Con­ti­núan las mani­fes­ta­cio­nes fren­te a la emba­ja­da sio­nis­ta en Egipto

Miles de mani­fes­tan­tes egip­cios con­ti­núan con­gre­ga­dos hoy fren­te a la Emba­ja­da del régi­men israe­lí en El Cai­ro tras los gra­ves dis­tur­bios de ano­che, que cau­sa­ron tres muer­tos y que han pues­to en jaque las rela­cio­nes entre Egip­to e Israel.

Esta maña­na, tras unas horas de ten­sa cal­ma, vol­vie­ron a pro­du­cir­se más cho­ques de for­ma espo­rá­di­ca entre mani­fes­tan­tes y las fuer­zas repre­si­vas fren­te a la sede diplo­má­ti­ca sio­nis­ta, ubi­ca­da en los últi­mos pisos de un edi­fi­cio situa­do en el dis­tri­to de Giza, en la ribe­ra oes­te del Nilo. El minis­tro de Salud de Egip­to infor­mó este sába­do que al menos tres per­so­nas murie­ron y mil 049 resul­ta­ron heri­das duran­te la represión.

Los dis­tur­bios comen­za­ron des­pués de la ora­ción del vier­nes cuan­do miles de per­so­nas se reu­nie­ron para pro­tes­tar en la pla­za Tah­rir de El Cai­ro. Los mani­fes­tan­tes exi­gen mayor velo­ci­dad e inten­si­dad en el pro­ce­so de tran­si­ción del poder a las auto­ri­da­des civiles.

A dife­ren­cia de otros vier­nes, miles de jóve­nes mar­cha­ron rum­bo a la emba­ja­da sio­nis­ta, don­de des­tru­ye­ron el muro que pro­te­ge el edi­fi­cio y reti­ra­ron la ban­de­ra con la estre­lla de David de la fachada.

En los ale­da­ños, los res­tos de vehícu­los y neu­má­ti­cos car­bo­ni­za­dos repo­sa­ban jun­to a los tan­ques y camio­nes del Ejér­ci­to y la Poli­cía, que seguían en alerta.

Dece­nas de mili­ta­res, subi­dos a vehícu­los blin­da­dos, cus­to­dia­ba la entra­da al edi­fi­cio, fren­te a la cual miles de per­so­nas seguían corean­do lemas con­tra el esta­do terro­ris­ta de Israel y dis­cu­tían apa­sio­na­da­men­te sobre el futu­ro de la movilización.

Las pro­tes­tas han deja­do al menos tres muer­tos y más de un millar de heri­dos des­pués de que ayer miles de mani­fes­tan­tes se con­gre­ga­sen ante la Lega­ción sio­nis­ta y derri­ba­sen el muro de más de dos metros que impe­día el acce­so al edificio.

Un mani­fes­tan­te se enca­ra­mó a la facha­da y tre­pó para sus­ti­tuir la ban­de­ra israe­lí por una egip­cia, ante la mira­da impa­si­ble de los pocos sol­da­dos apos­ta­dos a la entra­da del edi­fi­cio que no hicie­ron nada para impe­dir el asal­to al inmueble.

Aun así, poco des­pués y por pre­sión de EE.UU., la Poli­cía y el Ejér­ci­to egip­cio des­ple­ga­ron refuer­zos en el lugar y repri­mie­ron con gases lacri­mó­ge­nos, balas de goma y bastonazos.

Los repre­so­res y los mani­fes­tan­tes se enfren­ta­ron duran­te toda la noche fren­te a la Lega­ción y en otras zonas cer­ca­nas, lo que lle­vó a la deten­ción de al menos 38 personas.


El emba­ja­dor sio­nis­ta aban­do­na Egip­to pre­sio­na­do por los manifestantes

Los medios egip­cios infor­man que un avión mili­tar espe­cial ya ha par­ti­do del aero­puer­to capi­ta­lino con el emba­ja­dor sio­nis­ta a bor­do, acom­pa­ña­do por sus fami­lia­res y otros miem­bros de la misión diplo­má­ti­ca del régi­men israelí.

La deci­sión de aban­do­nar el país vino pro­vo­ca­da por el vio­len­to ata­que de mani­fes­tan­tes anti­im­pe­ria­lis­tas que sus­tra­je­ron la ban­de­ra sio­nis­ta del recin­to y des­tru­ye­ron par­te de la pared que rodea al edi­fi­cio. Varios de ellos inclu­so con­si­guie­ron entrar en la pro­pia Emba­ja­da, según la cade­na Al Jazee­ra.

Los mani­fes­tan­tes egip­cios han vuel­to a ata­car la misión diplo­má­ti­ca israe­lí exi­gien­do la rup­tu­ra de rela­cio­nes con el Esta­do terro­ris­ta hebreo y la expul­sión del emba­ja­dor. Cen­te­na­res de per­so­nas arma­das con hachas y mar­ti­llos des­tru­ye­ron par­te de la pared pro­tec­to­ra de hor­mi­gón, de 2,5 metros de altura.

El muro fue cons­trui­do por las auto­ri­da­des en res­pues­ta a una serie de mani­fes­ta­cio­nes vio­len­tas de media­dos de agos­to fren­te a la Emba­ja­da tras un aten­ta­do sio­nis­ta en la fron­te­ra de los dos paí­ses: el pasa­do 18 de agos­to, en una reda­da terro­ris­ta con­tra la pobla­ción de Gaza, los mili­ta­res israe­líes mata­ron ade­más a cin­co poli­cías egipcios.

El Minis­te­rio de Sani­dad repor­ta que 219 per­so­nas han resul­ta­do heri­das por la repre­sión a la mani­fes­ta­ción, mien­tras que los medios loca­les ase­gu­ran que una per­so­na falle­ció de un ata­que al corazón.

Los ser­vi­cios de segu­ri­dad de la ciu­dad, pre­sio­na­dos por la emba­ja­da de EE.UU., inter­vi­nie­ron para dis­per­sar a la mul­ti­tud emplean­do abun­dan­tes gra­na­das de gas lacri­mó­geno y dis­pa­ran­do al aire.


EE. UU. veta­rá el reco­no­ci­mien­to del Esta­do Pales­tino en la ONU

La Casa Blan­ca ofi­cial­men­te se ha com­pro­me­ti­do a vetar cual­quier reso­lu­ción en el Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU que pre­vea el reco­no­ci­mien­to del Esta­do Pales­tino, si no hay un acuer­do pre­vio con el régi­men sio­nis­ta de Israel.

El régi­men de EE. UU. ha hecho esta decla­ra­ción inme­dia­ta­men­te des­pués de que las auto­ri­da­des pales­ti­nas se diri­gie­ran al secre­ta­rio gene­ral de la ONU, Ban Ki-moon, con la peti­ción de reco­no­cer a Pales­ti­na como el Esta­do núme­ro 194 de la Orga­ni­za­ción en la Asam­blea General.

La admi­nis­tra­ción pro-sio­nis­ta de EE. UU. decla­ró ante­rior­men­te que ve posi­ble la decla­ra­ción de un Esta­do Pales­tino sólo como fru­to de sus con­ver­sa­cio­nes con Israel, pero no por una deci­sión de la ONU.

Hay que aña­dir que la Asam­blea Gene­ral toda­vía pue­de satis­fa­cer la peti­ción de las auto­ri­da­des pales­ti­nas, pero sin la apro­ba­ción por par­te del Con­se­jo de Segu­ri­dad esta deci­sión solo ten­drá un carác­ter de recomendación.

http://​maria​te​gui​.blogs​pot​.com

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.