los días y años chu­pan­do de la teta del esta­do, bene­fi­cián­do­se del impues­to paga­do por el pue­blo tra­ba­ja­dor mien­tras la mis­ma oli­gar­quía es exo­ne­ra­da de esa obli­ga­ción ciudadana,
en don­de el Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal impo­ne la “rece­ta” económica&política a un país con­si­de­ra­do como el segun­do país más pobre del con­ti­nen­te ame­ri­cano y en don­de el tra­ba­ja­dor pier­de su pobre poder adquisitivo,
en don­de son ase­si­na­dos, des­alo­ja­dos y tor­tu­ra­dos los cam­pe­si­nos y sus miles de fami­lias, no sola­men­te en el Valle de Bajo Aguán, sino en gran par­te del terri­to­rio nacio­nal, por el recla­mo a un peda­zo de tierra,
en don­de son des­apa­re­ci­dos o ase­si­na­dos mili­tan­tes del Fren­te de Resis­ten­cia que Manuel Zela­ya ha reci­bi­do la con­fian­za de los miles de resis­ten­tes a presidir…

Podría­mos seguir enu­me­ran­do el con­te­ni­do y la polí­ti­ca total­men­te anti­po­pu­lar que repre­sen­ta el gobierno que lide­ra el señor Por­fi­rio Lobo, una poli­ti­ca de CONFRONTACIÓN con el pue­blo. Y a Lobo ha escri­to Manuel Zela­ya una carta.

NO ES UNA CARTA DE PROTESTA por la polí­ti­ca arri­ba men­cio­na­da, sino es una car­ta y un pedi­do al man­da­ta­rio, que en vez de ser recep­tor de tal car­ta, debe­ría ser el enemi­go polí­ti­co del Coor­di­na­dor Gene­ral del Fren­te Nacio­nal de Resis­ten­cia Popular.

El hilo de la car­ta de Zela­ya es la bús­que­da de un dia­lo­go, recon­ci­lia­ción, uni­dad nacio­nal, con­sen­sos, o como escri­be el mis­mo Zelaya:
“Si bien las dis­cre­pan­cias polí­ti­cas son salu­da­bles para el sis­te­ma demo­crá­ti­co, la recon­ci­lia­ción es un impe­ra­ti­vo supre­mo para la uni­dad nacio­nal, la con­vi­ven­cia armó­ni­ca y el pro­gre­so de nues­tro pueblo”.

Sor­pren­de que el ex pre­si­den­te con toda su dolo­ro­sa expe­rien­cia que ha pasa­do des­de el 28 de junio de 2009, de tan­tas trai­cio­nes, tan­to inter­nos como exter­nos, para no decir duran­te todo su man­da­to como pre­si­den­te, por que des­de el pri­mer día de su perio­do en la casa pre­si­den­cial, los acto­res lo que Mel ha nom­bra­do como el “Poder Fác­ti­co”, que­ría hacer­le tram­pa. El mis­mo emba­ja­dor esta­dou­ni­den­se le pre­sen­tó a Zela­ya una lis­ta de minis­tros que los grin­gos que­rían ver en el gabi­ne­te, antes de que hubie­ra asu­mi­do la pre­si­den­cia Mel.

¿Ha teni­do tan malos ase­so­res Zela­ya antes y des­pués del gol­pe de esta­do que toda­vía no ha enten­di­do la expre­sión de la natu­ra­le­za de las dife­ren­tes cla­ses socia­les que cons­ti­tu­yen una socie­dad capi­ta­lis­ta y sobre todo un esta­do como el hon­du­re­ño que ha teni­do que sopor­tar sie­te gol­pes militares?
¿Toda­vía no ha enten­di­do el vie­jo dicho sobre el carác­ter polí­ti­co del Impe­rio que dice que “no tene­mos ami­gos, solo intereses”?

EN LA DÉCADA DE ´80, la orga­ni­za­ción APROH, Aso­cia­ción para el Pro­gre­so de Hon­du­ras, cons­ti­tui­da jus­ta­men­te por el Poder Fác­ti­co, que­ría disol­ver el esta­do hon­du­re­ño y afi­liar­lo a los Esta­dos Uni­dos, al esti­lo del mode­lo puer­to­rri­que­ño. Esta era y es el carác­ter de la oli­gar­quía en su “amor a la Patria”. No tie­nen intere­ses nacio­na­les, solo intere­ses par­ti­cu­la­res. Les impor­tan un pepino la sobe­ra­nía nacio­nal pero si la expor­ta­ción de sus pro­duc­tos a Esta­dos Uni­dos. Y eso sabe tam­bién Mel, mucho más que un obser­va­dor internacional.

“La his­to­ria de Hon­du­ras ha sido empe­ña­da y obs­ta­cu­li­za­da por luchas intes­ti­nas que por dife­ren­tes tipos de intere­ses han divi­di­do a nues­tro pue­blo”, escri­be Mel a Lobo, y éste últi­mo repre­sen­ta un par­ti­do cuya ban­ca­da en el Con­gre­so Nacio­nal aplau­día el gol­pe de esta­do y can­ta­ron el himno nacio­nal mien­tras se abra­za­ban con los gol­pis­tas libe­ra­les, enca­be­za­dos por el dic­ta­dor Micheletti.

Lobo no dijo ni pío en el gol­pe de esta­do por que no que­ría, diz­que, retar a las igle­sias cató­li­cas y evan­gé­li­cas y así per­der las elec­cio­nes el 29 de noviem­bre de 2009 con­tra el gol­pis­ta libe­ral, Elvin San­tos. Pero si uno se que­da calla­do ¿cuál es el tér­mino por tal actuación?

“Usted Pre­si­den­te, como lo ha expre­sa­do en múl­ti­ples oca­sio­nes, está com­pro­me­ti­do a con­cluir el pro­ce­so de recon­ci­lia­ción como una sali­da final a la cri­sis; y debe­mos cul­mi­nar este pro­ce­so, superan­do la dis­cor­dia con­sue­tu­di­na­ria, para que pri­men los obje­ti­vos e intere­ses nacio­na­les, sobre las dis­cre­pan­cias polí­ti­cas y se ter­mi­ne de recon­ci­liar al gran pue­blo hondureño.”

Lo que ha divi­do el pue­blo hon­du­re­ño es lo mis­mo como en todo el mun­do capi­ta­lis­ta; la divi­sión entre cla­ses socia­les. Y aquí hay una divi­sión per­ma­nen­te y anta­gó­ni­ca; tra­ba­jo y capi­tal, cla­se tra­ba­ja­do­ra y bur­gue­sía. Así de sen­ci­llo. No se sor­pren­da e indig­na por que es impo­si­ble de unir estas dos cla­ses y hablar de recon­ci­lia­ción por que con­ci­lia­ción jamás ha exis­ti­do entre estas dos cla­ses socia­les, ni en Hon­du­ras ni en otra par­te del mun­do capitalista.

“Como he seña­la­do muchas veces, todas estas agre­sio­nes no des­tru­ye­ron mis valo­res cris­tia­nos, per­dono a mis detrac­to­res y ´les deseo todo el bien posible´.”

Esta bien, hay que pre­ser­var siem­pre los valo­res huma­nis­tas. Pero no debe­ría uno ser inge­nuo. Pero debe­ría pre­gun­tar a los fami­lia­res de los 200 hon­du­re­ños ase­si­na­dos por los auto­res del gol­pe de esta­do antes y duran­te el gobierno de Lobo Sosa si ellos tam­bién com­par­ten el “per­dón” de Mel.

MEL TIENE MUCHA RESPONSABILIDAD por que Hon­du­ras no ha ren­di­do cuen­ta con los auto­res del gol­pe de esta­do mili­tar el 28 de junio de 2009. Falló el 5 de julio de 2009, cuan­do había un millón de per­so­nas en el aero­puer­to Ton­con­tin en Tegu­ci­gal­pa, espe­ran­do que le die­ra la señal de rebe­lar­se con­tra la jun­ta cívi­ca-mili­tar. Falló cuan­do el mis­mo pue­blo lle­gó a la fron­te­ra de Nica­ra­gua, espe­ran­do que el derro­ca­do pre­si­den­te pasa­ra la fron­te­ra el 25 – 26 de julio de 2009.

Fue impo­si­ble y Mel ins­ta­ló un cam­pa­men­to en la ciu­dad nica­ra­güen­se de Oco­tal. Entra­ron miles de hon­du­re­ños que espe­ra­ban otra vez la señal de levan­tar­se con todos los medios, por que así les res­pal­da­ba el artícu­lo 3 de la Cons­ti­tu­ción el levan­ta­mien­to popu­lar con­tra el poder usurpador.

Pero no. Al con­tra­rio, fue abo­fe­tea­do el derro­ca­do pre­si­den­te hon­du­re­ño, tan­to por Hillary Clin­ton como su emba­ja­dor ante la OEA, Lewis Anse­lem, que cali­fi­có a Zela­ya como un “idio­ta irres­pon­sa­ble” por el inten­tó de entrar a su patria.

No sola­men­te el pue­blo hon­du­re­ño esta­ba lis­to de entrar a la fase de insu­rrec­ción, pero nun­ca lle­gó la luz ver­de del pre­si­den­te, sino tam­bién los pue­blos her­ma­nos de El Sal­va­dor, Gua­te­ma­la y Nica­ra­gua que solo espe­ra­ban la orden de pasar la frontera.

Pre­gun­te inte­gran­tes de URNG y ANN en Gua­te­ma­la, o mili­tan­tes indi­vi­dua­les de FMLN o Ten­den­cia Revo­lu­cio­na­ría en El Sal­va­dor, de san­di­nis­tas de Nica­ra­gua o de la izquier­da cos­ta­rri­cen­se. Con la ONU y la OEA en la espal­da no había poder en el mun­do que habría podi­do impe­dir el derro­ca­mien­to de una jun­ta cívi­ca-mili­tar. Esta se basa­ba en un ejer­ci­to que los mis­mos hon­du­re­ños con­si­de­ran ser cobar­de y débil y que el régi­men de Obama&Clinton ha rein­ge­ne­ra­do en todas sus estruc­tu­ras. Hue­le a pin­tu­ra de las nue­vas armas y vehícu­los mili­ta­res y poli­cia­les. ¿De don­de salie­ron los millo­nes de dóla­res para las nue­vas com­pras para repri­mir y aplas­tar cual­quier levan­ta­mien­to popular?

“En todo tiem­po, la uni­dad nacio­nal es nece­sa­ria, pero des­pués de un gol­pe de esta­do, la reuni­fi­ca­ción del pue­blo hon­du­re­ño se vuel­ve un impe­ra­ti­vo cate­gó­ri­co, lo cual no es via­ble si no se garan­ti­za el res­pe­to a los dere­chos huma­nos, se repa­ran las injus­ti­cias come­ti­das, y, en un acto mag­na­ni­mo, se apo­ya a los fami­lia­res de los caí­dos; y, como lo ha seña­la­do la Comi­sión de alto nivel de la OEA se pon­ga fin a los pro­ce­sos judi­cia­les pro­mo­vi­dos por razo­nes políticas”.

La reali­dad hon­du­re­ña es la mejor res­pues­ta que tan erró­nea son las con­clu­sio­nes del con­te­ni­do de la car­ta de Zela­ya. O con­sul­ten con los orga­nis­mos de dere­chos huma­nos hon­du­re­ños como Cofa­deh, Cipro­deh, CPTRT sobre el sal­do de cómo el gobierno de Lobo en este ámbi­to “garan­ti­za el res­pe­to a los dere­chos humanos”.

“He vis­to con sim­pa­tía y soli­da­ri­dad los esfuer­zos que Usted ha hecho en pro de la recon­ci­lia­ción nacio­nal, y ade­más, reco­noz­co el acom­pa­ña­mien­to de ami­gos de Hon­du­ras plas­ma­dos en diver­sos y valio­sos esfuer­zos de dia­lo­go, el ulti­mo de los cua­les es el Acuer­do de Recon­ci­lia­ción, sus­cri­to en Car­ta­ge­na, que debe cul­mi­nar en que Hon­du­ras alcan­ce la recon­ci­lia­ción, fac­tor esen­cial para el ejer­ci­cio pleno de su sobe­ra­nía en sus asun­tos internos”.

¿Cuál dia­lo­go? Pre­gun­ten a los maes­tros, los estu­dian­tes, los cam­pe­si­nos u otros sec­to­res que se han sen­ta­do en la casa pre­si­den­cial, que han sus­cri­to acuer­dos que son vio­la­dos antes que seque la tin­ta en el papel.

EN ESTE MOMENTO SE ENCUENTRA en Hon­du­ras Frank la Rue, rela­tor espe­cial para la pro­mo­ción y pro­tec­ción del dere­cho a la liber­tad de opi­nión y expre­sión de la ONU. Tam­bién se encuen­tra el juez Bal­ta­sar Gar­zón, de la Cor­te Penal Inter­na­cio­nal, CPI, en Hon­du­ras. Es por algo, ami­go Zela­ya. Han sido ase­si­na­dos 23 perio­dis­tas des­de el 2008. Solo en el gobierno de Lobo (des­de el 27 de enero de 2010) han sido ase­si­na­dos 16 perio­dis­tas. Es el país más peli­gro­so del mun­do para ejer­cer el periodismo.

¿Pero que hace el gobierno de Lobo? Sus­cri­be acuer­dos con el esta­do colom­biano y las fuer­zas mili­ta­res colom­bia­nas, que tie­ne un récord en las vio­la­cio­nes de los DD.HH en el mun­do. Da per­mi­so a la peor uni­dad de las FF​.MM. colom­bia­nas que es el gru­po espe­cial GAULA, pre­sun­ta­men­te órgano anti­se­cues­tro pero que ha esta­do meti­do en los peo­res casos de secues­tros en Colom­bia. Ope­ran libre­men­te en el terri­to­rio hon­du­re­ño, igual como los ofi­cia­les esta­dou­ni­den­ses con el pre­tex­to de com­ba­tir el nar­co­trá­fi­co y el terrorismo.

