A los pue­blos de Cuba y Eus­kal Herria- [email protected] [email protected] en Cuba

Venezuela deporta a Cuba a los tres refugiados vascos

A los pue­blos de Cuba y Eus­kal Herria

Ele­na Bar­ce­na Argüe­lles, Fran­cis­co Pérez Lekue y José Igna­cio Etxar­te Urbie­ta, per­ma­ne­cían rete­ni­dos en Vene­zue­la des­de su deten­ción en la zona turís­ti­ca de Los Roques por las auto­ri­da­des de inmi­gra­ción por inten­tar entrar ile­gal­men­te en el país en una embar­ca­ción de recreo.

A los pue­blos de Cuba y Eus­kal Herria

La pre­sen­te comu­ni­ca­ción vie­ne obli­ga­da por las infor­ma­cio­nes y acu­sa­cio­nes ver­ti­das con­tra Cuba en car­ta abier­ta del 8 de febre­ro por Ele­na Bar­ce­na y Javier Pérez a tra­vés de la pren­sa sen­sa­cio­na­lis­ta de Espa­ña (El País 15−05−11).

1.- Los acuer­dos Sus­cri­tos entre el gobierno de Fran­cia, Espa­ña, pana­má y cuba que en 1984 con­du­je­ron a la lle­ga­da volun­ta­ria de los pri­me­ros depor­ta­dos Vas­cos a cuba des­de Pana­má fue­ron:

a) Aco­ger­se al asi­lo cubano de mane­ra volun­ta­ria, con car­ta de peti­ción, y por espa­cio míni­mo de seis meses.

b) Para entrar en cuba debía­mos por­tar un pasa­por­te legal-ofi­cial, que nos per­mi­tie­ra via­jar en ese momen­to y pos­te­rior­men­te, si deseá­ba­mos par­tir de Cuba a otro país. El pasa­por­te nos fue expe­di­do por la ONU en pana­má según con­ve­nio de Gine­bra de 1951. El pasa­por­te dice “No esta auto­ri­za­do para regre­sar a Pana­má y a Espa­ña.”

c) Podía­mos per­ma­ne­cer en cuba el tiem­po que deseá­ra­mos, tra­ba­jan­do, estu­dian­do, con ente­ra liber­tad y podía­mos irnos del país cuan­do qui­sié­ra­mos, de ahí la exi­gen­cia cuba­na del docu­men­to de via­je legal para entrar en Cuba. Si salía­mos del país no podía­mos retor­nar por razo­nes obvias.

d) Nos com­pro­me­te­mos a no rea­li­zar acti­vi­da­des polí­ti­co-mili­ta­res con­tra Espa­ña ni otro país, des­de cuba y a ser res­pe­tuo­sos con las leyes cuba­nas.

2.- El pasa­por­te de la ONU, se envia­ba vía Cos­ta Rica a reno­var a Pana­má, has­ta que la inva­sión yan­kee de 1989 lo difi­cul­to y no se pudo reno­var pos­te­rior­men­te.

En los acuer­dos de 1984, no exis­tió nin­gún com­pro­mi­so cubano sobre “sali­das ope­ra­ti­vas”; no hubo en nin­gún momen­to nin­gún com­pro­mi­so sobre temas clan­des­ti­nos con noso­tros.

3.- Las auto­ri­da­des cuba­nas nos han tra­ta­do duran­te estos 27 años, tan­to a noso­tros como a fami­lia­res y ami­gos con todo res­pe­to. En nin­gún otro lugar del mun­do ha teni­do el refu­gia­do polí­ti­co vas­co el res­pe­to y la con­si­de­ra­ción que ha teni­do en este país, tan­to por las auto­ri­da­des como por par­te del pue­blo cubano.

Esto hizo, que por razo­nes huma­ni­ta­rias, razo­nes de tipo medi­co o con­si­de­ra­cio­nes de vidas en peli­gro, y siem­pre de mane­ra volun­ta­ria, Cuba aco­gie­ra en los años 80 a algu­nos depor­ta­dos más entre los que se encuen­tran los dos fir­man­tes de la into­xi­ca­do­ra y ten­den­cio­sa car­ta que J.L.B. fil­tro al dia­rio el País de Espa­ña.

Duran­te casi tres déca­das los depor­ta­dos polí­ti­cos vas­cos, hemos podi­do reha­cer nues­tras vidas y nun­ca hemos roto con el espí­ri­tu de aque­llos acuer­dos.

Hemos sido res­pe­tuo­sos con los prin­ci­pios y las leyes de la revo­lu­ción Cuba­na, cui­dan­do mucho y res­pe­tan­do las nor­mas inter­na­cio­na­les que el esta­do cubano debe man­te­ner.

La revo­lu­ción Cuba­na, ha demos­tra­do siem­pre com­pre­sión soli­da­ria inter­na­cio­na­lis­ta con todos los pue­blos que, como el nues­tro, tra­ba­jan y luchan por la liber­tad en un mun­do mejor.

COLECTIVO DE REFUGIADOS VASCOS EN CUBA (17−05−11).

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *