Vues­tro tiem­po se aca­ba- Kukutza Gaztetxea

-Vues­tro tiem­po de men­ti­ras se aca­ba. Vues­tro tiem­po en el que la hari­na y el agua se con­vier­ten en sacos de cemen­to y ladri­llos, en el que tres heri­dos en reali­dad son más de cien. En el que un tra­ba­jo pro­fe­sio­nal y pro­por­cio­na­do se resu­me con una sen­ta­da reven­ta­da a pata­das, porra­zos y cula­ta­zos de bocacha.

-Vues­tro tiem­po de hipo­cre­sía se aca­ba. Vues­tro tiem­po en el que no paráis de hablar de solu­cio­nes demo­crá­ti­cas, diá­lo­go y enten­di­mien­to, pero venís con tan­que­tas, heli­cóp­te­ros y mer­ce­na­rios dro­ga­dos, tomáis mili­tar­men­te un barrio, por la fuer­za, ponién­do­nos en ries­go a todo el vecin­da­rio. Habláis de paz y hacéis la guerra.

-Vues­tro tiem­po de nego­cio se aca­ba. Vues­tro tiem­po de lle­na­ros los bol­si­llos a cos­ta de nues­tros impues­tos y algún que otro favor­ci­llo tur­bio, de espe­cu­lar, de macro­pro­yec­tos millo­na­rios, de poner el dine­ro por enci­ma de las personas.

-Vues­tro tiem­po de jus­ti­fi­car lo injus­ti­fi­ca­ble se aca­ba. Vues­tro tiem­po de escu­da­ros en lega­li­da­des injus­tas a fal­ta de argu­men­tos, de con­ver­tir lo públi­co en pri­va­do, lo colec­ti­vo en par­ti­cu­lar, lo inne­ce­sa­rio en obligatorio.

-Vues­tro tiem­po de rei­na­do se aca­ba. Vues­tro tiem­po en el que unos pocos vivís de lujo con el sudor de los demás lle­ga a su fin. Este sis­te­ma no fun­cio­na bien para la gran mayo­ría de las per­so­nas. Duran­te toda nues­tra vida hemos vis­to y vivi­do una injus­ti­cia tras otra, hemos tra­ga­do con muchas cosas evi­ta­bles e inne­ce­sa­rias, hemos sufri­do las con­se­cuen­cias. Habéis inten­ta­do que nos sin­tié­ra­mos a gus­to en esta por­que­ría de socie­dad, y hay que reco­no­cer que si tie­nes dine­ro cave una posi­bi­li­dad de con­se­guir­lo. Pero la gran mayo­ría no lo tene­mos, por si no os habéis dado cuen­ta des­de vues­tros des­pa­chos bur­bu­ja, des­de vues­tros alta­res de lujo.

Sois los res­pon­sa­bles de que este­mos fun­cio­nan­do con nor­mas y leyes de hace cua­ren­ta años, nor­mas que ni hemos deci­di­do, ni hemos vota­do, ni hemos acep­ta­do por nues­tra volun­tad. Sois los res­pon­sa­bles de esta cri­sis, pues­to que los mer­ca­dos inter­na­cio­na­les, las bol­sas, el FMI, el BM,… y tan­tos otros tec­ni­cis­mos en los que os escu­dáis para hacer cosas que no nos gus­tan a casi nadie y que uti­li­záis para des­pis­tar a las per­so­nas, tie­nen res­pon­sa­bles con nom­bres y ape­lli­dos, tie­nen direc­tri­ces que se pue­den aca­tar o no, y sois voso­tros los que deci­dís por [email protected], si no, ¿para que os vota la gente?

Nues­tro tiem­po se acer­ca. El tiem­po en el que las per­so­nas deja­re­mos de ser mer­can­cía y podre­mos ser per­so­nas. En el que las son­ri­sas, abra­zos y besos van a estar por enci­ma de los ban­cos, inmo­bi­lia­rias y polí­ti­cos irres­pon­sa­bles. En el que para poder comer y vivir no vamos a tener que hipo­te­car nues­tras vidas y arries­gar­las en tra­ba­jos precarios.

La gen­te, hemos aguan­ta­do mucho. Hemos teni­do mucho méri­to y mucha pacien­cia. Pero todo tie­ne un límite.

Por­que no solo hemos demos­tra­do que es posi­ble, sino que una alter­na­ti­va a este sis­te­ma es nece­sa­ria e impres­cin­di­ble. Y que todo es poner­se. Que al prin­ci­pio pare­ce impo­si­ble e inal­can­za­ble. Pero que el esfuer­zo vale la pena y siem­pre da frutos.

¿Y cual es el secre­to? Noso­tras y noso­tros. Hay esta la alter­na­ti­va. Tener con­fian­za en lo que se cree y se sien­te, jun­tar­se y dis­fru­tar andan­do cami­nos no mar­ca­dos, hacien­do reali­dad nues­tros sue­ños, y no resig­nar­se a espe­ras de un futu­ro mejor. El futu­ro es aho­ra, y aho­ra toca luchar.

Auzo bat, gaz­tetxe bat!!

Gora Kukutza!!

Gora gu guztiok!!

Bandera de Kukutza en la estatua del Ave Fénix

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.