Una nue­va sen­ten­cia de un tri­bu­nal de excep­ción espa­ñol con­tra el pue­blo vas­co- Red Roja

Hoy se ha publi­ca­do la sen­ten­cia de la Audien­cia Nacio­nal sobre el lla­ma­do caso Bate­ra­gu­ne en la que el tri­bu­nal espe­cial espa­ñol ha con­de­na­do a Arnal­do Ote­gi y Rafa Díez a diez años de pri­sión por «per­te­nen­cia a orga­ni­za­ción terro­ris­ta en gra­do de diri­gen­tes» y a Sonia Jacin­to, Arkaitz Rodrí­guez y Miren Zaba­le­ta a ocho años por el mis­mo deli­to en con­cep­to de autores.

La pirue­ta es vie­ja en la his­to­ria de los jui­cios polí­ti­cos con­tra mili­tan­tes inde­pen­den­tis­tas: “dise­ña­ban una estra­te­gia de acu­mu­la­ción de fuer­zas sobe­ra­nis­tas”, y eso no es ile­gal, sin embar­go lo hacían “siguien­do las supe­rio­res direc­tri­ces de ETA”, y eso cla­ro, es otra cosa.

Reu­nir­se en la sede de LAB, des­pla­zar­se para entre­vis­tas con el “entorno de ETA” (si la moti­va­ción es de nor­ma­li­za­ción y paci­fi­ca­ción es lo de menos), uti­li­zar simi­la­res nomen­cla­tu­ras o ter­mi­no­lo­gías o la “pal­ma­ria ausen­cia de actua­cio­nes de los acu­sa­dos que deno­ten un ver­da­de­ro y real dis­tan­cia­mien­to de las tesis arma­das” (aun­que esto nie­gue la reali­dad de años de polí­ti­cas en sen­ti­do con­tra­rio), son las prue­bas que esgri­me el tri­bu­nal excep­cio­nal para pro­bar que los mili­tan­tes aber­tza­les son par­te de ETA.

Des­de Red Roja insis­ti­mos en mani­fes­tar, como lo veni­mos hacien­do des­de hace casi una déca­da, que la polí­ti­ca anti­te­rro­ris­ta espa­ño­la des­de la Tran­si­ción y, sobre todo, des­de la apro­ba­ción de la Ley de Par­ti­dos, está estric­ta­men­te dise­ña­da para per­se­guir a la disi­den­cia polí­ti­ca revo­lu­cio­na­ria y anti­ca­pi­ta­lis­tay para inten­tar que­bran­tar la volun­tad de lucha de los pue­blos opri­mi­dos por el Estado.

Hoy, cuan­do el Esta­do espa­ñol inten­ta hacer pasar a otra tan­da de pre­sos polí­ti­cos como inte­gran­tes o diri­gen­tes de la orga­ni­za­ción arma­da (¿ya son cuan­tos?), nos reafir­ma­mos en la tesis. La pan­to­mi­ma demo­crá­ti­ca del esta­do de dere­cho espa­ñol no enga­ña a casi nadie en Eus­kal Herria y cada vez a menos ilu­sos en el res­to del esta­do. Sin embar­go, aun­que todas las manio­bras esta­ta­les des­de el bor­de exte­rior de la lega­li­dad van fra­ca­san­do, o qui­zá por eso, la repre­sión man­tie­ne su máxi­mo nivel.

Red Roja quie­re de nue­vo expre­sar su soli­da­ri­dad con los mili­tan­tes injus­ta­men­te con­de­na­dos, con sus fami­lias y con toda la Izquier­da Aber­tza­le de Eus­kal Herria.

Una vez más un tri­bu­nal de excep­ción como la Audien­cia Nacio­nal, cuya exis­ten­cia mis­ma nie­ga el Esta­do de Dere­cho que la Cons­ti­tu­ción de 1978 pro­cla­ma y cons­ti­tui­do “ad hoc” por la extre­ma dere­cha del apa­ra­to judi­cial, se eri­ge en baluar­te de las posi­cio­nes empe­ña­das en blo­quear cual­quier sali­da demo­crá­ti­ca al con­flic­to vasco.

Si los tri­bu­na­les de excep­ción con­si­de­ran que “las ideas que defien­den» los encau­sa­dos «se han con­ver­ti­do en per­ni­cio­sas por la car­ga de vio­len­cia polí­ti­ca y ate­mo­ri­za­ción social que inclu­yen», noso­tros segui­re­mos man­te­nien­do que la lucha his­tó­ri­ca sos­te­ni­da por la auto­de­ter­mi­na­ción como cla­se y como pue­blo por la Izquier­da Aber­tza­le es, no solo legí­ti­ma, sino inclu­so ejem­pla­ri­zan­te para el res­to de pue­blos del esta­do y la cla­se tra­ba­ja­do­ra. Los pue­blos tie­nen dere­cho a luchar por la auto­de­ter­mi­na­ción y el socia­lis­mo y saben muy bien lo que real­men­te les ate­mo­ri­za: la depen­den­cia polí­ti­ca y eco­nó­mi­ca, la pre­ca­rie­dad, el paro, la injus­ti­cia social, la mar­gi­na­ción, las gue­rras impe­ria­lis­tas, la fal­ta de liber­tad, la represión,…

Si este nue­vo gol­pe inten­ta lami­nar el espí­ri­tu de lucha y toda espe­ran­za de trans­for­ma­ción, noso­tros, des­de la Red Roja, y uti­li­zan­do las más recien­tes líneas escri­tas por Arnal­do Ote­gi: «Nin­gu­na deten­ción, jui­cio ni sen­ten­cia va a sacar­nos del camino empren­di­do», reafir­ma­mos nues­tro com­pro­mi­so con el pue­blo de Eus­kal Herria en la segu­ri­dad de que ese camino no aca­ba en el final de la vio­len­cia sino en la vic­to­ria total de sus aspiraciones.

Red Roja entien­de que la impres­cin­di­ble soli­da­ri­dad de los pue­blos del Esta­do espa­ñol con la lucha del pue­blo vas­co con­tra la repre­sión y por sus dere­chos nacio­na­les for­ma par­te de la lucha de la cla­se obre­ra y de los pue­blos del res­to del Esta­do por enfren­tar – hoy más que nun­ca – un engra­na­je ins­ti­tu­cio­nal repre­sen­ta­do por la Cons­ti­tu­ción de 1978, capi­ta­lis­ta, monár­qui­ca y que nie­ga el dere­cho de los pue­blos a la sobe­ra­nía y al autodeterminación.

Red Roja pro­mo­ve­rá y apo­ya­rá las mani­fes­ta­cio­nes que en los dife­ren­tes terri­to­rios del Esta­do ten­gan lugar con­tra esta sen­ten­cia y por la liber­tad de las pre­sas y pre­sos polí­ti­cos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.