Tipi­co­lean­do (XV, o por ahí)- Jon Odriozola

Esta­mos en un bar infa­me, un antro, con piso des­igual de made­ra y con serrín, un mos­tra­dor de piza­rra, un reloj para­do, un fut­bo­lín y una máqui­na de peta­cos ave­ria­da, un bote de guin­di­llas pican­tes de cojo­nes, un tas­ko infa­me de los que le gus­tan y fre­cuen­ta­ba el cala­ve­ra que escri­be estas no menos infa­mes líneas. Detrás de la barra está Tip y entra Coll. No hay nadie más.

Coll: bue­nas. Tip: está usted en su dere­cho. Coll:?! Tip: ¿qué va a ser? Coll: un vino tin­to, por favor. Tip: le asis­te ese dere­cho. Coll (con­fun­di­do y pelín mos­quea­do): ¿dere­cho de qué, si se pue­de saber? Tip: de pedir lo que gus­te y esté en mi mano ser­vir­le, pues mi pro­vi­sión, como ve, es limi­ta­da pero infi­ni­ta, como el uni­ver­so. Coll: ven­ga ese vino, pues. Tip: es legí­ti­mo. Coll (ya segu­ro de que está delan­te de un para­noi­co): ¿locua­lo?, y dis­cul­pe la licen­cia cas­ti­cis­ta. Tip: su sagra­do dere­cho a pedir un vino tin­to y, si le pla­ce, con sifón. Coll: como que, según usted, estoy en mi dere­cho. Tip: correc­to. Coll: ¿pue­de poner­me una pipa­rra de esas que veo allí? Tip: está usted en su dere­cho. Coll: y usted en el deber de ser­vír­me­la, supon­go. Tip: es una supo­si­ción legí­ti­ma. Coll: y legal. Tip: com­ple­ta­men­te. Coll: se ajus­ta a dere­cho. Tip: y es regla­men­ta­rio. Coll: me mara­vi­lla y, si me apu­ra, aún diría más, me asom­bra su escrú­pu­lo for­mal y mate­rial con los dere­chos de la ple­be, algo admi­ra­ble, cier­ta­men­te, debe ser el pro­gre­so. Tip: es su dere­cho, sen­ci­lla­men­te, no me son­ro­je, fui aco­mo­da­dor de cine antes que frai­le. Coll: entien­do, pues, que estoy en mi dere­cho de pedir un mero vaso de vino. Tip: exac­to, es su dere­cho. Coll: en otras pala­bras, que estoy auto­ri­za­do y en mi dere­cho de soli­ci­tar un vaso de vino o pote. Tip: en efec­to, lo ha enten­di­do usted de modo fetén. Coll: algo legí­ti­mo. Tip: y cons­ti­tu­cio­nal. Coll: impre­sio­nan­te, qué ali­vio. Tip: legal, eso es todo.

Coll: nun­ca me habían tra­ta­do así, lo con­fie­so. Tip: vivi­mos en un esta­do de Dere­cho. Coll: ¡albri­cias! Tip: tie­ne usted dere­cho a emo­cio­nar­se y mani­fes­tar y exte­rio­ri­zar su pas­mo en este país libre. Coll: ¡asom­bro­so!

Tip: si quie­re, encien­do la radio (nos ente­ra­mos aho­ra de que exis­te un tran­sis­tor de pilas), no tie­ne más que decír­me­lo, es su dere­cho. Coll: mejor conec­te (no dijo «pon­ga», se ve que tenía estu­dios) o acti­ve el tele­vi­sor, hága­me el favor. Tip: no ten­go, lo sien­to, y com­pren­do que eso lesio­na su dere­cho a ver tele­vi­sión, y no diga­mos infor­mar­se. Coll: no se preo­cu­pe, ami­go, está usted en su dere­cho de no tener­la (la tele). Tip: pero, y esto es muy lamen­ta­ble, mi dere­cho a no tener­la entra en con­flic­to y coli­sio­na con su dere­cho a ver imá­ge­nes que valen por mil pala­bras en este cuchi­tril. Coll: en efec­to, y como ten­go dere­cho, le deman­do a usted, babo­so, ¡nos vere­mos en los tri­bu­na­les, ea! Tip: está usted en su dere­cho. Coll: por supues­to. Tip: es legí­ti­ma su pos­tu­ra y has­ta jus­ta, fíje­se. Coll: y legal. Tip: y con­for­me a Derecho.

Coll: me voy y sin pagar. Tip: está usted en su dere­cho. Coll: ¡y no me lla­me Coll, me lla­mo Botín, coño! Tip: ya lo dice el refrán: para mues­tra un botín.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.