Libia, terro­ris­mo y 11 de Sep­tiem­bre: ¿Sabías que…?- Cubadebate

Abdelhakim BelhajAbdelha­kim Belhaj 

Marc Van­de­pit­te
Dewe​reld​mor​gen​.be
Taduc­ción: Ellen Thielemans

Libia

El núme­ro uno del con­se­jo de tran­si­ción en Tri­po­li no es nadie menos que Abdelha­kim Belhadj, el cabe­ci­lla del ramo de Al Qae­da de Libia: el Lib­yan Isla­mic Figh­ting Group (LIFG). Esta orga­ni­za­ción figu­ra­ba en la lis­ta de las orga­ni­za­cio­nes terro­ris­tas prohi­bi­das. El hom­bre man­tu­vo entre otras con­tac­tos estre­chos con lucha­do­res de Al-Qae­da en Irak y espe­cial­men­te con Abu Musab al-Zar­qa­wi, otro cabe­ci­lla de Al-Qae­da, pro­ce­den­te de Jordania.

En 2004 Abdelha­kim Belhadj fue dete­ni­do en Bang­kok por las tro­pas de los EE.UU. y tras­la­da­do a Libia, don­de fue encar­ce­la­do. En 2010 en el mar­co de una ley de amnes­tía fue libe­ra­do jun­to con otros dos­cien­tos isla­mis­tas. Los últi­mos sema­nas y meses jugó un papel pro­mi­nen­te en la con­quis­ta de Tri­po­li. Man­dó sobre dos a tres miles de hom­bres. Aho­ra man­tie­ne el con­trol mili­tar sobre la capi­tal de Libia y logró ocu­par Tri­po­li, gra­cias a las tro­pas terres­tres espe­cia­les de Gran Bre­ta­ña y Fran­cia, y el apo­yo aéreo de la OTAN. Es una gue­rra curio­sa esa “war on terror”. [1]

Según el perió­di­co The Eco­no­mist pare­ce que los isla­mis­tas aho­ra pre­va­le­cen en Libia, jun­to con el apo­yo de Qatar, el país de Al Jazee­ra, que invir­tió miles de millo­nes de dóla­res en Libia y que jugó tam­bién un papel cla­ve en las ope­ra­cio­nes mili­ta­res. El peque­ño esta­do del Golf podría desem­pe­ñar el mis­mo papel como el que jue­ga Pakis­tán en Afga­nis­tán estos últi­mos años. No pro­me­te nada bien . [2]

Mili­ta­res bri­tá­ni­cos tie­nen la mis­ma opi­nión sobre la ope­ra­ción mili­tar como Oba­ma y defien­den cier­ta ver­sión ‘light’. En inter­ven­cio­nes mili­ta­res clá­si­cas se des­ta­có masi­va­men­te ‘pro­pias’ tro­pas terres­tres. Libia mues­tra que tam­bién exis­te otra for­ma. La gue­rra en la tie­rra tuvo que ser encar­ga­do a tro­pas loca­les o ejér­ci­tos ami­gos de la región. Así se pue­de limi­tar has­ta el míni­mo e inclu­so callar por la opi­nión públi­ca uni­da­des espe­cia­les pro­pias. Según los mili­ta­res bri­tá­ni­cos la OTAN ten­dría que dedi­car­se más al entre­na­mien­to de ejér­ci­tos loca­les o ami­gos. [3]

119 y la war on terror

El cos­te de la gue­rra con­tra el terror es muy alto, tan­to en vidas huma­nas como en gas­tos finan­cie­ros. Se esti­ma que en Afga­nis­tán e Irak falle­cie­ron unas 900.000 de per­so­nas. (Exis­ten esti­ma­cio­nes serias que hablan de 1,2 millo­nes de muer­tos). Es casi 300 veces más el núme­ro de per­so­nas que falle­ció en el aten­ta­do de 119. Otro 7,8 millo­nes de per­so­nas se vie­ron obli­ga­dos a huir de aque­llos paí­ses. [4]

La Uni­ver­si­dad Brown esti­ma el cos­te total de la war on terror en unos 4.000 mil millo­nes de dóla­res. Es más del doble que cos­tó la gue­rra de Viet­nam y igua­la al défi­cit total del pre­su­pues­to de los EE.UU. entre los años 2005 y 2010. Anual­men­te son $400 mil millo­nes, o sea cua­tro veces lo que se nece­si­ta anual­men­te para hacer des­apa­re­cer la peor mise­ria y pobre­za del mun­do. [5]

Se cono­ce la CIA sien­do sobre todo un ser­vi­cio de inte­li­gen­cia. Pero des­pués de 119 reci­bió pau­la­ti­na­men­te un carác­ter mili­tar. Des­de 2001 esta orga­ni­za­ción mató a más de 2.000 mili­tan­tes y civi­les en el mar­co de la gue­rra con­tra el terror. No hay mucho con­trol demo­crá­ti­co de un ejér­ci­to orga­ni­za­do, un ser­vi­cio de inte­li­gen­cia ni siquie­ra está con­tro­la­do. [6]

Apar­te de la CIA exis­te otra orga­ni­za­ción mis­te­rio­sa, que es cul­pa­ble de aún más muer­tos. Se tra­ta del Joint Spe­cial Ope­ra­tions Com­mand (JSCO), una uni­dad secre­ta del ejér­ci­to ame­ri­cano. Antes de 119 era una uni­dad espe­cial de unos 1.800 miem­bros espe­cia­li­za­dos en la libe­ra­ción de rehe­nes en todo el mun­do. Recien­te­men­te esta uni­dad se con­vir­tió en un ejér­ci­to secre­to de unos 25.000 hom­bres. Era el JSCO que eje­cu­tó a Osa­ma Bin Laden. El JSCO actúa sobre todo en Afga­nis­tán e Irak, pero tam­bién ope­ra­ba los últi­mos años en paí­ses con los cua­les los EE.UU no están en gue­rra: Jemen, Pakis­tán, Soma­lia, las Fili­pi­nas, Nige­ria y Siria. ¿Quién fue el que reci­bió el Pre­mio Nobel? [7]

Des­pués del 11 de sep­tiem­bre Bush decla­ró la gue­rra al terror. “A par­tir de hoy qual­quier país que alo­je o apo­ye a los terro­ris­tas, será con­si­de­ra­do régi­men enemi­go”. Dicien­do esto olvi­dó a los esta­dos ami­gos Pakis­tán, Colom­bia, Israel, Rwan­da, y no men­cio­nó ni una pala­bra sobre el terro­ris­mo en su pro­pio esta­do. Hoy día, Posa­da Carri­les cami­na ale­gre­men­te en las calles de Mia­mi. Es el cere­bro detrás de muchos aten­ta­dos terro­ris­tas en Cuba. Es por ejem­plo res­pon­sa­ble por la explo­sión de un avión de línea en 1976 en la que murie­ron todos los miem­bros de la tri­pu­la­ción y todos los pasa­je­ros. Para impe­dir más aten­ta­dos cin­co agen­tes cuba­nos, los lla­ma­dos Cuban Five, infil­tra­ron en las redes terro­ris­tas evi­tan­do así más aten­ta­dos. En 1998 sin embar­go fue­ron dete­ni­dos y des­pués de un pro­ce­so polí­ti­co fue­ron con­de­na­dos has­ta cua­tro veces a cade­na per­pe­tua y 77 años .[8] Ver­dad que sí, es una gue­rra curio­sa esa war on terror.

Para ter­mi­nar, según el eco­no­mis­ta en jefe del Stan­dard Char­te­red Bank, Gerard Lyons, las tres pala­bras más impor­tan­tes del últi­mo dece­nio nos son ‘war on terror’ sino ‘made in Chi­na’ .[9]

Fuen­tes

[1] Sala­ma H., ‘From Holy warrior to hero of a revo­lu­tion: Abdelha­kim Belhadj’, 25 augus­tus 2011, http://www.asharq‑e.com/news.asp?section=1&id=26357 ;http://​www​.repor​te​con​fi​den​cial​.info/​n​o​t​i​c​i​a​/​2​8​2​3​4​/​l​o​s​-​r​e​b​e​l​d​e​s​-​p​o​n​e​n​-​a​l​-​m​a​n​d​o​-​d​e​-​t​r​i​p​o​l​i​-​a​-​u​n​-​e​x​-​j​e​f​e​-​d​e​-​a​l​-​q​a​i​da/ ; 31 de agos­to 2011; Finan­cial Times, 6 sep­de sep­tiem­bre 2011, p. 5; Finan­cial Times, 5 de sep­tiem­bre 2011, p. 1 en 3.

[2] ‘The Isla­mists seem to have the upper hand, enjo­ying the patro­na­ge of Qatar, the boi­ling-rich little Gulf emi­ra­te that hosts Yusuf Qara­da­wi, an influen­tial men­tor of the glo­bal Mus­lim Brotherhood, and Al Jazee­ra, the sate­lli­te-tele­vi­sion chan­nel that sha­pes per­cep­tions across the Arab world. Qatar, some sur­mi­se, could yet play the part in nur­tu­ring Isla­mists in Lib­ya that Pakis­tan pla­yed in Afgha­nis­tan.’ The Eco­no­mist, 3 de sep­tiem­bre 2011, p. 32.

[3] ‘But we need to think har­der about our capa­city to train proxy figh­ters on the ground at speed. After the wars in Iraq and Afgha­nis­tan, wes­tern sta­tes will be reluc­tant to com­mit their own troops to a ground cam­paign for years to come. The­re needs to be more focus in Nato nations on the need to have trai­ning teams at high readi­ness that can turn a proxy army into an effec­ti­ve figh­ting for­ce.’ Blitz J., ‘ Defen­ce: Les­sons from Lib­ya’, Finan­cial Times, 31 de agos­to 2011, p. 7. Voor de les­sen die Oba­ma trok zie:http://​www​.dewe​reld​mor​gen​.be/​a​r​t​i​k​e​l​s​/​2​0​1​1​/​0​8​/​2​4​/​w​i​s​t​-​j​e​-​d​a​t​-​l​ibi .

[4] http://​web​.mit​.edu/​C​I​S​/​p​d​f​/​H​u​m​a​n​_​C​o​s​t​_​o​f​_​W​a​r​.​pdfhttp://​en​.wiki​pe​dia​.org/​w​i​k​i​/​O​R​B​_​s​u​r​v​e​y​_​o​f​_​I​r​a​q​_​W​a​r​_​c​a​s​u​a​l​t​ieshttp://​www​.unk​nown​news​.org/​c​a​s​u​a​l​t​i​e​s​.​h​tmlThe Eco­no­mist, 3 de sep­tiem­bre 2011, p. 9.

[5] The Eco­no­mist , 3 sep­tiem­bre 2011, p. 9; Finan­cial Times, 6 sep­tiem­bre 2011, p. 9. Para las cifras sobre la lucha con­tra la pobre­za, véa­se UNDP, et. al., Imple­men­ting the 20/​20 Initia­ti­ve. Achie­ving uni­ver­sal access to basic social ser­vi­ces , sep­tem­ber 1998, p. 20. En 1998 se tra­tó de 70 a 80 mil millo­nes de dóla­res (deno­mi­na­dos en dóla­res des­de 1995) Hoy igua­la a unos 110 mil millo­nes de dólares.

[6] ‘We’re seeing the CIA turn into more of a para­mi­li­tary orga­ni­za­tion without the over­sight and accoun­ta­bi­lity that we tra­di­tio­nally expect of the mili­tary,” said Hina Sham­si, the direc­tor of the Natio­nal Secu­rity Pro­ject of the Ame­ri­can Civil Liber­ties Union.’ Miller G. & Tate J, ‘CIA shifts focus to killing tar­gets’, 2 sep­tiem­bre 2011,http://​www​.washing​ton​post​.com/​w​o​r​l​d​/​n​a​t​i​o​n​a​l​-​s​e​c​u​r​i​t​y​/​c​i​a​-​s​h​i​f​t​s​-​f​o​c​u​s​-​t​o​-​k​i​l​l​i​n​g​-​t​a​r​g​e​t​s​/​2​0​1​1​/​0​8​/​3​0​/​g​I​Q​A​7​M​Z​G​v​J​_​s​t​o​r​y​.​h​t​m​l​?​t​i​d​=​w​p​_​i​pad .

[7] Priest D. & Arkin W., ‘Top Secret Ame­ri­ca: A look at the military’s Joint Spe­cial Ope­ra­tions Com­mand’, 2 sep­tiem­bre 2011, http://​www​.washing​ton​post​.com/​w​o​r​l​d​/​n​a​t​i​o​n​a​l​-​s​e​c​u​r​i​t​y​/​t​o​p​-​s​e​c​r​e​t​-​a​m​e​r​i​c​a​-​a​-​l​o​o​k​-​a​t​-​t​h​e​-​m​i​l​i​t​a​r​y​s​-​j​o​i​n​t​-​s​p​e​c​i​a​l​-​o​p​e​r​a​t​i​o​n​s​-​c​o​m​m​a​n​d​/​2​0​1​1​/​0​8​/​3​0​/​g​I​Q​A​v​Y​u​A​x​J​_​s​t​o​r​y​.​h​tml .

[8] Van­de­pit­te M., ‘Mla­dic opge­pakt, nu nog de top­te­rro­rist van Ame­ri­ka’, http://​www​.dewe​reld​mor​gen​.be/​a​r​t​i​k​e​l​s​/​2​0​1​1​/​0​5​/​2​7​/​m​l​a​d​i​c​-​o​p​g​e​p​a​k​t​-​n​u​-​n​o​g​-​d​e​-​t​o​p​t​e​r​r​o​r​i​s​t​-​v​a​n​-​a​m​e​r​ika .

[9] Finan­cial Times, 6 sep­tiem­bre 2011, p. 9.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.