Bri­ga­dis­tas [email protected] cono­cen de pri­me­ra mano, los avan­ces de la revo­lu­ción boli­va­ria­na

La Bri­ga­da Vas­ca, con­for­ma­da por seis jóve­nes , está de visi­ta en Vene­zue­la para cono­cer los avan­ces de la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na.

[email protected] [email protected] se encuen­tran en el país invi­ta­dos por la Coor­di­na­do­ra Simón Bolí­var, una orga­ni­za­ción popu­lar revo­lu­cio­na­ria de la parro­quia 23 de Enero. Ésta es la déci­ma­ter­ce­ra vez que se rea­li­za la visi­ta de la bri­ga­da vas­ca a tie­rras vene­zo­la­nas.

En una entre­vis­ta expli­ca­ron que la razón de sus via­jes es cono­cer de cer­ca el pro­ce­so que atra­vie­sa el país des­de el año 98. “Esta vez nos intere­sa espe­cí­fi­ca­men­te cono­cer a fon­do la demo­cra­cia par­ti­ci­pa­ti­va que se prac­ti­ca aquí y las dife­ren­tes for­mas de pro­duc­ción alter­na­ti­va que han sur­gi­do, como las coope­ra­ti­vas y las empre­sas recu­pe­ra­das”, dijo Ekain.

Pien­san que la par­ti­ci­pa­ción popu­lar en la toma de deci­sio­nes es fun­da­men­tal para la autén­ti­ca demo­cra­cia. “Nos lla­ma mucho la aten­ción cómo fun­cio­nan los con­se­jos comu­na­les, por ejem­plo. Es una ver­da­de­ra mues­tra de demo­cra­cia par­ti­ci­pa­ti­va, don­de la volun­tad de la gen­te no sólo se ve refle­ja­da en el voto, sino tam­bién en lo coti­diano, en la vida de la comu­ni­dad”, agre­gó.

Tam­bién se refi­rie­ron al con­trol obre­ro en las empre­sas recu­pe­ra­das y a las coope­ra­ti­vas, las cua­les ven como una mane­ra de “man­te­ner un poco de inde­pen­den­cia del sis­te­ma capi­ta­lis­ta”.

“La orga­ni­za­ción de los pue­blos tie­ne que ser del pue­blo, por el pue­blo y para el pue­blo. Lo que está pasan­do en Vene­zue­la va por ese camino”, dijo Ibon.

Ellos van a uti­li­zar la expe­rien­cia para poner en prác­ti­ca en su país algu­nas de las cosas que apren­dan aquí.

MUCHO MÁS QUE UN GRUPO ARMADO

En cuan­to a la lucha que des­de hace déca­das lle­va el pue­blo vas­co por su inde­pen­den­cia y por ser reco­no­ci­do como un país, los jóve­nes ase­gu­ra­ron que se tra­ta de mucho más que un gru­po arma­do.

“Allá a cual­quie­ra que ten­ga algún tipo de acti­vi­dad polí­ti­ca lo til­dan de terro­ris­ta, cuan­do real­men­te no es así. Tene­mos muchos otros bas­tio­nes de lucha que no están rela­cio­na­dos con el gru­po arma­do”, con­tó Xavier.

“Aska­pe­na, que es la orga­ni­za­ción que nos tra­jo, es cons­tan­te­men­te cri­mi­na­li­za­da por el sim­ple hecho de hacer un tra­ba­jo inter­na­cio­na­lis­ta”, con­ti­nuó.

La cau­sa femi­nis­ta tam­bién jue­ga un papel impor­tan­te para ellos, al igual que la eco­lo­gía. Otra de esas luchas, aco­ta­ron, es la de la juven­tud que no tie­ne acce­so a vivien­das dig­nas. “En el sis­te­ma capi­ta­lis­ta la vivien­da no es un dere­cho, es un pri­vi­le­gio. Otra difi­cul­tad es la del empleo, encon­trar tra­ba­jo es difi­ci­lí­si­mo”

LOS PUEBLOS UNIDOS

Para los jóve­nes ibé­ri­cos el inter­na­cio­na­lis­mo es fun­da­men­tal para las luchas de los pue­blos opri­mi­dos del mun­do.

“En el pla­ne­ta hay muchos pue­blos con luchas pare­ci­das, que aun­que estén en sitios dis­tin­tos y ten­gan cul­tu­ras dis­tin­tas sufren la mis­ma explo­ta­ción, la mis­ma opre­sión, la mis­ma ham­bre”

Opi­nan que la uni­dad es la cla­ve para el triun­fo del socia­lis­mo sobre el capi­ta­lis­mo.

“No tie­ne sen­ti­do que noso­tros, que lucha­mos por un sis­te­ma polí­ti­co jus­to lo haga­mos sólo a nivel del barrio, del país, ni siquie­ra del con­ti­nen­te. Esta­mos luchan­do con­tra los que tie­nen todo el poder polí­ti­co y eco­nó­mi­co, la úni­ca mane­ra de tener éxi­to es unién­do­nos”, fina­li­zó uno de ellos.

_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​

500 años de lucha por el dere­cho a un país

Los jóve­nes habla­ron de la cau­sa vas­ca. Ase­gu­ra­ron que des­de hace cin­co siglos el pue­blo vas­co ha sufri­do agre­sio­nes por par­te de sus veci­nos.

El País Vas­co (ofi­cial­men­te Comu­ni­dad Autó­no­ma Vas­ca), es un terri­to­rio de poco más de 7 mil kiló­me­tros cua­dra­dos, con unos 3 millo­nes de habi­tan­tes, ubi­ca­do en la fron­te­ra entre Fran­cia y Espa­ña.

Actual­men­te, el pue­blo vas­co con­ti­núa en su lucha por inde­pen­di­zar­se del Esta­do espa­ñol.

En 1959 se for­mó el gru­po arma­do ETA, (Eus­ka­di Ta Aska­ta­su­na) que sig­ni­fi­ca liber­tad y tie­rra vas­ca en eus­ke­ra, idio­ma autóc­tono vas­co.

En la opi­nión de estos jóve­nes, fue el fuer­te apa­ra­to repre­si­vo del Esta­do espa­ñol lo que obli­gó a la for­ma­ción de este gru­po; sin embar­go, ase­gu­ran que no toda la lucha vas­ca se fun­da­men­ta en un gru­po arma­do y vio­len­to.

La prin­ci­pal exi­gen­cia de los vas­cos actual­men­te, de acuer­do con ellos, es que se aca­be la polí­ti­ca de dis­per­sión que lle­van a cabo Fran­cia y Espa­ña, que con­sis­te en lle­var a los pre­sos polí­ti­cos a cár­ce­les leja­nas a sus pro­vin­cias para impe­dir que sus fami­lias los visi­ten.

Has­ta la fecha exis­ten unos 700 pre­sos polí­ti­cos vas­cos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *