Los caño­nes ocul­ta­dos por el PNV salen a la luz en Gipuz­koa

La dipu­tada de Hacien­da, Hele­na Fran­co, y la por­ta­voz foral, Larraitz Ugar­te, han infor­ma­do hoy de la situa­ción pre­su­pues­ta­ria de la Dipu­tación en una rue­da de pren­sa.

Fran­co ha dicho que, «sin entrar en alar­mis­mos», la situa­ción es deli­ca­da y «peor» de la que ellos espe­ra­ban encon­trar en la ins­ti­tu­ción foral, lo que, a su jui­cio, no se debe a un «error de cálcu­lo» en la ela­bo­ra­ción de las cuen­tas sino a una acti­tud «poco pru­den­te y poco res­pon­sa­ble» del ante­rior Gobierno foral, for­ma­do por PNV y Hamai­ka Bat.

Este des­fa­se de 100 millo­nes de euros (35 millo­nes de incre­men­to en gas­tos y 66 millo­nes por baja­da en recau­da­ción) exi­ge, según Fran­co, una reor­de­na­ción de los gas­tos para «prio­ri­zar» las par­ti­das de polí­ti­ca social y fomen­to del trans­por­te públi­co y «sacri­fi­car» otras inver­sio­nes que esta­ban en «fase de pre­su­pues­to» y que, en nin­gún caso, supo­ne su olvi­do defi­ni­ti­vo. En con­cre­to, ha men­cio­na­do par­ti­das des­ti­na­das, por ejem­plo, a las varian­tes de Irun y Zarautz.

Ha expli­ca­do que se tra­ta de una «para­li­za­ción téc­ni­ca para cua­tro meses» por pro­ble­mas pre­su­pues­ta­rios que han here­da­do a su lle­ga­da a la Dipu­tación, en la que su inten­ción es «no recu­rrir a más endeu­da­mien­to», aun­que pue­den lle­gar impre­vis­tos que tal vez lo pudie­ran hacer nece­sa­rio.

En los tiem­pos en que la CAV era un batzo­ki jamás se tuvie­ron estos datos, el maqui­lla­je de las cuen­tas se acom­pa­ñó del ferreo con­trol «infor­ma­ti­vo».

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *