La revo­lu­ción en cur­so de Islan­dia: un pue­blo que no es noti­cia para los impe­rios- Apo­rrea

Nota de apo­rrea: Hemos publi­ca­do este artícu­lo o rese­ña de la expe­rien­cia en Islan­dia en la sec­ción de noti­cias, por el rele­van­te ejem­plo que ha sig­ni­fi­ca­do la deci­sión de un pue­blo de 320 mil ciu­da­da­nos de hacer valer el poder ori­gi­na­rio, la Sobe­ra­nia del Pue­blo ante la esta­fa de los due­ños del capi­tal mun­dial y que lle­va­ron a este país a una situa­ción inima­gi­na­ble de decla­rar­se en Ban­ca­rro­ta ante una deu­da que supe­ra­ba en 900% su PIB.

«Se debe mirar a Islan­dia. Negar­se a some­ter­se a los intere­ses extran­je­ros: es el ejem­plo de un peque­ño país que indi­có cla­ra­men­te que el pue­blo es sobe­rano. Es por eso que no está en la noti­cias.»

Y diría­mos des­de apo­rrea: no es noti­cia para los gran­des medios con­tro­la­dos por los esta­fa­do­res y gran­des due­ños del capi­tal mun­dial


Dee­na Stry­ker
Daily Kos

Un pro­gra­ma radial ita­liano hablan­do sobre la revo­lu­ción en cur­so de Islan­dia es un ejem­plo impre­sio­nan­te de lo poco que nues­tros medios de comu­ni­ca­ción nos dicen sobre el res­to del mun­do. Los esta­dou­ni­den­ses pue­den recor­dar que al ini­cio de la cri­sis finan­cie­ra de 2008, Islan­dia, lite­ral­men­te, se decla­ró en quie­bra. Las razo­nes se men­cio­nan sólo de pasa­da, y des­de enton­ces este miem­bro poco cono­ci­do de la Unión Euro­pea vol­vió a caer en el olvi­do. Como los paí­ses euro­peos caen uno tras otro, ponien­do en peli­gro el euro, con reper­cu­sio­nes para todo el mun­do, la últi­ma cosa que los pode­res desean es que el caso de Islan­dia se con­vier­ta en un ejem­plo. He aquí por qué: Cin­co años de un régi­men pura­men­te neo­li­be­ral había hecho de Islan­dia, (pobla­ción de 320.000 per­so­nas, sin ejér­ci­to), uno de los paí­ses más ricos del mun­do. En el año 2003 todos los ban­cos del país se pri­va­ti­za­ron y en un esfuer­zo por atraer inver­sio­nis­tas extran­je­ros ofre­cie­ron prés­ta­mos en línea, cuyos cos­tos míni­mos les per­mi­tió ofre­cer tasas rela­ti­va­men­te altas de ren­di­mien­to. Las cuen­tas, lla­ma­das “Ice­sa­ve”, atra­je­ron a muchos peque­ños inver­so­res ingle­ses y holan­de­ses. Pero a medi­da que las inver­sio­nes cre­cie­ron tam­bién lo hizo la deu­da de los ban­cos extran­je­ros. En 2003 la deu­da de Islan­dia era igual a 200 veces su PIB, pero en 2007 fue del 900 por cien­to. La cri­sis mun­dial finan­cie­ra de 2008 fue el gol­pe de gra­cia. Los tres prin­ci­pa­les ban­cos islan­de­ses, Land­ban­ki, Kapthing y Glit­nir, que­bra­ron y fue­ron nacio­na­li­za­dos, mien­tras que la coro­na per­dió el 85% de su valor con res­pec­to al Euro. Al final del año Islan­dia se decla­ró en ban­ca­rro­ta.

Con­tra­ria­men­te a lo que se podría espe­rar, la cri­sis dió lugar a la recu­pe­ra­ción de los dere­chos sobe­ra­nos de los islan­de­ses, a tra­vés de un pro­ce­so de demo­cra­cia direc­ta par­ti­ci­pa­ti­va que final­men­te con­du­jo a una nue­va Cons­ti­tu­ción. Pero sólo des­pués de mucho dolor.

Geir Haar­de, el Pri­mer Minis­tro de un gobierno de coa­li­ción social­de­mó­cra­ta, nego­ció 2.100.000 dóla­res de prés­ta­mo, a lo que los paí­ses nór­di­cos agre­ga­ron otros 2.500.000. Sin embar­go, la comu­ni­dad finan­cie­ra extran­je­ra pre­sio­na­ba a Islan­dia para impo­ner medi­das drás­ti­cas. El FMI y la Unión Euro­pea que­rían hacer­se car­go de su deu­da, ale­gan­do que era el úni­co camino para que el país pague la deu­da a Holan­da y Gran Bre­ta­ña, que habían pro­me­ti­do reem­bol­sar­la a sus ciu­da­da­nos.

Las pro­tes­tas y los dis­tur­bios con­ti­nua­ron y, final­men­te, obli­ga­ron al gobierno a renun­ciar. Las elec­cio­nes se ade­lan­ta­ron a abril de 2009, resul­tan­do una coa­li­ción de izquier­da que con­de­na­ba el sis­te­ma eco­nó­mi­co neo­li­be­ral, pero de inme­dia­to cedió a sus deman­das de que Islan­dia debía pagar un total de 3.500.000 euros. Esto requie­re que cada ciu­da­dano islan­dés abo­ne 100 euros al mes (o alre­de­dor de 130 dóla­res) duran­te 15 años, el 5,5% de inte­rés, para pagar una deu­da con­traí­da por el sec­tor pri­va­do vis a vis. Fue la gota que col­mó el vaso.

Lo que suce­dió des­pués fue extra­or­di­na­rio. La creen­cia de que los ciu­da­da­nos tenían que pagar por los erro­res de un mono­po­lio finan­cie­ro, que a toda una nación se le debe impo­ner el pagar las deu­das pri­va­das se hizo añi­cos, se trans­for­mó la rela­ción entre los ciu­da­da­nos y sus ins­ti­tu­cio­nes polí­ti­cas y, final­men­te, con­du­jo a los líde­res de Islan­dia al lado de sus elec­to­res . El Jefe del Esta­do, Ola­fur Rag­nar Grims­son, se negó a rati­fi­car la ley que hace a los ciu­da­da­nos de Islan­dia res­pon­sa­bles de sus deu­das ban­ca­rias y acep­tó las lla­ma­das a un refe­rén­dum.

Por supues­to la comu­ni­dad inter­na­cio­nal sólo aumen­tó la pre­sión sobre Islan­dia. Gran Bre­ta­ña y Holan­da, ame­na­za­ron con repre­sa­lias terri­bles de ais­lar al país. Como los islan­de­ses fue­ron a votar, los ban­que­ros extran­je­ros ame­na­za­ron con blo­quear cual­quier ayu­da del FMI. El gobierno bri­tá­ni­co ame­na­zó con con­ge­lar los aho­rros islan­de­ses y cuen­tas corrien­tes. Como dijo Grims­son: “Nos dije­ron que si nos negá­ba­mos a las con­di­cio­nes de la comu­ni­dad inter­na­cio­nal, nos con­ver­ti­rían en la Cuba del Nor­te. Pero si hubié­ra­mos acep­ta­do, nos habrían con­ver­ti­do en el Hai­tí del Nor­te. “(¿Cuán­tas veces he escri­to que cuan­do los cuba­nos ven el esta­do lamen­ta­ble de su vecino, Hai­tí, pue­den con­si­de­rar­se afor­tu­na­dos?)

En el refe­rén­dum de mar­zo 2010, el 93% votó en con­tra de la devo­lu­ción de la deu­da. El FMI inme­dia­ta­men­te con­ge­ló sus prés­ta­mos. Pero la revo­lu­ción (aun­que no se tele­vi­só en los Esta­dos Uni­dos), no se deja­rá inti­mi­dar. Con el apo­yo de una ciu­da­da­nía furio­sa, el gobierno ini­ció inves­ti­ga­cio­nes civi­les y pena­les de los res­pon­sa­bles de la cri­sis finan­cie­ra. Inter­pol emi­tió una orden de deten­ción inter­na­cio­nal del ex pre­si­den­te de Kaupthing, Sigur­dur Einars­son, así como de otros ban­que­ros impli­ca­dos que huye­ron del país.

Pero los islan­de­ses no se detu­ve­rin allí: se deci­dió redac­tar una nue­va cons­ti­tu­ción que libe­ra al país del poder exa­ge­ra­do de las finan­zas inter­na­cio­na­les y el dine­ro vir­tual. (La que esta­ba en vigor se había escri­to en en momen­to en que Islan­dia se inde­pen­di­zó de Dina­mar­ca, en 1918, la úni­ca dife­ren­cia con la Cons­ti­tu­ción dane­sa es que la pala­bra “pre­si­den­te” fue sus­ti­tui­da por la de “rey”.)

Para escri­bir la nue­va cons­ti­tu­ción, el pue­blo de Islan­dia eli­gió a vein­ti­cin­co ciu­da­da­nos de entre 522 adul­tos que no per­te­ne­cen a nin­gún par­ti­do polí­ti­co, pero reco­men­da­dos por lo menos por trein­ta ciu­da­da­nos. Este docu­men­to no fue obra de un puña­do de polí­ti­cos, pero fue escri­to en Inter­net. Las reunio­nes de los Cons­ti­tu­yen­te se trans­mi­tie­ron on-line, y los ciu­da­da­nos podían enviar sus comen­ta­rios y suge­ren­cias, asis­tien­do al docu­men­to, que toma­ba for­ma. La Cons­ti­tu­ción, que even­tual­men­te sur­je de este pro­ce­so demo­crá­ti­co par­ti­ci­pa­ti­vo, sería pre­sen­ta­da al Par­la­men­to para su apro­ba­ción des­pués de las pró­xi­mas elec­cio­nes.

Algu­nos lec­to­res recor­da­rán el colap­so agra­rio de Islan­dia del siglo IX que apa­re­ció en el libro de Jared Dia­mond, con el mis­mo nom­bre. Hoy en día, este país se está recu­pe­ran­do de su colap­so finan­cie­ro en for­mas que son del todo con­tra­rias de las que gene­ral­men­te se con­si­de­ra­ban inso­la­ya­bles, como con­fir­mó ayer la nue­va jefe del FMI, Chris­ti­ne Lagar­de, a Fareed Zaka­ria. Al pue­blo de Gre­cia le han dicho que la pri­va­ti­za­ción de su sec­tor públi­co es la úni­ca solu­ción. Y los de Ita­lia, Espa­ña y Por­tu­gal se enfren­tan la mis­ma ame­na­za.

Se debe mirar a Islan­dia. Negar­se a some­ter­se a los intere­ses extran­je­ros: es el ejem­plo de un peque­ño país que indi­có cla­ra­men­te que el pue­blo es sobe­rano.

Es por eso que no está en la noti­cias.

Fuen­te:http://​www​.daily​kos​.com/​s​t​o​r​y​/​2​0​1​1​/​0​8​/​0​1​/​1​0​0​1​6​6​2​/​-​I​c​e​l​a​n​d​s​-​O​n​-​g​o​i​n​g​-​R​e​v​o​l​u​t​ion

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *