Déjen­nos en paz – Txetxu Aurre­koetxea

Es una tris­te­za tener que ver y oír todos los días las acu­sa­cio­nes que, des­de el PSOE y el PP, con la ayu­da a últi­ma hora del PNV soli­ci­tan­do un pleno en Jun­tas Gene­ra­les de Gipuz­koa, vier­ten sobre los repre­sen­tan­tes de Bil­du por sus decla­ra­cio­nes en rela­ción con los pro­ble­mas exis­ten­tes en nues­tro país.

Un día es el des­cuel­gue de un cua­dro en un salón de ple­nos, al siguien­te que en una Cor­po­ra­ción muni­ci­pal, se ha prohi­bi­do entrar con armas a un edi­fi­cio públi­co, al otro día un brin­dis (aten­ción con sidra), en el Ayun­ta­mien­to donos­tia­rra.

Aho­ra le ha toca­do el turno a unas decla­ra­cio­nes del Dipu­tado Gene­ral de Gipuz­koa, Mar­tín Gari­tano, en una con­fe­ren­cia dada en la Uni­ver­si­tat Cata­la­na d’Es­tiu, cele­bra­da en Pra­da de Con­flent, Cata­lun­ya nor­te.

Nadie ha cri­ti­ca­do a los gobier­nos espa­ñol y fran­cés que, como Eus­kal Herria, tam­bién nues­tros ami­gos cata­la­nes, los Paï­sos Cata­lans, tie­nen el pro­ble­ma de su terri­to­ria­li­dad, ya que esta con­fe­ren­cia se ha orga­ni­za­do en terri­to­rio hoy bajo sobe­ra­nía fran­ce­sa, en el Ipa­rral­de cata­lán.

Pero vol­vien­do a las pala­bras dichas por Gari­tano en con­tes­ta­ción a una pre­gun­ta con­cre­ta, creo sin­ce­ra­men­te, que los «cori­feos» de turno, se están pasan­do en sus apre­cia­cio­nes, ya que lle­gan inclu­so a soli­ci­tar su dimi­sión, a tra­vés de una moción de cen­su­ra.

Y aquí creo que es pre­ci­so, dar a cono­cer exac­ta­men­te, lo que el pasa­do 19 de agos­to, en el mar­co de la con­fe­ren­cia de títu­lo «Cri­si demo­crá­ti­ca i repre­sen­ta­ciò terri­to­rial: Bil­du», dijo el Dipu­tado Gene­ral de Gipuz­koa. Ante la inter­pe­la­ción de un asis­ten­te, en rela­ción con el aten­ta­do de ETA en Hiper­cor, el repre­sen­tan­te de Bil­du, res­pon­dió, en pri­mer lugar que admi­tía la nece­si­dad de un ges­to de reco­no­ci­mien­to y repa­ra­ción de todas las víc­ti­mas polí­ti­cas de las últi­mas déca­das, para a con­ti­nua­ción, y apro­ve­chan­do la opor­tu­ni­dad de que «esta­mos en Cata­lun­ya, todos tene­mos memo­ria his­tó­ri­ca y recor­da­mos que lo que pasó (en Hiper­cor), fue más que un error y debe­mos un res­pe­to espe­cial a las víc­ti­mas en Cata­lun­ya».

Como se pue­de obser­var, con cla­ri­dad más que mani­fies­ta, Gari­tano siguió per­fec­ta y leal­men­te, lo que Bil­du tie­ne escri­to y apro­ba­do por todos y cada uno de sus repre­sen­tan­tes ins­ti­tu­cio­na­les.

En este pun­to del impre­sen­ta­ble deba­te plan­tea­do por los unio­nis­tas, sin duda, habrá que recor­dar el Acuer­do de Ger­ni­ka, acep­ta­do no sólo por los par­ti­dos polí­ti­cos par­ti­ci­pan­tes en la coa­li­ción elec­to­ral Bil­du, sino tam­bién por otros par­ti­dos, sin­di­ca­tos y orga­nis­mos socia­les. Vds. ni siquie­ra han leí­do ese Acuer­do, por lo que les voy a trans­mi­tir aun­que sea sólo uno de los apar­ta­dos de su con­te­ni­do, en rela­ción al «cis­co goe­be­liano», que sin nin­gún sen­ti­do han plan­tea­do. El Acuer­do plan­tea la «nece­si­dad de un reco­no­ci­mien­to, recon­ci­lia­ción y repa­ra­ción de todas las vic­ti­mas ori­gi­na­das por el con­flic­to polí­ti­co y la reali­dad de las múl­ti­ples vio­len­cias».

El tema está muy cla­ro, por lo que, por favor, ¡déjen­nos en paz

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *