Libia sí y no – Patria Gran­de

NO

En Libia no hay Con­flic­to entre Civi­li­za­cio­nes, por­que no es Civi­li­za­ción una gavi­lla de asal­tan­tes que des­tru­ye paí­ses para pelear­se por sus des­po­jos.

En Libia sí hay Gue­rra de Cuar­ta Gene­ra­ción, que ven­ce con Pho­toshop la derro­ta en los hechos. Arran­ca con supues­tas mani­fes­ta­cio­nes de las cua­les no exis­ten imá­ge­nes con­vin­cen­tes. Estos mani­fes­tan­tes mediá­ti­cos son víc­ti­mas de bom­bar­deos ima­gi­na­rios que no pue­den con­fir­mar ni Tele­sur ni la vigi­lan­cia sate­li­tal rusa ni la esta­dou­ni­den­se. Para corre­gir tales hechos ima­gi­na­rios, la tec­no­lo­gía mor­tí­fe­ra real de los mayo­res impe­rios inci­ne­ra Libia para ase­si­nar a Gada­fi, y el que resul­ta muer­to es You­nis, el jefe de los amo­ti­na­dos, pero por los pro­pios amo­ti­na­dos.

NO

En Libia no hay rebe­lión demo­crá­ti­ca ni pro­gre­sis­ta, pues la demo­cra­cia no se impo­ne ase­si­nan­do más de 1.200 civi­les inde­fen­sos con 7.037 bom­bar­deos acu­mu­la­dos en cin­co meses, ni la pro­mue­ven monár­qui­cos Ydris­tas, mer­ce­na­rios ni fie­les cola­bo­ra­do­res de aquel a quien aho­ra lla­man tirano.

En Libia se apli­ca el plan maes­tro de Esta­dos Uni­dos de des­truir paí­ses mani­pu­lan­do dife­ren­cias étni­cas o cul­tu­ra­les, ya apli­ca­do para des­man­te­lar Yugoes­la­via.

NO

En Libia no hay vic­to­ria mili­tar. Hitler rin­dió en cin­co días a Fran­cia con bom­bar­deos masi­vos. Cin­co meses lle­van los fran­ce­ses más los ingle­ses más los ita­lia­nos más los espa­ño­les más los ale­ma­nes más Esta­dos Uni­dos más otros 42 paí­ses más fuer­zas mer­ce­na­rias más el club de ex fun­cio­na­rios de Gada­fi a quie­nes los medios lla­man “los rebel­des”, bom­bar­dean­do con tal inefi­ca­cia, que aho­ra recu­rren a la inva­sión abier­ta. La gue­rra con­tra Irak aca­bó en una sema­na, pero pro­si­gue nue­ve años des­pués. La gue­rra con­tra Libia no aca­ba en cin­co meses, pero podría ser eter­na.

El des­tino de Libia lo deci­di­rá el mis­mo fac­tor que impi­de la inva­sión a Cuba y la domes­ti­ca­ción de Afga­nis­tán. El pue­blo, arma­do, jamás será escla­vi­za­do.

NO

La ani­qui­la­ción de Libia no apor­ta­rá bien­es­tar, dere­chos ni demo­cra­cia. Los saquea­do­res ya pilla­ron 270.000 millo­nes de dóla­res de sus reser­vas inter­na­cio­na­les; sin ellas des­apa­re­ce­rán los avan­ces en edu­ca­ción, salud y segu­ri­dad social con­se­gui­dos por Gada­fi; para saquear­lo mejor, el país será divi­di­do: ello des­en­ca­de­na­rá una gue­rra civil inaca­ba­ble.

La inmo­la­ción de Libia arrui­na­rá a los gobier­nos que la con­sien­ten. Con bases en Libia, Esta­dos Uni­dos y la Otan pon­drán de rodi­llas a la Unión Afri­ca­na y la Liga Ára­be. Con ener­gía saquea­da, redu­ci­rán a la mise­ria las rega­lías para las entre­guis­tas auto­cra­cias petro­le­ras del Con­se­jo de Coope­ra­ción del Gol­fo, las cua­les cae­rán al no tener ingre­sos que redis­tri­buir.

NO

El saqueo de Libia no sal­va­rá a los sie­te paí­ses hege­mó­ni­cos que des­tru­ye­ron sus eco­no­mías reales, entre­gán­do­se a la eco­no­mía vir­tual del capi­ta­lis­mo finan­cie­ro. Si triun­fa el pilla­je impe­rial, éste segui­rá con­tra los miem­bros de la Opep has­ta que el Impe­rio pue­da estran­gu­lar a Rusia, Chi­na y la India con un blo­queo ener­gé­ti­co que lle­va­rá a la Últi­ma Gue­rra Mun­dial.

Libia deci­de nues­tro des­tino. Denun­cié que des­de 2007 una ibé­ri­ca “Fun­da­ción para el Aná­li­sis y Estu­dios Socia­les” impul­sa­da por José María Aznar ade­lan­ta una “Agen­da de la Liber­tad” para Amé­ri­ca Lati­na que inclu­ye una Inter­na­cio­nal de sus dere­chas y pri­va­ti­za­ción de su edu­ca­ción supe­rior. Tam­bién mien­te que la Tri­ple Fron­te­ra “ha sido des­de años un cen­tro neu­rál­gi­co de finan­cia­ción de gru­pos terro­ris­tas islá­mi­cos”, y orde­na que “Amé­ri­ca Lati­na debe coope­rar en mate­ria de segu­ri­dad y lucha con­tra el terro­ris­mo inter­na­cio­nal jun­to a Euro­pa y Amé­ri­ca del Nor­te, median­te la crea­ción de una aso­cia­ción estra­té­gi­ca entre la Otan y Colom­bia. Asi­mis­mo, con aque­llos otros paí­ses lati­no­ame­ri­ca­nos que deseen sumar­se a ella”. Sus­cri­ben este lla­ma­mien­to a la inva­sión Julio Bor­ges, Leo­pol­do López, Pli­nio Apu­le­yo Men­do­za, Álva­ro Var­gas Llo­sa, Car­los Alber­to Mon­ta­ner, Andrés Pas­tra­na…

PD: Comien­za por fin la pre­pro­duc­ción de La plan­ta inso­len­te, de Román Chal­baud, sobre la inva­sión a Vene­zue­la por seis Impe­rios…

(Toma­do de Patria Gran­de)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *