Cae Libia en manos del impe­ria­lis­mo y los ni – nis ni se ente­ran

Edi­to­ria­la

Boltxe Kolek­ti­boa

No se pre­ten­de insul­tar a nadie des­de estas líneas, pero no se pue­den ni se deben ocul­tar las razo­nes para la denun­cia de las posi­cio­nes del impe­ria­lis­mo arma­do y cor­sa­rio de occi­den­te. Sin embar­go, mien­tras la lógi­ca del robo y el ase­si­na­to impe­ria­lis­ta es impla­ca­ble es difi­cil­men­te enten­di­ble el sinies­tro papel de algu­nas pre­ten­di­das van­guar­dias euro­cén­tri­cas que ama­gan con la extre­ma izquier­da para sumar­se al albo­ro­zo de los cri­mi­na­les que han arra­sa­do Libia a lo lar­go de estos últi­mos seis meses. La gota del vaso reba­sa des­de las posi­cio­nes de los gru­pos trotskys­tas, la cegue­ra sec­ta­ria les ha hecho ver irre­duc­ti­bles revo­lu­cio­na­rios y supues­tos comi­tés popu­la­res allá don­de solo exis­ten mer­ce­na­rios qua­ta­ríes y jiha­dis­tas a suel­do de las monár­quias feu­da­les y fas­cis­tas del Gol­fo y del impe­ria­lis­mo.

Por inve­ro­sí­mil que parez­ca estas for­ma­cio­nes polí­ti­cas man­tie­nen la fic­ción infan­til de que des­apa­re­ci­do un supues­to dic­ta­dor se abre la puer­ta al dis­fru­te de todo tipo de liber­ta­des demo­crá­ti­cas. Es paté­ti­co, jus­to cuan­do en Madrid se apa­lea a la izquier­da, a las gen­tes liber­ta­rias y aún a las per­so­nas lai­cas, cuan­do en Lon­dres se detie­ne a más de 1500 per­so­nas por no acep­tar en silen­cio la humi­lla­ción y la mise­ria estos suje­tos pre­ten­den decir­nos que la OTAN ha ase­si­na­do a miles de per­so­nas en Libia a mayor glo­ria de sus futu­ros goces libe­ra­les.

Deben reti­rar­se de la vida polí­ti­ca todos aque­llos que no han enten­di­do que la razón del ata­que a Libia se encuen­tra en el robo de sus rique­zas petro­li­fe­ras. ¡ Como va a dis­po­ner de agua ingen­te y petro­leo a mares un puña­do de moros aton­ta­dos y excen­tri­cos!. En tiem­pos de cri­sis corres­pon­de a Washing­ton, Lon­dres y París hacer­se con los recur­sos de los infra pue­blos a los que la natu­ra­le­za legó ingen­tes can­ti­da­des de com­bus­ti­bles fósi­les, un bien esca­so, en su terri­to­rio nacio­nal.

[email protected] ni-nis, se han uni­do al fas­cis­mo impe­rial para des­truir Libia. Su pue­blo va a pasar a pade­cer todos los males que pade­cen las colo­nias, igual que Irak y Afga­nis­tán o Pales­ti­na, curio­sa­men­te la agre­sión a Libia había des­apa­re­ci­do de los medios de estos pobres des­gra­cia­dos que han con­fun­di­do a la OTAN ni más ni menos que con las míti­cas Bri­ga­das Inter­na­cio­na­les mien­tras defien­den la moder­ni­dad de la dic­ta­du­ra de los mer­ca­dos y su pro­pues­ta anti social.

Mejor aban­do­nan la acti­vi­dad polí­ti­ca o se van ya a las orga­ni­za­cio­nes corrup­tas deca­nas del sis­te­ma, los PSOE, PP, o IU y nos aho­rran el espec­tácu­lo bochor­no­so de sus qui­me­ras qui­jo­tes­cas euro­cén­tri­cas y su per­te­nen­cia tris­te al coro de pal­me­ros de la OTAN, EE.UU y la UE.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *