Eus­kal Herria res­pon­de­rá a la sen­ten­cia «Bate­ra­gu­ne» con una mul­ti­tu­di­na­ria mani­fes­ta­ción en Bilbo

EgunHorif01.jpg
ag.jpg
Infor­ma­ción reco­gi­da de Gara. Den­tro de noti­cia entre­vis­ta con Rafa Diez

Repre­sen­tan­tes de la izquier­da aber­tza­le, EA y Alter­na­ti­ba –Ara­lar no ha podi­do estar por­que cele­bra su con­gre­so – , LAB, STEE-EILAS, ESK, Hiru y EHNE, así como de diver­sos agen­tes socia­les –Loka­rri, Esait, EHBE, EHE, Beha­to­kia, Gaz­te Aber­tza­leak, IA, TAT, Bai Eus­kal Herria­ri– han com­pa­re­ci­do en Donos­tia para dar cuen­ta de la con­vo­ca­to­ria de una mani­fes­ta­ción nacio­nal el pró­xi­mo sába­do en Bil­bo bajo el lema «Epai­ke­ta­rik ez, zigo­rrik ez, esku­bi­de guz­tiak guztiontzat/​No más jui­cios, no más con­de­nas, todos los dere­chos para todos y todas», con el obje­ti­vo de denun­ciar la sen­ten­cia de la Audien­cia Nacio­nal que con­de­na a Arnal­do Ote­gi, Rafa Díez, Sonia Jacin­to, Miren Zaba­le­ta y Arkaitz Rodrí­guez a diez y ocho años de pri­sión. Sus com­pa­ñe­ros Mañel Serra, Txe­lui Moreno y Amaia Esnal, absuel­tos en la cau­sa, tam­bién han que­ri­do estar pre­sen­tes en la comparecencia.

Hai­zea Sola­gu­ren­beas­koa y Josu Bal­ma­se­da, en nom­bre de todos los con­vo­can­tes, han expre­sa­do en pri­mer lugar su «más sen­ti­do apo­yo» a los cin­co con­de­na­dos «úni­ca y exclu­si­va­men­te por desa­rro­llar una labor polí­ti­ca», cuyo tra­ba­jo ha sido, según han des­ta­ca­do, «reco­no­ci­do por un sin­fín de agen­tes vas­cos e internacionales».

A jui­cio de estos agen­tes polí­ti­cos, socia­les y sin­di­ca­les, la sen­ten­cia de la Audien­cia Nacio­nal supo­ne «un ana­cro­nis­mo en el nue­vo tiem­po polí­ti­co abier­to en Eus­kal Herria» y se sitúa «fue­ra de la reali­dad polí­ti­ca y social».

«Se tra­ta de una deci­sión total­men­te opues­ta a la volun­tad mayo­ri­ta­ria de las y los vas­cos, en direc­ción con­tra­ria a lo que la nue­va fase polí­ti­ca requie­re», subrayan.

Con­si­de­ran, ade­más, que «líde­res polí­ti­cos como Arnal­do Ote­gi y Rafa Díez, que repre­sen­tan polí­ti­ca e ideo­ló­gi­ca­men­te a miles de per­so­nas, y que han juga­do un papel impor­tan­te en el pro­ce­so demo­crá­ti­co abier­to», hayan sido encar­ce­la­dos, juz­ga­dos y con­de­na­dos supo­ne, «ade­más de una injus­ti­cia, una con­de­na para el mis­mo pro­ce­so y para miles y miles de per­so­nas que se sien­ten repre­sen­ta­das en su voz».

Sola­gu­ren­beas­koa y Bal­ma­se­da han hecho hin­ca­pié en que la sen­ten­cia cons­ti­tu­ye «un gra­ví­si­mo ata­que a las míni­mas nor­mas y exi­gen­cias demo­crá­ti­cas», y es «un obs­tácu­lo más con­tra las opor­tu­ni­da­des abier­tas hacia la paz y el pro­ce­so de soluciones».

En ese sen­ti­do, entien­den que es «un ata­que direc­to a la socie­dad vas­ca y a su volun­tad mayo­ri­ta­ria de desa­rro­llar una nue­va eta­pa que lle­ve a Eus­kal Herria a un esce­na­rio de paz, demo­cra­cia y liber­tad» y que debe desa­rro­llar­se «en igual­dad de con­di­cio­nes para todos los agen­tes, sin exclu­sión ni repre­sión algu­na y basa­da en el res­pe­to abso­lu­to de todos los dere­chos huma­nos, civi­les y democráticos».

Mani­fes­ta­ción el sába­do y con­cen­tra­cio­nes el jueves

Por ello, con­si­de­ran que «es hora de refor­zar nues­tro com­pro­mi­so ante este tipo de ata­ques», con el fin de «impe­dir que se sigan vul­ne­ran­do los dere­chos más ele­men­ta­les y se siga obs­ta­cu­li­zan­do el desa­rro­llo del pro­ce­so en marcha».

Con ese fin, hacen un lla­ma­mien­to a acu­dir el pró­xi­mo sába­do a Bil­bo, y tam­bién a secun­dar las con­cen­tra­cio­nes que han con­vo­ca­do dos días antes, el jue­ves 22, en las cua­tro capi­ta­les de Hego Eus­kal Herria. En Donos­tia la cita se ha fija­do a las 19.30 ante el Ayun­ta­mien­to; en Iru­ñea a las 19.00 en la pla­za del Ayun­ta­mien­to; en Gas­teiz a las 20.00 en la Vir­gen Blan­ca y en Bil­bo a las 19.30 ante el Arriaga.

A estas movi­li­za­cio­nes hay que sumar las que lle­va­rá a cabo el lunes 19 la mayo­ría sin­di­cal a medio­día en las cua­tro capi­ta­les del sur vasco.

«La socie­dad tie­ne el pro­ta­go­nis­mo y nadie le pue­de robar el futuro»

p007_f01.jpg
Rafa Díez Usa­bia­ga­Con­de­na­do a diez años de cárcel

No era un día fácil para el ex secre­ta­rio gene­ral de LAB, ni en el aspec­to per­so­nal ni en el polí­ti­co, pero a media tar­de aten­día a GARA mien­tras en su móvil no deja­ban de reci­bir­se men­sa­jes de soli­da­ri­dad. El lunes via­ja­rá a Madrid a reco­ger una con­de­na de diez años de pri­sión por con­tri­buir a abrir un camino del que no se arre­pien­te. Al con­tra­rio, ani­ma a «seguir con una con­vic­ción total, pro­fun­di­zan­do con más fuer­za que nun­ca y logran­do que la socie­dad vas­ca sea la protagonista».

Ramón SOLA | DONOSTIA

Sonia Jacin­to reci­bió la noti­fi­ca­ción en la Audien­cia Nacio­nal; Arnal­do Ote­gi, Miren Zaba­le­ta y Arkaitz Rodrí­guez se ente­ra­ron en el camino, en pleno tras­la­do; a Rafa Díez la noti­cia le lle­gó en liber­tad, en Donos­tia, y por eso se con­vir­tió en recep­tor de las mues­tras de apo­yo y en la voz más direc­ta y auto­ri­za­da para valo­rar el fallo y sus efectos.

Antes que nada, ¿cómo se asu­me una con­de­na de diez años de cár­cel a nivel personal?

Está cla­ro que es un fuer­te gol­pe, una sacu­di­da a tu situa­ción más con­cre­ta y cer­ca­na. En el terreno polí­ti­co, la tomo como la prue­ba de que vivi­mos un momen­to his­tó­ri­co, pero a la vez con­vul­so. La izquier­da aber­tza­le está abrien­do un esce­na­rio nue­vo con su ini­cia­ti­va, una fase polí­ti­ca nue­va en la que las rei­vin­di­ca­cio­nes his­tó­ri­cas de este país van a ir emer­gien­do con mayor dimen­sión y poten­cia, y se ve que en ese trán­si­to hay muchos sec­to­res que pre­ten­den con­di­cio­nar y fre­nar las cosas. Tene­mos que medir la situa­ción con pacien­cia, con pers­pec­ti­va, sin hacer lec­tu­ras estáticas.

¿Qué men­sa­je cree que quie­re man­dar el Esta­do con esto? ¿Está dicien­do que las vías polí­ti­cas no son posibles?

En este momen­to es difí­cil eva­luar inclu­so qué es Esta­do, o qué papel tie­ne tal o cual deci­sión jurí­di­ca. A veces lle­ga­mos a la con­clu­sión de que éste es un con­flic­to de Esta­do pero no hay Esta­do para abor­dar el con­flic­to. Esta­mos ante la gran opor­tu­ni­dad de cons­truir un esce­na­rio de paz y solu­cio­nes demo­crá­ti­cas, y pare­ce que la mis­ma solu­ción es un pro­ble­ma. Por eso, más allá de espe­cu­la­cio­nes, creo que lo que tene­mos que tener es la con­vic­ción total de seguir por el camino abier­to, pro­fun­di­zan­do con más fuer­za que nun­ca y hacien­do que el con­jun­to de la socie­dad vas­ca sea protagonista.

La gran mayo­ría de la socie­dad vas­ca no entien­de esta sen­ten­cia. Sabe que ha sido cons­trui­da de mane­ra arbi­tra­ria, con hipó­te­sis que la mayo­ría sabe que son fal­sas. Sabe que nues­tro úni­co pro­ta­go­nis­mo ha sido para un cam­bio de estra­te­gia his­tó­ri­co en la izquier­da aber­tza­le. Por eso, es esa socie­dad vas­ca la que tie­ne que sen­tir­se inter­pe­la­da y mos­trar un máxi­mo nivel de apor­ta­ción y com­pro­mi­so con este camino.

¿Teme que ata­ques así pue­dan pro­vo­car dudas sobre la via­bi­li­dad de su apues­ta política?

Es cier­to que pue­den gene­rar inte­rro­gan­tes, pero no debe­mos entrar en res­pues­tas clá­si­cas pro­pias de otros momen­tos, sino lograr que sea la socie­dad en su con­jun­to la que res­pon­da, y que lo haga en un sen­ti­do deter­mi­na­do: para con­ver­tir todo esto en irre­ver­si­ble. Hay que lograr ese pro­ta­go­nis­mo de la socie­dad, para que nadie pue­da con­di­cio­nar o negar su futu­ro. Nadie se lo pue­de robar.

¿La bre­cha entre Eus­kal Herria y el Esta­do espa­ñol es hoy mayor que ayer?

La opi­nión del suje­to polí­ti­co vas­co se ha ale­ja­do de la del espa­ñol, en tér­mi­nos socia­les, polí­ti­cos, inclu­so ins­ti­tu­cio­na­les… Ésta es una reali­dad. Cada día apa­re­cen más divergencias.

¿Y el ámbi­to inter­na­cio­nal? ¿No con­si­de­ra que debe hacer más con­tra­pe­so fren­te a este tipo de ataques?

Es un tema que tie­ne que ser obje­to de aná­li­sis, pero evi­den­te­men­te es impres­cin­di­ble que la comu­ni­dad inter­na­cio­nal sea un agen­te acti­vo en ese obje­ti­vo común, tie­ne que impli­car­se para lograr un pro­ce­so de paz con mayúsculas.

Brian Currin admi­tía recien­te­men­te que no se pue­de sos­te­ner eter­na­men­te un pro­ce­so así des­de la uni­la­te­ra­li­dad. ¿Esta­mos lle­gan­do al umbral de pasar ya nece­sa­ria­men­te a una fase bila­te­ral o multilateral?

Lo que cons­ta­ta­mos con esta sen­ten­cia es que hay sec­to­res que tie­nen mucho mie­do a un esce­na­rio en el que des­apa­rez­ca la vio­len­cia y sólo se uti­li­cen las vías polí­ti­cas. Cada vez apa­re­ce más cla­ro que mien­tras unos rea­li­zan apor­ta­cio­nes y están en dis­po­si­ción de avan­zar, otros tie­nen mie­do de lle­gar a ese pun­to, y por eso espe­cu­lan con la nue­va situa­ción des­de pre­mi­sas que la socie­dad vas­ca no entien­de. De ahí se crea una ten­sión que no per­mi­te avan­zar a más velo­ci­dad. Pero repi­to que esta­mos en un momen­to his­tó­ri­co y que, inde­pen­dien­te­men­te de las deci­sio­nes que ten­ga que adop­tar ETA, se nece­si­ta la apor­ta­ción de todos.

Patxi López afir­ma que entien­de la frus­tra­ción por la con­de­na. ¿Algo que responderle?

López sue­le hacer valo­ra­cio­nes en tér­mi­nos de sufi­cien­cia-insu­fi­cien­cia ante otro tipo de situa­cio­nes, así que le diría que su posi­ción des­de lue­go no es sufi­cien­te, y como lehen­da­ka­ri ten­dría que abor­dar pasos con toda su cru­de­za y pers­pec­ti­va. La paz la tene­mos que ganar entre todos. Es hora de que tam­bién se pon­ga el buzo de tra­ba­jo. Des­de lue­go, la izquier­da aber­tza­le va a seguir sien­do un agen­te activo.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.