De Gar­cia Lor­ca a Arnal­do Ote­gi, el esper­pen­to fac­cio­so espa­ñol

Boltxe Kolek­ti­boa

Edi­to­ria­la 

Quie­re la casua­li­dad que coin­ci­da el Tri­bu­nal Inqui­si­to­rial espa­ñol que ha con­de­na­do a los mili­tan­tes de la Izquier­da Aber­tza­le encau­sa­dos en el caso Bate­ra­gu­ne con la emi­sión en la 2 de TVE de la deten­ción, humi­lla­ción y ase­si­na­to del insig­ne Gar­cia Lor­ca. Con aquel cri­men tra­ta­ron de lle­var­se a toda la inte­lec­tua­li­dad anti fas­cis­ta. Gar­cia Lor­ca, Com­panys, Blas Infan­te, Arnal­do Ote­gi y Rafa Díez tie­nen en común más de lo que cree­mos y de lo que ellos mis­mos pue­den pen­sar. A favor de los mili­tan­tes aho­ra con­de­na­dos ha corri­do el tiem­po his­tó­ri­co en que vivi­mos, que aun­que carac­te­ri­za­do por la eter­na repre­sión al nacio­na­lis­mo, prin­ci­pal­men­te al de izquier­das, no per­mi­te a la Espa­ña negra la más terri­ble de sus prác­ti­cas: el cri­men polí­ti­co.

Espa­ña es un esper­pen­to con todas las de la ley y esto no lo maqui­lla ni el pan y cir­co depor­ti­vo del que usan cons­tan­te­men­te. La ver­dad espa­ño­la es la intran­si­gen­cia, la chu­le­ría y la repre­sión. En los últi­mos tiem­pos la Izquier­da Aber­tza­le ha sabi­do salir­se del bucle repre­si­vo espa­ñol con maes­tria, igual que lo hicie­ra Lenin en la I Gue­rra Mun­dial. Las guerrras, los con­flic­tos, tan solo son inevi­ta­bles cuan­do no hay otro camino pero el gue­rre­ris­mo es un nego­cio y una psi­co­pa­tía de los pode­ro­sos, de los mer­ca­de­res de la muer­te. De ahí que a la orga­ni­za­ción Arma­da E.T.A. no le ha cos­ta­do nada parar sus accio­nes ante el aná­li­sis polí­ti­co e inclu­so, la gran deman­da popu­lar que así se lo ha soli­ci­ta­do.

ETA ha dado la pala­bra a la socie­dad vas­ca para que esta se expre­se libre y direc­ta­men­te, pero aque­llo que E.T.A. asu­me con natu­ra­li­dad es inasu­mi­ble para los pará­si­tos que viven de la vio­len­cia y el enfren­ta­mien­to. Estos son la dere­cha fran­quis­ta, el cle­ro nacio­nal ‑cató­li­co de Muni­lla y otros paya­sos como él, los segu­ró­cra­tas como la fami­lia Ore­ja y el clan de Negu­ri o los miles de pis­to­le­ros que pulu­lan por nues­tras calles coti­dia­na­men­te.

Ote­gi, Rafa y sus com­pa­ñe­ros y com­pa­ñe­ra están vivos tan solo por­que Espa­ña no ha podi­do ir has­ta el final, como si hicie­ron con Txi­ki, Otae­gi, Bae­na, San­chez Bra­vo y Gar­cia Sanz. Salen de esta como el res­to de pri­so­ne­ros polí­ti­cos vas­cos, anti­fas­cis­tas, revo­lu­cio­na­rios, liber­ta­rios de casua­li­dad.

Qué tiem­pos los de las par­ti­das falan­gis­tas subien­do a los camio­nes a los pri­sio­ne­ros y pri­sio­ne­ras, con la Guar­dia Civil y sus reque­tés, con los curas ben­di­cien­do aque­llos ase­si­na­tos y robos hoy des­gra­cia­da­men­te, impu­nes. El fas­cis­mo espa­ñol ansía abrir su No – Do con la noti­ca de que «des­ar­ma­da y cau­ti­va, la Izquier­da Aber­tza­le, se ha entre­ga­do, la Gue­rra del Nor­te, ha ter­mi­na­do! ¡Arri­ba Espa­ña!.

Este es el sue­ño húme­do de Rubal­ca­ba, Rajoy, Pedro Jota, Vocen­to, Anson, Ussia y de toda la caver­na mediá­ti­ca espa­ño­la. Ante el esper­pen­to fac­cio­so espa­ñol, la Resis­ten­cia Nacio­nal Vas­ca y quie­nes la apo­yan en cual­quier lugar tie­ne una sola tarea: la Cons­truc­ción Demo­crá­ti­ca de Eus­kal Herria, la denun­cia anti fas­cis­ta, la movi­li­za­ción.

En bre­ves días, Eus­kal Herria res­pon­de­rá en Bil­bo a los inten­tos de geno­ci­dio polí­ti­co del fas­cis­mo espa­ñol con con­tun­den­cia, que nadie lo pon­ga en duda. En sus calles, a buen segu­ro, esta­rán miles de per­so­nas soli­da­rias que podrán hacer bueno el ¡Ven y Cuen­ta­ló! en sus paí­ses de ori­gen. 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *