No hay sen­ten­cia que pue­da parar el camino empren­di­do por Eus­kal Herria- Ezker Aber­tza­lea

En primer lugar, queremos enviar un caluroso y sentido saludo a Arnaldo, Sonia, Arkaitz y a Miren, así como al resto de compañeros y compañeras que conforman el Colectivo de Presas y Presos Políticos Vascos.

icon for podpress Des­car­gar audio

En pri­mer lugar, que­re­mos enviar un calu­ro­so y sen­ti­do salu­do a Arnal­do, Sonia, Arkaitz y a Miren, así como al res­to de com­pa­ñe­ros y com­pa­ñe­ras que con­for­man el Colec­ti­vo de Pre­sas y Pre­sos Polí­ti­cos Vas­cos. La sen­ten­cia dada a cono­cer hoy por la Audien­cia Nacio­nal espa­ño­la es a ojos de nues­tro pue­blo inacep­ta­ble e incom­pre­si­ble, ade­más de total­men­te escan­da­lo­sa. La mayo­ría de la ciu­da­da­nía vas­ca, así como los agen­tes polí­ti­cos, socia­les y sin­di­ca­les del país así lo entien­den. Esta sen­ten­cia pro­vo­ca indig­na­ción en Eus­kal Herria y no hace sino ampliar y pro­fun­di­zar la grie­ta entre Eus­kal Herria y el Esta­do espa­ñol.

La ope­ra­ción poli­cial de octu­bre del 2009, los encar­ce­la­mien­tos pos­te­rio­res y la sen­ten­cia dada a cono­cer hoy tie­nen como obje­ti­vo impo­si­bi­li­tar el deba­te y cam­bio estra­té­gi­co de la Izquier­da Aber­tza­le. Como es evi­den­te, no lo han logra­do. Ni lo logra­ran.

La volun­tad y esfuer­zo de las com­pa­ñe­ras y com­pa­ñe­ros que hoy han sido con­de­na­dos, jun­to con la apor­ta­ción de la mili­tan­cia inde­pen­den­tis­ta, han hecho posi­ble la nue­va situa­ción polí­ti­ca que vivi­mos en Eus­kal Herria. Y la sen­ten­cia de hoy trae con­si­go la res­pues­ta de Madrid a la nue­va situa­ción polí­ti­ca: más rodi­llo repre­si­vo.

Madrid quie­re con esta sen­ten­cia enviar un men­sa­je a este pue­blo: Yo no voy a cam­biar de acti­tud, voy a con­ti­nuar con la repre­sión, con la vul­ne­ra­ción de dere­chos y con la impo­si­ción. Pero Madrid debe saber que su estra­te­gia no se entien­de, no se com­par­te y es abso­lu­ta­men­te per­de­do­ra en nues­tro país.

Tan­to la ope­ra­ción poli­cial del 2009 como el jui­cio y la sen­ten­cia tie­nen unos evi­den­tes res­pon­sa­bles polí­ti­cos: el PSOE y el PP.

Tene­mos que situar el jui­cio y la sen­ten­cia den­tro de la acti­tud boi­co­tea­do­ra que ambos par­ti­dos han man­te­ni­do a lo lar­go de los últi­mos meses. Ambas for­ma­cio­nes han desa­rro­lla­do una polí­ti­ca cla­ra­men­te sabo­tea­do­ra res­pec­to a la nue­va era abier­ta en Eus­kal Herria. La sen­ten­cia de hoy es un cla­ro ejem­plo de ello.

Pese a que el sello se lo haya pues­to la Audien­cia Nacio­nal, la base de la sen­ten­cia está en la estra­te­gia polí­ti­ca que para con nues­tro pue­blo desa­rro­llan PSOE y PP: han res­pon­di­do afi­lan­do las herra­mien­tas repre­si­vas para inten­tar trun­car la nue­va situa­ción. Esta sen­ten­cia es el últi­mo paso dado en esta estra­te­gia. Al fin y al cabo, nos encon­tra­mos ante una sen­ten­cia polí­ti­ca para un jui­cio polí­ti­co.

Pero, ¿a qué vie­ne esta bar­ba­ri­dad jurí­di­ca?
El cam­bio estra­té­gi­co de la Izquier­da Aber­tza­le ha teni­do dos con­se­cuen­cias direc­tas en muy poco tiem­po: por un lado, ha reci­bi­do un gran apo­yo popu­lar; por otro lado, ha deja­do al des­cu­bier­to la acti­tud nega­cio­nis­ta y anti­de­mo­crá­ti­ca del Esta­do espa­ñol.

A día de hoy, nues­tro pue­blo per­ci­be con más niti­dez que nun­ca por que y para que uti­li­za el Esta­do espa­ñol el rodi­llo repre­si­vo: El Esta­do care­ce de ofer­ta demo­crá­ti­ca para Eus­kal Herria e inten­ta disi­mu­lar su debi­li­dad median­te la uti­li­za­ción de la vio­len­cia. Hoy en día, úni­ca­men­te el Esta­do espa­ñol uti­li­za la vio­len­cia con­tra la ciu­da­da­nía vas­ca. Esa acti­tud deja al Esta­do sin legi­ti­mi­dad ante el pue­blo vas­co.

El Esta­do espa­ñol está resul­tan­do per­de­dor en el deba­te polí­ti­co. Aun­que pre­ten­da escon­der median­te la uti­li­za­ción de la vio­len­cia y la ame­na­za su fal­ta de ofer­ta, pro­pues­ta o alter­na­ti­va, el Esta­do espa­ñol está per­dien­do posi­cio­nes a pasos agi­gan­ta­dos en Eus­kal Herria, día a día. El pro­yec­to de la Izquier­da Aber­tza­le, sin embar­go, ha obte­ni­do cen­tra­li­dad polí­ti­ca gra­cias al apo­yo popu­lar masi­vo.

Los tiem­pos de la nega­ción y la impo­si­ción están lle­gan­do a su fin; en Eus­kal Herria se está abrien­do, esta­mos abrien­do, la era de la demo­cra­cia y la acep­ta­ción de los dere­chos nacio­na­les, colec­ti­vos e indi­vi­dua­les.

Esta con­de­na demues­tra la ver­da­de­ra ame­na­za y agre­sión del esta­do espa­ñol, pero no úni­ca­men­te con­tra la Izquier­da Aber­tza­le, si no que con­tra toda la ciu­da­da­nía y agen­tes polí­ti­cos, sin­di­ca­les y socia­les que han hecho una apues­ta por impul­sar la solu­ción y la demo­cra­cia en Eus­kal Herria. Ahí quie­re gol­pear la sen­ten­cia, en el cam­bio. El esta­do pre­ten­de insi­nuar que se haga lo que se haga en Eus­kal Herria, siem­pre se topa­ra con el rodi­llo repre­si­vo. El esta­do pre­ten­de gene­rar frus­tra­ción. Pero no hay lugar para la frus­tra­ción, no cuan­do este pue­blo está dan­do gran­des pasos en la con­quis­ta de un esce­na­rio demo­crá­ti­co.

La res­pues­ta, en con­se­cuen­cia, ha de ser acor­de al tama­ño de la agre­sión. Debe­mos de res­pon­der al rodi­llo de la nega­ción y la repre­sión pro­fun­di­zan­do en el camino de la demo­cra­cia que como pue­blo nos corres­pon­de. Ello exi­ge uni­dad de fuer­zas, de una res­pues­ta en cla­ve de pue­blo a Madrid. Hemos de res­pon­der de for­ma aglu­ti­nan­te a la bru­ta­li­dad de la sen­ten­cia y a todos los inten­tos de boi­cot. Con más pue­blo.

Nue­vas con­di­cio­nes se han gene­ra­do en Eus­kal Herria. Nues­tro pue­blo está dan­do un enor­me impul­so para reco­rrer el camino hacia la demo­cra­cia, para que los dere­chos que como pue­blo nos corres­pon­den sean admi­ti­dos y res­pe­ta­dos. Esta sen­ten­cia demues­tra la nece­si­dad de seguir pro­fun­di­zan­do en este camino, de arti­cu­lar polí­ti­ca­men­te esa mayo­ría y de avan­zar como pue­blo. No hay sen­ten­cia que pare esta fuer­za popu­lar. La Izquier­da Aber­tza­le no va a fallar­le a su pue­blo. Y nin­gu­na deten­ción, jui­cio o sen­ten­cia va a sacar­nos del camino empren­di­do.

Para fina­li­zar, que­re­mos decir alto y cla­ro que las per­so­nas hoy con­de­na­das han de estar en la calle, libres, impli­ca­das en la lucha de nues­tro pue­blo y en el pro­ce­so de solu­cio­nes. La Izquier­da Aber­tza­le quie­re mani­fes­tar que Madrid no logra­ra impo­ner su fal­ta de volun­tad a la volun­tad de solu­cio­nes de nues­tro pue­blo, ni con esta sen­ten­cia ni con nin­gu­na otra.

Qui­sié­ra­mos ter­mi­nar con una fra­se uti­li­za­da por Arnal­do Ote­gi en la Audien­cia Nacio­nal: Que nadie aban­do­ne este camino, por­que vamos a ganar.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *