Tipi­co­lean­do (XV, o por ahí)- Jon Odrio­zo­la

Esta­mos en un bar infa­me, un antro, con piso des­igual de made­ra y con serrín, un mos­tra­dor de piza­rra, un reloj para­do, un fut­bo­lín y una máqui­na de peta­cos ave­ria­da, un bote de guin­di­llas pican­tes de cojo­nes, un tas­ko infa­me de los que le gus­tan y fre­cuen­ta­ba el cala­ve­ra que escri­be estas no menos infa­mes líneas. Detrás de la barra está Tip y entra Coll. No hay nadie más.

Coll: bue­nas. Tip: está usted en su dere­cho. Coll:?! Tip: ¿qué va a ser? Coll: un vino tin­to, por favor. Tip: le asis­te ese dere­cho. Coll (con­fun­di­do y pelín mos­quea­do): ¿dere­cho de qué, si se pue­de saber? Tip: de pedir lo que gus­te y esté en mi mano ser­vir­le, pues mi pro­vi­sión, como ve, es limi­ta­da pero infi­ni­ta, como el uni­ver­so. Coll: ven­ga ese vino, pues. Tip: es legí­ti­mo. Coll (ya segu­ro de que está delan­te de un para­noi­co): ¿locua­lo?, y dis­cul­pe la licen­cia cas­ti­cis­ta. Tip: su sagra­do dere­cho a pedir un vino tin­to y, si le pla­ce, con sifón. Coll: como que, según usted, estoy en mi dere­cho. Tip: correc­to. Coll: ¿pue­de poner­me una pipa­rra de esas que veo allí? Tip: está usted en su dere­cho. Coll: y usted en el deber de ser­vír­me­la, supon­go. Tip: es una supo­si­ción legí­ti­ma. Coll: y legal. Tip: com­ple­ta­men­te. Coll: se ajus­ta a dere­cho. Tip: y es regla­men­ta­rio. Coll: me mara­vi­lla y, si me apu­ra, aún diría más, me asom­bra su escrú­pu­lo for­mal y mate­rial con los dere­chos de la ple­be, algo admi­ra­ble, cier­ta­men­te, debe ser el pro­gre­so. Tip: es su dere­cho, sen­ci­lla­men­te, no me son­ro­je, fui aco­mo­da­dor de cine antes que frai­le. Coll: entien­do, pues, que estoy en mi dere­cho de pedir un mero vaso de vino. Tip: exac­to, es su dere­cho. Coll: en otras pala­bras, que estoy auto­ri­za­do y en mi dere­cho de soli­ci­tar un vaso de vino o pote. Tip: en efec­to, lo ha enten­di­do usted de modo fetén. Coll: algo legí­ti­mo. Tip: y cons­ti­tu­cio­nal. Coll: impre­sio­nan­te, qué ali­vio. Tip: legal, eso es todo.

Coll: nun­ca me habían tra­ta­do así, lo con­fie­so. Tip: vivi­mos en un esta­do de Dere­cho. Coll: ¡albri­cias! Tip: tie­ne usted dere­cho a emo­cio­nar­se y mani­fes­tar y exte­rio­ri­zar su pas­mo en este país libre. Coll: ¡asom­bro­so!

Tip: si quie­re, encien­do la radio (nos ente­ra­mos aho­ra de que exis­te un tran­sis­tor de pilas), no tie­ne más que decír­me­lo, es su dere­cho. Coll: mejor conec­te (no dijo «pon­ga», se ve que tenía estu­dios) o acti­ve el tele­vi­sor, hága­me el favor. Tip: no ten­go, lo sien­to, y com­pren­do que eso lesio­na su dere­cho a ver tele­vi­sión, y no diga­mos infor­mar­se. Coll: no se preo­cu­pe, ami­go, está usted en su dere­cho de no tener­la (la tele). Tip: pero, y esto es muy lamen­ta­ble, mi dere­cho a no tener­la entra en con­flic­to y coli­sio­na con su dere­cho a ver imá­ge­nes que valen por mil pala­bras en este cuchi­tril. Coll: en efec­to, y como ten­go dere­cho, le deman­do a usted, babo­so, ¡nos vere­mos en los tri­bu­na­les, ea! Tip: está usted en su dere­cho. Coll: por supues­to. Tip: es legí­ti­ma su pos­tu­ra y has­ta jus­ta, fíje­se. Coll: y legal. Tip: y con­for­me a Dere­cho.

Coll: me voy y sin pagar. Tip: está usted en su dere­cho. Coll: ¡y no me lla­me Coll, me lla­mo Botín, coño! Tip: ya lo dice el refrán: para mues­tra un botín.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *