Bil­du no acu­de a los actos reli­gio­sos con­vo­ca­dos para los días 15 y 16 de agosto

El gru­po muni­ci­pal de Bil­du ha abo­ga­do por una sepa­ra­ción total entre la admi­nis­tra­ción públi­ca y las dife­ren­tes con­fe­sio­nes reli­gio­sas exis­ten­tes. La coa­li­ción sobe­ra­nis­ta de izquier­das con­si­de­ra que el res­pe­to a la lai­ci­dad debe ser un prin­ci­pio fun­da­men­tal de la acción de gobierno y la admi­nis­tra­ción muni­ci­pal. En vir­tud del cita­do prin­ci­pio, Bil­du ha anun­cia­do que no par­ti­ci­pa­rá en los actos reli­gio­sos en los que la cor­po­ra­ción muni­ci­pal toma­rá par­te de for­ma ofi­cial, pro­gra­ma­dos para los pró­xi­mos días 15 y 16 de agos­to en la basí­li­ca de Bego­ña y en las ermi­tas de Paga­sa­rri y Artxanda.

Bil­du, en nota de pren­sa, ha cri­ti­ca­do la cre­cien­te pre­sen­cia ofi­cial del Ayun­ta­mien­to en actos de carác­ter reli­gio­so, exclu­si­va­men­te cató­li­cos, así como el ele­va­do dine­ro públi­co que se des­ti­na a la sub­ven­ción de este tipo de actos. Así mis­mo, ha denun­cia­do la pre­sen­cia ofi­cial del Tenien­te de Alcal­de Ibon Are­so y Tomas del Hie­rro, jun­to al obis­po cató­li­co Ize­ta, repre­sen­ta­ti­vo de ala más retró­gra­da de la igle­sia cató­li­ca, en un acto reli­gio­so cele­bra­do el vier­nes en el Pabe­llón de la Casilla.

Bil­du apues­ta por el lai­cis­mo como úni­co mar­co capaz de garan­ti­zar la con­vi­ven­cia de per­so­nas que tie­nen creen­cias y valo­res dife­ren­tes, al tiem­po que remar­ca que el ejer­ci­cio de cual­quier prác­ti­ca reli­gio­sa no debe pasar la esfe­ra de lo privado.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.