El asal­to «huma­ni­ta­rio» al pue­blo libio – Ste­lla Calo­ni


A una sema­na del pasa­do 21 de agos­to cuan­do la Orga­ni­za­ción del Atlán­ti­co Norte(Otan) anun­cia­ra, des­pués de varios días de bom­bar­deos sos­te­ni­dos sobre Trí­po­li, que sus “rebel­des” habían toma­do la capi­tal de Libia, la resis­ten­cia con­ti­núa y no han podi­do esta­ble­cer una sede de gobierno allí, a pesar de lo cuál el Con­se­jo Nacio­nal de Transición(CNT) ya ha sido reco­no­ci­do por los gran­des paí­ses.
Como un hecho sim­bó­li­co de lo que sig­ni­fi­ca la con­tra­in­sur­gen­cia infor­ma­ti­va, los pro­pios voce­ros del CNT con­fir­ma­ron que la supues­ta toma de la Pla­za Ver­de el pasa­do 21 de agos­to fue una ima­gen fal­sa. Como en el mejor fil­me de Holly­wood esa esce­na se había fil­ma­do en Qatar con una apa­rien­cia de la Pla­za Ver­de y con sus “extras”.
La com­pa­ra­ción de varios fotó­gra­fos per­mi­tió des­nu­dar la men­ti­ra com­pra­da por los medios de comu­ni­ca­ción, con­fe­san­do los voce­ros del CNT que se había hecho “por la nece­si­dad de lograr el reco­no­ci­mien­to” de las poten­cias. El pre­si­den­te de Vene­zue­la. Hugo Chá­vez Fría corro­bo­ró la fal­se­dad de esa ima­gen el pasa­do 27 de agos­to.
Esta­dos Uni­dos se ade­lan­tó unos días, abrien­do una emba­ja­da del CNT en Washing­ton, antes de que la OTAN ter­mi­na­ra su fae­na, lo que les ha cos­ta­do un pre­cio alto.
Cuan­to más días pasan, más evi­den­te es que se tra­ta de un mode­lo nue­vo de inva­sión, dis­fra­za­do de rebe­lión popu­lar, o “gue­rra civil” que se dilu­ye a medi­da que la OTAN avan­za y demues­tra que la inter­ven­ción esta­ba pre­pa­ra­da des­de hace mucho tiem­po por Esta­dos Uni­dos y sus socios.
Tres días des­pués de la “toma” de Trí­po­li, la ofer­ta del CNT de pagar un millón 600 mil dóla­res y amnis­tiar a quien “mate o entre­gue vivo” al líder libio Muam­mar Gada­fi (1) evi­den­cia la inmo­ra­li­dad de la gue­rra colo­nial que libra la OTAN en ese país.
Des­de el momen­to en que el 19 de mar­zo pasa­do Fran­cia y Gran Bre­ta­ña comen­za­ron a bom­bar­dear Libia, con la OTAN detrás, la “mano extran­je­ra” era más que obvia.
No era nece­sa­rio espe­rar a que los bom­bar­deos suma­ran alre­de­dor de unos ocho mil sobre ese país, de sólo unos seis millo­nes de habi­tan­tes y que se reco­no­cie­ra la pre­sen­cia de mer­ce­na­rios y “ase­so­res” extran­je­ros, para enten­der de qué se tra­ta la acción “huma­ni­ta­ria” del poder hege­mó­ni­co en Libia.
El 22 de agos­to pasa­do el soció­lo­go esta­dou­ni­den­se James Petras seña­la­ba des­de Nue­va York que se debe carac­te­ri­zar a esta gue­rra con­tra Libia y su pue­blo “como uno de los gran­des crí­me­nes del nue­vo mile­nio. El hecho de que por 188 días la OTAN : las fuer­zas de Fran­cia, Gran Bre­ta­ña y Esta­dos Uni­dos hayan esta­do arro­jan­do bom­bas sig­ni­fi­can 188 días de muer­te y des­truc­ción y a par­tir de esos actos han toma­do terreno sus mer­ce­na­rios”.
Lo que se advier­te es que hubo un rela­to úni­co sobre la “ale­gría” del pue­blo libio por la supues­ta “toma” de Trí­po­li, que aún no se ha con­cre­ta­do, sin men­cio­nar en nin­gún momen­to los fero­ces bom­bar­deos de la OTAN sobre la capi­tal, que deja­ron una secue­la de más de tres mil muer­tos-según la últi­mas cifras que reco­gen los infor­mes– y cin­co mil heri­dos, cuya cifra cada día aumen­ta más.
A lo lar­go de la gue­rra colo­nial, la OTAN afec­tó todas las infra­es­truc­tu­ras ade­más de pro­du­cir miles de víc­ti­mas y abrió el camino para que pudie­ran entrar sus “rebel­des”,
“Los rebel­des de la OTAN ” (como titu­lé en mayo de 2011 tres notas sobre Libia envia­das a la web y publi­ca­das por la Red Nica­ra­gua Socia­lis­ta) se con­vir­tie­ron, a ojos vis­tas, en típi­cos mer­ce­na­rios, que alla­nan casas, patean­do puer­tas al mejor esti­lo de los ocu­pan­tes de Irak, lle­van­do ban­de­ras y vin­chas monár­qui­cas.
En Noviem­bre de 2010 el pre­si­den­te Barack Oba­ma había admi­ti­do ante The New York Times, el envío de “coman­dos de la CIA ” para ase­so­rar y apo­yar una rebe­lión en Libia.
Uno de los jefes actua­les de los “rebel­des” es Hif­ter Jali­fa un hom­bre de la CIA que vivía des­de hace años en las afue­ras de Washing­ton, como lo reve­ló el 30 de mar­zo de 2011 Patrick Mar­tin en un artícu­lo publi­ca­do por la Red Rebe­lión (tra­duc­ción de Loles Oli­ván,) Sos­tie­ne Mar­tin que el CNT “el gru­po con sede en Bengha­zi que habla en nom­bre de las fuer­zas rebel­des que com­ba­ten al régi­men, ha nom­bra­do en la direc­ción de sus ope­ra­cio­nes mili­ta­res a un anti­guo cola­bo­ra­dor de la CIA. Hif­ter Jali­fa, ex coro­nel del ejér­ci­to libio, como reve­ló McClatchy News­pa­pers”.
Hif­ter había lle­ga­do a Bengha­zi el 14 de mar­zo y cin­co días des­pués el tabloi­de bri­tá­ni­co Daily Mail, lo des­cri­bió como una de las “dos estre­llas mili­ta­res de la revo­lu­ción” que lle­gó para “pres­tar a las fuer­zas rebel­des cier­ta cohe­ren­cia tác­ti­ca”.
Había figu­ra­do en un infor­me del Washing­ton Post (26 de mar­zo de 1996) en una rebe­lión arma­da con­tra Gada­fi en Libia don­de se lo men­cio­na­ba con “una varian­te orto­grá­fi­ca de su nom­bre” como el coro­nel “Haf­tar Jali­fa, rela­ta Mar­tin.
Se tra­ta­ba de un gru­po al esti­lo de la “con­tra” (que actuó con­tra Nica­ra­gua san­di­nis­ta en los años 80) basa­do en Esta­dos Uni­dos “deno­mi­na­do Ejér­ci­to Nacio­nal Libio”. Jali­fa se había Uni­do en 1987 al Fren­te de Sal­va­ción Nacio­nal Libio ”el prin­ci­pal gru­po de opo­si­ción a Gada­fi, que con­ta­ba con el res­pal­do de la CIA esta­dou­ni­den­se”.
Advier­te Mar­tin que nin­gu­na de las cade­nas de tele­vi­sión ocu­pa­das en ala­bar a los ‘lucha­do­res por la liber­tad’ del este de Libia, se ha moles­ta­do en infor­mar que estas fuer­zas están al man­do de un anti­guo colaborador”de la CIA. Con­si­de­ra que la rebe­lión ini­cial fue “secues­tra­da por el impe­ria­lis­mo”.
Esto fue evi­den­te tam­bién cuan­do algu­nos de los opo­si­to­res, como el gene­ral Abdel Fath You­nis, que apa­re­cía como el jefe de la “rebe­lión” en Ben­gazhi fue ase­si­na­do, el pasa­do 26 de julio, jun­to a otros dos mili­ta­res libios, por los “rebel­des” que los habían uti­li­za­do para armar el foco de acción en febre­ro de este año.
El rela­to úni­co arma­do para crear un con­sen­so mun­dial sobre el tema Libia es fal­si­fi­ca­do y se des­mo­ro­na.
Resul­ta bur­do que Esta­dos Uni­dos y los gobier­nos euro­peos se reu­nie­ran con el “gobierno” del CNT cuan­do aún no está en la capi­tal y que pidie­ran la des­con­ge­la­ción de los mul­ti­mi­llo­na­rios fon­dos del Esta­do libio.
Es escan­da­lo­so que la ONU estu­die como modi­fi­car la pasa­da Reso­lu­ción 1973 para per­mi­tir des­con­ge­lar los fon­dos, que mane­ja­rán los paí­ses par­ti­ci­pan­tes en la inva­sión y en el saqueo de Libia.
El anun­cio del “con­trol de Libia” sig­ni­fi­ca que la OTAN está dis­pues­ta a no dejar pie­dra sobre pie­dra y que­dar­se en el lugar.
LOS MEDIOS DE INCOMUNICACION
Cuan­do los medios infor­ma­ron sobre la toma del “com­ple­jo resi­den­cial” de Gada­fi se refe­rían al vie­jo cuar­tel Bab el Azi­zia don­de el líder libio tenía una car­pa simi­lar a las del desier­to para reci­bír a per­so­na­li­da­des, perio­dis­tas y ami­gos, has­ta que fue bom­bar­dea­do en 1986.
Se dijo que los “rebel­des” toma­ron la resi­den­cia de Gada­fi “derri­ban­do muros” cuan­do entra­ron cami­nan­do entre escom­bros des­pués de más de 60 bom­bar­deos de la OTAN sobre ese lugar.
Bab el Azi­zia no tenía ins­ta­la­cio­nes admi­nis­tra­ti­vas, ni impor­tan­cia mili­tar, ni vivía Gada­fi. Era un lugar sim­bó­li­co que recor­da­ba el bom­bar­deo de Esta­dos Uni­dos en 1986, ase­si­nan­do enton­ces a una hija peque­ña del gober­nan­te libio y más de un cen­te­nar de civi­les, entre ellos muchos estu­dian­tes, sor­pren­di­dos en los dor­mi­to­rios uni­ver­si­ta­rios.
Con res­pec­to a los perio­dis­tas del Hotel Rixos, los medios infor­ma­ron que esta­ban “rete­ni­dos” por el gobierno libio, cuan­do ellos mis­mos se encar­ga­ron de denun­ciar que esta­ban sitia­dos por gru­pos “rebel­des”, varios de ellos ame­na­za­dos como el direc­tor de la Red Vol­tai­re , Thie­rri Meys­san, y que ofi­cia­les libios faci­li­ta­ron la lle­ga­da de la Cruz Roja para sacar­los del lugar.
En tan­to el dia­rio esta­dou­ni­den­se The New York Times rati­fi­có el pasa­do 21 de agos­to que avio­nes nor­te­ame­ri­ca­nos no tri­pu­la­dos arre­me­tie­ron con­tra fuer­zas del líder libio, pese a que su rol y el de la Orga­ni­za­ción del Atlán­ti­co Nor­te (OTAN) era sólo el de “res­guar­dar” a civi­les.
Según el rota­ti­vo-que citó Tele­sur- en los últi­mos días Esta­dos Uni­dos esta­ble­ció una vigi­lan­cia aérea de 24 horas sobre las zonas con­tro­la­das por el Gobierno libio, en lo que has­ta aho­ra ha sido la más inten­sa serie de ata­ques per­pe­tra­dos sobre ese país. El perió­di­co infor­mó que en este ope­ra­ti­vo “la nación nor­te­ame­ri­ca­na empleó avio­nes no tri­pu­la­dos ‘Pre­da­tor’ que detec­ta­ron. Siguie­ron y en oca­sio­nes has­ta lle­ga­ron a dis­pa­rar con­tra las fuer­zas de Kha­da­fi.
Ade­más men­cio­nó los tes­ti­mo­nios de algu­nos ana­lis­tas, que opi­nan que estas agre­sio­nes “tenían como obje­ti­vo abrir el camino a los opo­si­to­res a Gada­fi”.
Se reco­no­ce que los mer­ce­na­rios tam­bién reci­bie­ron ayu­da por poten­cias como Rei­no Uni­do y Fran­cia, que des­de el mes de julio des­ple­ga­ron fuer­zas espe­cia­les en Libia para entre­nar y armar a “los rebel­des”.
“Aún des­pués de dos mil 600 falle­ci­dos, con­ta­bi­li­za­dos has­ta el domin­go pasa­do la Alian­za Atlán­ti­ca no hace un alto al fuego”señala el perió­di­co.
Gada­fi había anun­cia­do tem­pra­na­men­te que las poten­cias impe­ria­les comen­za­rían una agre­sión sobre su país basa­dos en “repor­tes de pren­sa” lo que los medios nun­ca publi­ca­ron, ni escu­chó Nacio­nes Uni­das. Tam­po­co fue­ron inves­ti­ga­das sus denun­cias sobre las vio­la­cio­nes de dere­chos huma­nos por par­te de los lla­ma­dos “rebel­des”, con prue­bas y evi­den­cias.
A pesar de que el gobierno libio pro­pu­so el cese el fue­go espe­ci­fi­can­do que no podía ser “uni­la­te­ral”, que cum­plió en no uti­li­zar avio­nes de com­ba­te y acep­tó la pre­sen­cia de obser­va­do­res que cer­ti­fi­ca­ron que no se com­pro­ba­ban bom­bar­deos a la pobla­ción civil , esto fue silen­cia­do.
Se mien­te sin suti­le­za algu­na. No se dijo-sal­vo las raras excep­cio­nes que exis­ten que Libia acep­tó la pro­pues­ta de diá­lo­go de la Unión Afri­ca­na (UA) para poner fin al con­flic­to. Pero los gru­pos arma­dos finan­cia­dos por Esta­dos Uni­dos y sus socios y la OTAN la recha­za­ron, como recha­za­ron todas las ofer­tas por una solu­ción pací­fi­ca.
Tan­to Esta­dos Uni­dos como Fran­cia reco­no­cie­ron públi­ca­men­te que envia­ron mili­ta­res a Ben­gazhi para entre­nar a las fuer­zas agre­so­ras, incum­plien­do la reso­lu­ción 1973 del Con­se­jo de Segu­ri­dad que prohi­bía el ingre­so de per­so­nal extran­je­ro por tie­rra.
Tam­bién la con­fis­ca­ción de bie­nes del Esta­do libio impues­ta por Esta­dos Uni­dos y las poten­cias euro­peas fue­ron usa­dos y des­via­dos para apo­yar a los gru­pos arma­dos, en su mayo­ría mer­ce­na­rios, cuya pre­sen­cia ya reco­no­cen tam­bién varios gobier­nos.
Se acep­tó que estos sin tener terri­to­rio ocu­pa­do con­for­ma­ran el Ban­co Cen­tral de Ben­gazhi a fines de mar­zo pasa­do y que nego­cia­ran el petró­leo. Este nue­vo mode­lo de inter­ven­ción mar­ca otra esca­la­da. Ya nadie disi­mu­la que fue­ron por petró­leo, agua, gas, oro y para ins­ta­lar allí al sede del coman­do Afri­com de Esta­dos Uni­dos que con­tro­la­rá Afri­ca si el mun­do no lo detie­ne. Ni siquie­ra uti­li­za­ron el rema­ni­do argu­men­to del “terro­ris­mo inter­na­cio­nal con que jus­ti­fi­can su expan­sión fas­cis­ta de estos tierm­pos.
Ste­lla Callo­ni

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *