Movi­li­za­ción en Donos­tia, 17 de sep­tiem­bre, por [email protected] [email protected] y sus derechos

Llaman a movilizarse el sábado para exigir "de manera clara y firme la repatriación de los presos con todos sus derechos"

Más de una dece­na de per­so­na­li­da­des de dife­ren­tes ámbi­tos de Eus­kal Herria, entre los que se encon­tra­ban los polí­ti­cos Rufi Etxe­be­rria y Rebe­ka Ube­ra, han dado lec­tu­ra a un mani­fies­to en el que sub­ra­yan la impor­tan­cia de la mani­fes­ta­ción que se cele­bra­rá el sába­do en Donos­tia y rea­li­zan un lla­ma­mien­to a la ciu­da­da­nía vas­ca para que «se con­vier­ta pro­ta­go­nis­ta este día y haga­mos girar entre todas y todos la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria, exi­gien­do de mane­ra cla­ra y fir­me la repa­tria­ción de las y los pre­sos polí­ti­cos vas­cos con todos sus dere­chos, la dero­ga­ción de la doc­tri­na que impo­ne de fac­to la cade­na per­pe­tua y la libe­ra­ción de las y los pre­sos enfermos».

Glo­ria Rekar­te, expre­sa polí­ti­ca: «El sába­do 17 esta­re­mos en Donostia»

Pri­me­ro fue Soria, Yese­rías, Puer­to de San­ta María, Herre­ra de la Man­cha. Lue­go la dis­per­sión, el ale­ja­mien­to, el ais­la­mien­to. Siem­pre, la vul­ne­ra­ción de todos los dere­chos que ley y regla­men­to apa­ren­te­men­te garan­ti­za­ban: las pali­zas en las cár­ce­les y en los tras­la­dos; la des­asis­ten­cia médi­ca has­ta la muer­te, el ais­la­mien­to ate­na­zan­do la cor­du­ra; las con­di­cio­nes de vida más extre­mas. La vida de las pre­sas y pre­sos polí­ti­cos vas­cos y la de sus fami­lia­res a dis­po­si­ción de una polí­ti­ca peni­ten­cia­ria cuyo dise­ño iba con­for­mán­do­se, paso a paso, a la medi­da del chan­ta­je, la ven­gan­za y el ensañamiento.

Una polí­ti­ca peni­ten­cia­ria que dis­po­ne su volun­tad de las vidas de las pre­sas y pre­sos polí­ti­cos vas­cos y de la de sus fami­lia­res y ami­gos. Dis­po­ne de ellas y se las ha cobra­do. Más tar­de, la «ley Parot», la cár­cel a per­pe­tui­dad, vino a sal­var la posi­bi­li­dad de que todas las medi­das adop­ta­das has­ta el momen­to no hubie­ran dado los fru­tos per­se­gui­dos en el bre­ve espa­cio de tiem­po de 30 años.

Hoy, el man­te­ni­mien­to de la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria es el signo pri­me­ro del inmo­vi­lis­mo ‑ese inmo­vi­lis­mo bur­da­men­te dis­fra­za­do de firmeza‑, con el que un gobierno ren­di­do a la dere­cha inten­ta evi­tar el cam­bio polí­ti­co que la socie­dad vas­ca exi­ge, en el que has­ta el momen­to, solo la izquier­da aber­tza­le se ha impli­ca­do y para el que solo la orga­ni­za­ción arma­da ha dado pasos de cala­do. Hoy, el man­te­ni­mien­to de la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria es el signo pri­me­ro de la irres­pon­sa­bi­li­dad. Y fren­te a su irres­pon­sa­bi­li­dad, nues­tra res­pon­sa­bi­li­dad: por­que la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria debe ser des­ac­ti­va­da inme­dia­ta y defi­ni­ti­va­men­te, el sába­do 17 esta­re­mos en Donostia.

Inte­gran­tes de par­ti­dos polí­ti­cos, sin­di­ca­tos y agen­tes socia­les han com­pa­re­ci­do en Donos­tia para mos­trar «de mane­ra con­jun­ta nues­tra preo­cu­pa­ción res­pec­to a la situa­ción que en las cár­ce­les espa­ño­las y fran­ce­sas pade­cen las y los pre­sos polí­ti­cos vas­cos», así como su «com­pro­mi­so para que sus dere­chos sean res­pe­ta­dos ya, sin más demo­ra, y la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria supere los pará­me­tros repre­si­vos en los que sigue ins­ta­la­da a día de hoy».

Egin Deza­gun Bidea con­si­de­ra que «la suma de fuer­zas es fun­da­men­tal» para «aca­bar con una polí­ti­ca peni­ten­cia­ria que vul­ne­ra los dere­chos más ele­men­ta­les». «Cree­mos que la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria debe ale­jar­se de inme­dia­to de cri­te­rios de ven­gan­za, chan­ta­je y uti­li­za­ción, pasan­do de ser un obs­tácu­lo en el pro­ce­so demo­crá­ti­co, a situar­se como ámbi­to que impul­se y ali­men­te una nue­va eta­pa para la cons­truc­ción de la paz y de solu­cio­nes demo­crá­ti­cas», han dicho.

Han recor­da­do que «se tra­ta de la legis­la­ción peni­ten­cia­ria más dura de Euro­pa» que tie­ne «su eje prin­ci­pal en la uti­li­za­ción y venganza».

Por ello, «para poner freno a estas vul­ne­ra­cio­nes» e ir cons­tru­yecn­do «entre todos y todas una nue­va fase cuya cla­ve prin­ci­pal será el res­pe­to de todos los dere­chos», lla­man a la socie­dad vas­ca a movi­li­zar­se a favor de los dere­chos de los pre­sos polí­ti­cos vascos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.