Chá­vez denun­cia masa­cre come­ti­da por EEUU y Euro­pa en Libia

«Hoy tira­ron no se cuán­tas bom­bas y están cayen­do ya de mane­ra des­ca­ra­da y abier­ta, ya ni siquie­ra se moles­tan en expli­car nada, sobre escue­las, hos­pi­ta­les, casas, cen­tros de tra­ba­jo, fábri­cas, cam­pos agrí­co­las de Libia», dijo.
Cre­di­to: AVN

Advir­tió que sus opo­si­to­res, diri­gi­dos por poten­cias impe­ria­lis­tas, tie­nen pla­nes de des­en­ca­de­nar en Vene­zue­la a una vio­len­cia simi­lar a la de Libia y Siria. 21 agos­to 2011 – El pre­si­den­te de Vene­zue­la, Hugo Chá­vez, denun­ció este domin­go que el impe­ria­lis­mo de Esta­dos Uni­dos y sus alia­dos de Euro­pa están per­pe­tran­do “una masa­cre” en Libia con el fin últi­mo de hacer­se de las rique­zas petro­le­ras de esa nación. “Eso es lo que están hacien­do en Libia: pro­du­cien­do una masa­cre” y excu­sán­do­se en que lo hacen “para sal­var vidas. ¡Qué des­ca­ro, qué cinis­mo, pero es la excu­sa para inva­dir, para tomar un país y sus rique­zas”, mani­fes­tó Chá­vez duran­te su par­ti­ci­pa­ción en la ora­ción ecu­mé­ni­ca que rea­li­za­ron diver­sas orga­ni­za­cio­nes reli­gio­sas en el Bal­cón del Pue­blo en el Pala­cio de Mira­flo­res por su sana­ción. Tras recor­dar que la Orga­ni­za­ción de Paí­ses Expor­ta­do­res de Petró­leo (OPEP) ha cer­ti­fi­ca­do que en Vene­zue­la se encuen­tra “la pri­me­ra rique­za petro­le­ra del mun­do”, Chá­vez advir­tió que sus opo­si­to­res, diri­gi­dos por los impe­ria­lis­tas, tie­nen pla­nes de des­en­ca­de­nar en el país una vio­len­cia simi­lar a la de Libia y Siria. “Pon­gá­mo­nos en manos de Dios para que impi­da la vio­len­cia en Vene­zue­la (…); tene­mos que neu­tra­li­zar los pla­nes de vio­len­cia que están coci­nan­do, pla­nes que vie­nen del impe­rio yan­qui que quie­re des­es­ta­bi­li­zar al país para inter­ve­nir­lo”, dijo y aña­dió que sus opo­si­to­res ya “lo pre­go­nan” para que sea “del tipo Libia o del tipo Siria”. “Siem­bran vio­len­cia, gene­ran muer­te y des­truc­ción para, a nom­bre de la paz, invo­can­do el inte­rés de ese país, inva­dir­lo y con­quis­tar­lo; los gobier­nos demo­crá­ti­cos euro­peos, no todos (…), y el gobierno supues­ta­men­te demo­crá­ti­co de Esta­dos Uni­dos, están demo­lien­do Trí­po­li con sus bom­bas por­que les da la gana”, sub­ra­yó. Chá­vez agre­gó que “hoy tira­ron no se cuán­tas bom­bas y están cayen­do ya de mane­ra des­ca­ra­da y abier­ta, ya ni siquie­ra se moles­tan en expli­car nada, sobre escue­las, hos­pi­ta­les, casas, cen­tros de tra­ba­jo, fábri­cas, cam­pos agrí­co­las de Libia”. Es lo que ocu­rre, rema­tó, “en este mis­mo momen­to, por lo que pida­mos a Dios por el pue­blo libio y por los pue­blos del mun­do”. Rati­fi­ca­da su recu­pe­ra­ción En el acto, Chá­vez ase­gu­ró que con­ti­núa la evo­lu­ción satis­fac­to­ria de su salud, a dos meses de some­ti­do a una inter­ven­ción qui­rúr­gi­ca para remo­ver­le célu­las can­ce­rí­ge­nas. De acuer­do con el esta­dis­ta, recien­tes exá­me­nes rati­fi­ca­ron el avan­ce de su pro­ce­so de recu­pe­ra­ción. “Ya no me sien­to enfer­mo, sino con­va­le­cien­te de la enfer­me­dad que tuve”, afir­mó. Chá­vez comen­tó que pese a la evo­lu­ción posi­ti­va, man­tie­ne sin des­cui­dar­se un plan para el pleno res­ta­ble­ci­mien­to. Inclu­so pudie­ra ir a un ter­cer ciclo de qui­mio­te­ra­pia en los pró­xi­mos días, pre­ci­só. A pro­pó­si­to de su salud, el man­da­ta­rio agra­de­ció las mues­tras de soli­da­ri­dad reci­bi­das de Vene­zue­la y el mun­do. En par­ti­cu­lar men­cio­nó a un gru­po de jóve­nes domi­ni­ca­nos ‑pre­sen­tes en la cere­mo­nia- que se rapa­ron el cabe­llo para res­pal­dar­lo. Chá­vez comen­tó que su moti­va­ción es con­ti­nuar cons­tru­yen­do una socie­dad de jus­ti­cia e igual­dad. “No son tiem­pos de morir, son tiem­pos de vivir para seguir luchan­do por la dig­ni­fi­ca­ción del pue­blo”, sen­ten­ció el jefe de Esta­do, quien des­ta­có datos de la Cepal que reco­no­cen la reduc­ción de la pobre­za en Vene­zue­la en más del 50 por cien­to.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *