Decla­ra­ción del MINREX: Cuba no reco­no­ce al Con­se­jo Nacio­nal de Tran­si­ción golpista

El Minis­te­rio de Rela­cio­nes Exte­rio­res ha pro­ce­di­do a reti­rar a su per­so­nal diplo­má­ti­co en Libia, don­de la inter­ven­ción extran­je­ra y la agre­sión mili­tar de la OTAN han agu­di­za­do el con­flic­to, y han impe­di­do al pue­blo libio avan­zar hacia una solu­ción nego­cia­da y pací­fi­ca, en pleno ejer­ci­cio de su autodeterminación.

La Repú­bli­ca de Cuba no reco­no­ce al Con­se­jo Nacio­nal de Tran­si­ción ni a nin­gu­na auto­ri­dad pro­vi­sio­nal y solo dará su reco­no­ci­mien­to a un gobierno que se cons­ti­tu­ya en ese país, de mane­ra legí­ti­ma y sin inter­ven­ción extran­je­ra, median­te la libre, sobe­ra­na y úni­ca volun­tad del her­mano pue­blo libio.

El emba­ja­dor Víc­tor Ramí­rez Peña y el pri­mer secre­ta­rio Arman­do Pérez Suá­rez, acre­di­ta­dos en Trí­po­li, han man­te­ni­do una con­duc­ta inta­cha­ble, estric­ta­men­te ape­ga­da a su esta­tus diplo­má­ti­co, han corri­do ries­gos y acom­pa­ña­do al pue­blo libio en esta trá­gi­ca situa­ción. Han sido tes­ti­gos direc­tos de los bom­bar­deos de la OTAN sobre obje­ti­vos civi­les y de la muer­te de per­so­nas inocentes.

Con el bur­do pre­tex­to de la pro­tec­ción de civi­les, la OTAN ha ase­si­na­do a miles de éstos, ha des­co­no­ci­do las cons­truc­ti­vas ini­cia­ti­vas de la Unión Afri­ca­na y de otros paí­ses e, inclu­so, vio­la­do las cues­tio­na­bles reso­lu­cio­nes que impu­so al Con­se­jo de Segu­ri­dad, en par­ti­cu­lar con el ata­que a obje­ti­vos civi­les, el finan­cia­mien­to y sumi­nis­tro de arma­men­to a una par­te, así como el des­plie­gue de per­so­nal ope­ra­ti­vo y diplo­má­ti­co en el terreno.

Las Nacio­nes Uni­das han igno­ra­do el cla­mor de la opi­nión públi­ca inter­na­cio­nal, en defen­sa de la paz, y han resul­ta­do cóm­pli­ces de una gue­rra de con­quis­ta. Los hechos con­fir­man las tem­pra­nas adver­ten­cias del Coman­dan­te en Jefe Fidel Cas­tro Ruz y las opor­tu­nas denun­cias de Cuba en la ONU. Aho­ra se sabe mejor para qué sir­ve la lla­ma­da “res­pon­sa­bi­li­dad de pro­te­ger” en manos de los poderosos.

Cuba pro­cla­ma que nada pue­de jus­ti­fi­car el ase­si­na­to de per­so­nas inocentes.

El Minis­te­rio de Rela­cio­nes Exte­rio­res recla­ma el cese inme­dia­to de los bom­bar­deos de la OTAN que siguen cobran­do vidas y reite­ra la urgen­cia de que se per­mi­ta al pue­blo libio encon­trar una solu­ción pací­fi­ca y nego­cia­da, sin inter­ven­ción extran­je­ra, en ejer­ci­cio de su dere­cho inalie­na­ble a la inde­pen­den­cia y la auto­de­ter­mi­na­ción, a la sobe­ra­nía sobre sus recur­sos natu­ra­les y a la inte­gri­dad terri­to­rial de esa her­ma­na nación.

Cuba denun­cia que la con­duc­ta de la OTAN se diri­ge a crear simi­la­res con­di­cio­nes para una inter­ven­ción en Siria y recla­ma el fin de la inje­ren­cia extran­je­ra en ese país ára­be. Lla­ma a la comu­ni­dad inter­na­cio­nal a pre­ve­nir una nue­va gue­rra, ins­ta a las Nacio­nes Uni­das a cum­plir su deber de sal­va­guar­dar la paz y res­pal­da el dere­cho del pue­blo sirio a la ple­na inde­pen­den­cia y autodeterminación.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.