Lau Hai­ze­ta­ra Gogoan empla­za al Gobierno Vasco.

Lau Hai­ze­ta­ra Gogoan empla­za al Gobierno Vas­co, para que pro­ce­da a la rup­tu­ra defi­ni­ti­va con las estruc­tu­ras de poder franquistas.
Lau Hai­ze­ta­ra Gogoan, hace un nue­vo empla­za­mien­to al Gobierno Vas­co para que pon­gan fin a la impu­ni­dad sobre los crí­me­nes come­ti­dos por la dic­ta­du­ra, para que pro­ce­da a la rup­tu­ra defi­ni­ti­va con las estruc­tu­ras de poder here­da­das del fran­quis­mo y para que, sin con­fun­dir la iden­ti­dad y legi­ti­mi­dad que a cada par­te corres­pon­de rei­vin­di­car, apli­que, con abso­lu­ta equi­dad, el reco­no­ci­mien­to de dere­chos que asis­ten a las vic­ti­mas del geno­ci­dio fran­quis­ta y el terro­ris­mo de Esta­do, por todo el daño sufrido.

Lau Hai­ze­ta­ra Gogoan * E.H
Una vez más, el Gobierno Vas­co tra­ta de ocul­tar el fon­do de sus inten­cio­nes y obje­ti­vos reales, median­te gol­pes de efec­to mediá­ti­co y la pre­sen­ta­ción de ava­les que cuen­tan con un cier­to pres­ti­gio sim­bó­li­co, cons­cien­tes de que ado­le­cen de una evi­den­te debi­li­dad socio­po­lí­ti­ca, éti­ca y jurí­di­ca. El mis­mo hecho de cali­fi­car los crí­me­nes come­ti­dos por los cuer­pos arma­dos del Esta­do (y sus orga­ni­za­cio­nes para­le­las) como «abu­sos poli­cia­les» nos mues­tra su ver­da­de­ro sem­blan­te. Tra­tan de ocul­tar la ver­da­de­ra natu­ra­le­za de esta vio­len­cia, que debe­ría ser cali­fi­ca­da, sin palia­ti­vos, como Terro­ris­mo de Estado.
Ayer fui­mos tes­ti­gos de otra vuel­ta de tuer­ca más, con la pre­sen­ta­ción de la encar­ga­da de ela­bo­rar los decre­tos que regu­la­rán la con­ce­sión de ayu­das a las vic­ti­mas de «abu­sos poli­cia­les». Manue­la Car­me­na es una per­so­na de reco­no­ci­do pres­ti­gio y tra­yec­to­ria, pero, mucho nos teme­mos que su labor se vea difi­cul­ta­da por el pro­pio esce­na­rio en el que tie­ne que tra­ba­jar. El mis­mo hecho hablar de víc­ti­mas de “abu­sos poli­cia­les” o vic­ti­mas de “vio­len­cia de moti­va­ción polí­ti­ca” para no reco­no­cer que lo que sufrie­ron fue “TERRORISMO DE ESTADO”, supo­ne una cla­ra dis­cri­mi­na­ción. Por si esto fue­ra poco, la desig­na­ción de la Sra. Car­me­na vino acom­pa­ña­da por unas decla­ra­cio­nes de la Con­se­je­ra Idoia Men­dia en las que afir­mó que no hay equi­pa­ra­ción posi­ble entra las víc­ti­mas de ETA y las de moti­va­ción polí­ti­ca, que requie­ran otro tratamiento.
Este Gobierno Vaco se ha vis­to obli­ga­da a dar cier­tos pasos para reco­no­cer la exis­ten­cia de una gra­ve frac­tu­ra en la socie­dad vas­ca, pro­vo­ca­da por la per­sis­ten­cia de la vio­len­cia del Esta­do; pero lo hace impo­nien­do cri­te­rios dis­cri­mi­na­to­rios e inclu­so, ofen­si­vos hacia miles de víc­ti­mas. Las bases y fun­da­men­tos del fran­quis­mo per­du­ran en el tiem­po, en la medi­da en que sus crí­me­nes siguen impu­nes y a sus víc­ti­mas se les siguen negan­do sus derechos.
Manue­la Car­me­na tie­ne aho­ra en sus manos la res­pon­sa­bi­li­dad de desa­rro­llar su labor con una pers­pec­ti­va his­tó­ri­ca, jurí­di­ca y polí­ti­ca que haga enten­di­ble, por ejem­plo, por qué las cin­co vic­ti­mas de una acción de la mis­ma natu­ra­le­za come­ti­da en Madrid (como la «matan­za de Ato­cha» de 1977) tie­nen una dife­ren­te con­si­de­ra­ción jurí­di­ca y polí­ti­ca en el Esta­do que la que tie­nen para este Gobierno Vas­co las cin­co vic­ti­mas de la matan­za come­ti­da un año antes en Gas­teiz. Debe­rá expli­car por qué exis­ten cri­te­rios ate­nuan­tes al cali­fi­car la vio­len­cia poli­cial y para­po­li­cial en fun­ción de su ubi­ca­ción en alguno de los dos arbi­tra­rios perio­dos esta­ble­ci­dos para su cla­si­fi­ca­ción (1968−1978 y 1979 – 2011), cuan­do, para veri­fi­car el trán­si­to entre ambos, no se esta­ble­ció nin­gún meca­nis­mo de depu­ra­ción de res­pon­sa­bi­li­da­des sobre las estruc­tu­ras repre­si­vas here­da­das del fran­quis­mo, ni se esta­ble­cie­ron las garan­tías de no repetición.
El actual Gobierno Vas­co cami­na en la direc­ción con­tra­ria a la del con­jun­to de la socie­dad vas­ca, que hace tiem­po que vie­ne reco­no­cien­do el valor de la lucha de las víc­ti­mas del geno­ci­dio fran­quis­ta y del terro­ris­mo de Esta­do. No son home­na­jes lo que espe­ra­mos de las ins­ti­tu­cio­nes. Lo que que­re­mos es el fin de la impu­ni­dad sobre los crí­me­nes come­ti­dos (todos, no sólo a par­tir de 1968), la rup­tu­ra defi­ni­ti­va con las estruc­tu­ras de poder here­da­das del fran­quis­mo y, sin con­fun­dir la iden­ti­dad y legi­ti­mi­dad que a cada par­te corres­pon­de rei­vin­di­car, la apli­ca­ción, con abso­lu­ta equi­dad, del reco­no­ci­mien­to de dere­chos que asis­ten a las vic­ti­mas del geno­ci­dio fran­quis­ta y el terro­ris­mo de Esta­do por todo el daño sufrido.

LHG Info:
http://​www​.gara​.net/​p​a​p​e​r​e​z​k​o​a​/​2​0​1​1​0​9​2​3​/​2​9​2​4​8​3​/​e​s​/​C​a​r​m​e​n​a​-​p​l​a​n​e​a​-​e​q​u​i​p​o​-​p​l​u​r​a​l​-​p​a​r​a​-​a​t​e​n​d​e​r​-​v​i​c​t​i​m​a​s​-​E​s​t​ado

http://​lau​-hai​ze​ta​ra​-gogoan​.blogs​pot​.com/

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.