Déjen­nos en paz – Txetxu Aurrekoetxea

Es una tris­te­za tener que ver y oír todos los días las acu­sa­cio­nes que, des­de el PSOE y el PP, con la ayu­da a últi­ma hora del PNV soli­ci­tan­do un pleno en Jun­tas Gene­ra­les de Gipuz­koa, vier­ten sobre los repre­sen­tan­tes de Bil­du por sus decla­ra­cio­nes en rela­ción con los pro­ble­mas exis­ten­tes en nues­tro país.

Un día es el des­cuel­gue de un cua­dro en un salón de ple­nos, al siguien­te que en una Cor­po­ra­ción muni­ci­pal, se ha prohi­bi­do entrar con armas a un edi­fi­cio públi­co, al otro día un brin­dis (aten­ción con sidra), en el Ayun­ta­mien­to donostiarra.

Aho­ra le ha toca­do el turno a unas decla­ra­cio­nes del Dipu­tado Gene­ral de Gipuz­koa, Mar­tín Gari­tano, en una con­fe­ren­cia dada en la Uni­ver­si­tat Cata­la­na d’Es­tiu, cele­bra­da en Pra­da de Con­flent, Cata­lun­ya norte.

Nadie ha cri­ti­ca­do a los gobier­nos espa­ñol y fran­cés que, como Eus­kal Herria, tam­bién nues­tros ami­gos cata­la­nes, los Paï­sos Cata­lans, tie­nen el pro­ble­ma de su terri­to­ria­li­dad, ya que esta con­fe­ren­cia se ha orga­ni­za­do en terri­to­rio hoy bajo sobe­ra­nía fran­ce­sa, en el Ipa­rral­de catalán.

Pero vol­vien­do a las pala­bras dichas por Gari­tano en con­tes­ta­ción a una pre­gun­ta con­cre­ta, creo sin­ce­ra­men­te, que los «cori­feos» de turno, se están pasan­do en sus apre­cia­cio­nes, ya que lle­gan inclu­so a soli­ci­tar su dimi­sión, a tra­vés de una moción de censura.

Y aquí creo que es pre­ci­so, dar a cono­cer exac­ta­men­te, lo que el pasa­do 19 de agos­to, en el mar­co de la con­fe­ren­cia de títu­lo «Cri­si demo­crá­ti­ca i repre­sen­ta­ciò terri­to­rial: Bil­du», dijo el Dipu­tado Gene­ral de Gipuz­koa. Ante la inter­pe­la­ción de un asis­ten­te, en rela­ción con el aten­ta­do de ETA en Hiper­cor, el repre­sen­tan­te de Bil­du, res­pon­dió, en pri­mer lugar que admi­tía la nece­si­dad de un ges­to de reco­no­ci­mien­to y repa­ra­ción de todas las víc­ti­mas polí­ti­cas de las últi­mas déca­das, para a con­ti­nua­ción, y apro­ve­chan­do la opor­tu­ni­dad de que «esta­mos en Cata­lun­ya, todos tene­mos memo­ria his­tó­ri­ca y recor­da­mos que lo que pasó (en Hiper­cor), fue más que un error y debe­mos un res­pe­to espe­cial a las víc­ti­mas en Catalunya».

Como se pue­de obser­var, con cla­ri­dad más que mani­fies­ta, Gari­tano siguió per­fec­ta y leal­men­te, lo que Bil­du tie­ne escri­to y apro­ba­do por todos y cada uno de sus repre­sen­tan­tes institucionales.

En este pun­to del impre­sen­ta­ble deba­te plan­tea­do por los unio­nis­tas, sin duda, habrá que recor­dar el Acuer­do de Ger­ni­ka, acep­ta­do no sólo por los par­ti­dos polí­ti­cos par­ti­ci­pan­tes en la coa­li­ción elec­to­ral Bil­du, sino tam­bién por otros par­ti­dos, sin­di­ca­tos y orga­nis­mos socia­les. Vds. ni siquie­ra han leí­do ese Acuer­do, por lo que les voy a trans­mi­tir aun­que sea sólo uno de los apar­ta­dos de su con­te­ni­do, en rela­ción al «cis­co goe­be­liano», que sin nin­gún sen­ti­do han plan­tea­do. El Acuer­do plan­tea la «nece­si­dad de un reco­no­ci­mien­to, recon­ci­lia­ción y repa­ra­ción de todas las vic­ti­mas ori­gi­na­das por el con­flic­to polí­ti­co y la reali­dad de las múl­ti­ples violencias».

El tema está muy cla­ro, por lo que, por favor, ¡déjen­nos en paz

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.