Azku­na, el oku­pa mayor – Ixa­bel Etxeberria

No me refie­ro a que oku­pe el Con­sis­to­rio. Lo que recla­mo es que no nos oku­pe el sue­lo dis­po­ni­ble de Bil­bo por la vía de la reca­li­fi­ca­ción sis­te­má­ti­ca para Don Ladri­llo. Todo ello muy legal, pero tam­bién muy antisocial.

Kukutza le impor­ta­ba un higo a Azku­na. Tiem­po ha teni­do para valo­rar su acti­vi­dad plu­ral que tan­to apo­yo social ha con­ci­ta­do y recon­du­cir la pro­pie­dad y la situa­ción legal del solar. Sin embar­go, ha pre­fe­ri­do sitiar el barrio y lan­zar toda una maqui­na­ria de gue­rra. Para ello, se refu­gia en una lega­li­dad nomi­nal, vacía de his­to­ria: «hay una ocu­pa­ción ile­gal del sue­lo y el Ayun­ta­mien­to tie­ne que defen­der la pro­pie­dad pri­va­da». ¿No es quien lo reca­li­fi­có para vivien­da el pri­me­ro en oku­par el solar, en usur­par­lo a las nece­si­da­des prio­ri­ta­rias del barrio? Asu­ma la his­to­ria y aplí­que­se el cuen­to: «de aque­llos vien­tos, estas tem­pes­ta­des». No inten­te con­fun­dir irres­pon­sa­ble­men­te Kukutza con Bildu.

Azku­na valo­ró el solar en seis millo­nes de euros. Es el pre­cio de mer­ca­do del solar dota­do de licen­cia de cons­truc­ción y derri­bo. ¿Cuál sería el valor de haber­lo man­te­ni­do como indus­trial? Pues el que pagó Cabi­sa, menos de dos millo­nes. ¿Qué nece­si­dad había de reca­li­fi­car­lo cuan­do no había nin­gún pro­yec­to a cor­to ni a lar­go pla­zo? ¡Vaya pelo­ta­zo! ¿Por qué desoyó el Ayun­ta­mien­to al barrio cuan­do soli­ci­tó que se des­ti­na­ra a equi­pa­mien­to social? Pudo habér­se­lo apro­pia­do con ven­ta­ja, a bajo precio.

¿Por qué los edi­les de Cul­tu­ra y de Juven­tud en tre­ce lar­gos años no se acer­ca­ron a valo­rar las acti­vi­da­des de Kukutza que tan­to éxi­to cose­cha­ban? Es el pro­pio Azku­na quien tras años de gobierno ha con­ce­di­do las licen­cias de cons­truc­ción y la de derri­bo. No esta­ba obli­ga­do a con­ce­der­las. Más bien tenía mil razo­nes para haber reser­va­do el solar para usos prio­ri­ta­rios del barrio. Por ejem­plo, su cla­si­fi­ca­ción como ele­men­to con valor de con­jun­to según el estu­dio de la con­sul­to­ra Ondartez.

El Sr. Azku­na se afe­rra al sis­te­ma de la reca­li­fi­ca­ción indis­cri­mi­na­da con anti­ci­pa­ción de déca­das, sin nin­gún estu­dio, plan urba­nís­ti­co ni con­sul­ta. Es la oku­pa­ción legal que usur­pa a otros usos el poco sue­lo dis­po­ni­ble de la ciudad.

Kukutza es sólo una mues­tra. Acon­se­jo al regi­dor que reco­rra en Rekal­de­be­rri las calles Mon­ca­da, Seve­ro Unzué, Dr. Díaz Empa­ran­za, y en Ira­la las calles de Andrés Isa­si, Eskur­tze, Padre Larra­men­di, Jaen y enu­me­re las dece­nas de pabe­llo­nes en desuso, que suman en con­jun­to una zona más amplia que la de Gare­llano y cons­ti­tu­yen la ter­ce­ra mura­lla ver­gon­zan­te que, con la auto­pis­ta y el ferro­ca­rril, sepa­ra Rekal­de del res­to de la ciudad.

Todo el con­jun­to de pabe­llo­nes están reca­li­fi­ca­dos inva­ria­ble­men­te para vivien­da. Su des­tino es la pique­ta. El PERI de Ametzo­la des­apro­ve­chó la opor­tu­ni­dad para variar la suer­te de los pabe­llo­nes que se ali­nean a lo lar­go de la Avda. del Ferro­ca­rril y Ametzo­la sigue sin cen­tro cívi­co ni equi­pa­mien­to social alguno. El borra­dor ofi­cial del PGOU man­tie­ne intac­to el indis­cu­ti­ble car­te­li­to de «todo para vivien­da» al fren­te del con­jun­to de pabe­llo­nes, para alien­to del inte­rés ali­caí­do de las constructoras.

Hace una bro­ma obs­ce­na Azku­na cuan­do dice a los de Kukutza: «coged otro pabe­llón en alqui­ler, ya os sol­ta­re­mos algu­na pas­ta». No dice cuál está libre a pre­cios razo­na­bles. Los pro­pie­ta­rios agra­cia­dos por la reca­li­fi­ca­ción y la reva­lo­ri­za­ción sobre­ve­ni­da pre­fie­ren espe­cu­lar a que vuel­van de nue­vo las golon­dri­nas del ladri­llo. Y si no vuel­ven, o tar­dan en vol­ver, ¿las mura­llas de pabe­llo­nes som­bríos que­da­rían a espe­rar su mal­di­ta opor­tu­ni­dad? Aho­ra que se anu­la la del ferro­ca­rril y va a abrir­se una nue­va ave­ni­da entre Rekal­de-Ametzo­la-Ira­la, ¡qué opor­tu­ni­dad más intere­san­te para una dig­na urba­ni­za­ción del encla­ve que res­ta­ña­ra la ter­ce­ra mura­lla! Es una obra de enver­ga­du­ra, de alcan­ce his­tó­ri­co para los barrios impli­ca­dos del dis­tri­to, que no está ni contemplado.

Muchos de estos pabe­llo­nes por su esta­do y su estruc­tu­ra pue­den ser reha­bi­li­ta­dos y ser­vir para otros muchos uso social, edu­ca­ti­vo, sani­ta­rio, cul­tu­ral, cen­tro cívi­co, zona libre, talle­res com­pa­ti­bles con un entorno resi­den­cial, inclu­so vivien­das socia­les, acce­si­bles para los jóve­nes, pre­fe­ren­te­men­te en régi­men de alqui­ler, etc.

El nue­vo PGOU debe­ría plan­tear un estu­dio al res­pec­to. Todas las aso­cia­cio­nes de los barrios impli­ca­dos deben luchar uni­das por res­ca­tar la zona de los pabe­llo­nes de su actual oku­pa­ción legal. La cues­tión, por su enver­ga­du­ra, debe­ría inte­re­sar tam­bién al Cole­gio de Arqui­tec­tos. ¿Por qué no abrir un con­cur­so de ideas? Sr. Azku­na, revo­que las reca­li­fi­ca­cio­nes. Desoku­pe los pabe­llo­nes del des­tino al que los ha con­de­na­do. Con­si­de­re otros usos posi­bles y social­men­te prioritarios.

.* Ixa­bel Etxe­be­rria Ira­kas­lea Juan Mari Zulai­ka De la Jun­ta de la Fede­ra­ción de AA.VV. de Bilbao

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.