Es más, aho­ra infor­ma el Con­gre­so Nacio­nal que la poli­cía hon­du­re­ña se ane­xa­rá con las Fuer­zas Arma­das. Es un hecho casi de cal­ca­do de la estruc­tu­ra de las Fuer­zas Mili­ta­res de Colom­bia, casi úni­co país en el mun­do don­de la quin­ta rama es la Poli­cía Nacio­nal y que obe­de­ce enton­ces a los gene­ra­les mili­ta­res y no al estado.

“Señor Pre­si­den­te, en la coyun­tu­ra en que nos encon­tra­mos, estoy segu­ro de con­tar con Su Volun­tad de cul­mi­nar el pro­ce­so de recon­ci­lia­ción nacio­nal (…) Esta­mos lis­tos para el dia­lo­go (…) ¡Cuen­te con nues­tro respaldo”!
Si esta cul­mi­nan­do “el pro­ce­so de recon­ci­lia­ción nacio­nal”, ¿has­ta don­de y con que mate­ria se ha cul­mi­na­do? ¿Res­pal­do de quién(es)? ¿Del fren­te Nacio­nal de Resis­ten­cia Popu­lar? ¿Cuán­do le ha dado ese mandato?

Si el moti­vo es aumen­tar la pre­sión a Lobo para libe­rar el pre­so polí­ti­co Enri­que Flo­res Lan­za, ex minis­tro de pre­si­den­cia de Zela­ya, acu­sa­do por corrup­ción en un pre­sun­to mon­ta­je de los gol­pis­tas, pues el méto­do de escri­bir una car­ta de coque­teo no es la melo­día. La his­to­ria mis­ma ha dado miles de ejem­plos que el Poder Fác­ti­co des­pre­cia ese tipo de ini­cia­ti­vas pero la apro­ve­cha para divi­dir y sem­brar con­fu­sio­nes en el seno del pue­blo. “Toda la his­to­ria de la socie­dad huma­na, has­ta la actua­li­dad, es una his­to­ria de lucha de cla­ses”, decía Marx en Mani­fies­to del Par­ti­do Comu­nis­ta, 1848, lo que ilus­tra las expe­rien­cias históricas.

LA RESISTENCIA DEBERÍA TENER una iden­ti­dad polí­ti­ca cla­rí­si­ma en la actual coyun­tu­ra en don­de el esta­do hon­du­re­ño se encuen­tra en una de las más pro­fun­das cri­sis, en don­de un Par­ti­do Libe­ral no sale de su esta­do de mori­bun­do por ser un par­ti­do gol­pis­ta, recha­za­do por el pue­blo, en don­de el par­ti­do rei­nan­te, el Nacio­nal, esta tam­bién divi­di­do por las fuer­tes corrien­tes inter­nas. Quie­ren repre­sen­tar al Poder Fác­ti­co y pelean entre ellos para asu­mir más poder y con­trol político.

Mien­tras tan­to, el pue­blo recla­ma y anhe­la una ver­da­de­ra alter­na­ti­va polí­ti­ca y la Resis­ten­cia ha sido, has­ta aho­ra, la res­pues­ta sur­gi­da de las mis­mas entra­ñas de la lucha popu­lar hondureña.

[1] Car­ta del Coor­di­na­dor Gene­ral del FNRP, Manuel Zela­ya Rosa­les a Por­fi­rio Lobo Sosa (http://​resis​ten​ciahon​du​ras​.net/​i​n​d​e​x​.​p​h​p​?​o​p​t​i​o​n​=​c​o​m​_​c​o​n​t​e​n​t​&​v​i​e​w​=​a​r​t​i​c​l​e​&​i​d​=​3​7​5​1​:​c​a​r​t​a​-​d​e​l​-​c​o​o​r​d​i​n​a​d​o​r​-​g​e​n​e​r​a​l​-​d​e​l​-​f​n​r​p​-​m​a​n​u​e​l​-​z​e​l​a​y​a​-​r​o​s​a​l​e​s​-​a​-​p​o​r​f​i​r​i​o​-​l​o​b​o​-​s​o​s​a​&​c​a​t​i​d​=​9​5​:​r​e​s​i​s​t​e​n​c​i​a​&​I​t​e​m​i​d​=​334)

http://​dic​ke​ma24​.blogs​pot​.com /​La Haine

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *