Recor­dar a Viet­nam- Eli­gio Damas

Lo que aho­ra está suce­dien­do en Libia, la revi­ta­li­za­ción de los pla­nes con­tra Irán y para no dar dema­sia­das mues­tras, sólo agre­gue­mos lo que los grin­gos qui­sie­ran hacer de noso­tros, por la dicha de tener petró­leo y agua en abun­dan­cia, por sólo nom­brar dos cosas que a ellos vie­nen esca­seán­do­le des­de tiem­po atrás, mues­tran como el espí­ri­tu gue­rre­ris­ta, el mis­mo de la “gue­rra pre­ven­ti­va”, vuel­ve a pose­sio­nar­se del gru­po gober­nan­te de los Esta­dos Uni­dos. Aun­que es ver­da­de­ro que siem­pre ha esta­do pre­sen­te entre los ocu­pan­tes de la Casa Blan­ca y sobre todo del Pen­tá­gono.

Para los vene­zo­la­nos debe que­dar cla­ro que el obje­ti­vo del gran capi­tal con­sis­te en apo­de­rar­se de nues­tros recur­sos. Eso pasa por des­ha­cer­se del pre­si­den­te Chá­vez e impo­ner un gobierno de dere­cha. Ton­to quien crea que aquél invier­te recur­sos cuan­tio­sos, dedi­ca­ción y esfuer­zo, para pro­du­cir un cam­bio polí­ti­co, por la vía que sea, que no les devuel­va el petró­leo a pre­cios viles, entre­gue todos los recur­sos, a cam­bio de la dig­ni­dad nacio­nal y mise­ria del pue­blo todo. Pero eso pode­mos evi­tar­lo, es asun­to de prio­ri­dad nacio­nal y de todos los vene­zo­la­nos que no somos socios ni agen­tes de quie­nes sue­ñan con inva­dir­nos.

Más ade­lan­te encon­tra­re­mos, en el artícu­lo todo entre comi­llas, como Oba­ma y los demás can­di­da­tos a la pre­si­den­cia de Esta­dos Uni­dos, hicie­ron ofer­tas de paz. Lo que es lo mis­mo, reco­no­cie­ron ante la pre­sión del espí­ri­tu de los votan­tes, la incon­ve­nien­cia de la polí­ti­ca gue­rre­ris­ta que en aquel enton­ces encar­na­ba Bush. Aun­que sólo fue­se un acto de hipo­cre­sía.

La repo­si­ción de este tra­ba­jo, me refie­ro al ence­rra­do entre comi­llas más aba­jo, publi­ca­do en abril de 2007, tie­ne la inten­ción que al lado de las polí­ti­cas expre­sa­das en la crea­ción del ALBA, UNASUR, Ban­co del Sur y el CELAC, en gran medi­da deri­va­das de la cla­ri­dad estra­té­gi­ca del pre­si­den­te Chá­vez, es nece­sa­rio hacer un gran esfuer­zo, mayor del que aho­ra se hace, para ganar, has­ta don­de sea posi­ble, la opi­nión de la pobla­ción ame­ri­ca­na y de los pue­blos y foros del mun­do. Se sabe que es una tarea gigan­tes­ca, pero no impo­si­ble. Por­que, pase lo que pase, uno siem­pre vivi­rá para soñar. Por eso, que­re­mos insis­tir en:

“Los jóve­nes ame­ri­ca­nos de la déca­da del sesen­ta rom­pían sus libre­tas de alis­ta­mien­to y, has­ta en ban­da­das, huían al Cana­dá u otros sitios para elu­dir la obli­ga­ción de acu­dir a Viet­nam. Cas­sius Clay o Muham­mad Alí, hizo un parén­te­sis en “su volar de mari­po­sa y picar como una avis­pa”, para negar­se ir allá lejos a luchar “con­tra her­ma­nos que nada malo le habían hecho”. Harry Bela­fon­te, ese ex can­tan­te negro que últi­ma­men­te ha visi­ta­do varias veces al pre­si­den­te Chá­vez, ofre­cía sus con­cier­tos en áreas cer­ca­nas al fren­te de com­ba­te a favor de las fuer­zas viet­na­mi­tas a vivir en paz y su dere­cho a la sobe­ra­nía.”

“Uno podría repe­tir a esta dis­tan­cia, por­que eso se ha dicho muchas veces, que la opi­nión públi­ca esta­dou­ni­den­se con­tri­bu­yó, en gran medi­da, con la resis­ten­cia heroi­ca de los viet­na­mi­tas a la derro­ta del pen­tá­gono.”

“Por­que a los deseos de paz y her­man­dad, pro­pios de la con­di­ción huma­na, que pre­va­le­cen en par­te, uno no sabría decir ¡has­ta dón­de!, de la pobla­ción del enor­me país del nor­te, se une el terror de los padres a ver morir sus hijos en unos con­flic­tos que a muy mediano pla­zo mues­tran que en nada les bene­fi­cia.”

“Por esos días, un negro racis­ta, que lo fue como una reac­ción inna­ta, Geor­ge Watson, estan­do en la cár­cel, vin­cu­la­do a “Las Pan­te­ras Negras” y Ánge­la Davis, escri­bió un libro titu­la­do “Sole­dad Brother”, en el cual plan­teó a sus her­ma­nos que el con­flic­to interno en su país y con Viet­nam, no debía ver­se sino como resul­ta­do de la lucha de cla­ses y por intere­ses mate­ria­les. Y recla­mó a los suyos des­cu­brir her­ma­nos entre blan­cos y asiá­ti­cos.”

“Hoy la gue­rra de Irak y la reac­ción que sus efec­tos está pro­du­cien­do en la patria de Abraham Lin­coln, nos hace recor­dar a Viet­nam. Y nos obli­ga a medi­tar sobre lo que en aque­lla épo­ca saca­mos como una salu­da­ble expe­rien­cia. Y ésta es, que en cir­cuns­tan­cias como esas, hay que con­tar con la opi­nión públi­ca de ese país. Por eso hemos dicho que a ella hay que hablar­le, por­que en esa pobla­ción pre­va­le­cen los deseos de paz y un pro­fun­do amor por los suyos. “

“Las noti­cias de hoy rese­ñan que “ocho pre­can­di­da­tos demó­cra­tas a la pre­si­den­cia de Esta­dos Uni­dos cen­tra­ron sus fue­gos sobre la gue­rra de Irak”.

“Hilary Rodham Clin­ton, afir­mó “Si este pre­si­den­te no nos saca de la gue­rra de Irak, yo lo haré cuan­do sea pre­si­den­ta”. Más o menos, en los mis­mos tér­mi­nos, habla­ron los otros sie­tes pre­can­di­da­tos del Par­ti­do Demó­cra­ta. Y esto no es más que la señal ya dada, cuan­do este par­ti­do alcan­zó la mayo­ría en el con­gre­so en fecha recien­te.”

“Recor­de­mos que la seño­ra Clin­ton estu­vo en la mayo­ría de los con­gre­san­tes que antes habían apo­ya­do la aven­tu­ra fas­cis­ta y cri­mi­nal de Geor­ge Bush. Y hoy esa polí­ti­ca está derro­ta­da en la con­cien­cia popu­lar esta­dou­ni­den­se. Y los demó­cra­tas, a lo gato par­do, tra­tan de sacar par­ti­do. Pero eso no es malo para la paz, por lo menos en lo inme­dia­to.”

“Por eso, es bueno resal­tar la posi­ción del pre­si­den­te Chá­vez, cuan­do tien­de sus bra­zos al pue­blo nor­te­ame­ri­cano; por­que está demos­tra­do que, no son las armas mor­tí­fe­ras y sol­da­dos pro­fe­sio­na­les, mer­ce­na­rios muy bien entre­na­dos, quie­nes impo­nen la jus­ti­cia.”

“La paz, armo­nía, la mejor dis­tri­bu­ción de los recur­sos ven­drán dados con el acer­ca­mien­to entre los pue­blos.”

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *