Beñat Fuen­tes, un músi­co vas­co cuyo dis­co “The tree” ha sido duran­te una sema­na núme­ro 1 en Asia

Beñat Fuentes, un músico vasco cuyo disco 'The tree' ha sido durante una semana número 1 en AsiaEl árbol con el que Beñat Fuen­tes soña­ba echó raí­ces en Chi­na, pero por sus ramas corre savia eus­kal­dun. «Bebe del pop indie, el post-rock y el folk ame­ri­cano», deta­lla este trein­ta­ñe­ro de Mun­gia, crea­dor, jun­to al orien­tal Xujun, del gru­po the Tree, cuyo dis­co, del mis­mo nom­bre, ha per­ma­ne­ci­do duran­te una sema­na en el pri­mer pues­to de xia​mi​.com, el mayor por­tal de músi­ca del gigan­te asiá­ti­co. «No nos lo espe­rá­ba­mos para nada. Eso nos ha dado la posi­bi­li­dad de hacer una gira de más de un mes por las prin­ci­pa­les ciu­da­des: Shanghai, Bei­jing, Cheng­du, Xia­men, Ning­bo, Nan­jing, Wuhan, Xian, Hangzhou… Hemos dado 35 con­cier­tos y hemos reci­bi­do la invi­ta­ción para tocar en Ale­ma­nia en noviem­bre», rela­ta aún sor­pren­di­do el músi­co vasco.Con la carre­ra de Físi­ca a medias, tras tra­ba­jar en una empre­sa de dic­cio­na­rios de eus­ke­ra, Beñat hizo las male­tas rum­bo a Asia para estu­diar chino. Y ya lle­va allí tres años. «Al prin­ci­pio, al no saber el idio­ma, fue difí­cil. Daba cla­ses de espa­ñol e inglés, toqué en bodas y otros even­tos», recuer­da. Pre­ci­sa­men­te fue dan­do un con­cier­to don­de cono­ció a Xujun, su media naran­ja chi­na musi­cal. «Esta­ba en el públi­co. Des­pués de la actua­ción empe­za­mos a hablar de músi­ca y has­ta aho­ra».

Eco­lo­gía y glo­ba­li­za­ción Aman­tes de «la natu­ra­le­za y la sim­bo­lo­gía del árbol», ambos crea­ron hace un año el gru­po de músi­ca alter­na­ti­va the Tree, cuyo dis­co salió al mer­ca­do en Chi­na en julio. «Xujun es el can­tan­te prin­ci­pal y toca la per­cu­sión. Yo soy gui­ta­rris­ta, pero en el dis­co toco tam­bién el bajo, sin­te­ti­za­do­res e ins­tru­men­tos de cuer­da, como la man­do­li­na o el uke­le­le, ade­más de hacer los coros», expli­ca este mun­gia­rra, que en Eus­ka­di hizo sus pini­tos musi­ca­les en gru­pos como Póg mo thón, Akus­ti­ka y Big Fin­gers and the Love Seeds. «Los oyen­tes del dis­co nos han dicho de todo, des­de que tene­mos influen­cias blue­grass has­ta que nos pare­ce­mos a Sigur Rós», comenta.

A la hora de com­po­ner las letras de las can­cio­nes, es Beñat quien empu­ña la plu­ma. «Hablan de eco­lo­gía, de la vorá­gi­ne del desa­rro­llo mun­dial y la glo­ba­li­za­ción, de la impor­tan­cia de ir a con­tra­co­rrien­te… Tam­bién hay algu­na letra beat­nik y de amor», reve­la. Escri­tas en su mayo­ría en inglés, inclu­yen algu­nas estro­fas en chino y eus­ke­ra. Uno de los temas, Venus dago ede­rren, está com­pues­to ínte­gra­men­te en biz­kaie­ra. «Mien­tras la escri­bí me acor­dé mucho de amo­ma, que en paz des­can­se», con­fie­sa Beñat.

Lejos de echar­se para atrás, Xujun acep­tó des­de el pri­mer momen­to el reto de can­tar en eus­ke­ra. «Tuvo que prac­ti­car muchas horas, pero el resul­ta­do es sor­pren­den­te. Le mara­vi­lló que fue­ra un idio­ma tan anti­guo. Los chi­nos valo­ran mucho eso», ase­gu­ra su com­pa­ñe­ro. A ambos les pare­ció «muy boni­to el con­tras­te» que crea­ban usan­do el chino y el eus­ke­ra en el mis­mo pro­yec­to, «el cho­que de dos cul­tu­ras tan leja­nas y antiguas».

Cons­cien­te de la suer­te que han teni­do, Beñat no ve via­ble vivir de la músi­ca en Eus­ka­di. «Ade­más, la gran mayo­ría de los que sí lo han con­se­gui­do no es feliz. Qui­zás por­que, inevi­ta­ble­men­te, se depen­de dema­sia­do de muchos fac­to­res que no tie­nen que ver con la creación».

De su recien­te gira guar­da en la fun­da de la gui­ta­rra una curio­sa anéc­do­ta. «En Chi­na en verano es habi­tual que el Gobierno man­de cor­tar la luz para aho­rrar ener­gía. Lo hacen por blo­ques de casas, por tur­nos, y en una de esas se apa­gó la sala de con­cier­tos en Wuhan. Nos que­da­mos per­ple­jos, pero a los chi­nos les pare­ció nor­mal y se que­da­ron fue­ra espe­ran­do una hora has­ta que encen­die­ron de nue­vo todo el blo­que de casas, inclu­yen­do nues­tra sala de con­cier­tos», relata.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.