Los dere­chos de las tra­ba­ja­do­ras cada vez más vul­ne­ra­dos- LAB Sindikatua

Según los resul­ta­dos publi­ca­dos por el Anua­rio esta­dís­ti­co vas­co del 2011 ela­bo­ra­do por eus­tat y el INE en la CAV, los hom­bres dis­po­nen del doble de dine­ro que las muje­res, 23.224 euros fren­te al 11.857.

Las muje­res cobra­mos al rede­dor de 7200 euros menos al año y com­po­nes el 82% de las per­so­nas en ries­go de exclu­sión social. El sala­rio bru­to anual de las muje­res en Nafa­rroa es, apro­xi­ma­da­men­te un 27% menos que los Hom­bres (las muje­res gana­ron una media de 19.487 € bru­tos anua­les, fren­te a los 26.755 euros de los hombres).

Ade­más, el sala­rio medio de las muje­res por una hora nor­mal de tra­ba­jo es un 21,5% infe­rior a la de los hombres.

Si nos fija­mos en el tipo de con­tra­to, jor­na­da y ocu­pa­ción: La segre­ga­ción labo­ral tien­de a colo­car­nos a las muje­res en las ocu­pa­cio­nes menos con­si­de­ra­das y peor paga­das. Las muje­res repre­sen­ta­mos el 84% de la pobla­ción asa­la­ria­da con jor­na­da a tiem­po par­cial. La tem­po­ra­li­dad alcan­za el 26% entre las muje­res, fren­te al 20% de los hombres.

En la actua­li­dad el tra­ba­jo pre­ca­rio y mal remu­ne­ra­do es uno de los ele­men­tos más carac­te­rís­ti­cos del mode­lo pro­duc­ti­vo y de la estra­te­gia com­pe­ti­ti­va empre­sa­rial. Y todas las medi­das y refor­mas que se están apro­ban­do con la excu­sa de la cri­sis (refor­ma labo­ral, refor­ma de las pen­sio­nes, refor­ma de la nego­cia­ción colec­ti­va), no hacen sino agu­di­zar dicha situa­ción, sobre todo en el caso de los sec­to­res más des­fa­vo­re­ci­dos, y prin­ci­pal­men­te las mujeres.

La refor­ma de la nego­cia­ción colec­ti­va decre­ta­da por el gobierno del PSOE, y con­va­li­da­da en el Con­gre­so y con la cola­bo­ra­ción del PNV y del res­to de gru­pos regio­na­lis­tas, lejos de aca­bar con la situa­ción de dis­cri­mi­na­ción y la bre­cha sala­rial que sufri­mos las muje­res, va a ahon­dar aún más en ella.

Por ello nos pare­ce inacep­ta­ble e hipó­cri­tas los dis­cur­sos que des­de dife­ren­tes ins­ti­tu­cio­nes y gobier­nos lan­zan a favor de los dere­chos de las muje­res. Por­que hoy por hoy pode­mos afir­mar, que no tie­nen otro obje­ti­vo más que dibu­jar una situa­ción de fal­sa igual­dad que no se ajus­ta a la reali­dad y que pre­ten­de invi­si­bi­li­zar esta gra­ve pro­ble­má­ti­ca y el impac­to de las con­se­cuen­cias de todos estos recor­tes que nos están imponiendo.

Nue­va­men­te que­da al des­cu­bier­to que no tie­ne en cuen­ta las con­se­cuen­cias que todo ello nos esta aca­rrean­do a más de la mitad de la socie­dad que con­for­ma­mos las muje­res. Todas estas situa­cio­nes no hacen si no difi­cul­tar e impo­si­bi­li­tar avan­zar en la defen­sa de los dere­chos de la tra­ba­ja­do­ra y per­pe­tuar un mode­lo capi­ta­lis­ta patriar­cal cada vez más lejano a nues­tros intereses.
Es por ello, por lo que tene­mos que seguir denun­cian­do y movi­li­zán­do­nos en con­tra de todas estas vul­ne­ra­cio­nes de nues­tros dere­chos y recla­mar­les que de una vez por todas ten­gan ver­da­de­ra volun­tad polí­ti­ca para aca­bar con estas situa­cio­nes de dis­cri­mi­na­ción y de opre­sión hacia las muje­res, por­que nues­tro dere­chos no son un negocio!

http://4.bp.blogspot.com/-pmlwdDUZaAw/TXWGu7S5WMI/AAAAAAAAAXU/09dwF4x3AIU/s1600/dia-de-la-mujer.jpg

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.