Duro recor­te social de la mano de un nue­vo pac­to entre PP y los inqui­li­nos de Lakua- LAB Sin­di­ka­tua

Pare­ce que esta éli­te polí­ti­ca le haya cogi­do el gus­to a esto de ela­bo­rar pac­tos que recor­tan el ámbi­to social y en ello siguen. Tras el pac­to de esta­do adop­ta­do entre PP-PSOE para refor­mar la cons­ti­tu­ción ‑posi­bi­li­tan­do así con­tro­lar el gas­to públi­co des­de Madrid, dejan­do vacías de con­te­ni­do a las CCAA y las Dipu­tacio­nes, y prio­ri­zar los intere­ses ban­ca­rios ante todo- aho­ra les toca a las ayu­das socia­les de la CAPV.

Ni cor­ta ni pere­zo­sa, la Con­se­je­ra de Empleo y Asun­tos Socia­les del Gobierno Vas­co nos anun­cia­ba que sí, que efec­ti­va­men­te, que se ha lle­ga­do a un pac­to de pro­gre­so con el PP para endu­re­cer los requi­si­tos de acce­so a las ayu­das socia­les más impor­tan­tes de la CAPV, como son la ren­ta de garan­tía de ingre­sos, y uno de los moti­vos fun­da­men­ta­les para ello es aca­bar con el frau­de exis­ten­te en este tipo de ayu­das. Ade­más, se ale­ga­ba en la mis­ma rue­da de pren­sa que esto hará que el sis­te­ma sea más soli­da­rio.

Tan­ta cara no se pue­de tener. Si de ver­dad están preo­cu­pa­dos con la situa­ción, que empie­cen a ela­bo­rar polí­ti­cas en el sen­ti­do con­tra­rio, y sí efec­ti­va­men­te, que impul­sen la soli­da­ri­dad, median­te un repar­to jus­to de la rique­za gene­ra­da, de la mano de unos pre­su­pues­tos cuya prio­ri­dad sea el gas­to social y no los intere­ses ban­ca­rios. Y efec­ti­va­men­te, esta­mos de acuer­do tam­bién, que se aca­be con el frau­de, pero el frau­de fis­cal que supo­ne miles y miles de millo­nes de euros, y no cuan­tías irri­so­rias, como en el caso de las ayu­das socia­les que son bas­tan­te insu­fi­cien­tes.

Una vez más, lamen­ta­mos las polí­ti­cas ela­bo­ra­das por la con­se­je­ra Gem­ma Zaba­le­ta. En una situa­ción como la actual, el Depar­ta­men­to de Empleo y Asun­tos Socia­les es cla­ve para ela­bo­rar polí­ti­cas reales y efi­ca­ces que ata­jen la situa­ción de la pobla­ción. En vez de ello, se han empe­ña­do en rea­li­zar polí­ti­cas de recor­tes, que limi­tan y exclu­yen a un sec­tor de la pobla­ción cada vez más amplio. Las duras medi­das adop­ta­das no bus­can resol­ver el posi­ble frau­de, y es absur­do creer que haya gen­te que pre­fie­ra vivir con estas ayu­das insu­fi­cien­tes. Por­que el pro­ble­ma, por si toda­vía no les ha que­da­do cla­ro, es que no hay empleo de cali­dad; y no lo hay, por­que no han pues­to ni una sola medi­da enci­ma de la mesa con este obje­ti­vo.

No pode­mos sino tachar de mise­ra­ble la medi­da anun­cia­ba. Jus­ti­fi­car este recor­te, que empeo­ra­rá la ya difí­cil situa­ción de miles de per­so­nas, para ata­jar el frau­de y que el sis­te­ma sea más soli­da­rio, es reír­se de la pobla­ción en gene­ral. Ante una situa­ción de emer­gen­cia social como la actual, don­de más de 50.000 fami­lias per­ci­ben este tipo de ayu­das, refor­zar la pro­tec­ción social debie­ra ser un obje­ti­vo prio­ri­ta­rio de la con­se­je­ra. Segui­mos sin enten­der, por qué no se alcan­zan pac­tos, ni se toman medi­das rela­ti­vas a aca­bar con el frau­de fis­cal, o por qué no se ela­bo­ran pre­su­pues­tos más socia­les. Aun­que cla­ro, tras cono­cer estos días, los bie­nes de sus cole­gas de par­ti­do en el Con­gre­so y Sena­do, cam­biar el sis­te­ma actual pare­ce ser que no les con­vie­ne. ¿Por qué siem­pre paga­mos las y los mis­mos?

Des­de el sin­di­ca­to LAB segui­mos deman­dan­do una alter­na­ti­va a lo actual. Una alter­na­ti­va polí­ti­ca y social, cuyo eje sea defen­der los intere­ses de la cla­se tra­ba­ja­do­ra y de la pobla­ción en gene­ral y no de una éli­te polí­ti­co-eco­nó­mi­ca. El momen­to actual que vive Eus­kal Herria posi­bi­li­ta que este cam­bio pue­da dar­se; fase que requie­re de apues­tas de cala­do y de una corre­la­ción de fuer­zas sufi­cien­te para poder lle­var­la ade­lan­te.

Eus­kal Herria, 13 de sep­tiem­bre de 2011

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *