Polí­ti­cas de la ausen­cia – César Man­za­nos

Cuan­do ago­ni­zan polí­ti­ca­men­te, ento­nan el corri­do «morir matan­do es la ley», su eslo­gan es «en polí­ti­ca lo impor­tan­te es no bajar­se del carru­sel», tal y como dijo hace años uno de ellos que lle­gó a pre­si­den­te de la ins­ti­tu­ción más inú­til del esta­do (el Sena­do). Cuan­do gobier­nan lo hacen por­que la dere­cha decla­ra­da pier­de las elec­cio­nes. Jamás ganan, gobier­nan solos o en coa­li­ción como mino­rías aco­mo­da­ti­cias. En sus filas y entre sus car­gos, figu­ran sobre todo ex-mar­xis­tas y fun­cio­na­rios en exce­den­cia. Pro­mul­gan las leyes más repre­si­vas y anti­obre­ras y se lucran con las miga­jas de dine­ro públi­co que les deja lle­var­se la ban­ca y el empre­sa­ria­do. Se han ido car­gan­do en ape­nas tres déca­das la cul­tu­ra de izquier­das capi­ta­li­zán­do­la y des­pués trai­cio­nán­do­la, han com­ba­ti­do la plu­ra­li- dad ideo­ló­gi­ca aco­tán­do­la a los lími­tes de los dis­cur­sos tole­ra­bles por el poder. Solo año­ran y tra­tan en vano de recu­pe­rar su dis­cur­so cuan­do con el paso del tiem­po van per­dien­do legi­ti­mi­dad tras con­fun­dir­se sus prác­ti­cas con las polí­ti­cas que con­de­nan a sus paí­ses a la pre­ca­rie­dad labo­ral y social, a nive­les escan­da­lo­sos de des­em­pleo, al des­man­te­la­mien­to de las polí­ti­cas de pro­tec­ción social, a la deva­lua­ción pro­gre­si­va de los dere­chos fun­da­men­ta­les, a la supe­di­ta­ción al mili­ta­ris­mo geno­ci­da.

Son la Social Demo­cra­cia, léa­se, todo par­ti­do, ideo­lo­gía o polí­ti­co que se auto­de­fi­ne de izquier­das y se dedi­ca a hacer el tra­ba­jo sucio a las dere­chas. Como decían los vie­jos comu­nis­tas son los que mejor ayu­dan a ges­tio­nar el capi­ta­lis­mo. En las cues­tio­nes polí­ti­cas trans­cen­den­tes se some­ten a la Demo­cra­cia Cris­tia­na, a la dere­cha orgá­ni­ca, tan­to cuan­do gobier­nan con ella en coa­li­ción como cuan­do se plie­gan a sus dic­ta­dos si la dere­cha está en la opo­si­ción. Son en fin la bisa­gra oxi­da­da que ha tra­ta­do de hacer com­pa­ti­ble el libre mer­ca­do con los dere­chos socia­les, quie­nes nos tra­ta­ron de con­ven­cer de que con el derrum­ba­mien­to del socia­lis­mo y con el per­fec­cio­na­mien­to del capi­ta­lis­mo todos vivi­ría­mos mejor, de que la pro­pie­dad pri­va­da es com­pa­ti­ble con la jus­ti­cia social, de que el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co es la úni­ca vía para poder eli­mi­nar la mise­ria en el mun­do. Des­de su fal­so lai­cis­mo crea­ron nue­vas for­mas de bene­fi­cen­cia median­te un para-esta­do de empre­sas dis­fra­za­das de ONGs para con­ti­nuar asis­tien­do con limos­nas y des­pis­tan­do con pro­me­sas a las infra­cla­ses, tra­tan­do de car­gar­se a los movi­mien­to socia­les no ali­nea­dos a ins­ti­tu­cio­nes, par­ti­dos o sin­di­ca­tos mayo­ri­ta­rios, de eli­mi­nar a quie­nes dina­mi­zan y dan voz pro­pia a la socie­dad civil.

Ellos que per­te­ne­cen a diver­sos par­ti­dos nacio­na­lis­tas vas­cos y espa­ño­les están cons­tru­yen­do la socie­dad de la ausen­cia median­te el vacia­mien­to de la polí­ti­ca enten­di­da como herra­mien­ta de trans­for­ma­ción social. Una socie­dad con­de­na­da a creer que toda for­ma de estar en el mun­do fue­ra de su for­ma de vida ser­vil y apla­za­da es impo­si­ble. Por todo esto, cui­da­do con ellos, van de pro­gres, de enro­llaos y siem­pre que pier­den elec­to­ral­men­te, se alían con cual­quie­ra que pue­da con­se­guir hacer­les seguir en el carru­sel de la polí­ti­ca: lo impor­tan­te para ellos es no bajar­se.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *