UPN deci­de empe­zar a hablar con el PP y apla­zar las deci­sio­nes – Ramón Sola

La Eje­cu­ti­va de UPN deci­dió ayer tar­de auto­ri­zar a sus tres prin­ci­pa­les car­gos a «enta­blar con­ver­sa­cio­nes» con el PP para «valo­rar la posi­bi­li­dad de con­cu­rrir jun­tos» a los comi­cios esta­ta­les del 20 de noviem­bre, como ha pro­pues­to su pre­si­den­ta, Yolan­da Bar­ci­na. La «troi­ka» nego­cia­do­ra esta­rá for­ma­da por Bar­ci­na, Alber­to Cata­lán y Car­los Gar- cía Ada­ne­ro, entre los que sólo la pri­me­ra pare­ce par­ti­da­ria cla­ra de recu­pe­rar la enten­te con el PP rota en 2008.

El anun­cio fue hecho por el secre­ta­rio gene­ral de UPN, Car­los Gar­cía Ada­ne­ro, que expu­so que la deci­sión se tomó tras un deba­te «amplio e intere­san­te», pero «sin nece­si­dad» de rea­li­zar una vota­ción al res­pec­to. En este pun­to, Ada­ne­ro qui­so dejar cla­ro que si se logra­ra un con­sen­so con el PP, esto sí que ten­dría que ser refrendado.

Por el momen­to, UPN acu­de a las nego­cia­cio­nes con la pre­mi­sa de que el even­tual acuer­do debe man­te­ner la mis­ma situa­ción actual, es decir, que el par­ti­do ten­ga «voz pro­pia» en el Con­gre­so. Y no es una cues­tión bala­dí, por­que pre­ci­sa­men­te éste fue el argu­men­to que usó Sanz para rom­per la fusión con el PP, des­pués de que el par­ti­do de Mariano Rajoy recha­za­ra la opción de que el dipu­tado de UPN se abs­tu­vie­ra ante uno de los pre­su­pues­tos del Gobierno Zapa­te­ro. Gar­cía Ada­ne­ro fijó ayer ese cri­te­rio como «línea roja», lo que de entra­da supo­ne una gran difi­cul­tad para el PP.

Pre­gun­ta­do sobre la dis­po­si­ción mos­tra­da por Miguel Sanz a enca­be­zar una lis­ta pro­pia de UPN, sin pac­to alguno con el PP, Gar­cía Ada­ne­ro res­pon­dió con la ambi­güe­dad pre­vi­si­ble Dijo que es una per­so­na muy váli­da, pero que tam­bién hay otras capa­ci­ta­das, y que se debe man­te­ner «silen­cio res­pe­tuo­so» has­ta que deci­da el Comi­té de Listas.

Por tan­to, aun­que el ini­cio de con­ver­sa­cio­nes supo­ne un aval a la pro­pues­ta de Bar­ci­na, todos los mati­ces apor­ta­dos por Ada­ne­ro apun­tan a que Sanz toda­vía tie­ne bas­tan­te mar­gen para inten­tar frus­trar la ope­ra­ción, en caso de que man­ten­ga su recha­zo al reen­cuen­tro con el PP.

Sin pro­ble­mas con el PSN

La otra posi­ble heri­da abier­ta por Bar­ci­na es la que afec­ta al Gobierno nava­rro, pero ayer se empe­zó a cerrar.

Tan­to Alber­to Cata­lán (UPN) como Juan José Lizar­be (PSN) remar­ca­ron que las cues­tio­nes de gober­na­bi­li­dad deben estar por enci­ma de los intere­ses par­ti­dis­tas, si bien Lizar­be no elu­dió la ten­ta­ción de sub­ra­yar el lío interno de UPN. No obs­tan­te, dijo que espe­ra que esto sólo sea «una tor­men­ta de final de verano». Por su par­te, Cata­lán des­ta­có que por aho­ra «no exis­te nin­gún acuer­do con el PP».

Sobre las supues­tas «heri­das» que pue­den que­dar entre UPN y PP tras su repen­ti­na rup­tu­ra de hace tres años, Gar­cía Ada­ne­ro ha seña­la­do que «el tiem­po dirá si están abier­tas o cerra­das», y ha inci­di­do en que por aho­ra se tra­ta de enta­blar con­ver­sa­cio­nes, que pue­den lle­gar o no a buen puerto.

Asi­mis­mo, y aun­que ha ase­gu­ra­do que no hay fecha para un pri­mer encuen­tro, sí ha dicho que será la pre­si­den­ta de UPN, Yolan­da Bar­ci­na, quien se pon­ga en con­tac­to direc­ta­men­te con el pre­si­den­te del PP, Mariano Rajoy.

Se ha refe­ri­do ade­más a la adver­ten­cia hecha ayer por el pre­si­den­te del PPN, San­tia­go Cer­ve­ra, acer­ca de la «cohe­ren­cia» de UPN por man­te­ner un pac­to de Gobierno con PSN en Nava­rra y nego­ciar otro con el PP en Madrid, y ha ase­gu­ra­do que no ven que sea «incohe­ren­te».

«UPN tie­ne toda la inten­ción de cum­plir lo que ha fir­ma­do con el par­ti­do socia­lis­ta», un acuer­do que «va a durar cua­tro años» y que «no ten­dría que influir» en el con­tac­to con el PP.

«Cada uno, den­tro de cum­plir con sus prin­ci­pios ideo­ló­gi­cos que están en sus esta­tu­tos, inten­ta­mos lle­gar a los mejo­res acuer­dos para satis­fa­cer» las nece­si­da­des de Nava­rra, ha zanjado.ak.

Bil­du obser­va «páni­co» y «deci­sio­nes a la desesperada»

Maior­ga Ramí­rez, pre­si­den­te de EA en Nafa­rroa y par­la­men­ta­rio de Bil­du, salu­dó como «paso muy impor­tan­te» la deci­sión de la Asam­blea de Ara­lar de sumar­se a la uni­dad aber­tza­le para el 20‑N, y des­ta­có de paso que esta con­fluen­cia «está gene­ran­do un ner­vio­sis­mo» en la dere­cha «muy posi­ti­vo para los pro­gre­sis­tas y aber­tza­les». Ramí­rez ani­mó inclu­so a seguir bus­can­do «nue­vas adhe­sio­nes para que las pró­xi­mas elec­cio­nes supon­gan un hito his­tó­ri­co para la liber­tad, para el reco­no­ci­mien­to de nues­tro pue­blo y del dere­cho a decidir».

«En ese camino somos todos nece­sa­rios y por eso es el momen­to de ins­tar a todas las par­tes que pue­den sumar­se al pro­yec­to al que se ha suma­do Ara­lar a que obren con res­pon­sa­bi­li­dad y altu­ra de miras, dejan­do de lado los intere­ses par­ti­dis­tas y tenien­do en cuen­ta que esta­mos ante una opor­tu­ni­dad his­tó­ri­ca», indicó.

Maior­ga Ramí­rez con­si­de­ró como «autén­ti­co páni­co» la reac­ción de UPN, ya que «le está lle­van­do a des­de­cir­se, a modi­fi­car su estra­te­gia y a tomar deci­sio­nes a la deses­pe­ra­da», algo que inter­pre­ta como «cla­ra mues­tra del poten­cial de la uni­dad entre abertzales».

Fuen­te: Gara

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.