No hay sen­ten­cia que pue­da parar el camino empren­di­do por Eus­kal Herria- Ezker Abertzalea

En primer lugar, queremos enviar un caluroso y sentido saludo a Arnaldo, Sonia, Arkaitz y a Miren, así como al resto de compañeros y compañeras que conforman el Colectivo de Presas y Presos Políticos Vascos.

icon for podpress Des­car­gar audio

En pri­mer lugar, que­re­mos enviar un calu­ro­so y sen­ti­do salu­do a Arnal­do, Sonia, Arkaitz y a Miren, así como al res­to de com­pa­ñe­ros y com­pa­ñe­ras que con­for­man el Colec­ti­vo de Pre­sas y Pre­sos Polí­ti­cos Vas­cos. La sen­ten­cia dada a cono­cer hoy por la Audien­cia Nacio­nal espa­ño­la es a ojos de nues­tro pue­blo inacep­ta­ble e incom­pre­si­ble, ade­más de total­men­te escan­da­lo­sa. La mayo­ría de la ciu­da­da­nía vas­ca, así como los agen­tes polí­ti­cos, socia­les y sin­di­ca­les del país así lo entien­den. Esta sen­ten­cia pro­vo­ca indig­na­ción en Eus­kal Herria y no hace sino ampliar y pro­fun­di­zar la grie­ta entre Eus­kal Herria y el Esta­do español.

La ope­ra­ción poli­cial de octu­bre del 2009, los encar­ce­la­mien­tos pos­te­rio­res y la sen­ten­cia dada a cono­cer hoy tie­nen como obje­ti­vo impo­si­bi­li­tar el deba­te y cam­bio estra­té­gi­co de la Izquier­da Aber­tza­le. Como es evi­den­te, no lo han logra­do. Ni lo lograran.

La volun­tad y esfuer­zo de las com­pa­ñe­ras y com­pa­ñe­ros que hoy han sido con­de­na­dos, jun­to con la apor­ta­ción de la mili­tan­cia inde­pen­den­tis­ta, han hecho posi­ble la nue­va situa­ción polí­ti­ca que vivi­mos en Eus­kal Herria. Y la sen­ten­cia de hoy trae con­si­go la res­pues­ta de Madrid a la nue­va situa­ción polí­ti­ca: más rodi­llo represivo.

Madrid quie­re con esta sen­ten­cia enviar un men­sa­je a este pue­blo: Yo no voy a cam­biar de acti­tud, voy a con­ti­nuar con la repre­sión, con la vul­ne­ra­ción de dere­chos y con la impo­si­ción. Pero Madrid debe saber que su estra­te­gia no se entien­de, no se com­par­te y es abso­lu­ta­men­te per­de­do­ra en nues­tro país.

Tan­to la ope­ra­ción poli­cial del 2009 como el jui­cio y la sen­ten­cia tie­nen unos evi­den­tes res­pon­sa­bles polí­ti­cos: el PSOE y el PP.

Tene­mos que situar el jui­cio y la sen­ten­cia den­tro de la acti­tud boi­co­tea­do­ra que ambos par­ti­dos han man­te­ni­do a lo lar­go de los últi­mos meses. Ambas for­ma­cio­nes han desa­rro­lla­do una polí­ti­ca cla­ra­men­te sabo­tea­do­ra res­pec­to a la nue­va era abier­ta en Eus­kal Herria. La sen­ten­cia de hoy es un cla­ro ejem­plo de ello.

Pese a que el sello se lo haya pues­to la Audien­cia Nacio­nal, la base de la sen­ten­cia está en la estra­te­gia polí­ti­ca que para con nues­tro pue­blo desa­rro­llan PSOE y PP: han res­pon­di­do afi­lan­do las herra­mien­tas repre­si­vas para inten­tar trun­car la nue­va situa­ción. Esta sen­ten­cia es el últi­mo paso dado en esta estra­te­gia. Al fin y al cabo, nos encon­tra­mos ante una sen­ten­cia polí­ti­ca para un jui­cio político.

Pero, ¿a qué vie­ne esta bar­ba­ri­dad jurídica?
El cam­bio estra­té­gi­co de la Izquier­da Aber­tza­le ha teni­do dos con­se­cuen­cias direc­tas en muy poco tiem­po: por un lado, ha reci­bi­do un gran apo­yo popu­lar; por otro lado, ha deja­do al des­cu­bier­to la acti­tud nega­cio­nis­ta y anti­de­mo­crá­ti­ca del Esta­do español.

A día de hoy, nues­tro pue­blo per­ci­be con más niti­dez que nun­ca por que y para que uti­li­za el Esta­do espa­ñol el rodi­llo repre­si­vo: El Esta­do care­ce de ofer­ta demo­crá­ti­ca para Eus­kal Herria e inten­ta disi­mu­lar su debi­li­dad median­te la uti­li­za­ción de la vio­len­cia. Hoy en día, úni­ca­men­te el Esta­do espa­ñol uti­li­za la vio­len­cia con­tra la ciu­da­da­nía vas­ca. Esa acti­tud deja al Esta­do sin legi­ti­mi­dad ante el pue­blo vasco.

El Esta­do espa­ñol está resul­tan­do per­de­dor en el deba­te polí­ti­co. Aun­que pre­ten­da escon­der median­te la uti­li­za­ción de la vio­len­cia y la ame­na­za su fal­ta de ofer­ta, pro­pues­ta o alter­na­ti­va, el Esta­do espa­ñol está per­dien­do posi­cio­nes a pasos agi­gan­ta­dos en Eus­kal Herria, día a día. El pro­yec­to de la Izquier­da Aber­tza­le, sin embar­go, ha obte­ni­do cen­tra­li­dad polí­ti­ca gra­cias al apo­yo popu­lar masivo.

Los tiem­pos de la nega­ción y la impo­si­ción están lle­gan­do a su fin; en Eus­kal Herria se está abrien­do, esta­mos abrien­do, la era de la demo­cra­cia y la acep­ta­ción de los dere­chos nacio­na­les, colec­ti­vos e individuales.

Esta con­de­na demues­tra la ver­da­de­ra ame­na­za y agre­sión del esta­do espa­ñol, pero no úni­ca­men­te con­tra la Izquier­da Aber­tza­le, si no que con­tra toda la ciu­da­da­nía y agen­tes polí­ti­cos, sin­di­ca­les y socia­les que han hecho una apues­ta por impul­sar la solu­ción y la demo­cra­cia en Eus­kal Herria. Ahí quie­re gol­pear la sen­ten­cia, en el cam­bio. El esta­do pre­ten­de insi­nuar que se haga lo que se haga en Eus­kal Herria, siem­pre se topa­ra con el rodi­llo repre­si­vo. El esta­do pre­ten­de gene­rar frus­tra­ción. Pero no hay lugar para la frus­tra­ción, no cuan­do este pue­blo está dan­do gran­des pasos en la con­quis­ta de un esce­na­rio democrático.

La res­pues­ta, en con­se­cuen­cia, ha de ser acor­de al tama­ño de la agre­sión. Debe­mos de res­pon­der al rodi­llo de la nega­ción y la repre­sión pro­fun­di­zan­do en el camino de la demo­cra­cia que como pue­blo nos corres­pon­de. Ello exi­ge uni­dad de fuer­zas, de una res­pues­ta en cla­ve de pue­blo a Madrid. Hemos de res­pon­der de for­ma aglu­ti­nan­te a la bru­ta­li­dad de la sen­ten­cia y a todos los inten­tos de boi­cot. Con más pueblo.

Nue­vas con­di­cio­nes se han gene­ra­do en Eus­kal Herria. Nues­tro pue­blo está dan­do un enor­me impul­so para reco­rrer el camino hacia la demo­cra­cia, para que los dere­chos que como pue­blo nos corres­pon­den sean admi­ti­dos y res­pe­ta­dos. Esta sen­ten­cia demues­tra la nece­si­dad de seguir pro­fun­di­zan­do en este camino, de arti­cu­lar polí­ti­ca­men­te esa mayo­ría y de avan­zar como pue­blo. No hay sen­ten­cia que pare esta fuer­za popu­lar. La Izquier­da Aber­tza­le no va a fallar­le a su pue­blo. Y nin­gu­na deten­ción, jui­cio o sen­ten­cia va a sacar­nos del camino emprendido.

Para fina­li­zar, que­re­mos decir alto y cla­ro que las per­so­nas hoy con­de­na­das han de estar en la calle, libres, impli­ca­das en la lucha de nues­tro pue­blo y en el pro­ce­so de solu­cio­nes. La Izquier­da Aber­tza­le quie­re mani­fes­tar que Madrid no logra­ra impo­ner su fal­ta de volun­tad a la volun­tad de solu­cio­nes de nues­tro pue­blo, ni con esta sen­ten­cia ni con nin­gu­na otra.

Qui­sié­ra­mos ter­mi­nar con una fra­se uti­li­za­da por Arnal­do Ote­gi en la Audien­cia Nacio­nal: Que nadie aban­do­ne este camino, por­que vamos a ganar.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.