[Fotos] «Espa­ña y Liber­tad», pin­to­res­co gru­po fas­cis­ta, toma un rati­to Leitza

Leitza es un tran­qui­lo pue­blo de Nafa­rroa, en el cual duran­te toda la lla­ma­da «demo­cra­cia», ha ven­ci­do de for­ma deses­pe­ran­te para el fache­rio local la Izquier­da Aber­tza­le. Un pue­blo de cons­tum­bres muy tran­qui­las de poteo dia­rio y don­de se cono­ce todo el mundo.

Eus­kal­dun y aber­tza­le, reune las con­di­cio­nes pre­ci­sas para ser odia­do por la caver­na medía­ti­ca y la ya cono­ci­da Bru­ne­te de la infor­ma­ción espa­ño­la. Son cons­tan­tes las agre­sio­nes ver­ba­les que con­tra este pue­blo se vier­ten des­de emi­so­ras y perio­di­cos españoles.

No hace aún un mes, en el txu­pin de jaiak, salie­ron [email protected] [email protected] recla­man­do algo tan ele­men­tal, como el retorno de [email protected] [email protected] a sus luga­res de ori­gen. Eso fué sufi­cien­te para que la jau­ria media­ti­ca sal­ta­se de nue­vo a la yugu­lar del pue­blo nava­rro y des­pués vino la cita­ción de la Audien­cia Nacio­nal con­tra su alcal­de que está impu­tado y a espe­ra de juicio.

Una cien per­so­nas han lle­ga­do des­de Espa­ña en auto­bu­ses esta maña­na al pue­blo y se han con­cne­tra­do en la pla­za del mis­mo sacan­do una ban­de­ra espa­ño­la (debe ser la pri­me­ra que se ve allá en mucho tiem­po, sin con­tar la del cuar­tel de la Guar­dia Civil) y una pan­car­ta del gru­po fas­cis­toi­de «Espa­ña y Liber­tad». Tan solo han con­ta­do con la pre­sen­cia ade­más de [email protected] de un con­ce­jal de UPN. Y la pro­tec­ción de la benemerita.

Lo que no sabe­mos es de quie­nes les pro­te­gian, por­que las per­so­nas que allí viven, han segui­do con sus res­pec­ti­vas ron­das de poteo y pintxos sin hacer­les el menor caso. El pue­blo ha vis­to, como lle­ga­ban estas per­so­nas, mon­ta­ban su show media­tí­co y se lar­ga­ban por don­de han lle­ga­do. Nadie les ha dicho nada ni les han mira­do. Ni siquie­ra las vacas de los alre­de­do­res se han moles­ta­do en levan­tar la cabe­za, con­ti­nuan­do con su fes­tin de hierba.

Y como lle­ga­ron se fue­ron. Leitza ha recu­pe­ra­do su nor­ma­li­dad y sigue sien­do lo que siem­pre ha sido. Un her­mo­so y agra­da­ble pue­blo de Nafa­rroa, de Eus­kal Herria, eus­kal­dun y aber­tza­le. Para que se vuel­va a ver allá una ban­de­ra espa­ño­la, ten­drá que ir gen­te foras­te­ra a mos­trar­la. Los del pue­blo no la sien­ten ni la quieren.

www​.boltxe​.info

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.