Unai Frías, Sen­doa Jura­do y Jon Villa­nue­va dete­ni­dos tras enca­de­nar­se al bal­cón del ayun­ta­mien­to

balcon ayuntamiento

A últi­ma hora de la tar­de de este vier­nes han sido dete­ni­dos tres jóve­nes bara­kal­de­ses (Unai Frías, Sen­doa Jura­do y Jon Villa­nue­va). A la deten­ción de hoy habría que sumar la que sufrió Asier Gómez el pasa­do 20 de sep­tiem­bre, y que se encuen­tra actual­men­te en la cár­cel de Basau­ri. Estos tres jóve­nes se han enca­ra­ma­do, y enca­de­na­do al bal­cón del edi­fi­cio del Ayun­ta­mien­to de Bara­kal­do, como res­pues­ta a la orden de bus­ca y cap­tu­ra que la Audien­cia Nacio­nal ha dic­ta­do con­tra ellos para su ingre­so en pri­sión para cum­plir lo que les res­ta de sen­das con­de­nas, des­pués de estar casi 2 años en pri­sión pre­ven­ti­va: Unai Frías y Sen­doa Jura­do cum­pli­rá una sema­na; y Jon Villa­nue­va y Asier Gómez ocho sema­nas.

Sen­doa Jura­do, Frías y Villa­nue­va han emplea­do una esca­le­ra para subir­se a la vise­ra que pro­te­ge la entra­da del edi­fi­cio con­sis­to­rial y des­de ahí han subi­do al bal­cón y han des­ple­ga­do una pan­car­ta con el men­sa­je “Eus­kal gaz­te­ria aurre­ra. Jo ta ke”, mien­tras un cen­te­nar de per­so­nas expre­sa­ba su apo­yo des­de la Herri­ko Pla­za. Des­de Berriotxoak, pla­ta­for­ma a la que per­te­ne­cían estos jóve­nes en la actua­li­dad, ha recor­da­do que estos cua­tro jóve­nes fue­ron dete­ni­dos con un gran des­plie­gue poli­cial ‑y mediá­ti­co- en Bara­kal­do el pasa­do 6 de mayo del 2008, jun­to con otras tres per­so­nas que fue­ron pues­tas en liber­tad, sin car­gos, días des­pués. Sus domi­ci­lios fue­ron regis­tra­dos, sus per­te­nen­cias requi­sa­das y espa­cios de uso social, como el Gaz­tetxe de Maka­la ‑en el barrio bara­kal­dés de Sanencadenados Vicente‑, fue­ron pues­tos patas arri­ba y pre­cin­ta­dos en unos regis­tros en los que no se encon­tró nin­gún ele­men­to incul­pa­to­rio ‑como des­pués que­da­ría cla­ro en el jui­cio que sufrie­ron en la Audien­cia Nacio­nal-.

Des­pués lle­ga­ría el jui­cio en el tri­bu­nal de excep­ción de la Audien­cia Nacio­nal, y la des­pro­por­ción de las penas soli­ci­ta­das por la fis­ca­lía. Estos días se ha cono­ci­do el resul­ta­do del recur­so inter­pues­to ante el Tri­bu­nal Supre­mo, cuya reso­lu­ción ha sido inter­po­ner una pena de dos años y un día de pri­sión para estos cua­tro jóve­nes: des­de la deman­da ini­cial de 33 años de cár­cel, a los 7 años de peti­ción en el jui­cio ante la Audien­cia Nacio­nal y, por fin, la reso­lu­ción del Tri­bu­nal Supre­mo en la que se redu­ce la pena a 2 años de pri­sión. Según indi­can des­de el colec­ti­vo con­tra la exclu­sión social, «estas cir­cuns­tan­cias demues­tran la des­pro­por­ción de las penas soli­ci­ta­das y la volun­tad de con­de­nar a unas deter­mi­na­das per­so­nas por su acti­vis­mo polí­ti­co, y públi­co, en pro de una socie­dad más jus­ta y soli­da­ria».

Por todo ello, des­de Berriotxoak denun­cian «este cla­ro ensa­ña­mien­to, y fla­gran­te con­cul­ca­ción de los más míni­mos dere­chos socia­les y polí­ti­cos», así como la situa­ción jurí­di­co-penal de estos cua­tro jóve­nes de nues­tra loca­li­dad com­pro­me­ti­dos en la lucha con­tra el paro, la pre­ca­rie­dad y la pobre­za.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *