Unai Frías, Sen­doa Jura­do y Jon Villa­nue­va dete­ni­dos tras enca­de­nar­se al bal­cón del ayuntamiento

balcon ayuntamiento

A últi­ma hora de la tar­de de este vier­nes han sido dete­ni­dos tres jóve­nes bara­kal­de­ses (Unai Frías, Sen­doa Jura­do y Jon Villa­nue­va). A la deten­ción de hoy habría que sumar la que sufrió Asier Gómez el pasa­do 20 de sep­tiem­bre, y que se encuen­tra actual­men­te en la cár­cel de Basau­ri. Estos tres jóve­nes se han enca­ra­ma­do, y enca­de­na­do al bal­cón del edi­fi­cio del Ayun­ta­mien­to de Bara­kal­do, como res­pues­ta a la orden de bus­ca y cap­tu­ra que la Audien­cia Nacio­nal ha dic­ta­do con­tra ellos para su ingre­so en pri­sión para cum­plir lo que les res­ta de sen­das con­de­nas, des­pués de estar casi 2 años en pri­sión pre­ven­ti­va: Unai Frías y Sen­doa Jura­do cum­pli­rá una sema­na; y Jon Villa­nue­va y Asier Gómez ocho semanas.

Sen­doa Jura­do, Frías y Villa­nue­va han emplea­do una esca­le­ra para subir­se a la vise­ra que pro­te­ge la entra­da del edi­fi­cio con­sis­to­rial y des­de ahí han subi­do al bal­cón y han des­ple­ga­do una pan­car­ta con el men­sa­je “Eus­kal gaz­te­ria aurre­ra. Jo ta ke”, mien­tras un cen­te­nar de per­so­nas expre­sa­ba su apo­yo des­de la Herri­ko Pla­za. Des­de Berriotxoak, pla­ta­for­ma a la que per­te­ne­cían estos jóve­nes en la actua­li­dad, ha recor­da­do que estos cua­tro jóve­nes fue­ron dete­ni­dos con un gran des­plie­gue poli­cial ‑y mediá­ti­co- en Bara­kal­do el pasa­do 6 de mayo del 2008, jun­to con otras tres per­so­nas que fue­ron pues­tas en liber­tad, sin car­gos, días des­pués. Sus domi­ci­lios fue­ron regis­tra­dos, sus per­te­nen­cias requi­sa­das y espa­cios de uso social, como el Gaz­tetxe de Maka­la ‑en el barrio bara­kal­dés de Sanencadenados Vicente‑, fue­ron pues­tos patas arri­ba y pre­cin­ta­dos en unos regis­tros en los que no se encon­tró nin­gún ele­men­to incul­pa­to­rio ‑como des­pués que­da­ría cla­ro en el jui­cio que sufrie­ron en la Audien­cia Nacional-.

Des­pués lle­ga­ría el jui­cio en el tri­bu­nal de excep­ción de la Audien­cia Nacio­nal, y la des­pro­por­ción de las penas soli­ci­ta­das por la fis­ca­lía. Estos días se ha cono­ci­do el resul­ta­do del recur­so inter­pues­to ante el Tri­bu­nal Supre­mo, cuya reso­lu­ción ha sido inter­po­ner una pena de dos años y un día de pri­sión para estos cua­tro jóve­nes: des­de la deman­da ini­cial de 33 años de cár­cel, a los 7 años de peti­ción en el jui­cio ante la Audien­cia Nacio­nal y, por fin, la reso­lu­ción del Tri­bu­nal Supre­mo en la que se redu­ce la pena a 2 años de pri­sión. Según indi­can des­de el colec­ti­vo con­tra la exclu­sión social, «estas cir­cuns­tan­cias demues­tran la des­pro­por­ción de las penas soli­ci­ta­das y la volun­tad de con­de­nar a unas deter­mi­na­das per­so­nas por su acti­vis­mo polí­ti­co, y públi­co, en pro de una socie­dad más jus­ta y solidaria».

Por todo ello, des­de Berriotxoak denun­cian «este cla­ro ensa­ña­mien­to, y fla­gran­te con­cul­ca­ción de los más míni­mos dere­chos socia­les y polí­ti­cos», así como la situa­ción jurí­di­co-penal de estos cua­tro jóve­nes de nues­tra loca­li­dad com­pro­me­ti­dos en la lucha con­tra el paro, la pre­ca­rie­dad y la pobreza.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.