Los caño­nes ocul­ta­dos por el PNV salen a la luz en Gipuzkoa

La dipu­tada de Hacien­da, Hele­na Fran­co, y la por­ta­voz foral, Larraitz Ugar­te, han infor­ma­do hoy de la situa­ción pre­su­pues­ta­ria de la Dipu­tación en una rue­da de prensa.

Fran­co ha dicho que, «sin entrar en alar­mis­mos», la situa­ción es deli­ca­da y «peor» de la que ellos espe­ra­ban encon­trar en la ins­ti­tu­ción foral, lo que, a su jui­cio, no se debe a un «error de cálcu­lo» en la ela­bo­ra­ción de las cuen­tas sino a una acti­tud «poco pru­den­te y poco res­pon­sa­ble» del ante­rior Gobierno foral, for­ma­do por PNV y Hamai­ka Bat.

Este des­fa­se de 100 millo­nes de euros (35 millo­nes de incre­men­to en gas­tos y 66 millo­nes por baja­da en recau­da­ción) exi­ge, según Fran­co, una reor­de­na­ción de los gas­tos para «prio­ri­zar» las par­ti­das de polí­ti­ca social y fomen­to del trans­por­te públi­co y «sacri­fi­car» otras inver­sio­nes que esta­ban en «fase de pre­su­pues­to» y que, en nin­gún caso, supo­ne su olvi­do defi­ni­ti­vo. En con­cre­to, ha men­cio­na­do par­ti­das des­ti­na­das, por ejem­plo, a las varian­tes de Irun y Zarautz.

Ha expli­ca­do que se tra­ta de una «para­li­za­ción téc­ni­ca para cua­tro meses» por pro­ble­mas pre­su­pues­ta­rios que han here­da­do a su lle­ga­da a la Dipu­tación, en la que su inten­ción es «no recu­rrir a más endeu­da­mien­to», aun­que pue­den lle­gar impre­vis­tos que tal vez lo pudie­ran hacer necesario.

En los tiem­pos en que la CAV era un batzo­ki jamás se tuvie­ron estos datos, el maqui­lla­je de las cuen­tas se acom­pa­ñó del ferreo con­trol «infor­ma­ti­vo».

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.