El entra­ma­do ins­ti­tu­cio­nal de la CAV tira millo­nes en dupli­ci­da­des e inefi­cien­cias – Iña­ki Iriondo

¿Es posi­ble que en la Comu­ni­dad Autó­no­ma Vas­ca haya 21 órga­nos direc­ti­vos y 20 órga­nos de ges­tión desa­rro­llan­do polí­ti­cas de medio ambien­te? ¿Y que se cuen­ten has­ta 17 estruc­tu­ras públi­cas dedi­ca­das a la com­pra de sue­lo y pro­mo­ción y ges­tión de vivien­das? ¿Es posi­ble que ni siquie­ra se pue­da cono­cer el núme­ro total de poli­cías muni­ci­pa­les exis­ten­tes en un terri­to­rio tan peque­ño? Pues todo esto ocu­rre si se atien­de al «Infor­me sobre dupli­ci­da­des e inefi­cien­cias en las Admi­nis­tra­cio­nes Públi­cas Vas­cas» del que ayer dio cuen­ta el Gobierno de Lakua.

El pasa­do 3 de febre­ro, el Par­la­men­to de Gas­teiz pidió al Eje­cu­ti­vo la ela­bo­ra­ción de este infor­me al mis­mo tiem­po que, sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te, recha­za­ba ini­ciar una refor­ma de la Ley de Terri­to­rios His­tó­ri­cos (LTH). La Cáma­ra deman­dó que el docu­men­to le fue­ra remi­ti­do en seis meses y ya lle­ga con dos de retraso.

El infor­me, que no ha inclui­do a la Admi­nis­tra­ción esta­tal, ha sido diri­gi­do por Lehen­da­ka­ritza y ha con­ta­do con el apo­yo téc­ni­co para su rea­li­za­ción de las empre­sas con­sul­to­ras Deloit­te y Eve­ris. Por un lado se revi­só la legis­la­ción exis­ten­te y por otro se reali­zó un pro­ce­so de che­queo y con­tras­te con el Gobierno, algu­nos ayun­ta­mien­tos ele­gi­dos y Eudel. La nota de pren­sa deja cons­tan­cia de que ni la Dipu­tación de Ara­ba ni la de Biz­kaia par­ti­ci­pa­ron en dicho pro­ce­so, desa­rro­lla­do en mayo, ale­gan­do la inme­dia­tez de las elec­cio­nes. La de Gipuz­koa sólo res­pon­dió a una cues­tio­na­rio sobre trans­por­tes. Las tres esta­ban enton­ces en manos del PNV.

El ser­vi­cio público

El tér­mino «dupli­ci­da­des» se refie­re a actua­cio­nes que lle­va a cabo una admi­nis­tra­ción sin tener com­pe­ten­cias para ello. La mitad de todas las dupli­ci­da­des son acha­ca­bles a las dipu­tacio­nes; un 30%, a Lakua y el 20% res­tan­te, a los ayun­ta­mien­tos analizados.

Las polí­ti­cas de impul­so eco­nó­mi­co (31%), ser­vi­cios socia­les (28%), empleo y for­ma­ción (17%) y trans­por­tes (17%), copan las dupli­ci­da­des detectadas.

El infor­me atri­bu­ye estas dupli­ci­da­des a defec­tos de la pro­pia legis­la­ción, pero tam­bién a que el ser­vi­cio públi­co se con­ci­be des­de el pun­to de vis­ta de quién lo hace y no des­de el pun­to de vis­ta de la ciu­da­da­nía que debe recibirlo.

Un dato lla­ma­ti­vo es que el infor­me cifra en 403 millo­nes el impor­te de las dupli­ci­da­des que se han iden­ti­fi­ca­do. Una can­ti­dad equi­va­len­te al gas­to social anual del Gobierno auto­nó­mi­co o al pre­su­pues­to con­so­li­da­do de este año del Ayun­ta­mien­to de Donostia.

Pero des­de Lehen­da­ka­ritza acla­ran que «no sig­ni­fi­ca que poda­mos aho­rrar direc­ta­men­te esa can­ti­dad. Habrá par­te que se pue­da aho­rrar y par­te que ten­drá que asu­mir la admi­nis­tra­ción com­pe­ten­te en la mate­ria (y dejar de asu­mir la que está lle­van­do esa actua­ción sin competencia)».

Inefi­cien­cias

Ade­más de las dupli­ci­da­des, el infor­me abor­da tam­bién las inefi­cien­cias, aque­llas cosas que cada ins­ti­tu­ción hace por su cuen­ta sin con­tar con el res­to, de for­ma que aun­que se ten­ga com­pe­ten­cia para ello, pro­vo­ca que se mul­ti­pli­quen las estruc­tu­ras admi­nis­tra­ti­vas y agen­cias para una mis­ma mate­ria. Esto pro­vo­ca que no se haga un uso efi­cien­te de los recursos

Por ejem­plo, en la CAV hay tres aero­puer­tos ‑lo que ya de por sí es un récord europeo‑, pero es que ade­más cada uno tie­ne una socie­dad públi­ca dife­ren­te para su pro­mo­ción. En mate­ria de asun­tos socia­les, el dise­ño de ser­vi­cios entre tan­tas admi­nis­tra­cio­nes alar­ga pla­zos, lo enca­re­ce y afec­ta a la asig­na­ción de recur­sos suficientes.

Todo ello aca­ba retar­dan­do, las­tran­do y enca­re­cien­do el sis­te­ma institucional.

Un deba­te difí­cil que debe­rá abor­dar­se en el Parlamento

El infor­me remi­ti­do por el Gobierno de Lakua a la Cáma­ra es una peti­ción del pro­pio Par­la­men­to que debe­ría abor­dar­lo cuan­to antes. Pero vis­tas lo agu­di­za­das que están algu­nas sus­cep­ti­bi­li­da­des fora­les, tam­po­co es des­car­ta­ble que aca­be en el cajón a la espe­ra de otros tiem­pos. Qui­zá la dure­za de la cri­sis eco­nó­mi­ca ayu­de a que los par­ti­dos se tomen la cues­tión en serio.

Pro­ba­ble­men­te habrá datos del infor­me que pue­dan ser cues­tio­na­dos por el res­to de ins­ti­tu­cio­nes, pero exis­te una con­cien­cia mayo­ri­ta­ria en los pro­pios gru­pos par­la­men­ta­rios de que algo hay que hacer por­que el retra­to que dibu­ja el estu­dio obli­ga a tomár­se­lo en serio, más allá de lo anecdótico.

En su dis­cur­so del Pleno de Polí­ti­ca Gene­ral del pasa­do jue­ves, el lehen­da­ka­ri, Patxi López, pro­pu­so a la Cáma­ra que crea­ra una ponen­cia para, des­pués de las elec­cio­nes del 20N, abor­dar la cues­tión en pro­fun­di­dad, con par­ti­ci­pa­ción del con­jun­to de ins­ti­tu­cio­nes de exper­tos. Nin­gún gru­po lo recha­zó. Muchos reite­ra­ron la nece­si­dad de aca­bar con las dupli­ci­da­des e inefi­cien­cias, pero ya el PNV mos­tró su inco­mo­di­dad ale­gan­do que López no había con­cre­ta­do nin­gu­na de las disfunciones.

Del infor­me se dedu­ce que hay ins­ti­tu­cio­nes, en oca­sio­nes muchos ayun­ta­mien­tos, que se ven for­za­dos por la situa­ción a ofre­cer ser­vi­cios para los que no son com­pe­ten­tes. Pero tam­bién se obser­va que en otros casos, hay un afán ins­ti­tu­cio­nal por crear estruc­tu­ras con la idea de «que se vea que esto ya lo hago yo» y «más vale que sobre y no que fal­te», lo que pue­de lle­var a que fal­te lo necesario.

Fuen­te: Gara

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.