Del mode­lo libio al mode­lo vene­zo­lano – Luis Brit­to Gar­cia

Lúci­do aná­li­sis del inte­lec­tual vene­zo­lano Luis Brit­to Gar­cía sobre Libia y Vene­zue­la, y los mis­mos peli­gros que pen­den de las dos nacio­nes

1

El 8 y 9 de sep­tiem­bre par­ti­ci­pé en Bue­nos Aires en un even­to de Le Mon­de Diplo­ma­ti­que sobre “Las Revo­lu­cio­nes en el Mun­do Ára­be y la Geo­po­lí­ti­ca Mun­dial”. Los demás ponen­tes men­cio­na­ron la pala­bra hidro­car­bu­ros ape­nas dos veces. En Libia hay reser­vas petro­le­ras de 40.000 millo­nes de barri­les. Los hidro­car­bu­ros son el com­bus­ti­ble de la geo­po­lí­ti­ca actual. En Vene­zue­la hay reser­vas de 80.582 millo­nes de barri­les. Simi­la­res rique­zas pro­pi­cian des­ti­nos pare­ci­dos.

2

En Libia, Kada­fi expul­só las bases mili­ta­res extran­je­ras, nacio­na­li­zó la mayor par­te de la indus­tria petro­le­ra, se unió a la OPEP, lan­zó una polí­ti­ca de inte­gra­ción de los pue­blos ára­bes y afri­ca­nos y de los movi­mien­tos revo­lu­cio­na­rios inter­na­cio­na­les. En Vene­zue­la Chá­vez evi­tó la ins­ta­la­ción de bases mili­ta­res extran­je­ras y la pri­va­ti­za­ción de la indus­tria petro­le­ra, revi­go­ri­zó la OPEP, pro­mo­vió la inte­gra­ción de Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be y su soli­da­ri­dad con el Ter­cer Mun­do y los No Ali­nea­dos, y aso­ma la idea de una nue­va Inter­na­cio­nal Socia­lis­ta.

3

En Libia mono­po­lios mediá­ti­cos trans­na­cio­na­les exa­ge­ra­ron el alcan­ce de mani­fes­ta­cio­nes opo­si­to­ras, min­tie­ron que el gobierno las había bom­bar­dea­do, reco­no­cie­ron a una Jun­ta que no repre­sen­ta­ba al pue­blo libio ni domi­na­ba el país. En Vene­zue­la mono­po­lios mediá­ti­cos trans­na­cio­na­les y nacio­na­les exa­ge­ra­ron el alcan­ce de mani­fes­ta­cio­nes opo­si­to­ras, min­tie­ron que el gobierno las había aba­lea­do, reco­no­cie­ron a un dic­ta­dor ele­gi­do por nadie que fue pues­to en fuga por todos.

4

En Libia las redes infor­má­ti­cas fue­ron inter­fe­ri­das o des­co­nec­ta­das en cuan­to arran­có el bom­bar­deo. En Vene­zue­la el ABA y el correo de Cantv están casi des­co­nec­ta­dos, y la admi­nis­tra­ción ape­nas comien­za el pro­ce­so de ins­ta­lar el soft­wa­re libre que nos haría invul­ne­ra­bles al sabo­ta­je infor­má­ti­co.

5

A Libia los finan­cie­ros le con­fis­ca­ron 270.000 millo­nes de dóla­res de reser­vas inter­na­cio­na­les colo­ca­das en ban­cos del exte­rior. En Vene­zue­la tene­mos 28.319 millo­nes de dóla­res de reser­vas inter­na­cio­na­les ame­na­za­das por infi­ni­dad de deman­das teme­ra­rias ante una depen­den­cia del Ban­co Mun­dial lla­ma­da Cen­tro Inter­na­cio­nal de Arre­glo de las Dife­ren­cias sobre Inver­sio­nes (CIADI), y ape­nas aho­ra deci­di­mos reti­rar­nos de ella para que árbi­tros o jue­ces extran­je­ros no deci­dan sobre nues­tros con­tra­tos de inte­rés públi­co.

6

Libia fue expul­sa­da de la Comi­sión de los Dere­chos Huma­nos de la ONU; la Cor­te Penal Inter­na­cio­nal dic­tó auto de deten­ción con­tra su Pre­si­den­te. Con­tra Vene­zue­la la Comi­sión Inter­ame­ri­ca­na de Dere­chos Huma­nos de la OEA ame­tra­lla pro­nun­cia­mien­tos fun­da­dos en notas de pren­sa caren­tes de vera­ci­dad, en pre­sun­cio­nes sobre hechos hipo­té­ti­cos, futu­ros e incier­tos, o sobre mate­rias acer­ca de las cua­les no se ha pro­nun­cia­do la juris­dic­ción inter­na; mien­tras la Cor­te Inter­ame­ri­ca­na absuel­ve fun­cio­na­rios vene­zo­la­nos con­de­na­dos por corrup­ción; todo ello como preám­bu­lo de una con­de­na­to­ria al país que podría ser­vir de coar­ta­da para inva­dir­lo.

7

En Libia la des­es­ta­bi­li­za­ción fomen­tó dife­ren­cias entre cre­dos, regio­nes, etnias y tri­bus. En Vene­zue­la la pro­pa­gan­da inven­ta o pro­fun­di­za dife­ren­cias regio­na­les o étni­cas sece­sio­nis­tas, para con­ven­cer a unos vene­zo­la­nos de que son dis­tin­tos y tie­nen dere­chos dife­ren­tes de los otros.

8

En Libia, el grue­so de las fuer­zas inva­so­ras está cons­ti­tui­do por reac­cio­na­rios monár­qui­cos, mer­ce­na­rios, efec­ti­vos del ejér­ci­to de Qatar y, según John Bren­nan, ase­sor sobre terro­ris­mo de Oba­ma, “algu­nos miem­bros del Gru­po Com­ba­tien­te Islá­mi­co de Libia (LIFG), filial de Al Qae­da, han teni­do cone­xio­nes en el pasa­do con Al Qae­da en Sudán, Afga­nis­tán o Paquis­tán” (“John Bren­nan: ¿Al Qae­da es malo en Irak y Afga­nis­tán pero no en Libia?” Deb­ka­fi­les, 4 – 9‑2011). En Vene­zue­la ope­ra hace años una infil­tra­ción para­mi­li­tar que cubre el país, cobra vacu­nas, ins­ta­la alca­ba­las, suplan­ta al ham­pa ver­ná­cu­la y legi­ti­ma capi­ta­les en gari­tos, bin­gos y casi­nos.

9

En Libia, según el Par­ti­do Arge­lino para la Demo­cra­cia y el Socia­lis­mo, fue­ron toman­do fuer­za las frac­cio­nes “buro­crá­ti­cas-comer­cian­tes corrom­pi­das del régi­men libio, alia­das al impe­ria­lis­mo”, las cua­les “esta­ban en con­flic­to cada vez más vio­len­to con el ala patrió­ti­ca y más o menos anti­im­pe­ria­lis­ta repre­sen­ta­da de hecho por Kada­fi, a cau­sa de su recha­zo en satis­fa­cer sus inten­tos de aca­pa­ra­mien­to direc­to de las rique­zas nacio­na­les a tra­vés de las pri­va­ti­za­cio­nes, la libe­ra­li­za­ción del comer­cio exte­rior, el retro­ce­so en pro­fun­di­dad de las leyes que rigen la explo­ta­ción de los hidro­car­bu­ros”. La polí­ti­ca eco­nó­mi­ca impues­ta des­de 2003 por tales buró­cra­tas-comer­cian­tes “ha teni­do por resul­ta­do dis­gus­tar las capas labo­rio­sas. Pro­vo­có la caí­da de su poder de com­pra des­pués de la supre­sión de la sub­ven­ción de pro­duc­tos bási­cos, el des­em­pleo como con­se­cuen­cia del cie­rre o de la pri­va­ti­za­ción de las empre­sas publi­cas, la pau­pe­ri­za­ción de las masas y de los jóve­nes. El enri­que­ci­mien­to de una mino­ría de bene­fi­cia­rios y el empo­bre­ci­mien­to de la mayo­ría, tal ha sido el resul­ta­do del com­pro­mi­so empe­ña­do con el impe­ria­lis­mo y las capas comer­cian­tes para inten­tar obte­ner el fin del blo­queo cri­mi­nal impues­to por los Esta­dos impe­ria­lis­tas”. Por otra par­te Kada­fi habría entre­ga­do revo­lu­cio­na­rios a sus per­se­gui­do­res y “cega­do por un anti­co­mu­nis­mo pri­ma­rio, per­mi­tió al gene­ral Numey­ri ins­tau­rar en 1970 una dic­ta­du­ra san­gui­na­ria en Sudan entre­gán­do­le los ofi­cia­les pro­gre­sis­tas que habían inten­ta­do derro­car­lo” (http://​pads​.ifran​ce​.com/28 – 8‑2011). En Vene­zue­la no repe­ti­re­mos esos erro­res.

10

En Libia el impe­rio tie­ne como pri­mer obje­ti­vo polí­ti­co el ase­si­na­to de Kada­fi: en 1981, News­week reve­la que el direc­tor de ope­ra­cio­nes de la CIA, Max Hogel, pla­nea su derro­ca­mien­to y mag­ni­ci­dio; en 1986 Reagan orde­na bom­bar­dear su resi­den­cia y le mata una hija y un cen­te­nar de com­pa­trio­tas; en octu­bre de 1993 mili­ta­res libios fra­ca­san en tres inten­tos de liqui­dar­lo; en 1998 duran­te un aten­ta­do en Ate­nas le matan a su guar­da­es­pal­das feme­ni­na Aisha y lesio­nan de gra­ve­dad a otras sie­te guar­dia­nas; aho­ra con­cen­tran los bom­bar­deos en su resi­den­cia, le ani­qui­lan hijos y parien­tes y ponen su cabe­za a pre­cio. En Vene­zue­la hemos per­di­do la cuen­ta de las inci­ta­cio­nes mediá­ti­cas al mag­ni­ci­dio de Hugo Chá­vez Frías, de las ten­ta­ti­vas de eje­cu­tar­lo y de la ausen­cia de san­cio­nes.

11

En Libia 20.000 ata­ques aéreos de la OTAN en seis meses pro­vo­can más de 60.000 muer­tos, en su mayo­ría civi­les. En Vene­zue­la par­te de la opo­si­ción reza día y noche por el dilu­vio de bom­bas que les devuel­va el poder que los votos le nie­gan. Gue­rra avi­sa­da no mata Revo­lu­ción.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *