¿Por qué pro­vo­can el caos? – Luis Ocam­po

Des­de hace años veni­mos com­pro­ban­do como la frac­ción más depre­da­do­ra y cri­mi­nal del capi­ta­lis­mo anglo-ame­ri­cano, apo­ya­da, sin ape­nas fisu­ras, por el poder mili­tar y mediá­ti­co de esa expre­sión del impe­ria­lis­mo, pro­vo­ca el Caos a nivel inter­na­cio­nal, inclu­yen­do en algún gra­do a sus pro­pios terri­to­rios.

En esa empre­sa cuen­tan con diver­sos socios a nivel regio­nal o local y casi siem­pre, de algu­na u otra mane­ra, con la cola­bo­ra­ción del Esta­do sio­nis­ta de Israel, espe­cial­men­te de sus ser­vi­cios secre­tos.

La inva­sión de Irak y la con­si­guien­te des­truc­ción del entra­ma­do ins­ti­tu­cio­nal y admi­nis­tra­ti­vo de aque­lla socie­dad, fue la pri­me­ra gran expe­rien­cia de esta “nue­va era” del impe­ria­lis­mo.

Hubo quien pen­só que los Esta­dos Uni­dos se habían equi­vo­ca­do de estra­te­gia al no con­se­guir una vic­to­ria mili­tar total en un cor­to perio­do de tiem­po, tal como ellos mis­mos anun­cia­ban que ocu­rri­ría. Pero era evi­den­te que ese obje­ti­vo que nos con­ta­ban era fal­so, que de lo que real­men­te se tra­ta­ba era de des­truir las bases socia­les de Irak, para impo­si­bi­li­tar su recu­pe­ra­ción como Esta­do sobe­rano en varias déca­das, des­es­ta­bi­li­zar la región, abrir un fren­te de gue­rra pro­lon­ga­do que per­mi­tie­ra nego­cios, y simul­tá­nea­men­te mejo­rar el pode­río mili­tar cua­li­ta­ti­va y cuan­ti­ta­ti­va­men­te.

Esa es des­de enton­ces su polí­ti­ca estra­té­gi­ca de una for­ma cada vez más des­car­na­da.

Los estra­te­gas yan­kees pre­veían que con la caí­da de la Unión Sovié­ti­ca se con­for­ma­ría un mun­do uni­po­lar en el que no habría com­pe­ten­cia algu­na, en nin­gún fren­te, con el impe­ria­lis­mo anglo-ame­ri­cano.

Pero las cosas no han dis­cu­rri­do exac­ta­men­te así. Hubo un perio­do de tiem­po en que la his­to­ria pare­cía dar­les la razón, el pode­río de Esta­dos Uni­dos era incues­tio­na­ble e indis­cu­ti­ble, la Rusia ex-sovié­ti­ca había caí­do en manos de una cama­ri­lla diri­gi­da por un alcohó­li­co, anti­pa­trio­ta ven­di­do a la CIA.

Lati­noa­mé­ri­ca, sal­vo Cuba, esta­ba en manos de gobier­nos entre­ga­dos al impe­rio. Euro­pa orien­tal esta­ba sumi­da en pro­fun­dos pro­ce­sos de des­com­po­si­ción social y huma­na, con­se­cuen­cia del capi­ta­lis­mo neo­li­be­ral impues­to; y Chi­na en una situa­ción inter­na y exter­na com­ple­ja, con bas­tan­tes incer­ti­dum­bres.

Pero las cosas des­de fina­les de los noven­ta del pasa­do siglo y muy espe­cial­men­te con la entra­da del nue­vo, han ido cam­bian­do sus­tan­cial­men­te.

Rusia, recom­pu­so su sobe­ra­nía y su Esta­do. En Lati­noa­mé­ri­ca las fuer­zas pro­gre­sis­tas han ido avan­zan­do de for­ma sig­ni­fi­ca­ti­va, actual­men­te con­for­man el gobierno de bue­na par­te de los paí­ses de esa región del mun­do.

Pero lo más sig­ni­fi­ca­ti­vo, en lo que afec­ta a la cues­tión que esta­mos tra­tan­do, Chi­na expe­ri­men­tó un avan­ce eco­nó­mi­co y tec­no­ló­gi­co impre­sio­nan­te que la ha con­ver­ti­do for­mal­men­te en la segun­da eco­no­mía del mun­do, con la segu­ra expec­ta­ti­va de que será la pri­me­ra en pocos años, lugar que de fac­to ya ocu­pa.

Ade­más de ese pro­ta­go­nis­mo eco­nó­mi­co, Chi­na ha demos­tra­do que tie­ne un pro­yec­to de rela­cio­nes inter­na­cio­na­les y de orga­ni­za­ción glo­bal mun­dial, en él que el mul­ti­la­te­ra­lis­mo está pre­sen­te, pro­yec­to que avan­za de for­ma impor­tan­te, ello al mar­gen de todas las crí­ti­cas que legí­ti­ma­men­te se pue­dan hacer a ese mode­lo.

Esa es la gran nove­dad con que la frac­ción más letal y pode­ro­sa del impe­ria­lis­mo yan­kee no con­ta­ba; y lo que le hace reorien­tar sus estra­te­gias a pri­me­ros del siglo XXI.

Esta­dos Uni­dos ha per­di­do ya la pri­ma­cía eco­nó­mi­ca a nivel mun­dial, es impres­cin­di­ble recu­pe­rar­la para ese sec­tor ultra­reac­cio­na­rio de su blo­que domi­nan­te, que va pro­gre­san­do, como hemos podi­do com­pro­bar estos días, en la con­quis­ta de la hege­mo­nía polí­ti­ca. Y que cuen­ta, des­de lue­go, con el apo­yo mili­tar mayo­ri­ta­rio. Recu­pe­rar la pri­ma­cía eco­nó­mi­ca a nivel mun­dial, para el mode­lo neo­li­be­ral, impues­to a lo lar­go de estas últi­mas déca­das, es una cues­tión vital para la frac­ción del capi­ta­lis­mo defen­so­ra de ese mode­lo. Sin recu­pe­rar esa pri­ma­cía no pue­de sobre­vi­vir.

Para ello uti­li­zan los ins­tru­men­tos en los que sin duda man­tie­ne una cla­ra hege­mo­nía a nivel mun­dial: el mili­tar, la gue­rra, el terro­ris­mo, sin renun­ciar a la acción polí­ti­ca y mediá­ti­ca como com­ple­men­to de las pri­me­ras.

Estas acti­vi­da­des gue­rre­ris­tas y terro­ris­tas que uti­li­zan aquí y allá, pare­cie­ran no tener un patrón lógi­co, cohe­ren­te, pero es sólo una pri­me­ra fal­sa impre­sión.

Todo tie­ne un obje­ti­vo, gene­rar una situa­ción de Caos a nivel inter­na­cio­nal, para eso uti­li­zan pre­fe­ren­te­men­te accio­nes terro­ris­tas que les per­mi­tan influir mediá­ti­ca y polí­ti­ca­men­te para, lle­ga­do el caso, jus­ti­fi­car inter­ven­cio­nes mili­ta­res o cam­bios de régi­men.
 Cada vez lo hacen más ace­le­ra­da­men­te, por­que son muy cons­cien­tes de que con el paso del tiem­po la situa­ción será más difí­cil de rever­tir.

Una opción teó­ri­ca sería el ata­que mili­tar direc­to a Chi­na, pero para eso las cosas no están madu­ras en nin­gún terreno. La opción aho­ra es sem­brar el mayor Caos en el table­ro mun­dial.

El aten­ta­do de Norue­ga, asi como la impo­si­ción del Tea Party al con­jun­to del sis­te­ma polí­ti­co de Esta­dos Uni­dos para alcan­zar un acuer­do que per­mi­te subir el techo de la deu­da públi­ca esta­dou­ni­den­se y por tan­to apla­zar la sus­pen­sión de pagos, son dos cla­ros ejem­plos de lo que deci­mos.

Es la mis­ma mano la que agi­ta las diver­sas aguas.

La his­to­ria de la huma­ni­dad ha entra­do en una eta­pa espe­cial­men­te crí­ti­ca. La inten­si­fi­ca­ción de la lucha de cla­ses será bru­tal en los pró­xi­mos tiem­pos. [email protected] des­de lue­go somos mejo­res que ellos, pero eso no es sufi­cien­te, tam­bién hay que ser más capa­ces. Ganar o per­der la gue­rra en la que nos han meti­do es deter­mi­nan­te para el futu­ro de la huma­ni­dad.

[email protected] [email protected] supi­mos enfren­tar­nos en el siglo XVI al pri­mer pro­ce­so de domi­na­ción impe­rial-capi­ta­lis­ta, en su eta­pa mer­can­til, con carác­ter glo­bal, al mis­mo tiem­po que defen­día­mos un pro­yec­to sobe­rano, demo­crá­ti­co y de jus­ti­cia social para nues­tro Pue­blo.

En esta oca­sión apor­ta­re­mos todo lo que poda­mos y más para con­se­guir con­jun­ta­men­te con otros muchos Pue­blos del mun­do la derro­ta final del impe­ria­lis­mo.

.* Luis Ocam­po es mili­tan­te de Izquier­da Cas­te­lla­na.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *