Notas de la reta­guar­dia I y II- Hugo Chavez

I

1. Los gallos y el desayuno

Son las 5:00 am y aho­ra des­pier­to como casi todos los días, en este mi nue­vo retorno. Ten­go dos bue­nos gallos aquí en el patio de la cho­za de pal­ma y ya comen­za­ron a can­tar. Uno es un enor­me gallo Giro que se lla­ma Fidel. Y el otro es un agre­si­vo Zam­bo que se lla­ma Chá­vez. Nació aquí en Mira­flo­res y es hijo de Fidel.

A lo lejos oigo el toque de dia­na de mi tro­pa y de inme­dia­to bro­tan los recuer­dos de mi vida de cuar­tel. Miro el ama­ne­cer sobre Cara­cas. Ya hoy es mar­tes 16 de agos­to y aquí con­ti­núo dan­do esta bata­lla que me sor­pren­dió de repen­te. Bueno, aquí ten­go mi hora­rio de hoy. Fidel tie­ne razón: no debo abu­sar. Pepe Muji­ca tie­ne razón: hay que reser­var­se, admi­nis­trar bien las fuer­zas que se tie­nen. Así que ano­che me acos­té tem­prano y hoy ama­ne­cí des­can­sa­do. No debo olvi­dar el impac­to de la qui­mio­te­ra­pia sobre la pro­duc­ción de gló­bu­los blan­cos y de gló­bu­los rojos. Y la obli­ga­ción que ten­go de aco­plar mis rit­mos de acti­vi­dad a los ciclos res­pec­ti­vos para con­ti­nuar “esta nue­va esca­la­da hacia mi más alta montaña”.

El desa­yuno es hoy un buen foro­ro, ade­más de un nutri­ti­vo peri­co y unas exqui­si­tas halla­qui­tas de maíz tierno bari­nés que me pre­pa­ró mi ama­da Madre. ¡Gra­cias Ele­na! Me pesé y sigo recu­pe­ran­do masa cor­po­ral. La fisio­te­ra­pia me corres­pon­de a las 10:00 am, con cami­na­ta incluida.

Aho­ra veo los perió­di­cos, los pre­cios del petró­leo y otros pape­les. Ah, son las 6:30 am y aquí está mi enfer­me­ra con el pri­mer medi­ca­men­to de la maña­na. Leo El Correo del Ori­no­co (el mejor de todos) y recuer­do que he soli­ci­ta­do a su coor­di­na­do­ra gene­ral, Vanes­sa Davies, publi­car estas “Notas de retaguardia”.

2. El Poder Popular

Hoy quie­ro insis­tir des­de aquí a mis com­pa­ñe­ras, com­pa­ñe­ros y cama­ra­das del Par­ti­do Socia­lis­ta, del Gobierno y a todo el Pue­blo Vene­zo­lano, en sus más dis­tin­tas corrien­tes, movi­mien­tos y for­mas de orga­ni­za­ción: ¡¡EL DESTINO DE LA REVOLUCIÓN ESTÁ EN LA ORGANIZACIÓN Y MOVILIZACIÓN POPULAR!!

Pero esa orga­ni­za­ción-movi­li­za­ción tie­ne nece­sa­ria­men­te que pro­du­cir el naci­mien­to de una nue­va lega­li­dad revo­lu­cio­na­ria, la cual gene­re a su vez una ins­ti­tu­cio­na­li­dad popu­lar-revo­lu­cio­na­ria, que per­mi­ta el cre­ci­mien­to y la con­so­li­da­ción del Poder Popular.

Un buen ejem­plo de ello son las leyes de la Eco­no­mía Comu­nal, ya apro­ba­das. ¿No hemos vis­to cómo reac­cio­na­ron de mane­ra viru­len­ta la oli­gar­quía y sus voce­ros? Ah, pero aho­ra veni­mos noso­tros y la len­ti­tud para comen­zar a apli­car dichas leyes. Es allí don­de el PSUV está obli­ga­do a con­ver­tir­se en Van­guar­dia del Pue­blo, inclu­so cri­ti­can­do, jun­to al pue­blo, a su pro­pio gobierno. Tam­bién, ejer­cien­do com­pul­sión, pre­sión sobre las ins­ti­tu­cio­nes, inter­pe­lan­do a los gober­nan­tes y a los buró­cra­tas, pre­sen­tan­do pro­pues­tas y suge­ren­cias, ¡¡hacien­do que se cum­pla la nue­va lega­li­dad revolucionaria!!

Sin embar­go, aquí es bueno afian­zar una idea que le oí des­de La Haba­na al cama­ra­da Vice­pre­si­den­te Elías Jaua: “El pue­blo debe cri­ti­car al gobierno revo­lu­cio­na­rio, pero debe acom­pa­ñar y apo­yar a su gobierno revolucionario”…

3. El PSUV se despliega…

Veo que avan­za muy bien el pro­ce­so de Alis­ta­mien­to de los Mili­tan­tes de Van­guar­dia de nues­tro Par­ti­do Socia­lis­ta. ¡Bien! Aho­ra, a con­for­mar Las Patru­llas de Van­guar­dia y a ini­ciar el des­plie­gue por el cam­po de bata­lla polí­ti­co. Cada Patru­lla de Van­guar­dia debe ir defi­nien­do su ámbi­to de acción polí­ti­ca sobre el terreno, para lue­go ela­bo­rar sus Mapas Estra­té­gi­cos y Tác­ti­cos de Bata­lla: el Mapa Social, el Mapa Eco­nó­mi­co, el Mapa Polí­ti­co, el Mapa Cul­tu­ral, etc. de su res­pec­ti­vo ámbi­to geo­grá­fi­co o radio de acción. Cla­ro que todo este pro­ce­so debe ser desa­rro­lla­do según los cro­no­gra­mas y pla­nes que los cuer­pos direc­ti­vos deben ir coor­di­nan­do. ¡Nada fue­ra del Plan! Pla­ni­fi­ca­ción cien­tí­fi­ca y eje­cu­ción coor­di­na­da y pre­ci­sa se requie­ren para avan­zar hacia la con­for­ma­ción de la Nue­va Hege­mo­nía Histórica.

¡Ah! Y que nadie olvi­de ni por un ins­tan­te que debe­mos avan­zar cons­tru­yen­do, cada día y en todo lugar, tan­to la base espi­ri­tual y amo­ro­sa del socia­lis­mo como su corres­pon­dien­te base mate­rial. Ya lo dijo Cris­to, ese gran Revo­lu­cio­na­rio: “No sólo de pan vive el hom­bre”. Y nues­tro Bolí­var lo advir­tió: “Moral y Luces son nues­tras pri­me­ras necesidades”…

4. “El Cristinazo”

¡Tre­men­da vic­to­ria la de Cris­ti­na, la de los Patrio­tas Argen­ti­nos! Con­ver­sa­mos un rato ayer por la tar­de y la feli­ci­té a nom­bre de todo nues­tro pue­blo. Ha sido de ver­dad un “Cris­ti­na­zo”. ¡Les va a dar nocaut el pró­xi­mo 23 de octu­bre! Así como lo hizo Dil­ma en Bra­sil… ¡Y lue­go ven­drá el gran nocaut que le dare­mos a esta opo­si­ción apá­tri­da y laca­ya en el 2012, aquí en la Vene­zue­la Boli­va­ria­na! ES LA NUEVA SURAMÉRICA, ES EL MUNDO NUEVO QUE SE LEVANTÓ Y SEÑALA YA “LAS ANCHAS ALAMEDAS”.

5. Los gallos y el 2031

Mien­tras tan­to, ya se levan­tó el sol sobre la media maña­na cara­que­ña. Fidel y Chá­vez no dejan de can­tar. Y yo sigo, con este mara­vi­llo­so equi­po que me acom­pa­ña, tran­si­tan­do mi retorno…

¡Hacia mi más alta mon­ta­ña: 2031!

¡Inde­pen­den­cia y Patria Socia­lis­ta! ¡Vivi­re­mos y Venceremos!

II

1. Simón Rodrí­guez, Robin­son y la Economía

Hoy ama­ne­cí estu­dian­do. Esa debe ser pre­ci­sa­men­te una de las tareas de un revo­lu­cio­na­rio. ¡Estu­diar, estu­diar! Toda­vía está oscu­ro y aho­ra me traen mi café con leche maña­ne­ro. Este y el de las 3:00 pm son los úni­cos dos cafés que me tomo al día. ¡Cuán­tas cosas han cam­bia­do en mi vida! En ver­dad he comen­za­do una nue­va vida, impul­sa­do por la gran volun­tad de seguir sien­do ser vivien­te: ¡Vivir para poder, poder para hacer. Hacer la Revo­lu­ción Socialista!

Y pre­ci­sa­men­te ten­go en mis manos una reco­pi­la­ción de los escri­tos del sabio pen­sa­dor socia­lis­ta Simón Rodrí­guez, titu­la­da “Inven­ta­mos o Erra­mos”. Tome­mos de allí algu­nas citas del genio cara­que­ño, uno de los ins­pi­ra­do­res de la Revo­lu­ción Socia­lis­ta Boli­va­ria­na: “La Amé­ri­ca Espa­ño­la pedía dos revo­lu­cio­nes a un tiem­po, la Públi­ca y la Eco­nó­mi­ca”… “Si los ame­ri­ca­nos quie­ren que la revo­lu­ción polí­ti­ca, que el peso de las cosas ha hecho y que las cir­cuns­tan­cias han pro­te­gi­do, les trai­ga bie­nes, hagan una revo­lu­ción eco­nó­mi­ca y empié­cen­la en los cam­pos, de ellos pasa­rán a los talleres…”

Apro­ve­cho la oca­sión para reco­men­dar­le a todos y a todas: estu­die­mos eco­no­mía, para enten­der más y mejor el mun­do que vivi­mos, para impul­sar con mayor éxi­to la tran­si­ción hacia el socia­lis­mo en nues­tro país y para que no pue­dan hacer pas­to de la igno­ran­cia de nadie un gru­pi­to de far­san­tes y mani­pu­la­do­res, todos voce­ros de la apá­tri­da bur­gue­sía que aquí actua­rá siem­pre como una quin­ta colum­na laca­ya del impe­rio yan­qui y subor­di­na­da a sus intereses.

¿Quie­ren un ejem­plo? Bueno, nadie se sor­pren­da, pero al mis­mo tiem­po que una ensor­de­ce­do­ra alha­ra­ca oli­gar­ca comien­za a lan­zar sobre el país toda una com­pa­ña mediá­ti­ca des­ti­na­da a gene­rar angus­tia, incer­ti­dum­bre y caos sobre el tema de nues­tras reser­vas inter­na­cio­na­les, un exse­cre­ta­rio de esta­do impe­rial escri­bía casi al mis­mo tiem­po en su cuen­ta Twit­ter: 1) “Reser­vas per­te­ne­cen a Vene­zue­la, no a Chá­vez”. 2) “Sólo dic­ta­do­res y ase­si­nos se preo­cu­pan por el con­ge­la­mien­to de fon­dos. Chá­vez es igual a Gad­da­fi”. 3) “Chá­vez pla­nea botín de 29 mil millo­nes de dóla­res en las reser­vas de Vene­zue­la: no es dema­sia­do tar­de para el pue­blo de Vene­zue­la y dete­ner este plan”. 4) “Mover las reser­vas de Vene­zue­la a Chi­na y Rusia demues­tra el mie­do de Chá­vez, ame­na­za la eco­no­mía, las­ti­ma al pueblo”.

¡Para mues­tra, un botón! Habra­se vis­to mayor des­ver­güen­za la del escua­li­da­je con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rio, a la hora de arras­trar­se exi­gien­do al Esta­do vene­zo­lano renun­ciar a sus sobe­ra­nas obli­ga­cio­nes, pre­ten­dien­do la subor­di­na­ción a los man­da­tos imperiales.

Cla­ro que a nadie esto debe extra­ñar­le. Ya la bur­gue­sía vene­zo­la­na hizo todo eso y más mien­tras gober­nó a nues­tro país duran­te casi todo el siglo XX, entre­gan­do las rique­zas del país. Sólo que aho­ra somos libres, gra­cias a la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na, por lo que Vene­zue­la mane­ja sus reser­vas inter­na­cio­na­les como mejor con­ven­ga a sus intere­ses. Bas­ta recor­dar que, hace una déca­da, nues­tras reser­vas eran en ver­dad escuá­li­das (sin alu­sio­nes para nada polí­ti­cas, créan­me) y ade­más esta­ban en manos del tris­te­men­te céle­bre Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal. “Cosas vere­des San­cho”… Por cier­to, sobre el tema de la gran cri­sis glo­bal del capi­ta­lis­mo, leo aho­ra en la pági­na 24 del dia­rio Vea un artícu­lo del Pre­mio Nobel de eco­no­mía, Joseph Sti­glitz: “La gran rece­sión de 2008 se ha trans­for­ma­do en la rece­sión del Atlán­ti­co Norte…y son Euro­pa y Esta­dos Uni­dos los que mar­chan, jun­tos o sepa­ra­dos, hacia el des­en­la­ce de una gran debacle”.

Lo digo des­de mi pues­to de man­do, por aho­ra en la reta­guar­dia: ¡Menos mal que en Vene­zue­la lle­gó a tiem­po la Revo­lu­ción Bolivariana!

2. Men­sa­je con destino…

Ten­go en mis manos el infor­me más recien­te del finan­cia­mien­to de la ban­ca pri­va­da al sec­tor agrí­co­la. ¡No se está cum­plien­do con la ley! He dado ins­truc­cio­nes para apre­tar tuer­cas al res­pec­to. Des­pués habla­mos… Lo mis­mo pasa con los cré­di­tos para vivien­das… Recuer­do aho­ra mis­mo a mi pai­sano, el gran lan­ce­ro y Gene­ral Patrio­ta Pedro Zara­za: “O se rom­pe la Zara­za o se aca­ba la Bovera”

3. Me des­pi­do a la llanera…

Aho­ra oigo tre­men­do seis por dere­cho… ¿saben cuál? Les digo: “Apu­re yo soy tu hijo”, nada más ni nada menos que en la gar­gan­ta inmor­tal del gigan­te Ángel Cus­to­dio Loyo­la… ¡Más nada!

Lla­nu­ra, te juro que vol­ve­ré… para seguir vivien­do y amán­do­te… ¡Bari­nas yo soy tu hijo, Apu­re yo soy tu hijo! ¡¡Patria, yo soy tu hijo!!

¡Inde­pen­den­cia y Patria Socialista!

¡¡Vivi­re­mos y Venceremos!!

Mira­flo­res, 17 de agos­to 2011

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.