EE.UU. con­tra Cuba: ¿Las víc­ti­mas, terro­ris­tas?- Omar Pérez

Hace pocas horas la agen­cia de noti­cias EFE anun­ció que el Depar­ta­men­to de Esta­do esta­dou­ni­den­se divul­gó su infor­me anual sobre el terro­ris­mo, don­de una vez más, man­tie­ne a Cuba en su lis­ta de paí­ses patro­ci­na­do­res del terro­ris­mo, ade­más de Irán, Sudán y Siria.

Resul­ta sar­cás­ti­co que el país que prac­ti­ca el terro­ris­mo de Esta­do en sus rela­cio­nes inter­na­cio­na­les y pro­mue­ve con­flic­tos arma­dos en todas las áreas geo­grá­fi­cas del pla­ne­ta, inclu­ya a la mayor de las Anti­llas en su ridícu­lo lis­ta­do, ale­gan­do los mis­mos embus­tes y vacíos argu­men­tos de años anteriores.

Tal gra­do de fala­cia y afren­ta son inacep­ta­bles, tenien­do en cuen­ta que Cuba ha sido obje­to de nume­ro­sos actos terro­ris­tas, orga­ni­za­dos y finan­cia­dos en el vecino país del nor­te por más de 50 años.

Según la agen­cia de pren­sa EFE, en el infor­me se expo­nen men­ti­ras como que aun­que Cuba, desig­na­da por EE.UU. como país patro­ci­na­dor del terro­ris­mo des­de 1982, “man­tu­vo una acti­tud públi­ca con­tra el terro­ris­mo y su finan­cia­ción en 2010, no hay prue­bas de que haya cor­ta­do sus víncu­los con ele­men­tos de las FARC”. En este sen­ti­do, des­co­no­cen la his­to­ria de la par­ti­ci­pa­ción seria, res­pon­sa­ble y trans­pa­ren­te de Cuba como media­do­ra en el con­flic­to colom­biano, algo reco­no­ci­do en varios perío­dos his­tó­ri­cos por el gobierno de Colom­bia y que ha sido reco­no­ci­do por las par­tes invo­lu­cra­das en dicho conflicto.

Lo que al impe­ria­lis­mo esta­dou­ni­den­se y sus alia­dos no les con­vie­ne es que se conoz­ca que el país que ellos acu­san de patro­ci­nar el terro­ris­mo, posee sis­te­mas de edu­ca­ción y salud que son refe­ren­tes para paí­ses desa­rro­lla­dos y sub­de­sa­rro­lla­dos. Lo más con­tra­dic­to­rio es que se acu­sa a una nación que cola­bo­ra con dece­nas de paí­ses para mejo­rar la salud de sus pue­blos y ense­ñar a leer y escri­bir a los 776 millo­nes de ile­tra­dos que exis­ten en todo el mun­do. Esto inclu­ye a Espa­ña, Por­tu­gal y el pro­pio Esta­dos Uni­dos, con jóve­nes que estu­dian medi­ci­na en la Escue­la Lati­no­ame­ri­ca­na de Medi­ci­na en Cuba.

Mien­tras el gobierno de Oba­ma refuer­za la inter­ven­ción mili­tar en Libia, apo­ya a Israel en el geno­ci­dio del pue­blo Pales­tino, ase­dia a Irán, Siria y Corea del Nor­te, con la com­pli­ci­dad de sus alia­dos euro­peos, tam­bién uti­li­za a sus Ser­vi­cios Espe­cia­les, medios de comu­ni­ca­ción al ser­vi­cio del capi­tal y orga­ni­za­cio­nes con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rias implan­ta­das en los paí­ses con gobier­nos que le son incó­mo­dos para des­atar cam­pa­ñas pro­pa­gan­dís­ti­cas y accio­nes de des­es­ta­bi­li­za­ción, mani­pu­lan­do y ter­gi­ver­san­do con­cep­tos como demo­cra­cia, liber­ta­des polí­ti­cas y de expre­sión, eco­no­mía de mer­ca­do y dere­chos humanos.

Con­tra Cuba con­ti­núa la mis­ma polí­ti­ca agre­si­va e inje­ren­cis­ta de hace 50 años, con el empleo de un carril que pre­ten­de des­truir a la Revo­lu­ción Cuba­na median­te un blo­queo eco­nó­mi­co toda­vía más férreo si fue­ra posi­ble, las pre­sio­nes y ame­na­zas des­de el exte­rior, inclu­yen­do la agre­sión mili­tar y otro carril dos que hoy toma una mayor fuer­za, que per­si­gue el obje­ti­vo como dijo Fidel Cas­tro el 26 de julio de 1995, “de pene­trar­nos, reblan­de­cer­nos, crear todo tipo de orga­ni­za­cio­nes con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rias y des­es­ta­bi­li­zar el país cua­les­quie­ra que sean las consecuencias”.

Pero según la filo­so­fía grin­ga, sus víc­ti­mas son los terroristas.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.