Afir­man que los inci­den­tes podrían haber­se evi­ta­do si el Ayun­ta­mien­to «lle­ga a cum­plir la ley»

En un artícu­lo publi­ca­do en la web jurí­di­ca vas­ca Res Públi­ca, el letra­do ha indi­ca­do que las imá­ge­nes de «vio­len­cia extre­ma» vivi­das en Bil­bo tras el derri­bo del cen­tro auto­ges­tio­na­do «mere­cen una refle­xión jurí­di­ca más amplia» que la trans­mi­ti­da por las auto­ri­da­des muni­ci­pa­les «bajo el con­sa­bi­do lati­gui­llo de “ley y orden” fren­te a quie­nes no res­pe­tan el dere­cho a la pro­pie­dad pri­va­da», y ha reite­ra­do que la pro­pie­ta­ria del terreno, la pro­mo­to­ra Cabi­sa, «no ha cum­pli­do» con los debe­res impues­tos en el Plan Gene­ral de Orde­na­ción Urba­na (PGOU).

Esnao­la ha expre­sa­do su recha­zo al empleo de la vio­len­cia para defen­der Kukutza y ha sub­ra­ya­do que no se encuen­tra liga­do a la coa­li­ción Bil­du, «a la que el alcal­de de Bil­bo acha­ca de for­ma bas­tan­te sim­plis­ta el ori­gen de los hechos».

Ha lamen­ta­do asi­mis­mo que «mucha gen­te no se sien­te ya repre­sen­ta­da con nues­tro sis­te­ma polí­ti­co y eco­nó­mi­co», para aña­dir que la res­pues­ta «sólo pue­de ser dar cabi­da a todos y todas, y para eso debe­ría estar tam­bién la Ley, como para el caso Kukutza».

Por otro lado, ha recor­da­do que un Juz­ga­do de Ins­truc­ción «recha­zó» hace varios años el des­alo­jo de los ocu­pan­tes del cen­tro cul­tu­ral «remi­tien­do a la empre­sa pro­pie­ta­ria a un desahu­cio por pre­ca­rio que nun­ca se inter­pu­so».

«Aho­ra, con­ver­ti­do en ele­men­to sim­bó­li­co, se ha que­ri­do aca­bar con este espa­cio, y la pro­pie­ta­ria ha vuel­to a acu­dir a la vía penal, sien­do así que esta peti­ción ya había sido resuel­ta en su con­tra».

En este sen­ti­do, ha cri­ti­ca­do que un nue­vo Juz­ga­do de Ins­truc­ción «ha dado la auto­ri­za­ción de entra­da que otro había dene­ga­do, vul­ne­ran­do la pro­pia garan­tía de la cosa juz­ga­da que supon­go se apli­ca en el seno del pro­ce­di­mien­to penal».

Incum­pli­mien­to del PGOU

Ade­más, ha expli­ca­do, en rela­ción a los dere­chos de la pro­pie­dad del edi­fi­cio, que en el Plan Gene­ral de Orde­na­ción Urba­na (PGOU) de Bil­bo, la par­ce­la que ocu­pa Kukutza «se encuen­tra cla­si­fi­ca­da como sue­lo urbano no con­so­li­da­do, por lo que no exis­te la pro­pie­dad roma­na clá­si­ca».

A este res­pec­to, ha expues­to que la pro­pie­dad «sólo adquie­re facul­ta­des si pre­via­men­te cum­ple los debe­res impues­tos con la comu­ni­dad por el Plan Gene­ral», y ha cri­ti­ca­do que «están pen­dien­tes de pagar las car­gas de urba­ni­za­ción (en este caso muy caras por­que el sue­lo está con­ta­mi­na­do), la cesión del 15% del apro­ve­cha­mien­to al Ayun­ta­mien­to, o ceder el sue­lo nece­sa­rio para cons­truir unas nue­vas calles y una nue­va pla­za».

Por ello, ha cues­tio­na­do que, si la pro­pie­ta­ria de la par­ce­la de Kukutza «ha reco­no­ci­do que no había cum­pli­do esos debe­res con todos los veci­nos y veci­nas de Bil­bao, no me expli­co cómo tenía una licen­cia muni­ci­pal para derri­bar el edi­fi­cio».

Final­men­te, Esnao­la ha lamen­ta­do que «aho­ra tene­mos una par­ce­la vacía en Rekal­de con el sue­lo con­ta­mi­na­do, las calles y pla­zas nue­vas sin hacer, el Ayun­ta­mien­to sin cobrar y la empre­sa con unos dere­chos urba­nís­ti­cos cadu­ca­dos que aho­ra ha recu­pe­ra­do con la con­ce­sión de la licen­cia»

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *