Eudel, a deba­te – Ibai Iriarte

La Aso­cia­ción de Muni­ci­pios Vas­cos (EUDEL) nació hace ya 30 años para inci­dir y pro­fun­di­zar en la auto­no­mía muni­ci­pal, para que los muni­ci­pios tuvie­ran una úni­ca voz pro­pia fren­te a otras ins­ti­tu­cio­nes y orga­nis­mos, para ofre­cer ase­so­ra­mien­to téc­ni­co y, por últi­mo, para impul­sar las rela­cio­nes polí­ti­cas con Europa.

Resul­ta evi­den­te que, tras estos lar­gos años, Eudel no ha res­pon­di­do a esos obje­ti­vos, y más en con­cre­to des­de que el PNV y el PSE han diri­gi­do esta enti­dad y se han esfor­za­do por mar­car­le otros objetivos.

Los resul­ta­dos de las últi­mas elec­cio­nes fora­les y muni­ci­pa­les han dibu­ja­do un nue­vo mapa polí­ti­co dan­do por fina­li­za­da la hege­mo­nía que duran­te los últi­mos años ha ejer­ci­do espe­cial­men­te el PNV. Con esto no que­re­mos afir­mar que se dé por con­clui­da ni por fina­li­za­da la polí­ti­ca muni­ci­pal en cur­so cons­trui­do duran­te todos estos años por estos dos par­ti­dos y de difí­cil modi­fi­ca­ción de un día para otro, pero sí que se han crea­do las con­di­cio­nes para una ver­da­de­ra trans­for­ma­ción en este ámbito.

El pro­ce­so pues­to en mar­cha en Eus­kal Herria está crean­do las con­di­cio­nes para un nue­vo esce­na­rio y en esa direc­ción el obje­ti­vo pri­mor­dial de Bil­du es inci­dir y pro­fun­di­zar en ese cam­bio polí­ti­co y social.

En este país exis­ten dos mode­los cla­ra­men­te dife­ren­cia­dos de desa­rro­llar la labor polí­ti­ca muni­ci­pal: por un lado, el impul­sa­do por el PNV y por el PSE (en muchos casos con la ayu­da del PP) y, por otro lado, el que quie­re lle­var ade­lan­te Bil­du. Y en ese sen­ti­do que­re­mos denun­ciar que los par­ti­dos men­cio­na­dos han uti­li­za­do Eudel como herra­mien­ta para desa­rro­llar su polí­ti­ca muni­ci­pal, por enci­ma de las nece­si­da­des de los muni­ci­pios, impo­nien­do sus intere­ses par­ti­dis­tas y uti­li­zan­do los recur­sos de los que dis­po­ne Eudel para bene­fi­cio de sus intere­ses particulares.

Nues­tra pos­tu­ra no es la de cri­ti­car direc­ta­men­te a Eudel como orga­nis­mo, ya que en prin­ci­pio podría­mos con­si­de­rar inclu­so la posi­bi­li­dad de impul- sar­lo si de ver­dad desa­rro­lla­ra y refor­za­ra la auto­no­mía de los muni­ci­pios. Pero no ha sido ésta la labor ejer­ci­da por Eudel, más bien al con­tra­rio, ha sido el ins­tru­men­to ins­ti­tu­cio­nal uti­li­za­do por el PNV y el PSE para desa­rro­llar los pro­gra­mas polí­ti­cos de los par­ti­dos citados.

Estos par­ti­dos no creen ni han impul­sa­do la auto­no­mía muni­ci­pal, y para demos­trar­lo qué mejor que uti­li­zar unos ejem­plos con­cre­tos y diri­gir unas sim­ples pre­gun­tas: ¿Cuán­tos años han teni­do que trans­cu­rrir para que pon­gan enci­ma de la mesa una pro­pues­ta de ley muni­ci­pal? ¿Qué refle­xio­nes y solu­cio­nes han pro­pues­to al pro­ble­ma de la finan­cia­ción de los ayun­ta­mien­tos? ¿Cómo se impul­sa la auto­no­mía muni­ci­pal sin dotar­los de recur­sos eco­nó­mi­cos? ¿Qué cla­se de depen­den­cia han impul­sa­do con res­pec­to a las dipu­tacio­nes? ¿Cuán­do se van a resol­ver las dudas en torno al deba­te de las com­pe­ten­cias? Las res­pues­tas a estas cues­tio­nes dejan en evi­den­cia que los que han diri­gi­do Eudel duran­te las últi­mas déca­das no han rea­li­za­do ni el más míni­mo esfuer­zo para impul­sar la auto­no­mía muni­ci­pal, sino que, mien­tras tan­to, han apli­ca­do la polí­ti­ca del avestruz.

Ade­más, nume­ro­sas líneas de tra­ba­jo que des­de Eudel debían supo­ner ayu­da téc­ni­ca y desa­rro­llo para los muni­ci­pios, han esta­do diri­gi­dos al ser­vi­cio de sus intere­ses par­ti­dis­tas. Podría­mos citar nume­ro­sos ejem­plos, pero el más evi­den­te supo­ne el acuer­do sus­cri­to con el Depar­ta­men­to de Inte­rior por el cual los agen­tes muni­ci­pa­les se vie­ron obli­ga­dos a impli­car­se en la per­se­cu­ción polí­ti­ca y en la repre­sión. ¿Ese es el modo y mane­ra de ayu­dar a los muni­ci­pios en su labor polí­ti­ca? ¿Es esa es la mane­ra que tie­nen de impul­sar la auto­no­mía muni­ci­pal? ¿No es ésta la mane­ra de ofre­cer más com­pe­ten­cias a los muni­ci­pios en favor de intere­ses de par­ti­do y total­men­te parciales?

Por últi­mo, pero no menos impor­tan­te, en los esta­tu­tos de Eudel se reco­ge el tér­mino Eus­kal Herria. ¿Qué ha hecho Eudel para impul­sar­lo y refor­zar­lo? ¿Qué ha hecho Eudel en cuan­to a la terri­to­ria­li­dad? ¿Qué rela­cio­nes ha impul­sa­do con los demás terri­to­rios de Eus­kal Herria? Todo ello nos demues­tra el mar­ca­do défi­cit demo­cra­ti­zo de esta ins­ti­tu­ción, y que en este país exis­ten dos mane­ras cla­ra­men­te dife­ren­cia­das de desa­rro­llar la labor polí­ti­ca municipal.

Por lo tan­to, des­de Bil­du recla­ma­mos una pro­fun­da refle­xión por par­te de todos los agen­tes polí­ti­cos en torno a esta ins­ti­tu­ción que, a día de hoy, no repre­sen­ta ni mucho menos a la reali­dad polí­ti­co-ins­ti­tu­cio­nal sur­gi­da tras las elec­cio­nes fora­les y muni­ci­pa­les de mayo.

Mien­tras no se dé ese deba­te a fon­do, des­de Bil­du que­re­mos dejar bien cla­ro que no vamos a par­ti­ci­par ni en los órga­nos de direc­ción ni en nin­gu­na vota­ción que sobre dife­ren­tes áreas o aspec­tos se pro­pon­gan den­tro de dicha institución.

.* Ibai Iriar­te, Iña­ki Agi­rre­za­ba­la­ga, David Pina Alcal­de de Tolo­sa, Alcal­de de Zumaia, con­ce­jal de Gasteiz

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.