Bri­ga­dis­tas [email protected] cono­cen de pri­me­ra mano, los avan­ces de la revo­lu­ción bolivariana

La Bri­ga­da Vas­ca, con­for­ma­da por seis jóve­nes , está de visi­ta en Vene­zue­la para cono­cer los avan­ces de la Revo­lu­ción Bolivariana.

[email protected] [email protected] se encuen­tran en el país invi­ta­dos por la Coor­di­na­do­ra Simón Bolí­var, una orga­ni­za­ción popu­lar revo­lu­cio­na­ria de la parro­quia 23 de Enero. Ésta es la déci­ma­ter­ce­ra vez que se rea­li­za la visi­ta de la bri­ga­da vas­ca a tie­rras venezolanas.

En una entre­vis­ta expli­ca­ron que la razón de sus via­jes es cono­cer de cer­ca el pro­ce­so que atra­vie­sa el país des­de el año 98. “Esta vez nos intere­sa espe­cí­fi­ca­men­te cono­cer a fon­do la demo­cra­cia par­ti­ci­pa­ti­va que se prac­ti­ca aquí y las dife­ren­tes for­mas de pro­duc­ción alter­na­ti­va que han sur­gi­do, como las coope­ra­ti­vas y las empre­sas recu­pe­ra­das”, dijo Ekain.

Pien­san que la par­ti­ci­pa­ción popu­lar en la toma de deci­sio­nes es fun­da­men­tal para la autén­ti­ca demo­cra­cia. “Nos lla­ma mucho la aten­ción cómo fun­cio­nan los con­se­jos comu­na­les, por ejem­plo. Es una ver­da­de­ra mues­tra de demo­cra­cia par­ti­ci­pa­ti­va, don­de la volun­tad de la gen­te no sólo se ve refle­ja­da en el voto, sino tam­bién en lo coti­diano, en la vida de la comu­ni­dad”, agregó.

Tam­bién se refi­rie­ron al con­trol obre­ro en las empre­sas recu­pe­ra­das y a las coope­ra­ti­vas, las cua­les ven como una mane­ra de “man­te­ner un poco de inde­pen­den­cia del sis­te­ma capitalista”.

“La orga­ni­za­ción de los pue­blos tie­ne que ser del pue­blo, por el pue­blo y para el pue­blo. Lo que está pasan­do en Vene­zue­la va por ese camino”, dijo Ibon.

Ellos van a uti­li­zar la expe­rien­cia para poner en prác­ti­ca en su país algu­nas de las cosas que apren­dan aquí.

MUCHO MÁS QUE UN GRUPO ARMADO

En cuan­to a la lucha que des­de hace déca­das lle­va el pue­blo vas­co por su inde­pen­den­cia y por ser reco­no­ci­do como un país, los jóve­nes ase­gu­ra­ron que se tra­ta de mucho más que un gru­po armado.

“Allá a cual­quie­ra que ten­ga algún tipo de acti­vi­dad polí­ti­ca lo til­dan de terro­ris­ta, cuan­do real­men­te no es así. Tene­mos muchos otros bas­tio­nes de lucha que no están rela­cio­na­dos con el gru­po arma­do”, con­tó Xavier.

“Aska­pe­na, que es la orga­ni­za­ción que nos tra­jo, es cons­tan­te­men­te cri­mi­na­li­za­da por el sim­ple hecho de hacer un tra­ba­jo inter­na­cio­na­lis­ta”, continuó.

La cau­sa femi­nis­ta tam­bién jue­ga un papel impor­tan­te para ellos, al igual que la eco­lo­gía. Otra de esas luchas, aco­ta­ron, es la de la juven­tud que no tie­ne acce­so a vivien­das dig­nas. “En el sis­te­ma capi­ta­lis­ta la vivien­da no es un dere­cho, es un pri­vi­le­gio. Otra difi­cul­tad es la del empleo, encon­trar tra­ba­jo es dificilísimo”

LOS PUEBLOS UNIDOS

Para los jóve­nes ibé­ri­cos el inter­na­cio­na­lis­mo es fun­da­men­tal para las luchas de los pue­blos opri­mi­dos del mundo.

“En el pla­ne­ta hay muchos pue­blos con luchas pare­ci­das, que aun­que estén en sitios dis­tin­tos y ten­gan cul­tu­ras dis­tin­tas sufren la mis­ma explo­ta­ción, la mis­ma opre­sión, la mis­ma hambre”

Opi­nan que la uni­dad es la cla­ve para el triun­fo del socia­lis­mo sobre el capitalismo.

“No tie­ne sen­ti­do que noso­tros, que lucha­mos por un sis­te­ma polí­ti­co jus­to lo haga­mos sólo a nivel del barrio, del país, ni siquie­ra del con­ti­nen­te. Esta­mos luchan­do con­tra los que tie­nen todo el poder polí­ti­co y eco­nó­mi­co, la úni­ca mane­ra de tener éxi­to es unién­do­nos”, fina­li­zó uno de ellos.

_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​

500 años de lucha por el dere­cho a un país

Los jóve­nes habla­ron de la cau­sa vas­ca. Ase­gu­ra­ron que des­de hace cin­co siglos el pue­blo vas­co ha sufri­do agre­sio­nes por par­te de sus vecinos.

El País Vas­co (ofi­cial­men­te Comu­ni­dad Autó­no­ma Vas­ca), es un terri­to­rio de poco más de 7 mil kiló­me­tros cua­dra­dos, con unos 3 millo­nes de habi­tan­tes, ubi­ca­do en la fron­te­ra entre Fran­cia y España.

Actual­men­te, el pue­blo vas­co con­ti­núa en su lucha por inde­pen­di­zar­se del Esta­do español.

En 1959 se for­mó el gru­po arma­do ETA, (Eus­ka­di Ta Aska­ta­su­na) que sig­ni­fi­ca liber­tad y tie­rra vas­ca en eus­ke­ra, idio­ma autóc­tono vasco.

En la opi­nión de estos jóve­nes, fue el fuer­te apa­ra­to repre­si­vo del Esta­do espa­ñol lo que obli­gó a la for­ma­ción de este gru­po; sin embar­go, ase­gu­ran que no toda la lucha vas­ca se fun­da­men­ta en un gru­po arma­do y violento.

La prin­ci­pal exi­gen­cia de los vas­cos actual­men­te, de acuer­do con ellos, es que se aca­be la polí­ti­ca de dis­per­sión que lle­van a cabo Fran­cia y Espa­ña, que con­sis­te en lle­var a los pre­sos polí­ti­cos a cár­ce­les leja­nas a sus pro­vin­cias para impe­dir que sus fami­lias los visiten.

Has­ta la fecha exis­ten unos 700 pre­sos polí­ti­cos vascos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.