La trá­pa­la- Anto­nio Alvarez-Solis

He leí­do y oído que el Sr. Rajoy crea­rá tres millo­nes de empleos y un millón de empre­sa­rios. Tam­bién que el Sr. Rajoy hará que la mayo­ría de empleos sean inde­fi­ni­dos. Es decir, asun­to resuel­to. A par­tir del 20 de noviem­bre el que per­ma­nez­ca para­do es que esta­rá espe­ran­do el auto­bús. Las ofer­tas del Sr. Rajoy las ava­la el hecho de que el PP fue un crea­dor de empleo antes de la lle­ga­da de los socia­lis­tas. Y es ver­dad. Una tur­ba­mul­ta de espa­ño­les se subie­ron al anda­mio y los que que­da­ban aba­jo pasa­ban la maña­na fir­man­do hipo­te­cas. Pero el caba­llo murió y mi ale­gría se fue.

El ladri­llo infar­tó la eco­no­mía y los ban­cos se que­da­ron a dos velas. Enton­ces los tra­ba­ja­do­res se baja­ron de los anda­mios, deja­ron la fiam­bre­ra en casa y los ban­que­ros se dedi­ca­ron al cobro de comi­sio­nes a los que no podían irse de los ban­cos por­que les debían has­ta el forro de la boi­na. Enton­ces lle­ga­ron los socia­lis­tas, reco­gie­ron los res­tos y crea­ron la nue­va rique­za: más ofi­ci­nas de empleo. La gen­te vol­vió a sacar las tar­te­ras para comer en la cola del INEM. Todo vol­vía a empe­zar, pero hubo quien se dio cuen­ta de que la cons­truc­ción es un cepo para cazar zorros. Mas se fue arre­glan­do la cosa mer­ced a la divi­sión de los tra­ba­ja­do­res en inde­fi­ni­dos, tem­po­ra­les, en for­ma­ción… Los fijos podían des­pe­dir­se, los tem­po­ra­les no lle­ga­ban a fijos, los tra­ba­ja­do­res en for­ma­ción hacían de tem­po­ra­les y todos iban al INEM. Con la tar­te­ra. Una revolución.

Aho­ra el Sr. Rajoy lo arre­gla­rá todo. Serán todos fijos en el empleo y los para­dos se con­ver­ti­rán en empre­sa­rios; es decir, podrán des­pe­dir. A todo esto ¿qué harán los ban­que­ros? Esos serán fijos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.