Afir­man que los inci­den­tes podrían haber­se evi­ta­do si el Ayun­ta­mien­to «lle­ga a cum­plir la ley»

En un artícu­lo publi­ca­do en la web jurí­di­ca vas­ca Res Públi­ca, el letra­do ha indi­ca­do que las imá­ge­nes de «vio­len­cia extre­ma» vivi­das en Bil­bo tras el derri­bo del cen­tro auto­ges­tio­na­do «mere­cen una refle­xión jurí­di­ca más amplia» que la trans­mi­ti­da por las auto­ri­da­des muni­ci­pa­les «bajo el con­sa­bi­do lati­gui­llo de “ley y orden” fren­te a quie­nes no res­pe­tan el dere­cho a la pro­pie­dad pri­va­da», y ha reite­ra­do que la pro­pie­ta­ria del terreno, la pro­mo­to­ra Cabi­sa, «no ha cum­pli­do» con los debe­res impues­tos en el Plan Gene­ral de Orde­na­ción Urba­na (PGOU).

Esnao­la ha expre­sa­do su recha­zo al empleo de la vio­len­cia para defen­der Kukutza y ha sub­ra­ya­do que no se encuen­tra liga­do a la coa­li­ción Bil­du, «a la que el alcal­de de Bil­bo acha­ca de for­ma bas­tan­te sim­plis­ta el ori­gen de los hechos».

Ha lamen­ta­do asi­mis­mo que «mucha gen­te no se sien­te ya repre­sen­ta­da con nues­tro sis­te­ma polí­ti­co y eco­nó­mi­co», para aña­dir que la res­pues­ta «sólo pue­de ser dar cabi­da a todos y todas, y para eso debe­ría estar tam­bién la Ley, como para el caso Kukutza».

Por otro lado, ha recor­da­do que un Juz­ga­do de Ins­truc­ción «recha­zó» hace varios años el des­alo­jo de los ocu­pan­tes del cen­tro cul­tu­ral «remi­tien­do a la empre­sa pro­pie­ta­ria a un desahu­cio por pre­ca­rio que nun­ca se interpuso».

«Aho­ra, con­ver­ti­do en ele­men­to sim­bó­li­co, se ha que­ri­do aca­bar con este espa­cio, y la pro­pie­ta­ria ha vuel­to a acu­dir a la vía penal, sien­do así que esta peti­ción ya había sido resuel­ta en su contra».

En este sen­ti­do, ha cri­ti­ca­do que un nue­vo Juz­ga­do de Ins­truc­ción «ha dado la auto­ri­za­ción de entra­da que otro había dene­ga­do, vul­ne­ran­do la pro­pia garan­tía de la cosa juz­ga­da que supon­go se apli­ca en el seno del pro­ce­di­mien­to penal».

Incum­pli­mien­to del PGOU

Ade­más, ha expli­ca­do, en rela­ción a los dere­chos de la pro­pie­dad del edi­fi­cio, que en el Plan Gene­ral de Orde­na­ción Urba­na (PGOU) de Bil­bo, la par­ce­la que ocu­pa Kukutza «se encuen­tra cla­si­fi­ca­da como sue­lo urbano no con­so­li­da­do, por lo que no exis­te la pro­pie­dad roma­na clásica».

A este res­pec­to, ha expues­to que la pro­pie­dad «sólo adquie­re facul­ta­des si pre­via­men­te cum­ple los debe­res impues­tos con la comu­ni­dad por el Plan Gene­ral», y ha cri­ti­ca­do que «están pen­dien­tes de pagar las car­gas de urba­ni­za­ción (en este caso muy caras por­que el sue­lo está con­ta­mi­na­do), la cesión del 15% del apro­ve­cha­mien­to al Ayun­ta­mien­to, o ceder el sue­lo nece­sa­rio para cons­truir unas nue­vas calles y una nue­va plaza».

Por ello, ha cues­tio­na­do que, si la pro­pie­ta­ria de la par­ce­la de Kukutza «ha reco­no­ci­do que no había cum­pli­do esos debe­res con todos los veci­nos y veci­nas de Bil­bao, no me expli­co cómo tenía una licen­cia muni­ci­pal para derri­bar el edificio».

Final­men­te, Esnao­la ha lamen­ta­do que «aho­ra tene­mos una par­ce­la vacía en Rekal­de con el sue­lo con­ta­mi­na­do, las calles y pla­zas nue­vas sin hacer, el Ayun­ta­mien­to sin cobrar y la empre­sa con unos dere­chos urba­nís­ti­cos cadu­ca­dos que aho­ra ha recu­pe­ra­do con la con­ce­sión de la licencia»

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.