Del mode­lo libio al mode­lo vene­zo­lano – Luis Brit­to Garcia

Lúci­do aná­li­sis del inte­lec­tual vene­zo­lano Luis Brit­to Gar­cía sobre Libia y Vene­zue­la, y los mis­mos peli­gros que pen­den de las dos naciones

1

El 8 y 9 de sep­tiem­bre par­ti­ci­pé en Bue­nos Aires en un even­to de Le Mon­de Diplo­ma­ti­que sobre “Las Revo­lu­cio­nes en el Mun­do Ára­be y la Geo­po­lí­ti­ca Mun­dial”. Los demás ponen­tes men­cio­na­ron la pala­bra hidro­car­bu­ros ape­nas dos veces. En Libia hay reser­vas petro­le­ras de 40.000 millo­nes de barri­les. Los hidro­car­bu­ros son el com­bus­ti­ble de la geo­po­lí­ti­ca actual. En Vene­zue­la hay reser­vas de 80.582 millo­nes de barri­les. Simi­la­res rique­zas pro­pi­cian des­ti­nos parecidos.

2

En Libia, Kada­fi expul­só las bases mili­ta­res extran­je­ras, nacio­na­li­zó la mayor par­te de la indus­tria petro­le­ra, se unió a la OPEP, lan­zó una polí­ti­ca de inte­gra­ción de los pue­blos ára­bes y afri­ca­nos y de los movi­mien­tos revo­lu­cio­na­rios inter­na­cio­na­les. En Vene­zue­la Chá­vez evi­tó la ins­ta­la­ción de bases mili­ta­res extran­je­ras y la pri­va­ti­za­ción de la indus­tria petro­le­ra, revi­go­ri­zó la OPEP, pro­mo­vió la inte­gra­ción de Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be y su soli­da­ri­dad con el Ter­cer Mun­do y los No Ali­nea­dos, y aso­ma la idea de una nue­va Inter­na­cio­nal Socialista.

3

En Libia mono­po­lios mediá­ti­cos trans­na­cio­na­les exa­ge­ra­ron el alcan­ce de mani­fes­ta­cio­nes opo­si­to­ras, min­tie­ron que el gobierno las había bom­bar­dea­do, reco­no­cie­ron a una Jun­ta que no repre­sen­ta­ba al pue­blo libio ni domi­na­ba el país. En Vene­zue­la mono­po­lios mediá­ti­cos trans­na­cio­na­les y nacio­na­les exa­ge­ra­ron el alcan­ce de mani­fes­ta­cio­nes opo­si­to­ras, min­tie­ron que el gobierno las había aba­lea­do, reco­no­cie­ron a un dic­ta­dor ele­gi­do por nadie que fue pues­to en fuga por todos.

4

En Libia las redes infor­má­ti­cas fue­ron inter­fe­ri­das o des­co­nec­ta­das en cuan­to arran­có el bom­bar­deo. En Vene­zue­la el ABA y el correo de Cantv están casi des­co­nec­ta­dos, y la admi­nis­tra­ción ape­nas comien­za el pro­ce­so de ins­ta­lar el soft­wa­re libre que nos haría invul­ne­ra­bles al sabo­ta­je informático.

5

A Libia los finan­cie­ros le con­fis­ca­ron 270.000 millo­nes de dóla­res de reser­vas inter­na­cio­na­les colo­ca­das en ban­cos del exte­rior. En Vene­zue­la tene­mos 28.319 millo­nes de dóla­res de reser­vas inter­na­cio­na­les ame­na­za­das por infi­ni­dad de deman­das teme­ra­rias ante una depen­den­cia del Ban­co Mun­dial lla­ma­da Cen­tro Inter­na­cio­nal de Arre­glo de las Dife­ren­cias sobre Inver­sio­nes (CIADI), y ape­nas aho­ra deci­di­mos reti­rar­nos de ella para que árbi­tros o jue­ces extran­je­ros no deci­dan sobre nues­tros con­tra­tos de inte­rés público.

6

Libia fue expul­sa­da de la Comi­sión de los Dere­chos Huma­nos de la ONU; la Cor­te Penal Inter­na­cio­nal dic­tó auto de deten­ción con­tra su Pre­si­den­te. Con­tra Vene­zue­la la Comi­sión Inter­ame­ri­ca­na de Dere­chos Huma­nos de la OEA ame­tra­lla pro­nun­cia­mien­tos fun­da­dos en notas de pren­sa caren­tes de vera­ci­dad, en pre­sun­cio­nes sobre hechos hipo­té­ti­cos, futu­ros e incier­tos, o sobre mate­rias acer­ca de las cua­les no se ha pro­nun­cia­do la juris­dic­ción inter­na; mien­tras la Cor­te Inter­ame­ri­ca­na absuel­ve fun­cio­na­rios vene­zo­la­nos con­de­na­dos por corrup­ción; todo ello como preám­bu­lo de una con­de­na­to­ria al país que podría ser­vir de coar­ta­da para invadirlo.

7

En Libia la des­es­ta­bi­li­za­ción fomen­tó dife­ren­cias entre cre­dos, regio­nes, etnias y tri­bus. En Vene­zue­la la pro­pa­gan­da inven­ta o pro­fun­di­za dife­ren­cias regio­na­les o étni­cas sece­sio­nis­tas, para con­ven­cer a unos vene­zo­la­nos de que son dis­tin­tos y tie­nen dere­chos dife­ren­tes de los otros.

8

En Libia, el grue­so de las fuer­zas inva­so­ras está cons­ti­tui­do por reac­cio­na­rios monár­qui­cos, mer­ce­na­rios, efec­ti­vos del ejér­ci­to de Qatar y, según John Bren­nan, ase­sor sobre terro­ris­mo de Oba­ma, “algu­nos miem­bros del Gru­po Com­ba­tien­te Islá­mi­co de Libia (LIFG), filial de Al Qae­da, han teni­do cone­xio­nes en el pasa­do con Al Qae­da en Sudán, Afga­nis­tán o Paquis­tán” (“John Bren­nan: ¿Al Qae­da es malo en Irak y Afga­nis­tán pero no en Libia?” Deb­ka­fi­les, 4 – 9‑2011). En Vene­zue­la ope­ra hace años una infil­tra­ción para­mi­li­tar que cubre el país, cobra vacu­nas, ins­ta­la alca­ba­las, suplan­ta al ham­pa ver­ná­cu­la y legi­ti­ma capi­ta­les en gari­tos, bin­gos y casinos.

9

En Libia, según el Par­ti­do Arge­lino para la Demo­cra­cia y el Socia­lis­mo, fue­ron toman­do fuer­za las frac­cio­nes “buro­crá­ti­cas-comer­cian­tes corrom­pi­das del régi­men libio, alia­das al impe­ria­lis­mo”, las cua­les “esta­ban en con­flic­to cada vez más vio­len­to con el ala patrió­ti­ca y más o menos anti­im­pe­ria­lis­ta repre­sen­ta­da de hecho por Kada­fi, a cau­sa de su recha­zo en satis­fa­cer sus inten­tos de aca­pa­ra­mien­to direc­to de las rique­zas nacio­na­les a tra­vés de las pri­va­ti­za­cio­nes, la libe­ra­li­za­ción del comer­cio exte­rior, el retro­ce­so en pro­fun­di­dad de las leyes que rigen la explo­ta­ción de los hidro­car­bu­ros”. La polí­ti­ca eco­nó­mi­ca impues­ta des­de 2003 por tales buró­cra­tas-comer­cian­tes “ha teni­do por resul­ta­do dis­gus­tar las capas labo­rio­sas. Pro­vo­có la caí­da de su poder de com­pra des­pués de la supre­sión de la sub­ven­ción de pro­duc­tos bási­cos, el des­em­pleo como con­se­cuen­cia del cie­rre o de la pri­va­ti­za­ción de las empre­sas publi­cas, la pau­pe­ri­za­ción de las masas y de los jóve­nes. El enri­que­ci­mien­to de una mino­ría de bene­fi­cia­rios y el empo­bre­ci­mien­to de la mayo­ría, tal ha sido el resul­ta­do del com­pro­mi­so empe­ña­do con el impe­ria­lis­mo y las capas comer­cian­tes para inten­tar obte­ner el fin del blo­queo cri­mi­nal impues­to por los Esta­dos impe­ria­lis­tas”. Por otra par­te Kada­fi habría entre­ga­do revo­lu­cio­na­rios a sus per­se­gui­do­res y “cega­do por un anti­co­mu­nis­mo pri­ma­rio, per­mi­tió al gene­ral Numey­ri ins­tau­rar en 1970 una dic­ta­du­ra san­gui­na­ria en Sudan entre­gán­do­le los ofi­cia­les pro­gre­sis­tas que habían inten­ta­do derro­car­lo” (http://​pads​.ifran​ce​.com/28 – 8‑2011). En Vene­zue­la no repe­ti­re­mos esos errores.

10

En Libia el impe­rio tie­ne como pri­mer obje­ti­vo polí­ti­co el ase­si­na­to de Kada­fi: en 1981, News­week reve­la que el direc­tor de ope­ra­cio­nes de la CIA, Max Hogel, pla­nea su derro­ca­mien­to y mag­ni­ci­dio; en 1986 Reagan orde­na bom­bar­dear su resi­den­cia y le mata una hija y un cen­te­nar de com­pa­trio­tas; en octu­bre de 1993 mili­ta­res libios fra­ca­san en tres inten­tos de liqui­dar­lo; en 1998 duran­te un aten­ta­do en Ate­nas le matan a su guar­da­es­pal­das feme­ni­na Aisha y lesio­nan de gra­ve­dad a otras sie­te guar­dia­nas; aho­ra con­cen­tran los bom­bar­deos en su resi­den­cia, le ani­qui­lan hijos y parien­tes y ponen su cabe­za a pre­cio. En Vene­zue­la hemos per­di­do la cuen­ta de las inci­ta­cio­nes mediá­ti­cas al mag­ni­ci­dio de Hugo Chá­vez Frías, de las ten­ta­ti­vas de eje­cu­tar­lo y de la ausen­cia de sanciones.

11

En Libia 20.000 ata­ques aéreos de la OTAN en seis meses pro­vo­can más de 60.000 muer­tos, en su mayo­ría civi­les. En Vene­zue­la par­te de la opo­si­ción reza día y noche por el dilu­vio de bom­bas que les devuel­va el poder que los votos le nie­gan. Gue­rra avi­sa­da no mata Revolución.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.