A los pue­blos de Cuba y Eus­kal Herria- [email protected] [email protected] en Cuba

Venezuela deporta a Cuba a los tres refugiados vascos

A los pue­blos de Cuba y Eus­kal Herria 

Ele­na Bar­ce­na Argüe­lles, Fran­cis­co Pérez Lekue y José Igna­cio Etxar­te Urbie­ta, per­ma­ne­cían rete­ni­dos en Vene­zue­la des­de su deten­ción en la zona turís­ti­ca de Los Roques por las auto­ri­da­des de inmi­gra­ción por inten­tar entrar ile­gal­men­te en el país en una embar­ca­ción de recreo.

A los pue­blos de Cuba y Eus­kal Herria 

La pre­sen­te comu­ni­ca­ción vie­ne obli­ga­da por las infor­ma­cio­nes y acu­sa­cio­nes ver­ti­das con­tra Cuba en car­ta abier­ta del 8 de febre­ro por Ele­na Bar­ce­na y Javier Pérez a tra­vés de la pren­sa sen­sa­cio­na­lis­ta de Espa­ña (El País 15−05−11).

1.- Los acuer­dos Sus­cri­tos entre el gobierno de Fran­cia, Espa­ña, pana­má y cuba que en 1984 con­du­je­ron a la lle­ga­da volun­ta­ria de los pri­me­ros depor­ta­dos Vas­cos a cuba des­de Pana­má fueron:

a) Aco­ger­se al asi­lo cubano de mane­ra volun­ta­ria, con car­ta de peti­ción, y por espa­cio míni­mo de seis meses.

b) Para entrar en cuba debía­mos por­tar un pasa­por­te legal-ofi­cial, que nos per­mi­tie­ra via­jar en ese momen­to y pos­te­rior­men­te, si deseá­ba­mos par­tir de Cuba a otro país. El pasa­por­te nos fue expe­di­do por la ONU en pana­má según con­ve­nio de Gine­bra de 1951. El pasa­por­te dice “No esta auto­ri­za­do para regre­sar a Pana­má y a España.”

c) Podía­mos per­ma­ne­cer en cuba el tiem­po que deseá­ra­mos, tra­ba­jan­do, estu­dian­do, con ente­ra liber­tad y podía­mos irnos del país cuan­do qui­sié­ra­mos, de ahí la exi­gen­cia cuba­na del docu­men­to de via­je legal para entrar en Cuba. Si salía­mos del país no podía­mos retor­nar por razo­nes obvias.

d) Nos com­pro­me­te­mos a no rea­li­zar acti­vi­da­des polí­ti­co-mili­ta­res con­tra Espa­ña ni otro país, des­de cuba y a ser res­pe­tuo­sos con las leyes cubanas.

2.- El pasa­por­te de la ONU, se envia­ba vía Cos­ta Rica a reno­var a Pana­má, has­ta que la inva­sión yan­kee de 1989 lo difi­cul­to y no se pudo reno­var posteriormente.

En los acuer­dos de 1984, no exis­tió nin­gún com­pro­mi­so cubano sobre “sali­das ope­ra­ti­vas”; no hubo en nin­gún momen­to nin­gún com­pro­mi­so sobre temas clan­des­ti­nos con nosotros.

3.- Las auto­ri­da­des cuba­nas nos han tra­ta­do duran­te estos 27 años, tan­to a noso­tros como a fami­lia­res y ami­gos con todo res­pe­to. En nin­gún otro lugar del mun­do ha teni­do el refu­gia­do polí­ti­co vas­co el res­pe­to y la con­si­de­ra­ción que ha teni­do en este país, tan­to por las auto­ri­da­des como por par­te del pue­blo cubano.

Esto hizo, que por razo­nes huma­ni­ta­rias, razo­nes de tipo medi­co o con­si­de­ra­cio­nes de vidas en peli­gro, y siem­pre de mane­ra volun­ta­ria, Cuba aco­gie­ra en los años 80 a algu­nos depor­ta­dos más entre los que se encuen­tran los dos fir­man­tes de la into­xi­ca­do­ra y ten­den­cio­sa car­ta que J.L.B. fil­tro al dia­rio el País de España.

Duran­te casi tres déca­das los depor­ta­dos polí­ti­cos vas­cos, hemos podi­do reha­cer nues­tras vidas y nun­ca hemos roto con el espí­ri­tu de aque­llos acuerdos.

Hemos sido res­pe­tuo­sos con los prin­ci­pios y las leyes de la revo­lu­ción Cuba­na, cui­dan­do mucho y res­pe­tan­do las nor­mas inter­na­cio­na­les que el esta­do cubano debe mantener.

La revo­lu­ción Cuba­na, ha demos­tra­do siem­pre com­pre­sión soli­da­ria inter­na­cio­na­lis­ta con todos los pue­blos que, como el nues­tro, tra­ba­jan y luchan por la liber­tad en un mun­do mejor.

COLECTIVO DE REFUGIADOS VASCOS EN CUBA (17−05−11).

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.