[Libro] Socio­lo­gía de una revo­lu­ción- Frantz Fanon

En este libro, escri­to en 1959, se ana­li­za cómo en los paí­ses domi­na­dos, en mayor o menor medi­da, rige el prin­ci­pio de que «se es rico por­que se es blan­co y se es blan­co por­que se es rico». Ese orden no sólo es eco­nó­mi­co, polí­ti­co y mili­tar, sino que con­lle­va tam­bién la colo­ni­za­ción del ima­gi­na­rio.

El colo­nia­lis­mo, a tra­vés de las uni­ver­si­da­des, arrai­ga pro­fun­da­men­te en el espí­ri­tu del colo­ni­za­do la idea de que las esen­cias son eter­nas. Las esen­cias occi­den­ta­les, por supues­to. El colo­ni­za­do acep­ta lo bien fun­da­do de estas ideas (en pri­mer lugar el indi­vi­dua­lis­mo), y en un replie­gue de su con­cien­cia se con­vier­te en cen­ti­ne­la encar­ga­do de defen­der el pedes­tal gre­co­la­tino.

El colo­nia­lis­mo, recuer­da Fanon, intro­du­jo a mar­ti­lla­zos la idea de una socie­dad de indi­vi­duos don­de cada cual se encie­rra en su sub­je­ti­vi­dad, en el espí­ri­tu sub­te­rrá­neo, el egoís­mo, la recri­mi­na­ción orgu­llo­sa y esa alta­ne­ría pue­ril de que­rer decir siem­pre la últi­ma pala­bra. Y toda la acti­vi­dad polí­ti­ca que de aquí nace (en la que caben las diser­ta­cio­nes sobre el tema de los dere­chos) es polí­ti­co-elec­to­ral, orien­ta­da según la idea de que «cada hom­bre es un voto».

Los par­ti­dos polí­ti­cos del orden colo­ni­za­do, por más nacio­na­lis­tas y demo­crá­ti­cos que se pre­sen­ten, no insis­ten jamás en la prue­ba de la fuer­za, por­que su obje­ti­vo no es la trans­for­ma­ción radi­cal del sis­te­ma. Paci­fis­tas, lega­lis­tas, de hecho par­ti­da­rias del orden, esas for­ma­cio­nes plan­tean cru­da­men­te a la éli­te la deman­da que les pare­ce esen­cial: «Dén­nos par­ti­ci­pa­ción en el poder». El diá­lo­go entre esos par­ti­dos y el sis­te­ma colo­nial no se rom­pe jamás. Se dis­cu­ten arre­glos, repre­sen­ta­ción elec­to­ral, liber­tad de pren­sa, liber­tad de aso­cia­ción y refor­mas. Pero este sis­te­ma no es una máqui­na de pen­sar, no es un cuer­po guia­do por la razón, sino una vio­len­cia orga­ni­za­da, una rela­ción de fuer­za que sólo pue­de incli­nar­se ante otra fuer­za mayor: la fuer­za des­ple­ga­da de todo el pue­blo, como lo demos­tró Viet­nam.

Leer libro com­ple­to

Bajar libro en PDF (55 Mib)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *