¿La recien­te his­to­ria de las exco­lo­nias de Amé­ri­ca lati­na se repe­ti­rá en la Madre Patria del Esta­do Espa­ñol?- Ani­bal Gar­zón

La cri­sis que infec­tó Amé­ri­ca Lati­na tras la subi­da del pre­cio del petró­leo en 1973 y el pos­te­rior aumen­to del tipo de inte­rés que apro­bó el pre­si­den­te esta­dou­ni­den­se Ronald Reagan en 1980 como solu­ción de la infla­ción, con­lle­vó una reduc­ción fis­cal de las eco­no­mías lati­no­ame­ri­ca­nas, depen­dien­tes del dólar, a favor de un plan de ajus­te estruc­tu­ral, el Con­sen­so de Washing­ton. Los pla­nes neo­li­be­ra­les dic­ta­ban que los esta­dos deja­sen de inter­ve­nir en la eco­no­mía, pri­va­ti­zan­do ser­vi­cios públi­cos. Rápi­da­men­te las res­pues­tas socia­les de los des­fa­vo­re­ci­dos, en una estruc­tu­ra social cada vez más dico­tó­mi­ca como dic­ta la ley mar­xis­ta de acu­mu­la­ción capi­ta­lis­ta, comen­za­rían a hacer escu­char sus rui­dos, muchos de ellos espon­tá­neos y sin van­guar­dia orga­ni­za­ti­va. En febre­ro de 1989 se dio en Vene­zue­la el famo­so “Cara­ca­zo”, don­de miles de vene­zo­la­nos salie­ron a las calles a saquear comer­cios dado que no podían obte­ner ni pro­duc­tos de pri­me­ra nece­si­dad por sus ele­va­dos pre­cios tras la libe­ra­ción eco­nó­mi­ca. El Pre­si­den­te Car­los Andrés Pérez repri­mió y fue­ron ase­si­na­dos más de un cen­te­nar de mani­fes­tan­tes. En Cocha­bam­ba, Boli­via, con la pri­va­ti­za­ción en el año 2000 de un ele­men­to esen­cial para vivir, el agua, se pro­du­je­ron pro­tes­tas de cen­te­na­res de des­fa­vo­re­ci­dos sin recur­sos mone­ta­rios, y el gobierno de Hugo Ban­zer y la alcal­día de Man­fred Reyes Villa repri­mie­ron dura­men­te ase­si­nan­do a mani­fes­tan­tes. His­to­ria que se repi­tió con la repre­sión y muer­te de más de 50 ciu­da­da­nos del muni­ci­pio de El Alto (La Paz) por la repre­sión orde­na­da por el Pre­si­den­te Sán­chez de Losa­da en la lla­ma­da Gue­rra del Gas, don­de los mani­fes­tan­tes se movi­li­za­ban con­tra la ven­ta de Gas a Chi­le para expor­tar a Esta­dos Uni­dos mien­tras el pue­blo boli­viano no podía dis­fru­tar de ese pro­duc­to. No menos fue­ron las pro­tes­tas en Argen­ti­na en el lla­ma­do cace­ro­la­zo con­tra la cri­sis eco­nó­mi­ca que pro­du­jo las polí­ti­cas neo­li­be­ra­les del expre­si­den­te Car­los Menem por la pari­dad del dólar con el peso, y la pos­te­rior res­tric­ción de los fon­dos pri­va­dos cono­ci­do como el Corra­li­to. Una his­tó­ri­ca cla­se media argen­ti­na que des­apa­re­ce­ría. Las mani­fes­ta­cio­nes tuvie­ron la res­pues­ta repre­si­va del expre­si­den­tes De la Rua pro­vo­can­do 39 muer­tos.

Los movi­mien­tos anti­neo­li­be­ra­les no solo ini­cia­ron sus resis­ten­cias sino tam­bién una cons­truc­ción polí­ti­ca gene­ran­do la cri­sis de par­ti­dos tra­di­cio­na­les. En 1998 en Vene­zue­la es nom­bra­do como pre­si­den­te el boli­va­riano Hugo Chá­vez, en 2003 el pero­nis­ta de izquier­das Nés­tor Kirch­ner y en 2005 el indí­ge­na Evo Mora­les.

Actual­men­te en el Esta­do Espa­ñol sur­gió un nue­vo movi­mien­to de pro­tes­ta, el lla­ma­do 15‑M, con­tra la cri­sis eco­nó­mi­cas y las ase­so­rías de futu­ros res­ca­tes neo­li­be­ra­les del FMI. Las fuer­zas del esta­do han res­pon­di­do con repre­sión a los mani­fes­tan­tes, inclu­so a los que pro­tes­ta­ron con­tra la recien­te visi­ta del Papa al Esta­do Espa­ñol al gene­rar un cos­to de 80 millo­nes de euros en los fon­dos públi­cos en ple­na cri­sis. Ade­más, las actua­les medi­das impul­sa­das tum­ban el esta­do del “bien­es­tar” al apro­bar auto­ri­ta­ria­men­te los par­la­men­ta­rios del PP y PSOE refor­mar el artícu­lo 135 de la Cons­ti­tu­ción (el refe­ren­te a la Deu­da Públi­ca), sin rea­li­zar­se nin­gún refe­rén­dum popu­lar, para para recor­tar más dere­chos socia­les con la reduc­ción fis­cal de no supe­rar un défi­cit del 0,4%. El pró­xi­mo 20 de Noviem­bre habrá elec­cio­nes gene­ra­les en el Esta­do Espa­ñol. Al ser eti­qu­ta­do social­men­te el PSOE como el cau­san­te de la cri­sis pro­du­ci­rá la vic­to­ria elec­to­ral del PP pero segu­ra­men­te dos o tres años des­pués de su vic­to­ria y con el extre­mis­mo de la imple­men­ta­ción de nue­vos pro­gra­mas neo­li­be­ra­les que impul­sa­rá el PP afec­tan­do a la cla­se media espa­ño­la gene­ra­rá final­men­te una cri­sis del sis­te­ma de par­ti­dos tra­di­cio­na­les como suce­dió en las anti­guas colo­nias. Eso si, harán fal­ta líde­res, como en Amé­ri­ca Lati­na, que trans­for­men el movi­mien­to de pro­tes­ta en una cons­truc­ción polí­ti­ca sino que­re­mos que se mani­fies­te el fas­cis­mo espa­ñol.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *