Lau Hai­ze­ta­ra Gogoan empla­za al Gobierno Vas­co.

Lau Hai­ze­ta­ra Gogoan empla­za al Gobierno Vas­co, para que pro­ce­da a la rup­tu­ra defi­ni­ti­va con las estruc­tu­ras de poder fran­quis­tas.
Lau Hai­ze­ta­ra Gogoan, hace un nue­vo empla­za­mien­to al Gobierno Vas­co para que pon­gan fin a la impu­ni­dad sobre los crí­me­nes come­ti­dos por la dic­ta­du­ra, para que pro­ce­da a la rup­tu­ra defi­ni­ti­va con las estruc­tu­ras de poder here­da­das del fran­quis­mo y para que, sin con­fun­dir la iden­ti­dad y legi­ti­mi­dad que a cada par­te corres­pon­de rei­vin­di­car, apli­que, con abso­lu­ta equi­dad, el reco­no­ci­mien­to de dere­chos que asis­ten a las vic­ti­mas del geno­ci­dio fran­quis­ta y el terro­ris­mo de Esta­do, por todo el daño sufri­do.

Lau Hai­ze­ta­ra Gogoan * E.H
Una vez más, el Gobierno Vas­co tra­ta de ocul­tar el fon­do de sus inten­cio­nes y obje­ti­vos reales, median­te gol­pes de efec­to mediá­ti­co y la pre­sen­ta­ción de ava­les que cuen­tan con un cier­to pres­ti­gio sim­bó­li­co, cons­cien­tes de que ado­le­cen de una evi­den­te debi­li­dad socio­po­lí­ti­ca, éti­ca y jurí­di­ca. El mis­mo hecho de cali­fi­car los crí­me­nes come­ti­dos por los cuer­pos arma­dos del Esta­do (y sus orga­ni­za­cio­nes para­le­las) como «abu­sos poli­cia­les» nos mues­tra su ver­da­de­ro sem­blan­te. Tra­tan de ocul­tar la ver­da­de­ra natu­ra­le­za de esta vio­len­cia, que debe­ría ser cali­fi­ca­da, sin palia­ti­vos, como Terro­ris­mo de Esta­do.
Ayer fui­mos tes­ti­gos de otra vuel­ta de tuer­ca más, con la pre­sen­ta­ción de la encar­ga­da de ela­bo­rar los decre­tos que regu­la­rán la con­ce­sión de ayu­das a las vic­ti­mas de «abu­sos poli­cia­les». Manue­la Car­me­na es una per­so­na de reco­no­ci­do pres­ti­gio y tra­yec­to­ria, pero, mucho nos teme­mos que su labor se vea difi­cul­ta­da por el pro­pio esce­na­rio en el que tie­ne que tra­ba­jar. El mis­mo hecho hablar de víc­ti­mas de “abu­sos poli­cia­les” o vic­ti­mas de “vio­len­cia de moti­va­ción polí­ti­ca” para no reco­no­cer que lo que sufrie­ron fue “TERRORISMO DE ESTADO”, supo­ne una cla­ra dis­cri­mi­na­ción. Por si esto fue­ra poco, la desig­na­ción de la Sra. Car­me­na vino acom­pa­ña­da por unas decla­ra­cio­nes de la Con­se­je­ra Idoia Men­dia en las que afir­mó que no hay equi­pa­ra­ción posi­ble entra las víc­ti­mas de ETA y las de moti­va­ción polí­ti­ca, que requie­ran otro tra­ta­mien­to.
Este Gobierno Vaco se ha vis­to obli­ga­da a dar cier­tos pasos para reco­no­cer la exis­ten­cia de una gra­ve frac­tu­ra en la socie­dad vas­ca, pro­vo­ca­da por la per­sis­ten­cia de la vio­len­cia del Esta­do; pero lo hace impo­nien­do cri­te­rios dis­cri­mi­na­to­rios e inclu­so, ofen­si­vos hacia miles de víc­ti­mas. Las bases y fun­da­men­tos del fran­quis­mo per­du­ran en el tiem­po, en la medi­da en que sus crí­me­nes siguen impu­nes y a sus víc­ti­mas se les siguen negan­do sus dere­chos.
Manue­la Car­me­na tie­ne aho­ra en sus manos la res­pon­sa­bi­li­dad de desa­rro­llar su labor con una pers­pec­ti­va his­tó­ri­ca, jurí­di­ca y polí­ti­ca que haga enten­di­ble, por ejem­plo, por qué las cin­co vic­ti­mas de una acción de la mis­ma natu­ra­le­za come­ti­da en Madrid (como la «matan­za de Ato­cha» de 1977) tie­nen una dife­ren­te con­si­de­ra­ción jurí­di­ca y polí­ti­ca en el Esta­do que la que tie­nen para este Gobierno Vas­co las cin­co vic­ti­mas de la matan­za come­ti­da un año antes en Gas­teiz. Debe­rá expli­car por qué exis­ten cri­te­rios ate­nuan­tes al cali­fi­car la vio­len­cia poli­cial y para­po­li­cial en fun­ción de su ubi­ca­ción en alguno de los dos arbi­tra­rios perio­dos esta­ble­ci­dos para su cla­si­fi­ca­ción (1968−1978 y 1979 – 2011), cuan­do, para veri­fi­car el trán­si­to entre ambos, no se esta­ble­ció nin­gún meca­nis­mo de depu­ra­ción de res­pon­sa­bi­li­da­des sobre las estruc­tu­ras repre­si­vas here­da­das del fran­quis­mo, ni se esta­ble­cie­ron las garan­tías de no repe­ti­ción.
El actual Gobierno Vas­co cami­na en la direc­ción con­tra­ria a la del con­jun­to de la socie­dad vas­ca, que hace tiem­po que vie­ne reco­no­cien­do el valor de la lucha de las víc­ti­mas del geno­ci­dio fran­quis­ta y del terro­ris­mo de Esta­do. No son home­na­jes lo que espe­ra­mos de las ins­ti­tu­cio­nes. Lo que que­re­mos es el fin de la impu­ni­dad sobre los crí­me­nes come­ti­dos (todos, no sólo a par­tir de 1968), la rup­tu­ra defi­ni­ti­va con las estruc­tu­ras de poder here­da­das del fran­quis­mo y, sin con­fun­dir la iden­ti­dad y legi­ti­mi­dad que a cada par­te corres­pon­de rei­vin­di­car, la apli­ca­ción, con abso­lu­ta equi­dad, del reco­no­ci­mien­to de dere­chos que asis­ten a las vic­ti­mas del geno­ci­dio fran­quis­ta y el terro­ris­mo de Esta­do por todo el daño sufri­do.

LHG Info:
http://​www​.gara​.net/​p​a​p​e​r​e​z​k​o​a​/​2​0​1​1​0​9​2​3​/​2​9​2​4​8​3​/​e​s​/​C​a​r​m​e​n​a​-​p​l​a​n​e​a​-​e​q​u​i​p​o​-​p​l​u​r​a​l​-​p​a​r​a​-​a​t​e​n​d​e​r​-​v​i​c​t​i​m​a​s​-​E​s​t​ado

http://​lau​-hai​ze​ta​ra​-gogoan​.blogs​pot​.com/

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *