Bue­nos Aires, se inau­gu­ra la libre­ria inter­na­cio­na­lis­ta vas­co-argen­ti­na «Che Guevara»

Bue­nos Aires ya tie­ne una libre­ría inter­na­cio­na­lis­ta, de izquier­da y soli­da­ria. “Geba­ra”, un sitio vas­co-argen­tino que rei­vin­di­ca al Ché y las rebel­días planetarias

Este pasa­do vier­nes, el cén­tri­co barrio de San Tel­mo, en Bue­nos Aires, se con­vir­tió en el esce­na­rio de un acon­te­ci­mien­to sin­gu­lar: la inau­gu­ra­ción de una libre­ría inter­na­cio­na­lis­ta deno­mi­na­da “Geba­ra”. Lo de Geba­ra es indu­da­ble­men­te por el Che, y en home­na­je a su abne­ga­da lucha por la liber­tad de los pue­blos. Obvia­men­te no está escri­to a la mane­ra cas­te­lla­na sino en eus­ke­ra (la len­gua vas­ca), pre­ci­sa­men­te por­que la sede de esta expe­rien­cia aso­cia­ti­va es un ámbi­to de las Asam­bleas del Pue­blo (una orga­ni­za­ción social que pelea por vivien­das dig­nas para los veci­nos del barrio) y por el Capí­tu­lo argen­tino de Ami­gas y Ami­gos del Pue­blo Vas­co (Eukal Herria­ren Lagu­nak), que hace de la soli­da­ri­dad con Eus­kal Herria, con su pue­blo y sus pre­sos y pre­sas, una acti­vi­dad militante.
La libre­ría no sólo cuen­ta con lite­ra­tu­ra socia­lis­ta e inter­na­cio­na­lis­ta, libros de la izquier­da del Ter­cer Mun­do y libros y publi­ca­cio­nes vas­cas, sino tam­bién cami­se­tas rei­vin­di­ca­ti­vas (muchas de ellas del inde­pen­den­tis­mo vas­co), pins, pega­ti­nas, cerá­mi­cas con moti­vos vas­cos, cua­dros file­tea­dos, ban­de­ras vas­cas (la iku­rri­ña y la que rei­vin­di­ca la soli­da­ri­dad con los pre­sos y pre­sas de ese país), y una gran can­ti­dad de mate­rial sobre las luchas de los pueblos.
Allí tam­bién se ven­de la revis­ta “La Maza” y el perió­di­co Resu­men Lati­no­me­ri­cano y otras simi­la­res, así como CDs de músi­ca lati­no­ame­ri­ca­na y vas­ca y videos de cine social, rebel­de y anti­ca­pi­ta­lis­ta, ade­más de lo mejor de la cine­ma­to­gra­fía mili­tan­te vasca.
Ador­na­do con ban­de­ras vas­cas, pales­ti­nas e irlan­de­sas, y la tra­di­cio­nal wipha­la de los pue­blos ori­gi­na­rios, y la cuba­na con la esfi­gie del Che Gue­va­ra, el local apun­ta a con­ver­tir­se en sitio refe­ren­cial de lec­to­res y cul­to­res del internacionalismo.
El día de la aper­tu­ra, el lugar (ubi­ca­do en la calle Cha­ca­bu­co 634) fue des­bor­da­do por la con­cu­rren­cia. Lue­go de la inau­gu­ra­ción el públi­co se tras­la­dó al local de las Asam­bleas, don­de todos los vier­nes por la noche fun­cio­nal la Taber­na Popu­lar Vas­ca (Herri­ko Taber­na de Bue­nos Aires), en Cha­ca­bu­co y Chi­le, don­de el poe­ta y escri­tor Vicen­te Zito Lema salu­dó el acon­te­ci­mien­to y leyó una poe­sía en soli­da­ri­dad con Palestina.
Lue­go le tocó el turno a uno de los inte­gran­tes de las Bri­ga­das Vas­cas inter­na­cio­na­lis­tas de la orga­ni­za­ción Aska­pe­na, quien ento­nó un ver­so de salu­ta­ción. Tam­bién habló el refe­ren­te de las Asam­bleas del Pue­blo, Rubén Sabou­lard, quien con­tó que el local de la libre­ría fun­cio­na en un sitio gana­do por la movi­li­za­ción de los veci­nos y que “aho­ra nos per­te­ne­ce tras ser reco­no­ci­do has­ta judicialmente”.
“Dedi­car­lo a la cul­tu­ra, es una mues­tra más de nues­tra expe­rien­cia mili­tan­te”, concluyó.
Por últi­mo, habló –y emo­cio­nó a los pre­sen­tes- la mili­tan­te del pue­blo mapu­che Moi­ra Millán, quien ento­nó unos ver­sos en su len­gua, el mapu­du­gún y lue­go se ani­mó a can­tar­los en euskera.
Millán, que vive en Esquel, Chu­but, via­jó espe­cial­men­te para par­ti­ci­par en este acto y expli­có con lujo de deta­lles lo que sig­ni­fi­ca la lucha del pue­blo mapu­che por recu­pe­rar sus tie­rras, sus tra­di­cio­nes, su len­gua. Ter­mi­nó exhor­tan­do a los pre­sen­tes a acom­pa­ñar al acti­vis­mo mapu­che en el camino de la soli­da­ri­dad pue­blo a pue­blo. Lue­go, con todos y todas de pie, puño en alto se gri­tó «Mari­ci weu», gri­to de gue­rra mapu­che con­tra los con­quis­ta­do­res (Diez veces venceremos).
Pos­te­rior­men­te, imi­tan­do lo que se esti­la en el País Vas­co, esta acti­vi­dad polí­ti­co-culu­ral cul­mi­nó con una cena popu­lar que con­tó con la pre­sen­cia de nume­ro­sas per­so­nas, que de esa mane­ra pudie­ron fes­te­jar y brin­dar por el naci­mien­to, den­tro de tan­ta bar­ba­rie mun­dial impe­ria­lis­ta, de un sitio que rei­vin­di­ca la cul­tu­ra y evo­ca la lucha del Ché y de tan­tos otros y otras como él que luchan por la liber­tad y la inde­pen­den­cia en todo el planeta.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.