Ya está aquí la tía Yolan­da con la reba­ja- Martxe­lo Diaz

Yolan­da Bar­ci­na ha lle­ga­do al Gobierno nava­rro con las tije­ras afi­la­das, dis­pues­ta a recor­tar todo lo recor­ta­ble y seguir dán­do­le sin parar. La no con­tra­ta­ción de los pro­fe­so­res nece­sa­rios para impar­tir cla­ses con la cali­dad míni­ma exi­gi­ble en la ense­ñan­za públi­ca ya mos­tra­ba que íba­mos a tener un oto­ño calien­te. A la nue­va pre­si­den­ta le da igual que todos los sin­di­ca­tos, todos, pro­tes­ten y digan por acti­va y por pasi­va que con este recor­te de per­so­nal no se pue­de garan­ti­zar la cali­dad del sis­te­ma edu­ca­ti­va. Se recor­ta y pun­to.

Al día siguien­te de la asam­blea en la que los tra­ba­ja­do­res de la ense­ñan­za anun­cia­ban medi­das de pro­tes­tas en los cen­tros, apa­re­ce el vice­pre­si­den­te Álva­ro Miran­da con una nue­va vuel­ta de tuer­ca a los mal­tre­chos dere­chos socia­les, con un anun­cio de que redu­ci­rá en 327 millo­nes de euros el pre­su­pues­to de este año. De lo que que­da de este año. Setiem­bre, octu­bre, noviem­bre y diciem­bre. Tam­po­co se pue­de decir que sea una sor­pre­sa, ya que UPN fue la úni­ca for­ma­ción que apo­yó la refor­ma cons­ti­tu­cio­nal para esta­ble­cer estos recor­tes. Y el PSN está para hacer lo que le digan en Ferraz o des­de la sede de UPN en la pla­za Prín­ci­pe de Via­na. Si aca­so, pue­den pes­car en río revuel­to y que­dar­se con la Pre­si­den­cia de la Man­co­mu­ni­dad de Iru­ñe­rria, que decir que el reci­cla­je es bueno está de moda, aun­que la reco­gi­da neu­má­ti­ca de Alde Zaha­rra se atas­que.

Ya no sor­pren­de a nadie saber de dón­de sal­drá el dine­ro para esos recor­tes, aun­que Miran­da no lo haya dicho toda­vía. Evi­den­te­men­te, no será de infra­es­truc­tu­ras faraó­ni­cas como el TAV, que para algo ya han empe­za­do a fir­mar las pri­me­ras actas de expro­pia­cio­nes en Cadrei­ta. Aun­que real­men­te no se sepa qué inde­mi­ni­za­cio­nes se paga­rán. Si se hun­de el mun­do que se hun­da, Nava­rra siem­pre p’a­lan­te. No ten­dre­mos edu­ca­ción, ni sani­dad, ni ser­vi­cios socia­les, pero ten­dre­mos un tren que va a todo meter aun­que no sir­va a los intere­ses de la ciu­da­da­nía nava­rra. Sere­mos pobres, anal­fa­be­tos, enfer­mos y des­asis­ti­dos, pero los que pue­dan pagar­se el bille­te lle­ga­rán a Madrid en un san­tia­mén.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *