Ya está aquí la tía Yolan­da con la reba­ja- Martxe­lo Diaz

Yolan­da Bar­ci­na ha lle­ga­do al Gobierno nava­rro con las tije­ras afi­la­das, dis­pues­ta a recor­tar todo lo recor­ta­ble y seguir dán­do­le sin parar. La no con­tra­ta­ción de los pro­fe­so­res nece­sa­rios para impar­tir cla­ses con la cali­dad míni­ma exi­gi­ble en la ense­ñan­za públi­ca ya mos­tra­ba que íba­mos a tener un oto­ño calien­te. A la nue­va pre­si­den­ta le da igual que todos los sin­di­ca­tos, todos, pro­tes­ten y digan por acti­va y por pasi­va que con este recor­te de per­so­nal no se pue­de garan­ti­zar la cali­dad del sis­te­ma edu­ca­ti­va. Se recor­ta y punto.

Al día siguien­te de la asam­blea en la que los tra­ba­ja­do­res de la ense­ñan­za anun­cia­ban medi­das de pro­tes­tas en los cen­tros, apa­re­ce el vice­pre­si­den­te Álva­ro Miran­da con una nue­va vuel­ta de tuer­ca a los mal­tre­chos dere­chos socia­les, con un anun­cio de que redu­ci­rá en 327 millo­nes de euros el pre­su­pues­to de este año. De lo que que­da de este año. Setiem­bre, octu­bre, noviem­bre y diciem­bre. Tam­po­co se pue­de decir que sea una sor­pre­sa, ya que UPN fue la úni­ca for­ma­ción que apo­yó la refor­ma cons­ti­tu­cio­nal para esta­ble­cer estos recor­tes. Y el PSN está para hacer lo que le digan en Ferraz o des­de la sede de UPN en la pla­za Prín­ci­pe de Via­na. Si aca­so, pue­den pes­car en río revuel­to y que­dar­se con la Pre­si­den­cia de la Man­co­mu­ni­dad de Iru­ñe­rria, que decir que el reci­cla­je es bueno está de moda, aun­que la reco­gi­da neu­má­ti­ca de Alde Zaha­rra se atasque.

Ya no sor­pren­de a nadie saber de dón­de sal­drá el dine­ro para esos recor­tes, aun­que Miran­da no lo haya dicho toda­vía. Evi­den­te­men­te, no será de infra­es­truc­tu­ras faraó­ni­cas como el TAV, que para algo ya han empe­za­do a fir­mar las pri­me­ras actas de expro­pia­cio­nes en Cadrei­ta. Aun­que real­men­te no se sepa qué inde­mi­ni­za­cio­nes se paga­rán. Si se hun­de el mun­do que se hun­da, Nava­rra siem­pre p’a­lan­te. No ten­dre­mos edu­ca­ción, ni sani­dad, ni ser­vi­cios socia­les, pero ten­dre­mos un tren que va a todo meter aun­que no sir­va a los intere­ses de la ciu­da­da­nía nava­rra. Sere­mos pobres, anal­fa­be­tos, enfer­mos y des­asis­ti­dos, pero los que pue­dan pagar­se el bille­te lle­ga­rán a Madrid en un santiamén.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.