EE.UU. con­tra Cuba: ¿Las víc­ti­mas, terro­ris­tas?- Omar Pérez

Hace pocas horas la agen­cia de noti­cias EFE anun­ció que el Depar­ta­men­to de Esta­do esta­dou­ni­den­se divul­gó su infor­me anual sobre el terro­ris­mo, don­de una vez más, man­tie­ne a Cuba en su lis­ta de paí­ses patro­ci­na­do­res del terro­ris­mo, ade­más de Irán, Sudán y Siria.

Resul­ta sar­cás­ti­co que el país que prac­ti­ca el terro­ris­mo de Esta­do en sus rela­cio­nes inter­na­cio­na­les y pro­mue­ve con­flic­tos arma­dos en todas las áreas geo­grá­fi­cas del pla­ne­ta, inclu­ya a la mayor de las Anti­llas en su ridícu­lo lis­ta­do, ale­gan­do los mis­mos embus­tes y vacíos argu­men­tos de años ante­rio­res.

Tal gra­do de fala­cia y afren­ta son inacep­ta­bles, tenien­do en cuen­ta que Cuba ha sido obje­to de nume­ro­sos actos terro­ris­tas, orga­ni­za­dos y finan­cia­dos en el vecino país del nor­te por más de 50 años.

Según la agen­cia de pren­sa EFE, en el infor­me se expo­nen men­ti­ras como que aun­que Cuba, desig­na­da por EE.UU. como país patro­ci­na­dor del terro­ris­mo des­de 1982, “man­tu­vo una acti­tud públi­ca con­tra el terro­ris­mo y su finan­cia­ción en 2010, no hay prue­bas de que haya cor­ta­do sus víncu­los con ele­men­tos de las FARC”. En este sen­ti­do, des­co­no­cen la his­to­ria de la par­ti­ci­pa­ción seria, res­pon­sa­ble y trans­pa­ren­te de Cuba como media­do­ra en el con­flic­to colom­biano, algo reco­no­ci­do en varios perío­dos his­tó­ri­cos por el gobierno de Colom­bia y que ha sido reco­no­ci­do por las par­tes invo­lu­cra­das en dicho con­flic­to.

Lo que al impe­ria­lis­mo esta­dou­ni­den­se y sus alia­dos no les con­vie­ne es que se conoz­ca que el país que ellos acu­san de patro­ci­nar el terro­ris­mo, posee sis­te­mas de edu­ca­ción y salud que son refe­ren­tes para paí­ses desa­rro­lla­dos y sub­de­sa­rro­lla­dos. Lo más con­tra­dic­to­rio es que se acu­sa a una nación que cola­bo­ra con dece­nas de paí­ses para mejo­rar la salud de sus pue­blos y ense­ñar a leer y escri­bir a los 776 millo­nes de ile­tra­dos que exis­ten en todo el mun­do. Esto inclu­ye a Espa­ña, Por­tu­gal y el pro­pio Esta­dos Uni­dos, con jóve­nes que estu­dian medi­ci­na en la Escue­la Lati­no­ame­ri­ca­na de Medi­ci­na en Cuba.

Mien­tras el gobierno de Oba­ma refuer­za la inter­ven­ción mili­tar en Libia, apo­ya a Israel en el geno­ci­dio del pue­blo Pales­tino, ase­dia a Irán, Siria y Corea del Nor­te, con la com­pli­ci­dad de sus alia­dos euro­peos, tam­bién uti­li­za a sus Ser­vi­cios Espe­cia­les, medios de comu­ni­ca­ción al ser­vi­cio del capi­tal y orga­ni­za­cio­nes con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rias implan­ta­das en los paí­ses con gobier­nos que le son incó­mo­dos para des­atar cam­pa­ñas pro­pa­gan­dís­ti­cas y accio­nes de des­es­ta­bi­li­za­ción, mani­pu­lan­do y ter­gi­ver­san­do con­cep­tos como demo­cra­cia, liber­ta­des polí­ti­cas y de expre­sión, eco­no­mía de mer­ca­do y dere­chos huma­nos.

Con­tra Cuba con­ti­núa la mis­ma polí­ti­ca agre­si­va e inje­ren­cis­ta de hace 50 años, con el empleo de un carril que pre­ten­de des­truir a la Revo­lu­ción Cuba­na median­te un blo­queo eco­nó­mi­co toda­vía más férreo si fue­ra posi­ble, las pre­sio­nes y ame­na­zas des­de el exte­rior, inclu­yen­do la agre­sión mili­tar y otro carril dos que hoy toma una mayor fuer­za, que per­si­gue el obje­ti­vo como dijo Fidel Cas­tro el 26 de julio de 1995, “de pene­trar­nos, reblan­de­cer­nos, crear todo tipo de orga­ni­za­cio­nes con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rias y des­es­ta­bi­li­zar el país cua­les­quie­ra que sean las con­se­cuen­cias”.

Pero según la filo­so­fía grin­ga, sus víc­ti­mas son los terro­ris­tas.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *