Entre­vis­ta a Mat­tin Troi­ti­ño, por­ta­voz de Etxe­rat

Mattin Troitiño, en la sede de Etxerat en Hernani, antes de la entrevista.

Etxe­rat, la aso­cia­ción de fami­lia­res de [email protected] polí[email protected] [email protected], ha copa­do bue­na par­te de los titu­la­res duran­te las últi­mas sema­nas. Las pala­bras de apo­yo del dipu­tado gene­ral de Gipuz­koa, Mar­tin Gari­tano, o su asis­ten­cia a la baja­da de Cele­dón se han mez­cla­do con un robo en su sede de Gas­teiz y los repro­ches del PP. En esta coyun­tu­ra, su por­ta­voz Mat­tin Troi­ti­ño abo­ga por mirar hacia ade­lan­te, pero sin per­der de vis­ta lo que suce­de sin luz ni taquí­gra­fos.

Su aso­cia­ción ha sido noti­cia en las últi­mas sema­nas, pero no por sus rei­vin­di­ca­cio­nes.

Esta­mos sien­do el enfo­que de dife­ren­tes decla­ra­cio­nes e inten­tos de cri­mi­na­li­za­ción. Se ha que­ri­do tapar la ver­da­de­ra labor de la aso­cia­ción, que es dar tes­ti­mo­nio direc­to de las situa­cio­nes que pade­cen nues­tros alle­ga­dos en las cár­ce­les.

¿Sos­pe­cha que es una cam­pa­ña orques­ta­da?

Con­tra Etxe­rat siem­pre ha habi­do inten­tos de cri­mi­na­li­za­ción, de des­vir­tuar una reali­dad que hoy en día vivi­mos en Eus­kal Herria, que es una deman­da mayo­ri­ta­ria en base a los dere­chos polí­ti­cos y civi­les para todas las per­so­nas.

Su par­ti­ci­pa­ción en la baja­da de Cele­dón no gus­tó al Par­ti­do Popu­lar. ¿Qué le pare­cen los repro­ches de Anto­nio Basa­goi­ti?

Basa­goi­ti nos ha ense­ña­do más de una vez que no es una per­so­na que cree en los dere­chos civi­les y polí­ti­cos. No ceja en crear cris­pa­ción y en no bus­car una ver­da­de­ra solu­ción para todos.

Hace unos meses inten­ta­ron reu­nir­se con los diri­gen­tes “popu­la­res”. El “no” fue rotun­do. ¿Espe­ran un cam­bio del PP en el futu­ro?

Segui­re­mos inter­pe­lan­do al Par­ti­do Popu­lar, aun­que nos incre­pen o nos insul­ten.

¿Están espe­ran­za­dos con el nue­vo tiem­po polí­ti­co? ¿Esta oca­sión va a ser la defi­ni­ti­va?

Esa espe­ran­za nun­ca la hemos per­di­do. Pero por enci­ma de cual­quier pro­ce­so que se haya podi­do abrir siem­pre hemos vis­to que la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria ha ahon­da­do aún más en su inten­ción de que­rer des­truir per­so­nal­men­te y polí­ti­ca­men­te a nues­tros fami­lia­res.

¿Y aho­ra?

Se están recru­de­cien­do las situa­cio­nes en las cár­ce­les. El Colec­ti­vo de Pre­sos Polí­ti­cos Vas­cos es uti­li­za­do como mone­da de chan­ta­je para intere­ses par­ti­dis­tas.

¿El Gobierno espa­ñol está hacien­do algún ges­to en las cár­ce­les o sigue apli­can­do la estra­te­gia del palo y la zanaho­ria?

La polí­ti­ca de chan­ta­je con­ti­núa en las cár­ce­les y se ha endu­re­ci­do en los últi­mos meses. A los pre­sos que no hacen caso de esa polí­ti­ca se les cas­ti­ga aún más. Pero el Gobierno espa­ñol sabe muy bien que no ha con­se­gui­do sus obje­ti­vos con la polí­ti­ca de dis­per­sión.

¿Con­tem­pla que haya acer­ca­mien­tos a Eus­kal Herria en los pró­xi­mos meses?

El Gobierno espa­ñol no ha que­ri­do enten­der aún el nue­vo pro­ce­so abier­to en Eus­kal Herria, está hacien­do caso omi­so a una deman­da gene­ra­li­za­da y espe­re­mos que nues­tros fami­lia­res sean acer­ca­dos.

Que los pre­sos ten­gan voz en el nue­vo pro­ce­so es una de sus rei­vin­di­ca­cio­nes. ¿Lo ve fac­ti­ble?

Hay que recor­dar por qué hoy en día hay más de sete­cien­tos pre­sos y pre­sas dis­per­sa­dos en dife­ren­tes Esta­dos, y es por­que ha exis­ti­do y exis­te un con­flic­to polí­ti­co en el País Vas­co. Por eso mis­mo, por­que son con­se­cuen­cia direc­ta del con­flic­to, tie­nen que ser tam­bién agen­tes direc­tos y acti­vos en el pro­ce­so que se ha abier­to.

¿Se ha podi­do reu­nir ya el EPPK con los fir­man­tes del “Acuer­do de Ger­ni­ka”?

Ins­ti­tu­cio­nes Peni­ten­cia­rias está hacien­do todo lo posi­ble para que no se reúnan.

La izquier­da aber­tza­le ha ins­ta­do esta sema­na al Eje­cu­ti­vo espa­ñol a que veri­fi­que el alto el fue­go decre­ta­do por ETA.

La orga­ni­za­ción arma­da ETA ha dado pasos sin pre­ce­den­tes y eso mues­tra su com­pro­mi­so con el nue­vo tiem­po abier­to en Eus­kal Herria. Zapa­te­ro tie­ne que ser valien­te, por­que se ha abier­to un nue­vo tiem­po polí­ti­co que qui­zás no ten­ga vuel­ta atrás.

¿La posi­ble lle­ga­da de Mariano Rajoy a La Mon­cloa pue­de echar por tie­rra el pro­ce­so abier­to?

Espe­re­mos que no y que si en las pró­xi­mas elec­cio­nes gene­ra­les sale el Par­ti­do Popu­lar no haya más cris­pa­ción ni repre­sión y que no siga una polí­ti­ca peni­ten­cia­ria cri­mi­nal que nos está cas­ti­gan­do a tan­tas per­so­nas duran­te tan­tos años.

¿Qué le pare­ce el papel de Patxi López para lograr la nor­ma­li­za­ción?

El Gobierno Vas­co no ha hecho abso­lu­ta­men­te nada para ali­ge­rar nues­tro sufri­mien­to, para que los dere­chos míni­mos que les corres­pon­den a todas las per­so­nas sean res­pe­ta­dos.

¿Espe­ra algún ges­to des­de Lakua?

Esta­mos con­ven­ci­dos de que inter­pe­lan­do y movi­li­zan­do a cien­tos de miles de per­so­nas, si pode­mos mover al Gobierno espa­ñol, tam­bién pode­mos hacer que se mue­va el Gobierno de Lakua. Es nece­sa­rio.

Des­de los medios de comu­ni­ca­ción se ha escri­to mucho sobre las corrien­tes que hay den­tro del “fren­te de makos”. ¿Cuál es la reali­dad?

Ha habi­do fil­tra­cio­nes o lec­tu­ras bas­tan­te intere­sa­das con un solo obje­ti­vo: des­vir­tuar el pen­sar de un colec­ti­vo.

¿Cómo ven sus fami­lia­res des­de pri­sión el momen­to actual?

Para saber qué es lo que pien­sa el Colec­ti­vo de Pre­sos lo pri­me­ro que se debe­ría hacer es pre­gun­tar al pro­pio Colec­ti­vo.

Pero el Gobierno espa­ñol ya ha mos­tra­do su recha­zo a cual­quier pro­ta­go­nis­mo de los pre­sos.

Lo fun­da­men­tal es que el Colec­ti­vo de Pre­sos ten­ga voz y voto en el con­flic­to polí­ti­co del País Vas­co. Y para eso poner meca­nis­mos como el Acuer­do de Ger­ni­ka.

¿Con­tem­plan des­de Etxe­rat que ETA vaya a anun­ciar su diso­lu­ción de for­ma inmi­nen­te?

Lo que haga o deje de hacer ETA solo lo sabe ETA, pero si nos basa­mos en los hechos, en que ETA ha dado pasos sin pre­ce­den­tes unién­do­se al pro­ce­so abier­to en Eus­kal Herria, lo que vemos median­te sus últi­mos comu­ni­ca­dos y deci­sio­nes es que está dis­pues­ta a seguir con este pro­ce­so.

¿Le extra­ña­ría que ETA y el Gobierno espa­ñol estu­vie­ran dia­lo­gan­do?

La his­to­ria nos ha demos­tra­do que en dife­ren­tes momen­tos lo han hecho. Eso nos ense­ña que los pro­ble­mas deben arre­glar­se hablan­do.

¿Cree que en un futu­ro cer­cano las víc­ti­mas de ambos lados se podrán sen­tar en la mis­ma mesa?

Sería impor­tan­te para todas las per­so­nas que hemos sufri­do en este con­flic­to dar a cono­cer y poder trans­mi­tir libre­men­te, sin nin­gún tipo de cri­mi­na­li­za­ción, nues­tra situa­ción y todo lo que hemos teni­do que vivir. Tam­bién es fun­da­men­tal inter­cam­biar opi­nio­nes.

¿Lo ve posi­ble?

Yo nun­ca me he cerra­do a nin­gu­na situa­ción. Ten­go muy cla­ro lo que he vivi­do y lo que han pade­ci­do otras per­so­nas y sería algo humano inter­cam­biar opi­nio­nes y hablar entre noso­tros. Pero los agen­tes com­pe­ten­tes deben arti­cu­lar unas con­di­cio­nes para que no se gene­re más sufri­mien­to.

Des­de algu­nos sec­to­res se enfa­ti­za el situar a las víc­ti­mas de ETA en un esca­lón supe­rior al res­to de dam­ni­fi­ca­dos por medio siglo de vio­len­cia.

En la vida hay dos sen­ti­mien­tos que no se pue­den com­pa­rar, uno es la feli­ci­dad y otro es el sufri­mien­to. El sufri­mien­to es cruel, cas­ti­ga, no te deja vivir y no se pue­de com­pa­rar. Las per­so­nas que hemos teni­do que sufrir dife­ren­tes situa­cio­nes en el País Vas­co lo pri­me­ro que no debe­ría­mos hacer es com­pa­rar nues­tros sufri­mien­tos.

Al final, vivi­mos en un país peque­ño en el que todos nos vamos a cru­zar por la calle…

Tie­ne que haber solu­cio­nes para todas las per­so­nas, por­que si no la solu­ción no es real. Es muy impor­tan­te poner enci­ma de la mesa el ori­gen de cada sufri­mien­to y reco­no­cer lo que hemos sufri­do. Para que haya una ver­da­de­ra solu­ción tie­ne que haber una infor­ma­ción níti­da de todo esto.

¿Se debe ver el vaso medio lleno?

Lo veo medio lleno y gota a gota lo esta­mos lle­nan­do. El Gobierno espa­ñol tie­ne que ale­jar­se de su cerra­zón, tie­ne que dar solu­cio­nes para que el nue­vo tiem­po sea via­ble y no haya blo­queos. Y creo que lo sabe per­fec­ta­men­te.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *