Aper­tu­ra de la SUPER-SUR: opi­nión de Eguzki

super surAyer, 6 de sep­tiem­bre, fue la inau­gu­ra­ción ofi­cial de la pri­me­ra fase de la Varian­te Sur Metro­po­li­ta­na que une los barrios Bil­baí­nos de Larras­ki­tu y Peñas­cal y el muni­ci­pio de Trapagaran.

Las auto­ri­da­des polí­ti­cas que par­ti­ci­pa­ron en el acto ofi­cial, con Itziar Gar­men­dia, dipu­tada de Obras Públi­cas y Trans­por­tes a la cabe­za, no para­ron de recor­dar­nos las supues­tas ven­ta­jas de este pro­yec­to. Ya que esta carre­te­ra, según sus pro­mo­to­res, redu­ci­rá los atas­cos de la A‑8 en el Gran Bil­bao. Según las esti­ma­cio­nes rea­li­za­das por este depar­ta­men­to, esta varian­te aco­ge­rá a 23.700 (9.400 camio­nes y 14.300 turis­mos) de los 100.000 vehícu­los que uti­li­zan dia­ria­men­te la A‑8.

Pero, no sabe­mos si a la hora de hacer esta esti­ma­ción y ensal­zar los bene­fi­cios de este pro­yec­to se han teni­do en cuen­ta los aspec­tos nega­ti­vos como:

1. La Super­sur tie­ne como obje­ti­vo reco­ger la cir­cu­la­ción de lar­go reco­rri­do pero el 94% de los vehícu­los que la tran­si­tan dia­ria­men­te por la A‑8, la usan para des­pla­zar­se entre muni­ci­pios o para des­pla­za­mien­tos cuyo ori­gen o des­tino es el Área Metro­po­li­ta­na. Por lo tan­to, la inci­den­cia que va a tener esta nue­va auto­pis­ta en el trá­fi­co es marginal.

2. Los pro­ble­mas prin­ci­pa­les de la A‑8 se dan en los acce­sos a las ciu­da­des. Por lo tan­to, el tiem­po que nos aho­rra­mos con la nue­va carre­te­ra lo per­demos cuan­do entra­mos en la ciudad.

3. Pea­je. Los usua­rios debe­rán pagar por cir­cu­lar por esta vía. En un día labo­ra­ble un turis­mo debe­rá pagar 1,08 euros por el tra­yec­to com­ple­to que cons­ta de 17,8 Km.

4. Trans­por­te pesa­do. Tan­to el trans­por­te pesa­do como los pro­duc­tos peli­gro­sos no podrán cir­cu­lar por la A‑8 en las inme­dia­cio­nes a Bil­bao: la prohi­bi­ción va des­de el inter­cam­bia­dor de Cru­ces y la cone­xión con la Varian­te Este, en Larras­ki­tu. Por lo tan­to los camio­nes ten­drán dos opcio­nes: cir­cu­lar por la Super­sur, pre­vio pago cla­ro, o hacer­lo por el corre­dor del Txo­rie­rri reco­rrien­do varios kiló­me­tros extra. Lo que se tra­du­ce en que prác­ti­ca­men­te, se esta obli­gan­do a esto camio­nes a cir­cu­lar por esta varian­te, que supon­drá un cos­te de 6,74 euros los días laborables.

Pero realmente…¿pueden los trans­por­tis­tas asu­mir este nue­vo cos­te, tenien­do en cuen­ta los dife­ren­tes pea­jes, la con­ti­nua subi­da del com­bus­ti­ble y otros impues­tos deri­va­dos de la cir­cu­la­ción por carretera?

Ade­más, esta medi­da supon­drá un enca­re­ci­mien­to de los por­tes y esto se verá refle­ja­do en el aumen­to del pre­cio de las mer­can­cías en el des­tino. Es decir, los bol­si­llos de todos los ciu­da­da­nos se verán direc­ta­men­te afectados.

5. Los impac­tos sobre el medio físi­co. El escar­pa­do relie­ve de la zona ha hecho que este tra­mo ten­ga unos impac­tos tre­men­dos sobre el medio natu­ral. De momen­to, la carre­te­ra no toca el sue­lo. Sus 17,8 Km están cons­trui­dos a tra­vés de 6 via­duc­tos y 5 túneles.

Esté pro­yec­to ha afec­ta­do a zonas con alto valor natu­ral como: Erre­katxo (Bara­kal­do) que se ve atra­ve­sa­do por un via­duc­to, de 200 m de lon­gi­tud y 32 m de altu­ra en su pun­to máxi­mo, afec­tan­do a una zona rural.

En una esca­la mayor, la actual polí­ti­ca de trans­por­tes está gene­ran­do gra­ves impac­tos ambien­ta­les en el País Vas­co. Ya que, entre 1990 – 2002 se ha dado un incre­men­to del 77% de las emi­sio­nes de gases efec­to inver­na­de­ro, un 500% supe­rior a lo per­mi­ti­do a nues­tro país en el Pro­to­co­lo de Kioto.

Ade­más de estos aspec­tos nega­ti­vos cabe des­ta­car ejem­plos del fra­ca­so que han sido otras varian­tes y carre­te­ras de peaje:

* Túne­les de Artzan­da: su uso actual es infe­rior al 50% de las esti­ma­cio­nes realizadas.

* En Madrid, pri­me­ro se cons­tru­yo la M30, des­pués la M40, M45, M50 y en estos momen­tos se está pro­yec­tan­do la M60, todo esto en un perio­do infe­rior a vein­te años, y los atas­cos continúan.

Tenien­do en cuen­ta lo expues­to has­ta aho­ra nos plan­tea­mos varias preguntas:

* ¿ En caso de que se fina­li­ce el pro­yec­to (32 Km tota­les), habrá un aumen­to en el pre­cio del peaje?

· ¿De dón­de va a salir el dine­ro nece­sa­rio para la cons­truc­ción de esta vía, de momen­to ha cos­ta­do 900 millo­nes de euros, así como para su mantenimiento?

* ¿Se ha teni­do en cuen­ta la pro­yec­ta­da inmi­nen­te cons­truc­ción de la Varian­te Sur Ferro­via­ria, para­le­la a la Super­Sur y a la A‑8?

Que nos expli­quen los esta­dís­ti­cos de las diver­sas ins­ti­tu­cio­nes, cuá­les son los cri­te­rios y datos que mane­jan para la rea­li­za­ción de tres obras casi para­le­las cuyo obje­ti­vo es en prin­ci­pio el mis­mo: des­con­ges­tio­nar la A‑8 en su tra­mo de Bizkaia.

¿Exis­te real­men­te una pla­ni­fi­ca­ción terri­to­rial de movi­li­dad? o está obra es tan solo un paso más en la polí­ti­ca de desa­rro­llo eco­nó­mi­co basa­do tan­to en el des­pil­fa­rro de dine­ro públi­co para bene­fi­cios pri­va­dos así como en la des­truc­ción de recur­sos naturales?

Aho­ra que el daño está hecho real­men­te, ¿Creen las ins­ti­tu­cio­nes que es nece­sa­rio cas­ti­gar de nue­vo la zona para la cons­truc­ción del TAV?

Por todo ello, des­de Eguz­ki pedi­mos la inme­dia­ta para­li­za­ción de la cons­truc­ción del tra­mo res­tan­te así como la gra­tui­dad del ya construido.

Biz­kaia. 2011-09-07

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.