[Libro] Socio­lo­gía de una revo­lu­ción- Frantz Fanon

En este libro, escri­to en 1959, se ana­li­za cómo en los paí­ses domi­na­dos, en mayor o menor medi­da, rige el prin­ci­pio de que «se es rico por­que se es blan­co y se es blan­co por­que se es rico». Ese orden no sólo es eco­nó­mi­co, polí­ti­co y mili­tar, sino que con­lle­va tam­bién la colo­ni­za­ción del imaginario.

El colo­nia­lis­mo, a tra­vés de las uni­ver­si­da­des, arrai­ga pro­fun­da­men­te en el espí­ri­tu del colo­ni­za­do la idea de que las esen­cias son eter­nas. Las esen­cias occi­den­ta­les, por supues­to. El colo­ni­za­do acep­ta lo bien fun­da­do de estas ideas (en pri­mer lugar el indi­vi­dua­lis­mo), y en un replie­gue de su con­cien­cia se con­vier­te en cen­ti­ne­la encar­ga­do de defen­der el pedes­tal grecolatino.

El colo­nia­lis­mo, recuer­da Fanon, intro­du­jo a mar­ti­lla­zos la idea de una socie­dad de indi­vi­duos don­de cada cual se encie­rra en su sub­je­ti­vi­dad, en el espí­ri­tu sub­te­rrá­neo, el egoís­mo, la recri­mi­na­ción orgu­llo­sa y esa alta­ne­ría pue­ril de que­rer decir siem­pre la últi­ma pala­bra. Y toda la acti­vi­dad polí­ti­ca que de aquí nace (en la que caben las diser­ta­cio­nes sobre el tema de los dere­chos) es polí­ti­co-elec­to­ral, orien­ta­da según la idea de que «cada hom­bre es un voto».

Los par­ti­dos polí­ti­cos del orden colo­ni­za­do, por más nacio­na­lis­tas y demo­crá­ti­cos que se pre­sen­ten, no insis­ten jamás en la prue­ba de la fuer­za, por­que su obje­ti­vo no es la trans­for­ma­ción radi­cal del sis­te­ma. Paci­fis­tas, lega­lis­tas, de hecho par­ti­da­rias del orden, esas for­ma­cio­nes plan­tean cru­da­men­te a la éli­te la deman­da que les pare­ce esen­cial: «Dén­nos par­ti­ci­pa­ción en el poder». El diá­lo­go entre esos par­ti­dos y el sis­te­ma colo­nial no se rom­pe jamás. Se dis­cu­ten arre­glos, repre­sen­ta­ción elec­to­ral, liber­tad de pren­sa, liber­tad de aso­cia­ción y refor­mas. Pero este sis­te­ma no es una máqui­na de pen­sar, no es un cuer­po guia­do por la razón, sino una vio­len­cia orga­ni­za­da, una rela­ción de fuer­za que sólo pue­de incli­nar­se ante otra fuer­za mayor: la fuer­za des­ple­ga­da de todo el pue­blo, como lo demos­tró Vietnam.

Leer libro completo

Bajar libro en PDF (55 Mib)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.