Movi­li­za­ción en Donos­tia, 17 de sep­tiem­bre, por [email protected] [email protected] y sus dere­chos

Llaman a movilizarse el sábado para exigir "de manera clara y firme la repatriación de los presos con todos sus derechos"

Más de una dece­na de per­so­na­li­da­des de dife­ren­tes ámbi­tos de Eus­kal Herria, entre los que se encon­tra­ban los polí­ti­cos Rufi Etxe­be­rria y Rebe­ka Ube­ra, han dado lec­tu­ra a un mani­fies­to en el que sub­ra­yan la impor­tan­cia de la mani­fes­ta­ción que se cele­bra­rá el sába­do en Donos­tia y rea­li­zan un lla­ma­mien­to a la ciu­da­da­nía vas­ca para que «se con­vier­ta pro­ta­go­nis­ta este día y haga­mos girar entre todas y todos la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria, exi­gien­do de mane­ra cla­ra y fir­me la repa­tria­ción de las y los pre­sos polí­ti­cos vas­cos con todos sus dere­chos, la dero­ga­ción de la doc­tri­na que impo­ne de fac­to la cade­na per­pe­tua y la libe­ra­ción de las y los pre­sos enfer­mos».

Glo­ria Rekar­te, expre­sa polí­ti­ca: «El sába­do 17 esta­re­mos en Donos­tia»

Pri­me­ro fue Soria, Yese­rías, Puer­to de San­ta María, Herre­ra de la Man­cha. Lue­go la dis­per­sión, el ale­ja­mien­to, el ais­la­mien­to. Siem­pre, la vul­ne­ra­ción de todos los dere­chos que ley y regla­men­to apa­ren­te­men­te garan­ti­za­ban: las pali­zas en las cár­ce­les y en los tras­la­dos; la des­asis­ten­cia médi­ca has­ta la muer­te, el ais­la­mien­to ate­na­zan­do la cor­du­ra; las con­di­cio­nes de vida más extre­mas. La vida de las pre­sas y pre­sos polí­ti­cos vas­cos y la de sus fami­lia­res a dis­po­si­ción de una polí­ti­ca peni­ten­cia­ria cuyo dise­ño iba con­for­mán­do­se, paso a paso, a la medi­da del chan­ta­je, la ven­gan­za y el ensa­ña­mien­to.

Una polí­ti­ca peni­ten­cia­ria que dis­po­ne su volun­tad de las vidas de las pre­sas y pre­sos polí­ti­cos vas­cos y de la de sus fami­lia­res y ami­gos. Dis­po­ne de ellas y se las ha cobra­do. Más tar­de, la «ley Parot», la cár­cel a per­pe­tui­dad, vino a sal­var la posi­bi­li­dad de que todas las medi­das adop­ta­das has­ta el momen­to no hubie­ran dado los fru­tos per­se­gui­dos en el bre­ve espa­cio de tiem­po de 30 años.

Hoy, el man­te­ni­mien­to de la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria es el signo pri­me­ro del inmo­vi­lis­mo ‑ese inmo­vi­lis­mo bur­da­men­te dis­fra­za­do de firmeza‑, con el que un gobierno ren­di­do a la dere­cha inten­ta evi­tar el cam­bio polí­ti­co que la socie­dad vas­ca exi­ge, en el que has­ta el momen­to, solo la izquier­da aber­tza­le se ha impli­ca­do y para el que solo la orga­ni­za­ción arma­da ha dado pasos de cala­do. Hoy, el man­te­ni­mien­to de la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria es el signo pri­me­ro de la irres­pon­sa­bi­li­dad. Y fren­te a su irres­pon­sa­bi­li­dad, nues­tra res­pon­sa­bi­li­dad: por­que la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria debe ser des­ac­ti­va­da inme­dia­ta y defi­ni­ti­va­men­te, el sába­do 17 esta­re­mos en Donos­tia.

Inte­gran­tes de par­ti­dos polí­ti­cos, sin­di­ca­tos y agen­tes socia­les han com­pa­re­ci­do en Donos­tia para mos­trar «de mane­ra con­jun­ta nues­tra preo­cu­pa­ción res­pec­to a la situa­ción que en las cár­ce­les espa­ño­las y fran­ce­sas pade­cen las y los pre­sos polí­ti­cos vas­cos», así como su «com­pro­mi­so para que sus dere­chos sean res­pe­ta­dos ya, sin más demo­ra, y la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria supere los pará­me­tros repre­si­vos en los que sigue ins­ta­la­da a día de hoy».

Egin Deza­gun Bidea con­si­de­ra que «la suma de fuer­zas es fun­da­men­tal» para «aca­bar con una polí­ti­ca peni­ten­cia­ria que vul­ne­ra los dere­chos más ele­men­ta­les». «Cree­mos que la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria debe ale­jar­se de inme­dia­to de cri­te­rios de ven­gan­za, chan­ta­je y uti­li­za­ción, pasan­do de ser un obs­tácu­lo en el pro­ce­so demo­crá­ti­co, a situar­se como ámbi­to que impul­se y ali­men­te una nue­va eta­pa para la cons­truc­ción de la paz y de solu­cio­nes demo­crá­ti­cas», han dicho.

Han recor­da­do que «se tra­ta de la legis­la­ción peni­ten­cia­ria más dura de Euro­pa» que tie­ne «su eje prin­ci­pal en la uti­li­za­ción y ven­gan­za».

Por ello, «para poner freno a estas vul­ne­ra­cio­nes» e ir cons­tru­yecn­do «entre todos y todas una nue­va fase cuya cla­ve prin­ci­pal será el res­pe­to de todos los dere­chos», lla­man a la socie­dad vas­ca a movi­li­zar­se a favor de los dere­chos de los pre­sos polí­ti­cos vas­cos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *