Los paí­ses del ALBA deben estar aler­ta con el “mode­lo libio” de “cam­bio de régi­men”, afir­ma experto

Ingo NiebelIngo Nie­bel

Vene­zue­la, Cuba y el res­to de paí­ses miem­bros de la Alter­na­ti­va Boli­va­ria­na para los pue­blos de Amé­ri­ca (Alba) deben estar aler­ta por­que Esta­dos Uni­dos y sus alia­dos pue­den tra­tar de ensa­yar con ellos el mis­mo mode­lo de “cam­bio de régi­men” que están emplean­do en Libia.

Así lo refie­re el perio­dis­ta e his­to­ria­dor ale­mán Ingo Nie­bel, en su recien­te tra­ba­jo perio­dís­ti­co: “Lec­cio­nes de la gue­rra de Libia para Vene­zue­la, Cuba y el Alba”.

Situa­do en el con­tex­to del país agre­di­do, el tam­bién autor del libro: “Vene­zue­la is not for sale” (Vene­zue­la no está en ven­ta), seña­la que a pesar de la con­fu­sa situa­ción que se vive en Libia “ya se pue­den sacar algu­nas con­clu­sio­nes que deben ser ana­li­za­das a fon­do por­que pue­den resul­tar ser vita­les para la su per­vi­ven­cia de Vene­zue­la, Cuba y el Alba”.

Expre­sa que en el caso de que se pro­duz­ca una vic­to­ria mili­tar sobre Gadaf­fi, “el impe­ria­lis­mo del nor­te: EEUU, Gran Bre­ta­ña, Fran­cia y Ale­ma­nia se podría sen­tir ani­ma­do a expor­tar este mode­lo de “cam­bio de régi­men” a otros países”.

“Esto ‑sos­tie­ne- afec­ta­ría en pri­mer lugar a Siria, pero tam­bién a Arge­lia adon­de los “rebel­des” libios están expor­tan­do mate­rial béli­co a gru pos “isla­mis­tas” (cria­tu­ras de la CIA y de los ser­vi­cios fran­ce­ses) para que se “re belen” con­tra el gobierno argelino”.

Nie­bel apun­ta: “Este mode­lo corres­pon­de a la doc­tri na mili­tar que defien­de el nue­vo di rec­tor de la CIA, el gene­ral de Ejér­ci­to David H. Petraeus: La gue­rra la hacen los corres­pon­dien­tes “nati­vos”, mien­tras que Washing­ton se limi­ta a pre­pa­rar­los para tal ope­ra­ción y a lo mejor sólo inter­vie­ne con su avia­ción y/​o su arma­da, pero ya no con tro­pas terres­tres, tal y como ocu­rrió en Irak y Afganistán”.

Según él, “des­de la ópti­ca del nor­te, la coyun­tu ra polí­ti­ca de Vene­zue­la es simi­lar a la de Libia: Hay un “dic­ta­dor” gober nan­do sobre un sis­te­ma polí­ti­co más o menos mono­lí­ti­co. La “opo­si­ción” es débil, mal orga­ni­za­da y sepa­ra­da en varios gru­pos de intere­ses con­tra­dic­to rios. Le fal­ta un “líder” y la acep­ta­ción de la mayo­ría social”.

“Por razo­nes obvias, Washing­ton no pue­de inter­ve­nir abier­ta­men­te, pero sí tie­ne que hacer algo si quie­re recon­quis­tar el terreno per­di­do des­de 1999″, reflexiona.

Y agre­ga: “Hoy por hoy, la Casa Blan­ca y la CIA saben que para ello no pue­den con­tar con la “opo­si­ción”. En todo caso la pue­den uti­li­zar para jus­ti­fi­car deter­mi­na­da polí­ti­ca con­tra la Vene­zue­la boli­va­ria­na. En el prin­ci­pio le ser­vi­ría para esce­ni­fi car la pro­tes­ta con­tra el Gobierno na cio­nal pro­vo­can­do la inevi­ta­ble “repre sión” del “movi­mien­to democrático”».

Nie­bel des­ta­ca que, en un esce­na­rio como el des­cri­to jue­ga un papel muy impor­tan­te un canal de tele­vi­sión, hacien­do lo que ha hecho el canal ára­be Al Jazee­ra en Libia, “que no es otra cosa que des­in­for­mar y pro­du­cir imá­ge­nes que la Otan nece­si­ta apa­ra jus­ti­fi­car su agresión”.

Los perio­dis­tas de Al Jazee­ra ‑indi­ca- se han con­ver­ti­do en sol­da­dos de cáma­ra y micró­fo­nos al ser­vi­cio de la Otan, des­in­for­man­do y seña­la­do luga­res defen­di­dos por tro­pas lea­les a Gadaf­fi, que lue­go serán des­trui­dos por los avio­nes de la alian­za agresora.

Con la sen­ten­cia: “Que­da mucho por apren­der de Libia, para pro­te­ger el Alba”, con­clu­ye Ingo Nie­bel su trabajo.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.