EEUU no tie­ne moral para incluir a Cuba en lis­ta negra de paí­ses terro­ris­tas, afir­ma nota de la Can­ci­lle­ría Cubana

Bandera cubanaA con­ti­nua­ción la Decla­ra­ción del Minis­te­rio de Rela­cio­nes Exte­rio­res, de Cuba:

El 18 de agos­to, el Depar­ta­men­to de Esta­do inclu­yó a Cuba, por tri­gé­si­ma oca­sión, en la espu­ria lis­ta de “Esta­dos patro­ci­na­do­res del terro­ris­mo inter­na­cio­nal”, con el úni­co pro­pó­si­to de des­acre­di­tar a nues­tro país y con­ti­nuar jus­ti­fi­can­do la polí­ti­ca cruel y repu­dia­da de blo­queo con­tra Cuba.

El gobierno de Esta­dos Uni­dos, que ha prac­ti­ca­do his­tó­ri­ca­men­te el terro­ris­mo de Esta­do, las eje­cu­cio­nes extra­ju­di­cia­les, los secues­tros de per­so­nas, los ase­si­na­tos con avio­nes no tri­pu­la­dos, la tor­tu­ra y las deten­cio­nes ile­ga­les, que ha esta­ble­ci­do cár­ce­les secre­tas, que es res­pon­sa­ble de la muer­te de cien­tos de miles de civi­les ino­cen­tes como resul­ta­do de sus gue­rras de ocu­pa­ción y con­quis­ta en Iraq y Afga­nis­tán, que bom­bar­dea sis­te­má­ti­ca­men­te a Esta­dos sobe­ra­nos como Libia, no tie­ne la más míni­ma moral ni dere­cho alguno de juz­gar a Cuba, que tie­ne una tra­yec­to­ria inta­cha­ble en la lucha con­tra el terro­ris­mo y que ha sido, ade­más, sis­te­má­ti­ca­men­te víc­ti­ma de ese flagelo.

El gobierno de Esta­dos Uni­dos actúa como si no hubie­ra ampa­ra­do, de mane­ra per­ma­nen­te, al cri­mi­nal con­fe­so Luis Posa­da Carri­les, a quien no ha que­ri­do juz­gar por car­gos de terro­ris­mo, a pesar de con­tar con abun­dan­tes prue­bas. Posa­da Carri­les, jun­to con Orlan­do Bosch Ávi­la, quien fue bene­fi­cia­do por un per­dón pre­si­den­cial de Geor­ge Bush padre, es autor del horren­do aten­ta­do con­tra un avión civil cubano en pleno vue­lo, que cos­tó la vida a 73 per­so­nas ino­cen­tes. Tam­bién es res­pon­sa­ble direc­to de la muer­te del turis­ta ita­liano, Fabio Di Cel­mo, duran­te los aten­ta­dos con bom­bas en ins­ta­la­cio­nes turís­ti­cas cuba­nas en 1997. Hoy Posa­da Carri­les se pasea libre e impu­ne­men­te por las calles de Mia­mi, tras haber sido absuel­to en una far­sa judi­cial en El Paso, Texas.

Al pro­pio tiem­po, como prue­ba irre­fu­ta­ble de su doble rase­ro, el gobierno nor­te­ame­ri­cano man­tie­ne en injus­ta pri­sión y cas­ti­ga a nues­tros cin­co lucha­do­res anti­te­rro­ris­tas, por pre­ser­var la vida de ciu­da­da­nos cuba­nos, nor­te­ame­ri­ca­nos y de otros países.

3 478 cuba­nos han muer­to y otros 2 099 han que­da­do muti­la­dos, como resul­ta­do de accio­nes terro­ris­tas, orga­ni­za­das, finan­cia­das y per­pe­tra­das des­de terri­to­rio nor­te­ame­ri­cano, en muchos casos, con la pro­pia com­pli­ci­dad del gobierno de Esta­dos Unidos.

La mani­pu­la­ción polí­ti­ca de un tema tan sen­si­ble como la lucha con­tra el terro­ris­mo ofen­de tam­bién la memo­ria de las víc­ti­mas de los cri­mi­na­les actos del 11 de sep­tiem­bre de 2001, hecho que sus­ci­tó la soli­da­ri­dad y el ofre­ci­mien­to de ayu­da incon­di­cio­nal de nues­tro gobierno y pueblo.

Cuba exi­ge al gobierno de Esta­dos Uni­dos que cas­ti­gue a los ver­da­de­ros terro­ris­tas que hoy resi­den en terri­to­rio nor­te­ame­ri­cano, libe­re a los Cin­co Héroes y pon­ga fin a la polí­ti­ca de blo­queo y hos­ti­li­dad con­tra nues­tro país, que aten­ta con­tra los intere­ses legí­ti­mos de ambos pueblos.

La Haba­na, 19 de agos­to del 2011

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.