Beñat Fuen­tes, un músi­co vas­co cuyo dis­co “The tree” ha sido duran­te una sema­na núme­ro 1 en Asia

Beñat Fuentes, un músico vasco cuyo disco 'The tree' ha sido durante una semana número 1 en AsiaEl árbol con el que Beñat Fuen­tes soña­ba echó raí­ces en Chi­na, pero por sus ramas corre savia eus­kal­dun. «Bebe del pop indie, el post-rock y el folk ame­ri­cano», deta­lla este trein­ta­ñe­ro de Mun­gia, crea­dor, jun­to al orien­tal Xujun, del gru­po the Tree, cuyo dis­co, del mis­mo nom­bre, ha per­ma­ne­ci­do duran­te una sema­na en el pri­mer pues­to de xia​mi​.com, el mayor por­tal de músi­ca del gigan­te asiá­ti­co. «No nos lo espe­rá­ba­mos para nada. Eso nos ha dado la posi­bi­li­dad de hacer una gira de más de un mes por las prin­ci­pa­les ciu­da­des: Shanghai, Bei­jing, Cheng­du, Xia­men, Ning­bo, Nan­jing, Wuhan, Xian, Hangzhou… Hemos dado 35 con­cier­tos y hemos reci­bi­do la invi­ta­ción para tocar en Ale­ma­nia en noviem­bre», rela­ta aún sor­pren­di­do el músi­co vasco.Con la carre­ra de Físi­ca a medias, tras tra­ba­jar en una empre­sa de dic­cio­na­rios de eus­ke­ra, Beñat hizo las male­tas rum­bo a Asia para estu­diar chino. Y ya lle­va allí tres años. «Al prin­ci­pio, al no saber el idio­ma, fue difí­cil. Daba cla­ses de espa­ñol e inglés, toqué en bodas y otros even­tos», recuer­da. Pre­ci­sa­men­te fue dan­do un con­cier­to don­de cono­ció a Xujun, su media naran­ja chi­na musi­cal. «Esta­ba en el públi­co. Des­pués de la actua­ción empe­za­mos a hablar de músi­ca y has­ta aho­ra».

Eco­lo­gía y glo­ba­li­za­ción Aman­tes de «la natu­ra­le­za y la sim­bo­lo­gía del árbol», ambos crea­ron hace un año el gru­po de músi­ca alter­na­ti­va the Tree, cuyo dis­co salió al mer­ca­do en Chi­na en julio. «Xujun es el can­tan­te prin­ci­pal y toca la per­cu­sión. Yo soy gui­ta­rris­ta, pero en el dis­co toco tam­bién el bajo, sin­te­ti­za­do­res e ins­tru­men­tos de cuer­da, como la man­do­li­na o el uke­le­le, ade­más de hacer los coros», expli­ca este mun­gia­rra, que en Eus­ka­di hizo sus pini­tos musi­ca­les en gru­pos como Póg mo thón, Akus­ti­ka y Big Fin­gers and the Love Seeds. «Los oyen­tes del dis­co nos han dicho de todo, des­de que tene­mos influen­cias blue­grass has­ta que nos pare­ce­mos a Sigur Rós», comen­ta.

A la hora de com­po­ner las letras de las can­cio­nes, es Beñat quien empu­ña la plu­ma. «Hablan de eco­lo­gía, de la vorá­gi­ne del desa­rro­llo mun­dial y la glo­ba­li­za­ción, de la impor­tan­cia de ir a con­tra­co­rrien­te… Tam­bién hay algu­na letra beat­nik y de amor», reve­la. Escri­tas en su mayo­ría en inglés, inclu­yen algu­nas estro­fas en chino y eus­ke­ra. Uno de los temas, Venus dago ede­rren, está com­pues­to ínte­gra­men­te en biz­kaie­ra. «Mien­tras la escri­bí me acor­dé mucho de amo­ma, que en paz des­can­se», con­fie­sa Beñat.

Lejos de echar­se para atrás, Xujun acep­tó des­de el pri­mer momen­to el reto de can­tar en eus­ke­ra. «Tuvo que prac­ti­car muchas horas, pero el resul­ta­do es sor­pren­den­te. Le mara­vi­lló que fue­ra un idio­ma tan anti­guo. Los chi­nos valo­ran mucho eso», ase­gu­ra su com­pa­ñe­ro. A ambos les pare­ció «muy boni­to el con­tras­te» que crea­ban usan­do el chino y el eus­ke­ra en el mis­mo pro­yec­to, «el cho­que de dos cul­tu­ras tan leja­nas y anti­guas».

Cons­cien­te de la suer­te que han teni­do, Beñat no ve via­ble vivir de la músi­ca en Eus­ka­di. «Ade­más, la gran mayo­ría de los que sí lo han con­se­gui­do no es feliz. Qui­zás por­que, inevi­ta­ble­men­te, se depen­de dema­sia­do de muchos fac­to­res que no tie­nen que ver con la crea­ción».

De su recien­te gira guar­da en la fun­da de la gui­ta­rra una curio­sa anéc­do­ta. «En Chi­na en verano es habi­tual que el Gobierno man­de cor­tar la luz para aho­rrar ener­gía. Lo hacen por blo­ques de casas, por tur­nos, y en una de esas se apa­gó la sala de con­cier­tos en Wuhan. Nos que­da­mos per­ple­jos, pero a los chi­nos les pare­ció nor­mal y se que­da­ron fue­ra espe­ran­do una hora has­ta que encen­die­ron de nue­vo todo el blo­que de casas, inclu­yen­do nues­tra sala de con­cier­tos», rela­ta.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *